Critica contra el coaching (NO a Felizonia)

Después de escribir esta entrada he llegado a la conclusión
que esta imagen es la mejor para encabezarla. Se trata del
capítulo de Los Simpson de la secta Felizonia, la de “ado-
remos al líder” o “nananana lider, nananana líder”.
Considero que esta información es muy difícil que la encuentres toda junta por Internet (tendrás que unir muchas piezas si quieres conocer todo esto). Este texto es un retrato general del coaching, su historia, y una buena crítica al mismo, además de una descripción de las sectas basadas en el mismo. Así que como me llamaba poderosamente la atención este tema y cómo es que tanta gente cae en él como moscas y tanta gente lo aconseja como solución a todo, intenté acercarme al coaching para informarme de todo, para que veáis hasta donde he llegado, he hecho hasta un curso de iniciación en el coaching personal (era gratuito, online y te daban un diploma), y creo que no me ha dejado alguna secuela (lo único que cuando escucho las palabras “cambio” y “optimismo” en el mismo discurso una gota de sudor frío baja por mi cara mientras gesticulo una cara de puro terror); por otra parte en donde trabajo el coaching es lo más entre los puestos de arriba y en las reuniones con los de abajo (es por eso por lo que lo conocí), lo que me ha dado más facilidad para entender esta especie de “felizonia” (Copyright Los Simpson) individualista.

Decir que he dividido este texto en cuatro partes para facilitar su lectura (si no sería ya algo que se puede leer, sino algo de dificultad imposible), las partes son: la muy breve Introducción, la segunda parte titulada El origen del coaching: la historia completa, la tercera parte que es Pero ¿qué es realmente el coaching?: definición y crítica y la última parte que es Sobre las sectas destructivas y algunas conclusiones. La parte de la historia es la más desconocida, en la tercera parte defino y describo el proceso del coaching y además lo critico mostrando además los graves problemas que está trayendo el susodicho, y en la cuarta cuento, además de las conclusiones, como extra describo de qué van las sectas que se basan en el coaching (y que hasta coachs “normales” tachan de sectas). Decir para facilitar aún más la lectura de la tercera parte (pues es algo densa) la he dividido en cuatro partes, por lo que el texto ha quedado dividido así:

1. Introducción
2. El origen del coaching: la historia completa
3. Pero ¿qué es realmente el coaching?: definición y crítica
3.1. El optimismo motivador a toda costa
3.2. La pseudociencia PNL y otros condimentos
3.3. La ley de la atracción para reforzar “el optimismo motivador”
3.4. El cambio y dar gracias por ser despedido
4. Sobre las sectas destructivas y algunas conclusiones

1. Introducción

Así que erase una vez la fiebre o burbuja del coaching, esto es varios países invadidos por un invento “norteamericano” llamado coaching, el cual tiene campos de aplicación de lo más dispares (fijaos que para más inri algunos de estos enlaces que pongo son de universidades): al ámbito personal, el psicológico, al entorno laboral, a la formación, a los caballos, al emprendimiento, al espiritual, a la creatividad, al deportivo, al tecnológico, al financiero, al éxito, al de consultor, al de community manager, al de la buena esposa o al buen marido, al familiar, al de la educación, al sexual (¡cómo no!), al de para que los niños no sufran bullying, saquen buenas notas y “cumplan sus sueños”, al ecologismo, al nutricional del poder curativo de los alimentos, a la nutrición en general, al político (una prueba de esto: Fabra iba a contratar un coach por una buena pasta), al artístico y teatral (ah, por cierto, Toni Cantó es coach de esto), a la cocina,… creo que nunca ha existido algo que sea aplicable a campos tan dispares, existen coaching para todo excepto para sacarse los mocos y comérselos (creo…). La cosa llega a ser tan esperpéntica que ya tenemos hasta sectas destructivas de coaching y crecimiento personal[1]. Un coach a simple vista es algo así como un crack, un super-experto que con sólo saber cuál quieres que sea tu meta ya tiene la solución, claro que la solución la tienes que buscar tú con sus indicaciones de felizonia y… Espera, espera, antes de comenzar a definirlo y criticarlo, ¿cómo comenzó toda esta fiebre loca?

2. El origen del coaching: la historia completa

Pues la verdad es que es una historia de lo más curiosa, sé que pueden ser unos tramos de la historia opcionales, pero lo suyo es que la sepamos entera de una vez y no por trocitos diseminados y esparcidos. Lo que viene si no me creéis podéis buscarlo por Google y comprobarlo vosotros mismos, yo sólo he unido las piezas una tras otra, aún así esta parte está plagada de fuentes para ahorraros búsquedas.

Aunque más de un texto sobre coaching habla como si el coaching existiera de toda la vida, como si existiera desde la antigua Grecia (el mejor método de saber si algo existe “de toda la vida” es preguntar a nuestros abuelos por ello, estoy seguro que ninguno dirá que coaching es algo “de toda la vida”), lo cierto es que no. Lo que sí es cierto es que el coaching viene de Estados Unidos, para ser más concretos se considera que su creador fue Timothy Gallwey[2]. Timothy era capitán del equipo de tenis de Harvard en 1960, cuando todavía no había creado el coaching, y… paremos aquí la historia de Timothy (sí, tan pronto), porque antes tenemos que retroceder aún más en la historia hasta llegar a cuando Timothy crea el coaching.

