Sobredosis

Desde la televisión escucho que suena una melodía de jazz barato y comercial. Debe tratarse de otras de esas pelís de Richard Gere haciéndose el chulo, y luego pasándose por romántico para conseguir hacer el amor con una belleza que al inicio se hace pasar por tipa lista e imposible, pero luego resulta ser otra idiota del montón para el supermacho de Richard Gere. Si no me crees dime si se ligó a la misma en la siguiente película de la lista.

Tal vez por eso hay una mayoría de tías, que les gustan las películas románticas de jazz barato y comercial, y que les mola los tíos chulos e insoportables. Y cuando se dan cuenta de cuán idiota han sido, lo dejan en el mejor caso para ellas, o las dejan. Luego lloran cuando eres “el amigo” que las escuchas, pero no pienses que por escucharlas te van a querer. No pienses en otra película sólo apta para las mentes Disney.

Así que paré mi escritura para agarrar el mando de la televisión y quitar esa basura de película, para poner uno de esos programas de cotilleo, esos que son el orgullo de la nación española. Se gritan entre ellos expresiones como come-mierda, puta, gilipollas, y tú más,… al menos mientras se insultan son sinceros. Tal vez dicha combinación de sinceridad en los insultos con historias lagrimogenas con momentos de tensión intercalados y “lo veremos después de la publicidad”, son las que hacen subir la audiencia como la levadura. Historias que también serán mentira, pero una mentira secreta, oculta bajo un halo de complicados y emocioantes giros, como el pollo de Andreíta y de repente la visión de las nuevas tetas de Yola Berrocal sujetas por una carretilla, mientras la malvada Pantoja ríe y ríe sin cesar desde su palacio en Marbella.

Todo es tan español que termino apagando la televisión. Sin embargo, la televisión no es más que el reflejo del mundo actual, de la sociedad a la que el progreso nos ha llevado con tanto tanto iPad, tanto HTC, y tantas preciosas máquinas imbéciles a las que ahora somos esclavos por querer seguir perteneciendo a esta sociedad. Odiar a la sociedad no es la respuesta, pero tal vez lo sea pasearse por ella como si fuera el Zoo.

Imagina como sería dicho Zoo. Tenemos al “simpático” tipo cachas del gimnasio, a esa máquina de follar, al poeta de mierda que siempre se queda fuera, a la que se cree tía buena y no sabe ni la ‘b’, a la que no ha conocido otra cosa que el dolor del maltrato, a los niños no deseados, a unos abortos de políticos (no es de extrañar que ellos quieran limitar el aborto), a esa gente con sobredosis de poder, a los adolescentes que no quieren estudiar, a los que aún trabajan pero no quieren estudiar mientras trabajan nuevos campos (esa orquesta del Titanic momentos antes de morir ahogados), esa fauna de banqueros y especuladores, a esa gente de pensamiento dualista supuestamente patriótico, esa gente que se pasa el día diciendo “supuestamente”, al futbolista multimillonario gracias a las ventajas del paraíso fiscal del fútbol que es España, al investigador joven que lucha por un puesto de cajero en el Mercadona, al niño/a que no ve a sus padres porque siempre están trabajando o buscando un nuevo trabajo precario, a las futuras generaciones drogándose sentados en un banco del parque a las dos de la mañana, un niño de cinco años pidiendo un iPhone para los reyes magos, unos artistas quejándose de unos piratas que no existen,… No me extraña que la televisión sea tan mala.

Inteligencia no es la solución, pero el retorno de la ética y las humanidades sí puede serlo. Por desgracia, da la impresión de que este mundo no lo cambia ni un Superman dopado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en my life el por .

Acerca de Griseo

Demonio infernal que escribe de muchas cosas supuestamente divertidas. Igteísta y en contra del coaching y similares. Entre sus aficiones está leer libros, escuchar música de todo tipo (ese clásico de los creadores de "salir con los colegas"), recolectar noticias curiosas o conocimiento inútil y devorar almas (como todo buen demonio infernal que se precie). Autor desde los inicios y administrador de este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s