El lado oculto de la prima de riesgo

Para calcular la prima de riesgo de un país europeo cualquiera, es un calculo muy simple, sólo necesitas dos datos: la rentabilidad del bono alemán a 10 años, y la rentabilidad de bono del país, al que quieres calcular la prima de riesgo, también a 10 años (ambos datos los puedes obtener del mercado secundario de deuda). Restas ambos datos, multiplicamos la resta por 100 y voilá ya tienes la prima de riesgo del país[1]. Así si, por ejemplo, la rentabilidad del bono alemán fuera del 6,23% y la de España del 2,13%, la prima de riesgo de España sería (6,23 – 2,13)x100 = 410 puntos.

Lo bonito de saber la formula es que ahora podemos deducir cosas que antes no sabíamos sobre la prima de riesgo. Por algo las matemáticas se usan como instrumento en todas las ciencias e incluso en ramas muy alejadas de la ciencia.

Con las matemáticas que todos sabemos, podemos deducir cuatro cosas. La prima de riesgo de España, o de cualquier otro país que se calcule con la referencia del bono alemán, sube cuando:

  • Baja la rentabilidad del bono español (o del país del que estamos calculando la prima de riesgo) a 10 años (si en el ejemplo inicial en vez de 2,13% tenemos 1,13%, obtenemos una prima de riesgo de 510 puntos para España).
  • Sube la rentabilidad del bono alemán a 10 años (si en el ejemplo inicial en vez de 6,23% tenemos 7,23%, obtenemos una prima de riesgo de 510 puntos para España).

En cambio, la prima de riesgo baja cuando:

  • Sube la rentabilidad del bono español (o del país del que estamos calculando la prima de riesgo) a 10 años (si en el ejemplo inicial en vez de 2,13% tenemos 3,13%, obtenemos una prima de riesgo de 310 puntos para España).
  • Baja la rentabilidad del bono alemán a 10 años (si en el ejemplo inicial en vez de 6,23% tenemos 5,23%, obtenemos una prima de riesgo de 310).

Aquí hemos descubierto algo muy pero que muy importante. Pero para el lector que no lo haya captado (soy consciente que estas cosas no son simples) pasaré a un ejemplo más sencillo de la vida real y que muchos hemos vivido.

Digamos que tu eres estudiante de, pongamos universitario, bachillerato, ESO, primaria,… la cosa es que vas a recibir una nota de un examen y tus padres conocen a los padres de Paco que es el chico más aplicado de toda la clase y siempre saca la nota más alta, luego van a saber que tú has recibido la nota de tu examen. Tú sacas un 2,13, mientras que Paco saca un 6,13. El resto de la clase suspende, al igual que tú.

Llega el momento en que le dices tu nota a tus padres, y le cuentas que todos los de tu clase han suspendido, a excepción de Paco que ha aprobado con un 6,13. A tus ojos y a los de tus compañeros es evidente que tu examen era difícil, pero para tus padres no porque a sus ojos sólo pueden comparar tu nota con la nota de Paco.

Si tú eres España u otro país europeo, Paco es Alemanía, y tus padres son los medios de información, los políticos y los ciudadanos bien informados, esta comparación de ambas notas es lo que podemos llamar la prima de riesgo. Y eso es lo que hemos descubierto, que la prima de riesgo no es más que comparar la nota de tu país con la nota de Alemania, país que está teniendo un enorme crecimiento.

Así que cuidado con la prima de riesgo, que no nos suelen contar siempre toda la verdad.

Soluciones que se me ocurren: estar más pendiente de la rentabilidad del bono español, o del país que sea, y compararla con países más normales de la eurozona. O bien seguir pendiente de la prima de riesgo de España u otro país, pero también tener en cuenta el crecimiento/decrecimiento de la rentabilidad a 10 años de los bonos alemán y del país elegido.

Notas:
[1] Prima de riesgo, ejemplo en el mercado internacional de bonos, wikipedia,org http://es.wikipedia.org/wiki/Prima_de_riesgo#En_el_mercado_internacional_de_bonos
Anuncios
Esta entrada fue publicada en lo que se dice por ahí el por .

Acerca de Griseo

Demonio infernal que escribe de muchas cosas supuestamente divertidas. Igteísta y en contra del coaching y similares. Entre sus aficiones está leer libros, escuchar música de todo tipo (ese clásico de los creadores de "salir con los colegas"), recolectar noticias curiosas o conocimiento inútil y devorar almas (como todo buen demonio infernal que se precie). Autor desde los inicios y administrador de este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s