Cuenta la leyenda que Hans Ji Maharaj estuvo enrolado en la Arya Samaj, un movimiento reformista del hinduismo[3], tras no convencerles los hombres santos de las montañas. Así que aprendió yoga para aprender el conocimiento espiritual. Cuando su maestro murió, él dijo que su maestro lo había nombrado sucesor, en fin, por diversas razones al final no lo fue; así que se quedó con unos cuantos seguidores y viajó difundiendo su mensaje. A finales de 1930 sus enseñanzas llegaron a las fabricas textiles de Nueva Delhi. En 1944 este personaje ya tenía; un buen número de seguidores, una casa de dos pisos a la orilla de un río a la que llamó «ciudad del amor», algunos seguidores que vivían con él para ayudarle, y más tarde se compró su coche,… En fin, entre sus hijos destacar que en 1957 nació su hijo Prem Pal, también conocido como Prem Rawat (puede que te suene este nombre), el cual le sucedería en el movimiento que iba a crear tres años después de este nacimiento[4].

Así nos colocamos ya en 1960, año en el que Hans crea la secta religiosa Misión de la Luz Divina la cual recoge sus enseñanzas, de entre la cual me gustaría destacar esa de «los individuos y naciones descontentos e insatisfechos nunca pueden promover una paz duradera en el mundo». En general el objetivo de sus enseñanzas es alcanzar la felicidad, para ello hay que alcanzar la paz personal, a través de las técnicas las cuales son satsang – básicamente un gurú da su charla y las personas que les escuchan la deben de asimilar porque es la verdad -, servicio a la secta y meditación las cuales, en su conjunto, forman una experiencia llamada “Conocimiento”[5]. En 1966 Hans muere y deja el testigo a su hijo Prem Rawat[6].

Volvemos a la historia de Timothy el capitán de tenis de Harvard de los 60’s. Timothy a finales de los 70’s conoció las enseñanzas de la meditación de la secta de la Misión de la Luz Divina (ya cuando Prem Rawat estaba al frente de dicha secta) y las aplicó al tenis, mejorando, según él, su capacidad de jugar[7]. Timothy escribió varios libros sobre su experiencia como El juego interior del tenis (1974), El esquí interior (1977) y El juego interior del golf (1981)[8]. Así Timothy llegaba a decir cosas como “Siempre hay un juego interior en tu mente, no importa qué este sucediendo en el juego exterior. Cuán consciente seas de este juego podrá marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso en el juego exterior”[9] o como “El oponente que habita en la cabeza del propio jugador es más formidable que el que está al otro lado de la red”[2], en síntesis que si pierdes la culpa es tuya porque no has usado bien tu mente, no de lo bueno y profesional que sea tu contrincante. Las enseñanzas de Timothy constituyen la base del coaching de negocios, el coaching personal y el coaching ejecutivo; y estos tipos de coaching constituyen la base de todo tipo de coaching por supuesto. De hecho en el 2000 Timothy publicó el libro El juego interior del trabajo y en el 2009 el de El juego interior del estrés, el primero para motivarnos en el trabajo[10] y el segundo para combatir el “diálogo interior negativo”[11].

A principios de los 80 la secta Misión de la Luz Divina prácticamente estaba disuelta, pero Prem Rawat siguió con sus charlas por todo el mundo difundiendo su palabra, y creó las fundaciones EVI (Elan Vital Inc., 1983-2010) y The Prem Rawat Foundation (2001−)[12]. Por internet hay vídeos con las charlas e imágenes con citas sobre la filosofía de Prem Pal que… mejor que lo veáis por vosotros mismos con un banner:

No es muy distinto a las cosas que uno puede leer de un powerpoint o de un blog, o incluso escuchar a ratos, de cualquier coach personal. Podemos decir que los discursos de Prem Rawat y los discursos optimistas motivadores del coaching suenan bastante parecidos, y ya ni te cuento si observamos la vertiente del llamado coaching espiritual:

Creo que esta imagen es una buena postal para ver como todo lo contado en esta historia al completo del coaching encaja.

Ah, y no, no es la vertiente de coaching espiritual la de las sectas destructivas que decía el artículo de El País que enlacé al comienzo de esta entrada, eso lo contaré después de contar qué es el coaching y criticarlo, lo que nos lleva al siguiente punto:

3. Pero ¿qué es realmente el coaching?: definición y crítica

El coaching en síntesis es una forma de crear un cambio en el entorno a través de un cambio individual inducido por una motivación positiva individual, que promueve huir de las críticas y de las opiniones negativas, y por tanto una sobreseguridad en ti mismo, porque todos (tu familia, amigos, conocidos,… la sociedad en definitiva, no exagero para nada, esto es tal y como lo dicen) pueden intentar en algún momento desmotivarte. A continuación muestro cada eje central del coaching.

3.1. El optimismo motivador a toda costa
Con el optimismo (que si eres lo más importante que hay en el universo, que si todo reside en ti, que si tú eres tu propio héroe… y cosas por el estilo) te aíslas no sólo de lo negativo sino también de posibles críticas porque piensas que son negativas, ¿qué te hace feliz? Tú sigue, y si caes diremos eso de “y lo que nos hemos divertido”. La obsesión llega hasta tal punto que hay coachs que aconsejan cosas como no ver las noticias porque no son optimistas porque podrían crearnos “alarmas negativas innecesarias”. Para el coaching el no ser feliz es una situación de alarma, no cae que la felicidad es sólo hechos puntuales o estados breves, no todo el tiempo (bien conocido es ese dicho de que el ignorante es más feliz que el que anda con cautela), al igual que uno no puede ser infeliz todo el tiempo (si no caes en una depresión). No, para el coaching tú debes ser positivo y ser feliz obligatoriamente para motivarte, sino la motivación no existe. Para el coaching la solución a todo está en la mente, en el cambio individual para cambiar el exterior.

