Imagina que…

Vamos a hacer un ejercicio de eso tan duro que llaman caminar con los zapatos de otro. Puede que esta historia tenga en la realidad algún fragmento más oscuro que no conozca, aún así por lo que he leído e investigado, esto es lo que más se ajustaría a la realidad.

Imagina que naces en el 65 y eres una chica que entra a estudiar Filología Clásica en la Universidad Complutense de Madrid. Imagina que terminas la carrera y descubres que no es del todo lo que te gustaba, que en realidad lo que te mola es el cine.

Así que haces un master de Guion Cinematográfico en la Universidad Autónoma de Madrid y además perfeccionas estos estudios de cine en el American Film Institute de Los Ángeles. Pero antes de dedicarte al cine trabajas como traductora, promotora de conciertos, y redactora de la revista femenina Cosmopolitan.

Llegas a dedicarte al cine en España (algo muy difícil) y consigues guionizar tres series de televisión (una de ella se sigue emitiendo) y dieciséis películas, dirigir tres películas y hacer de actriz en una. Además de cinco premios (premio Goya al mejor guion original, premio Goya a la mejor dirección novel, premio Turia al mejor trabajo novel, premio al mejor guion en el XX Festival de Cine Español de Málaga, y premio Edebé de literatura infantil) y cinco nominaciones (nominación al Goya en 2008 el mejor guion adaptado, nominación al premios del Círculo de Escritores Cinematográficos, nominación al premio al mejor guion adaptado de la Asociación de Críticos Cinematográficos de Argentina, nominación a la mejor película en el Festival de Cine de Bogotá, y nominación al premio a la mejor película en la Semana Internacional de Cine de Valladolid).

Pronto comienza la pesadilla. Llegas a ser presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España y tu labor es defender a los artistas y a la industria del cine. No es nada fácil en un país en el que la gente llega a tragarse cinco o séis películas bajadas de o vistas online en internet durante una tarde de domingo.

Tras un tiempo llegas a pensar que la población en este país sólo piensa en sí misma y no es capaz de ver que por culpa de ellos mismos la industria del cine en España le es cada vez más difícil crear. Si no fuera por esas subvenciones, claro está. Que oye que se dice que también hay ciertos cara duras que se aprovechan de esas subvenciones, pero claro de esos (por lo que se ve) hay aprovechados en todas partes, ¿quién no conoce a aquél o aquella que no necesitaba una beca y sin embargo sí la disfrutó gracias a ciertos trapicheos?

Más tarde llegas a encargarte de la difícil tarea de estar al frente del Ministerio de Cultura de España, un ministerio en el que es difícil no fracasar. De hecho lo primero que haces mal es aceptar encargarte de ello. En internet se ven cientos de protestas contra tu persona por algo que dijiste hace un tiempo, de lo cual ya ni te acuerdas.

Pero sigues pensando que hay que defender a aquellos a quienes conociste y que lo estarían pasando mal de no ser por las subvenciones al cine. Así que buscas como compensar a unos sin dañar a la población. Y sin apenas escuchar a los últimos. Ése, seguramente, es tu gran error.

Pensaste una ley que ayudase a los autores sin dañar a la población, a la que tus detractores llamaban con tu nombre, y que tras cientos de protestas, se aprobó. Sin embargo, seguramente por lo impopular de esa ley, no llegó a hacerse efectiva.

Ayer presentaste tu renuncia a la política [1], puede que para lavar la imagen del partido político en el que estás o porque estés cansada de verdad.

Se llama Ángeles González-Sinde y es otro ser humano más con sus ilusiones, sus triunfos, sus derrotas, sus creencias y sus ideas. No es una persona muy diferente de aquel que defiende las descargas “ilegales” en internet a capa y espada diciendo que se necesitan alternativas baratas, y cuando le dicen que Spotify unlimited sólo cuesta cinco euros al mes se niega a pagarlo (si no le da por reírse en tu cara). Sí, también es una cabezota y también no piensa en buenas alternativas porque no escucha tanto al bando contrario ni a los intermedios.

Hay que admitir que mientras ambos bandos extremos se tiraban los trastos a la cara, nadie escuchaba a los de en medio. Los artistas han de cobrar y la industria del cine ha de seguir ganando algo de dinero (o el cine en España se acabará), pero sin el escándalo de las subvenciones [2]. Pero es que para ello debemos de ir al cine y comprar películas, pero es que las películas y el cine están muy caros, y más en la maldita crisis en la que estamos.

Así que parece que lo suyo es buscar una solución en internet parecida a Spotify, pero es que claro, deben de asegurarse de que sean rentables. Y para ello deben de averiguar cómo competir con descargas gratuitas, o si no sólo se ganará beneficios de los que estamos en el bando de en medio. Mientras tanto seguimos asistiendo al circo y circulo de discusiones no constructivas entre super-autores y super-piratas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en lo que se dice por ahí el por .

Acerca de Griseo

Demonio infernal que escribe de muchas cosas supuestamente divertidas. Igteísta y en contra del coaching y similares. Entre sus aficiones está leer libros, escuchar música de todo tipo (ese clásico de los creadores de "salir con los colegas"), recolectar noticias curiosas o conocimiento inútil y devorar almas (como todo buen demonio infernal que se precie). Autor desde los inicios y administrador de este blog.

2 pensamientos en “Imagina que…

  1. marbu

    Cuando el relato comenzó a volverse extrañamente detallado y específico ya empecé a sospechar lo que iba a venir… xDUn post muy original, pero esta señora aunque no sea más que otro ser humano cualquiera, está terriblemente equivocada y es demasiado dura de mollera para verlo.No me había enterado de su dimisión, cielos, vivo en mi burbuja xD Imagino que lo habrá hecho más por imagen del partido ahora que se acercan las elecciones y su mandato va a tocar a su fin de todos modos que por iniciativa propia. Yo cuando me convencí del todo de que esta mujer no tenía corazón es cuando vi la entrevista que le hizo buenafuente en su programa, ¡sí! esa que fue tan sosa y de la que todo el mundo se quejó tanto. Allí hizo comentarios sobre su niña, que se ve que le dice «mamá, desapúntate de ministra», y que un día le vino muy contenta porque habían dicho en la tele que a lo mejor la cesaban de su cargo… Aquí, en el minuto 2: http://www.youtube.com/watch?v=RmbZfKaJeAo&feature=related¡da una penita!Si después de ver lo que sufre tu niña por ser tu trabajo el de abogado del diablo no se te rompe el corazón es porque no lo tienes. Si está tía de verdad lo deja por quemada lo tendría que haber hecho bastante antes, y no ahora cuando la van a echar de todos modos dentro de un mes.

    Responder
  2. Griseo Mitran

    Había que hacerlo así. El objetivo era que se vea bien lo que se suele decir de Sinde, que es una persona que ha estado toda su vida en un solo bando: el de los autores y el de la industria. En dicha situación y si además no escucha a los demás pues pasa lo que le ha ocurrido. Un desastre de ministra.Sinde está equivocada y tiene demasiada fijación por sus ideas, no es capaz de abrir su mente a las nuevas, y además durante todo este tiempo ha dejado a la SGAE campando a sus anchas, aún con los escándalos de dicha entidad.Si te soy sincero, una entrevista en la que no haya preguntas comprometidas no me suele ser interesante. Y la de Buenafuente tuvo ese error. Por eso y porque suelo tener poco tiempo libre, nunca llegué a verla entera. XDAhora, tras ver el vídeo, puedo decir eso de: los niños y los borrachos siempre dicen la verdad. XD ¡Un saludo!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s