The Rocky Horror Picture Show

Si mi primera entrada de esta sección de películas fue dedicada a Donnie Darko, me gusta el rock y hoy es Halloween, creo que está claro que película tocaba.

Y es que The Rocky Horror Picture Show es una película ideal para Halloween y para reírse con amigos (en especial si entre esos amigos hay gente que la ha visto y gente que no la ha visto).

The Rocky Horror Picture Show es una película de 1975 (bastante viejuna) y fantástica que no te puedes cansar de ver. Es más si la has visto y conoces a alguien que no la ha visto tienes que verla otra vez con dicha persona y con más gente. Es una pelí ideada para verla en compañía, que si, que también uno se lo pasa bien viéndola en solitario. Pero esto es como el sexo y la masturbación, mejor en compañía.

Sin ir más lejos en varias ciudades de España organizan sesiones mensuales en los cines para verla (sé que en Barcelona hay uno, en otras ciudades no sé pero he escuchado que sí), y lo ideal es verla en uno de esos cines con los ingredientes necesarios (Globo, Arroz, Periódico, Pistolas de agua, Linterna, Carracas y matasuegras, Guantes de goma, Confeti, Papel higiénico, Gorrito de fiesta, Campanilla, y Cartas) y que sólo sabrán usar los que la han visto en el cine o los asistentes de la sala. Imaginaos si es mítica esta película.

Eso si, procurad no tener ningún tipo de complejo al verla, ya que es el súmmum del Glam. Así que gente Rajoy style, absteneos y dejad de leer esto ya.

¿De qué trata? Pues es un musical. Curioso, yo odio los musicales y sin embargo éste sí me gusta. ¿Por qué? Porque es tan grande que yo diría que en ocasiones hasta hace parodia de los musicales. Además las canciones son Rock & Roll de la época y una de ellas es del gran Meat Loaf, es más Meat Loaf tiene una gran aparición en la película en la que canta y baila dicha canción, por no hablar de las grandes voces que hay en la película.

La película comienza siendo un coñazo. Hay una boda y Janet recoge el ramo, acto seguido habla con Brad, antiguo compañero de instituto, éste se le declara y tras una canción ya están prometidos (más surrealismo imposible).

Total, deciden visitar a un antiguo profesor y amigo de ambos antes de casarse pero se les pincha una rueda del coche y terminan en un castillo. El castillo del doctor Frank-N-Furter, un transexual que esa misma noche va a presentar su creación Rocky, un hombre metrosexual creado con el único objetivo de satisfacerle en sus deseos sexuales.

Desde que Brad y Janet entran en el castillo y suena The Time Warp, la película cambia radicalmente, hasta el hombre que cuenta la historia se pone a bailar. Por no hablar que el doctor Frank-N-Furter es de los personajes más carismáticos que te puedes encontrar y que desencadena un montón de episodios graciosos, vamos que es el personaje que más la lía de toda la película con su obsesión con el sexo con cualquier cosa que se mueva (más Glam imposible, ni los mismos KISS).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en libros películas música cómics whatever el por .

Acerca de Griseo

Demonio infernal que escribe de muchas cosas supuestamente divertidas. Igteísta y en contra del coaching y similares. Entre sus aficiones está leer libros, escuchar música de todo tipo (ese clásico de los creadores de "salir con los colegas"), recolectar noticias curiosas o conocimiento inútil y devorar almas (como todo buen demonio infernal que se precie). Autor desde los inicios y administrador de este blog.

2 pensamientos en “The Rocky Horror Picture Show

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s