3.2. La pseudociencia PNL y otros condimentos
Pero como dirían ellos, con el optimismo no basta, así que agarran herramientas que ya existían en el nicho al que van (por ejemplo: si es coaching para el empleo, se añade el hacer currículos, entrevistas de trabajo y demás cosas que ya sabía un orientador profesional normal y corriente, de esos que ya cuesta encontrar con trabajo) y ya le añadimos algunos condimentos dependiendo del oficio, un ejemplo muy común en los cursos y enseñanzas de coaching es el enseñar la pseudociencia llamada PNL (Programación neurolingüística) como una ciencia real, porque claro para los fans de la PNL los movimientos del cuerpo, los de los ojos, las palabras que usamos e incluso la forma de respirar indican lo que estás pensando (y eso que científicos ya han demostrado que no existe correlación entre lo que estás pensando y dichos hechos físicos)[13].

3.3. La ley de la atracción para reforzar “el optimismo motivador”
Para reforzar “nuestro optimismo motivador” y nuestra felicidad obligatoria con otra pseudopsicológia tenemos la polémica “ley de la atracción”, la cuál hizo popular y estiró hasta el infinito el nefasto libro de Rhonda Byrne llamado “El Secreto”, siendo “El Secreto” dicha ley. La ley dice que si yo pienso cosas buenas las atraeré, si pienso cosas malas, las atraeré, y si pienso cosas críticas, atraeré cosas malas también. Usando las mismas palabras que el libro, para Byrne somos torres de transmisión y nuestros pensamientos crean ondas que se comunican con el universo y éste es el responsable de concedernos lo que pedimos o no según su interpretación de nuestras ondas; para apoyar esto de forma “científica” se basa en una interpretación propia de la física cuántica y de algunas citas aleatorias de Einstein, llegando a afirmar que Einstein conocía dicha ley de la atracción. La situación llega a ser tan psicótica que se llega a redefinir el lenguaje, de forma que ni vale pensar por ejemplo “no me voy a caer” porque “el universo” no entiende el vocablo “no”. Rhonda Byrne propone usar esta ley para curarse hasta de enfermedades graves como el cáncer (para ella las medicinas y médicos no sirven de nada), conseguir pareja, atraer dinero (propone que pensemos en recibir dinero constantemente y que incluso que cuando venga una factura saltemos de felicidad y finjamos que es un cheque),… También esta ley se relaciona con nuestros actos individuales. En este libro además de Byrne hay otro porrón de autores que van soltando sus ideas (además de chorrocientas citas fuera de contexto de personajes celebres), un ejemplo destacable (incluso que destaca la misma autora en su libro) de ellos es el coach Bob Proctor (un coach es el maestro en coaching, mientras que un coachee es el aprendiz que recibe el coaching) el cual afirma cosas como que la razón por la que el 1% de la población gana aproximadamente el 96% del dinero del mundo es porque ellos usan y conocen la ley de la atracción y el otro 99% no la usan ni la conocen.

He leído “El Secreto” al completo (se ha notado en el párrafo anterior, ¿eh?) porque no me podía creer que semejante acumulación de charlateneria barata estuviera condensada en un libro, y sí lo está, si no me creen léanlo. Para que se hagan una idea del personaje, esta autora fue la que dijo sobre el fatídico tsunami en Asía del 2006 que la causa era que las víctimas habían atraído el tsunami al tener pensamientos negativos que lanzaban ondas invisibles que le decían al universo que atrajera un tsunami, por lo que las víctimas tuvieron, según su razonamiento, la culpa de morir por un tsunami[14].

La periodista Barbara Ehrenreich escribió un libro que critica todo ello, además de buscar sus raíces y entrevistar a diversos personajes de este mundillo, dicho libro se llama sonríe o muere, en él cuenta cuáles son los orígenes de Nuevo Pensamiento y del optimismo que creó esta “ley de la atracción”, además de contar cómo ha llegado a su boom con libros best sellers nefastos como “¿Quién se ha llevado mi queso?” (1998), de Spencer Johnson; “El Secreto” (2007), de Rhonda Byrne; y el súmmum “Nos despidieron… Y es lo mejor que nos ha pasado nunca” (2005) de Harvey Mackay. Estos libros ayudan a pensar cosas como que las desgracias son oportunidades, y que de esta forma no hay razón para quejarse por lo mal que estemos (de esto escribo más posteriormente), además de que nos merezcamos todo mal por “atraer ondas de lo malo”. Aunque todo esto suene de chiste (y por tanto pensarás que yo no debería de dedicarle tantos párrafos) los que lo anuncian lo dicen muy en serio, Barbara Ehrenreich en su libro y en sus entrevistas y charlas cuenta cómo los altos ejecutivos y hasta políticos se han creído al dedillo cada una de las historias de esos best sellers (llegando a despedir a gente porque “no estaba de acuerdo con el optimismo de la empresa”) y cuenta cómo incidió en la fiebre super-optimista de dar hipotecas basura que, entre otras razones, nos ha llevado a esta situación de crisis (cuenta Barbara que hasta iglesias han cambiado su mensaje para adaptarlos a esta corriente de optimismo sin límites)[15], puedes ver un buen resumen de esto en el siguiente vídeo de una charla de esta periodista:

En resumen la ley de la atracción y el optimismo motivador en general es el “todo lo malo que te pasa es por tu culpa porque no puedes cambiar individualmente a una forma tuya más optimista, motivadora y por tanto receptiva a las enseñanzas del universo”, y que todo esto de la ley de la atracción ha sido otra cosa más que ha absorbido el coaching porque casa muy bien con todo este tema del “optimismo interior” para luchar contra todos los fallos están en la mente. Una teoría así refuerza el coaching[16].

A los que obligan a ser optimista se les olvida que además del pesimismo existe una actitud llamada “analítico”, “racional” o “neutral”, que es la adecuada, la cual te permite analizar racionalmente una situación sin las interferencias emocionales como son el pesimismo ni el optimismo[17]. Así que no nos sirven camiones repartiendo optimismo por las calles de España[18], sólo más educación hacia un pensamiento crítico y difusión hacia este camino.

3.4. El cambio y dar gracias por ser despedido
Y por último está el proceso al que llaman “el cambio”. Si no escuchas cosas como “hacer todo por el cambio” (u otra oración machacando con “el cambio”) o alguna oración con la palabra “cambio” en el discurso de un coach, y (salvo algunas excepciones) si no ves en el powerpoint de la charla del coach varias citas celebres, fábulas e imágenes o trozos de películas (y si no hay powerpoint al menos en su discurso dirá algunas citas celebres, fábulas u os recordará trozos de películas) para apoyar su discurso; pues seguramente no estéis ante un coach. ¿Pero qué es el cambio? Se supone que el cambio es, según el discurso inicial de un coach, que el coach escucha tu problema (el llamado proceso de escucha activa), él analiza la situación y ya sabe lo que tienes que hacer, así que te ayudará a alcanzar tu objetivo, pero no te dirá cómo sino que te dará pautas y señales de distintos caminos por los que podrías seguir. Como una coach me contó una vez que “el proceso de coaching es enseñar a un niño a andar dejándole solo en la sala vacía (sin muebles alrededor) y tú en la puerta preparado para que sanarlo cuando se caiga”.

Todo esto suena muy bonito pero no, en realidad las pautas que da un coach siguen un patrón de aprendizaje que normalmente no se cuenta cuando se describe qué es el proceso de coaching. En el curso gratuito que hice nos contaron el proceso interno que hay que llevar para enseñar a un coachee el camino hasta el final después de varios temas. Antes de describir las etapas, quiero que tengáis algo en cuenta para entender porqué son así. Pongámonos en situación, el coach, como gran maestro que es, piensa que todos tenemos muchas ideas negativas preestablecidas, muchos complejos y creencias que causan su miedo (“conflictos internos”) para que no llegue a realizar el cambio, y el coachee (el aprendiz) debe de aceptar que él los tiene, y que debe deshacerse de ello y deshacerse de las “personas toxicas” que le inducen a esos complejos (sean familiares, amigos, conocidos, profesores,… todo aquel que no te siga la corriente, hay que huir y no hacerle caso), y asumir en su totalidad el optimismo motivador, para llegar a realizar el cambio. Así el proceso de aprendizaje para el cambio consiste en las siguientes cuatro etapas.

  • Desaprendizaje: esto es la eliminación de las ideas preestablecidas, tus complejos, miedos y demás cosas que “te impiden dar el cambio”. Aquí implica el alejarse de esas “malvadas personas” que están dispuestas a decirte “no” o a “ser negativas” indicando posibles peligros. Esta etapa es una planificación de la acción en sí y se realiza después de “establecer una relación” con el coach (esto es cómo serán las reglas, la meta, el plan de trabajo y demás).
  • Cambio: poner a la práctica lo planificado en el desaprendizaje, esto es cambiar tú con el plan que habéis trazado, eliminando “lo que hay en tu cabeza y vida te impida dar el cambio, y aplicar el cambio”. Este cambio seguiría un “ciclo de coaching” que consiste en actuar, fallos, revisas con el coach el plan para aceptar nuevas sugerencias, actuar,…
  • Reaprendizaje: ver lo que has aprendido con el cambio y el seguimiento de las buenas prácticas aprendidas.
  • Institucionalización: Transmitir tus experiencias y demás.

En todo este proceso el coach sólo está ahí para asegurar la motivación y que tú no vas a abandonar con tu plan individual hasta llegar a la meta. La pregunta es ¿y si la meta es inalcanzable? pues lo que ocurre es que si la meta es inalcanzable tendrás que fallar varias veces hasta darte cuenta que hay que cambiar la meta hasta hacerla alcanzable.

El problema de “El Cambio” es que esto es muy bonito pero en el ámbito profesional cada fallo puede costar su dinero (por lo que hay que analizar bien la meta antes), y en el personal puedes perder a personas muy valiosas con la tontería de “es que quería dar el cambio y tenía que huir de esa persona toxica”. El coaching promueve despedir en empresas a personas por el mero hecho de ser pesimistas o críticas, pues son “personas toxicas” que pueden interponerse en nuestro cambio y contaminar el equipo con sus ideas. Aunque dicha persona sea un profesional de tres pares de narices, tienes que despedirlo porque no tiene una visión positiva.

Por otra parte “El Cambio” para adaptarse al nuevo mercado español promueve ideas sociales y políticas muy peligrosas, no es raro escuchar hoy día en una empresa grande (como para la que trabajo) que la crisis es una oportunidad y que tenemos que adaptarnos al nuevo medio, tenemos que cambiar, tenemos que echar más horas extras (sin cobrarlas porque no olvidemos que estamos en España), perder vacaciones (sin pagarnos por ello), perder jornada intensiva (sin pagarnos por ello), perder derechos laborales (sin pagarnos por ello), perder a tu pareja e hijos porque tu empresa te obliga a mudarte a otro país (y claro, tú debes ser “flexible en el cambio” y has hecho mal en tener hijos y casarte porque eso te ancla a un lugar y eso es malo para la empresa blablabla),… y no quejarse porque eso es una actitud negativa que no promueve el cambio[19]. Lo peor es que hay coachs que dicen que sí, que adelante, que esto no es peligroso para nada, es más van más allá[20], porque claro este tipo de cambio lo apoyan libros como “¿Quién se ha llevado mi queso?” (1998), de Spencer Johnson o “Nos despidieron… Y es lo mejor que nos ha pasado nunca” (2005) de Harvey Mackay. Para esto digo yo que no nos hacen falta coachs, ya con Mariano Rajoy tenemos suficiente[21] y demás gente.

4. Sobre las sectas destructivas y algunas conclusiones

Por lo tanto tenemos: optimismo motivador[22], ley de la atracción para reforzar este optimismo[23], cambio, y, en ocasiones donde se necesite la comunicación verbal (charlas, negocios, pareja, amistad,…), la PNL[24]. ¿Qué nos falta? Pues citas celebres a tutiplén y fábulas para convencer a los coachees (los discípulos del coach).

Sin embargo todo tiene una parte buena, así la parte buena del coaching es que al hacer un uso de herramientas de la orientación profesional que ya existían, ha ayudado a su difusión, además que hay un cierto margen de maniobra que permite que algunos coachs puedan tener cierta libertad en su mensaje, siempre y cuando éste no entre en conflicto con las ideas preestablecidas del coaching. Para los coachs el optimismo no es el mensaje único mensaje, sin embargo ellos dicen que sin él que no serás capaz de hacer cosa alguna. Pero si despojamos el optimismo, las pseudopsicologías/pseudociencias, el cambio individual adaptativo (el mensaje de no intentar luchar por lo tuyo y organizarte), y demás charlateneria barata, nos quedarían en una parte de los casos gente muy profesional (en otros casos gente charlatana y nada más), pero habríamos eliminado todo lo que es el coaching en sí y nos habríamos quedado con las herramientas de orientación profesional de toda la vida. Pero claro, eso estaba mal pagado y no parecía tener tan buena acogida (es más hay quién pensaba que eran chorradas), no tan bien pagado ni con tan buena acogida como el coaching que, para que se hagan una idea, sólo tres sesiones de coaching ejecutivo en infojobs cuestan 450€ + IVA[25], y claro a todos nos gusta comer bien y tener la nevera bien llena.

Por otra parte están las sectas destructivas como el coaching coercitivo o también llamado coaching ontológico o coaching vivencial o coaching de vida. Estas sectas se basan en la marca personal y en crecer personal y profesionalmente, y en eso de lograr alcanzar totalmente la felicidad. Digamos que son el hijo malvado de las distintas ramas del coaching, y el que hasta los coachs del coaching normal intentan evitar o incluso advertir del peligro. No deja de ser curioso que lo que comenzó con extraer ideas de una secta ha llegado a crear una nueva rama que es una secta. Este tipo de coaching tiene como raíz una secta llamada Mind Dynamics (1962) que incluía también la PNL, que luego pasó el testigo a la secta Leadership Dynamics,… y en fin finalmente estos programas terminaron fusionándose con el coaching y adquirir los nombres de coaching coercitivo/ontológico/vivencial/de_vida[26]. En estas sectas de autoayuda (en las que el maestro también se denomina como coach), además de las técnicas del coaching (sí, el “todo lo que te pase, bueno o malo, será culpa tuya (no olvidemos la ley de la atracción)”, e incluso la lluvia de citas celebres, hasta eso), se incluyen técnicas sectarias y destructivas como el clásico lavado de cerebro, someter a los coachees a falta de sueño, someterlos a falta de alimento, al aislamiento total y la manipulación de todos los coachees[27].

Como conclusión final, respecto a buscar un culpable del actual auge del coaching hay, generalmente, dos posturas: hay liberales que piensan que el coaching es una herramienta del estado el cual que quiere seguir existiendo como tal, obligarnos a obedecer a través de su optimismo barato, para que aceptemos el seguir pagando al estado y que éste siga con su vida de “a todo lujo y patada hacia delante”; hay gente de izquierdas que piensan que esto es el coaching una herramienta más del feroz neoliberalismo y capitalismo que está arrasando con todo y quiere continuar arrasandonos a toda costa. Lo que hace pensar que independientemente de la ideología adoptada, todo parece indicar que el triunfo del coaching no es más que parte de este sistema actual, al que le damos igual, y en el que el poderoso quiere seguir con sus privilegios. A mí, personamente, me gusta pensar que este auge del coaching no es más que algo que sucede porque hay gente que “está harta del pesimismo” y de las malas noticias, y quieren buscar una forma de seguir viviendo, pero sin protestar (porque dicen eso de que “está visto que no sirve de nada protestar”), y el discurso del coaching es muy bonito y lo toman; por otra parte hay gente que sigue viviendo bien, que aunque todo el mundo está en crisis ellos apenas han tosido por esta crisis (véase ejemplos como un alto cargo en la administración pública o un buen cargo político a medida gracias al cuñado/amigo/hermano/padre/…), y claro el discurso del coaching refuerza su posición y les ayuda a decir al que está en paro y al que sufre por culpa de esta crisis, la cancioncita de “yo es que me preparé bien y por eso sé adaptarme y tú no”. No es optimismo sí u optimismo no, es más bien elegir entre: ser idiota, no protestar y seguir las ordenes del sistema calladito (para el cual si fallas siempre, la culpa es tuya); o bien analizar tú situación, recordar eso de “solo no puedes, con amigos sí”, y lograr vuestros objetivos con el diálogo buscando el consenso o luchando (todos y unidos) por vuestros derechos (si la otra parte no quiere consenso alguno).

Me he dejado muchas cosas (esta entrada es muy larga – y he tenido que acortar mucho porque tengo más material de esto, pero no quiero que esto pase a ser 50 páginas para leer en ordenador, ya con una extensión de 11 páginas en un Word es suficiente -, la más larga, con más notas, con más enlaces y la que me ha llevado más tiempo de todas las entradas y textos que he hecho en mi vida para un blog) pero bueno espero que alguien sea capaz de leer esta entrada entera (porque es de una gran útilidad), si ha sido capaz de leer todo esto no sé si invitarle a una gran borrachera, darle mi total amistad y agradecimientos o yo que sé. En fin, sea como sea, muchas gracias por leer esta crítica al coaching, una de las más completas y desgraciadamente de las pocas que leerás por toda la red de redes (y que espero que hayan más críticas al coaching por parte de más gente). No descarto escribir más cosas críticas contra el coaching, y espero que seas quién seas te haya sido, de alguna forma u otra, útil toda esta información.


Notas:
[1] Más de 50.000 catalanes son miembros de sectas destructivas, Jessica Mouzo Quintáns (El País, 10 MAY 2013) y debajo del titular “Los expertos alertan de un repunte de grupos de manipulación psicológica camuflados tras las etiquetas de ‘coaching’ y crecimiento personal”
[2] Para que veáis un enlace de la historia contada por ellos, para ser exactos contada por el “instituto europeo de PNL” (en la siguiente sección a la del origen del coaching contaré con más detalle lo de la pseudociencia del PNL): Orígenes del Coaching.
[3] Para quién le interese profundizar en esto: Arya Samaj – wikipedia, más de esto no he querido mirar porque ya he tenido suficiente.
[4] El artículo de la wikipedia inglesa sobre esto es bastante completo (31 citas, una buena parte de ellas libros) Hans Ji Maharaj – wikipedia.
[5] El artículo de la wikipedia inglesa sobre la secta de la Misión de la Luz Divina es muy completo (169 notas y montones y montones de libros como referencia) Divine Light Mission – Wikipedia, también he querido dejar algunas referencias más en la siguiente nota sobre gente que ha salido de dicha secta.
[6] En Ex-premie varias personas que vivieron dentro de la secta de la Misión de la Luz Divina cuentan sus experiencias (la versión en castellano de dicha web está bastante abandonada). Aunque, como contaré posteriormente, dicha secta ya no sigue en activo Prem tiene una fundación desde la cual promulga el mismo mensaje sectario. Si prefieres un resumen en Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas – Ex-adeptos de Prem Rawat explican lo que vivieron dentro de la secta tienes uno.
[7] La relación de Timothy con las “enseñanzas” de Prem Rawat no es algo que ha ocultado precisamente. Así en en Prem Rawat – Wikiquote podemos leer la siguiente declaración de Tim Gallwey:

Prem Rawat does not speak from prepared notes. He speaks from his heart. And he speaks to that part of us which understands and recognizes truth as something that it has already always known. As a writer and lecturer, I travel in the realm of ideas. As a result of listening to Prem Rawat’s expressions, I now know that wherever I travel—in thought or in geography—that there is a home within me. A home that, instead of the complexity of thought, the simplicity of peace resides. I credit Harvard for opening the doors of my mind, and I credit Prem Rawat for opening the door to my heart of hearts. In a very practical way he has allowed me to access the deepest feelings of peace, of fulfillment, of freedom. Free of any external catalyst. And for me, as Robert Frost put it simply, this has made all the difference.” [Tim Gallwey, author, The Inner Game of Golf/Tennis and other Inner Game books. Harvard Unversity, Sanders Theatre, July 22, 2004]

En The Life and Career of Prem Rawat – (a work in progress), sitio donde podemos leer un proyecto de escribir la biografía de Prem Rawat, en él podemos leer una biografía de Tim y su relación con la Misión de la Luz Divina, con declaraciones de Timothy en entrevistas al The New York Times, donde afirma cosas como “Meditation is permanent; it’s more blissful than orgasm”, también hay algunos vídeos de declaraciones del propio Timothy. También podemos leer en THE GOLDEN AGE – Darshan For All que Tim Gallwey participó dando sesiones de satsang, pero vamos era normal teniendo en cuenta que llegó a creer que el mismo Prem Rawat era Dios. En fin.
[8] Ah, se me olvidaba. También en la wikipedia inglesa puedes leer una muy breve biografía de Timothy Gallwey en la wikipedia inglesa donde podemos leer una vez más su relación con Prem Rawat y qué las aplicó al tenis, obteniendo así el coaching aplicado al tenis. Timothy Gallwey – wikipedia.
[9] Declaraciones extraídas de otro texto sobre la historia del coaching contada por coachs, para verlas dirigiros a la página 5, en el apartado Influencias del Entrenamiento Deportivo. Lo anterior es bastante “de relleno”, porque en la realidad la única “filosofía” aquí es llenar un powerpoint de citas celebres, imágenes de películas, enseñanzas orientales, alguna que otra frase del estilo “piensa que Tú eres la persona más importante”,… etc etc.
[10] Podéis leer la sinopsis del libro en cualquier tienda virtual, por ejemplo la de la fnac El juego interior del trabajo – Fnac. Un dato interesante, para que veáis lo influyente que es este personaje, y que podéis leer ahí (justo en la sinopsis) es que Timothy Gallwey “[…]Ha enseñado las técnicas del Juego Interior a los directivos de las principales empresas norteamericanas, entre ellas AT&T, Coca-Cola, Apple, XEROX y Lockheed.[…]”.
[11] En fin, por si no os lo creéis, en casa del libro tenéis la sinopsis del libro.
[12] Notese que me estoy ahorrando muchos detalles de la historia de esta secta tantos de sus años dorados como de su declive, por no alargar más la historia de forma innecesaria. Resumiendo, la secta llegó a su auge en todo el mundo en 1976 y sin embargo a finales de los 70’s había perdido casi el 80% de los seguidores por culpa de “factores internos”, por otra parte algunos miembros fueron violentamente secuestrados y “desprogramados”. Aunque ya para entonces el coaching estaba más que creado. De película, vamos.
La cosa es que Prem Rawat tuvo que cambiar un poco su mensaje (adoptando elementos del oeste y eliminando ciertos elementos indios para que su mensaje fuera independiente de la cultura, creencia o estilo de vida) para que dejase de vérsele el plumero. Toda esta información la puedes leer de forma más intensiva en el apartado Westernization del susodicho artículo en inglés sobre la Misión de la Luz Divina en la wikipedia.
Otro detalle es que Prem Rawat vivió y vive una vida de estrella del rock, con sus coches, mansiones, jet privado, sus viajes, sus borracheras, sus drogas, sexo con algunas de sus seguidoras y luego “si te he visto, no me acuerdo”,… En la versión en castellano de la web de ex-premie hay un texto hecho a partir de varios de la versión inglesa de la web que se titula El auténtico Prem Rawat.
[13] Como prueba de esto enlazo un artículo de la arp-sapc (la sociedad para el avance del pensamiento crítico) llamado: LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y LAS PSEUDOPSICOLOGÍAS – arp-sapc. El punto 4 de ese artículo es el que habla de todo este tema de que la PNL no es más que una pseudopsicología que se aprovecha de que puede sonar como disciplina científica neurológica guay.
[14] Por si no te lo crees, lo puedes leer por ti mismo en la entrevista que le hicieron a Rhonda Byrne para el dailymail, las palabras de la reportera y de la escritora fueron las siguientes:

[…]The hundreds of thousands killed in the Asian tsunami, the thousands who died on 9/11, the millions put to death in the Holocaust? Are we simply to assume it was all their own fault?
Byrne sounds rather weary as she skirts round this subject in her book but, basically, her answer is an extraordinary yes.
“By the law of attraction, they had to be on the same frequency as the event,” she says, allowing only a small concession: “It doesn’t necessarily mean they thought of that event.”[…]

[15] Además de comprar el libro, puedes leer una entrevista que hizo el diario El País a Barbara Ehrenreich en Optimistas a la fuerza, pase lo que pase, y si te quedas con ganas de más, puedes leer una larga sinopsis y resumen del libro en El lado oscuro de “Felicilandia”. Además del vídeo ilustrado con dibujitos y con una charla de fondo de esta autora. Barbara Ehrenreich – Sonríe o muere (subtítulos en español), este vídeo es el mismo que incluyo un poco más tarde en el párrafo al que pertenece esta nota.
[16] Por si no me crees aquí te dejo toda una búsqueda en google de coaching y ley de la atracción, basta con verla para ver la clara relación entre ley de la atracción y coaching. Y si no me crees con lo de Bob Proctor, aquí tienes el enlace de su web sobre coaching para que veas que él es coach y todo el material que puedes comprar de él sobre ello.
[17] Ni yo pensé que algún día enlazaría desde mi blog un artículo del huffingtonpost.es, pero lo cierto es que la psicoterapeuta María Ibáñez y el psicólogo Jesús Jiménez escribieron un artículo interesante sobre esto llamado El pensamiento positivo no funciona.
[18] Tenía que decir esto para mostrar hasta dónde ha llegado la obsesión por el optimismo, la empresa de reparto Envialia dedica todos sus esfuerzos a repartir optimismo con mensajes como “si estás leyendo esto te sobran motivos para sonreir” en sus camiones. En la información básica de su página de Facebook cuentan que ” En envialia disponemos de más de 1.400 vehículos cargados de optimismo”.
[19] Sin ir más lejos hace unas semanas estuve escuchando este programa de Vaughan Radio del 24 junio 2013 en el que (tras una hora, 53 minutos y 26 segundos) aparece una coach hablando en perfecto español todo el rato – se trata de Helena López Casares que es una invitada que suele salir en el programa de Cloverdale (vamos el programa del señor Vaughan) sobre una vez al mes, además de socia de Vaughan; tranquilos hay más coachs en la radio y cuando no programas “en positivo” como en la Cope con “Andalucía en positivo” – y la mujer además de mostrar un evidente clasismo diciendo cosas como que “las personas negativas están en las clases altas” promovía el despido de las personas que mostrasen un cierto pesimismo (pone un ejemplo de una persona que “decía siempre que no”, pero no habla de si tenía fallos o no que mostrasen que no fuera un buen profesional, sólo dice que no era de los que decían sí como loco a toda decisión). Así en el fragmento del audio que va desde 2:31:35 hasta el 2:34:35 alcanza la cosa su parte cumbre con dicha propuesta para llegar a decir que toda persona que no sea positiva piensa un “si todo lo que puede ir mal irá mal, entonces ¿para qué voy a hacerlo?”, y posteriormente es cuando entra en susodicho clasismo barato. No puedo tachar de detestable todo el discurso de Helena (no creo que cualquier persona sea el diablo, todos tenemos lo nuestro; además que ella estaba leyendo el discurso de otro “hombre sabio experto” para ella aunque se mostrase tan de acuerdo con él), pero discrepo en todo lo que dice que suene a su ideología optimista tan dañina, la crítica es muy necesaria, sin ella todo el mundo decidiría a lo Zapatero o a lo Rajoy, con el optimismo como bandera, y ningún miembro del partido discrepando (y si uno discrepa aislarlo hasta que dimita él/ella por sí mismo/a), aunque la situación pinte mal y nuestros derechos decrezcan cada vez más (ironía que mientras escriba esto soy consciente que la ultraactividad de mi convenio laboral caduca mañana lunes, lo que conlleva una buena merma en mis derechos como empleado español, y que tenga que escuchar más discursos de este estilo de “¿Qué dices que vas protestar? ¡Serás negativo de mierda! Anda cállate esclavo, adáptate al Cambio o me encargaré de que te pudras en la puta calle y que nadie vuelva a contratarte, porque crearé una fama entre empresas de que eres un negativo de mierda.”).
[20] Un ejemplo lo podemos ver en esta entrevista de la Vanguardia al coach Raimon Samsó, autor de ‘El código del dinero’: “Los salarios bajan por la ley de la oferta y la demanda, no por la crisis”. Es para llevarse las manos en la cabeza y decir “¿por qué señor? ¿por qué?”.
[21] Recordatorio: el mensaje electoral del PP de súmate al cambio, el libro de Rajoy con “su proyecto de cambio para España”, las 100 propuestas del PP para el cambio,… por no hablar del mensaje optimista de Rajoy cada dos por tres y que “sus propuestas de cambio” han funcionado (como siempre decimos los que pensamos en los problemas basarse en el paro del verano: nos veremos en octubre).
[22] Que insisto, que ya hay hasta días internacionales/mundiales como: El Día Internacional de la Felicidad e incluso El Día Internacional de la Diversión en el Trabajo (promovido en España por la consultora Humor Positivo, sí porque el humor negro se ve que no les gusta, tal vez porque el humor negro es como las piernas, hay quién las tiene y hay quién no), que vamos que apuestan fuerte y ya han convencido hasta a la ONU para promover “lo positivo” y “la felicidad” como motivación.
[23] Que insisto, que tenemos un cirujano llamado Mario Alonso Puig que cree en estas locas teorías de tener un pensamiento positivo para que consigas curarte (un tipo, que, por cierto, da charlas para sitios de la talla los congresos del Instituto de la Felicidad de Coca-Cola), que cuidadito con los médicos.
[24] Que insisto, que aquí tenemos a Elsa Punset (la hija de Punset) dándolo todo por el optimismo y el supuesto lenguaje corporal para “saber lo que el otro está pensando” y no sólo en el programa de papá Punset o como antaño en El Hormiguero, sino también en conferencias o en libros (¿por qué dicen “inteligencia emocional” cuando, en realidad, quieren decir PNL?). Y por cierto, no creáis que Elsa está sola en lo de las locas teorías, Eduardo Punset no es un precisamente santo: “Fiarse de Punset en ciencia es como tener de referente musical a un sordomudo que no sabe de solfeo”.
[25] Pueden ver este precio y el de 750€ + IVA por 5 sesiones en Coaching ejecutivo – infojobs.
[26] En Las sectas del engaño – diario imagen poblana te cuenta un poco sobre las raíces de esta secta y como terminó añadiendo el coaching a sus programas.
[27] No pienso dedicar a este tema mucho más porque no es el objetivo principal del texto (el cual es darle caña a los puntos malos del coaching, dando lugar a una crítica contra el coaching que tan poquita gente hace o se atreve a hacer; no es el objetivo apretar hasta el fondo en este punto débil, ni llegar a decir una falsedad del estilo que todo el coaching en el fondo es igual al coaching coercitivo, porque no es así, no llegan, ni de coña, a este extremo), pero es necesaria su difusión dada la gravedad del asunto. Así que dejo los siguientes reportajes y testimonios que hay por la red, la verdad es que da mucho miedo lo que algunos son capaces de hacer porque te prometan la felicidad total o crecimiento personal y profesional (por cierto también los talleres de esta secta son bastante caros, razón de más para evitarlos; advierto que aunque ponga enlaces de diarios extranjeros, aquí en España hay también de esto, y si no vuelvan a mirar el enlace de la nota [1]):

Anuncios

304 pensamientos en “Critica contra el coaching (NO a Felizonia)

  1. Tomás Morales

    Vi Felizonia en su momento y creo habérselo puesto a mis alumnos, no sé si de Ética o de Cultura Religiosa. Sencillamente, me gustó cómo estaba expuesto.
    Luego, no hace tanto, en plan más guasón. el Luismi y compañía, en Aida.
    Cada vez que oigo hablar de “energías positivas” y demás fanfarrias, me pongo de los nervios que…. Lo que “me jode” es que pica mucha gente y, siempre, PAGANDO.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Eh, lo de Aida no lo sabía, a ver si lo busco.
      Lo peor es que van ganando de lejos. Aquí donde trabajo (una consultoría multinacional) dan reuniones y cursos obligatorios (dependiendo del puesto, contra más arriba, más cursos de esos) para dar esas energías positivas para “motivar” a los empleados. Lo mejor es que, claro, cuando se dan reuniones de éstas a los que estamos más abajo no hay quién se las trague. A mí ver a mis jefazos gritando “os queremos” y demás ñoñadas para “darnos energías positivas” en una reunión con un coach, no sé, no me motiva nada.

      Responder
      1. Mariola

        Eso pienso yo, ellos saben a quién dirigirse, conmigo desde luego no consiguieron nada. Estoy sufriendo una crisis existencial desde el miércoles que asistí a un curso de estos. Nos toman por gilipollas.

        Responder
  2. Tomás Morales

    Yo sí he llegado hasta el final. Prefiero tu amistad a una borrachera. Lo triste es que las Pseudociencias están entrando en las Universidades, “santuarios del conocimiento”. Acabo de colgarm en mi blog, una comentario de Qué es la Ilustración, de Kant. Con el CORTAR Y PEGAR, porque lo he considerado buenísimo.
    Ya es que a yme aburre la palabrería, sin contenido real, sino sólo “efectismo lingüístico”, cebo para mucha gente no crítica.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      jajaja… Pues, ¡gracias!
      Sí, sin ir más lejos, al principio en la introducción puedes ver que algunos enlaces van a cursos o postgrados de coaching de universidades como la UNED o la UMA. Hay una web que se llama La lista de la vergüenza que recoge casos sangrantes de pseudociencias que han entrado por medio de cursos y postgrados en la universidad tan tranquilamente.
      Leeré lo de Kant, vaya que mañana ya hayamos vuelto a la edad media…
      Lo malo es que sólo hay que saber un poquito de cómo redactar y un diccionario de sinónimos para crear ese “efectismo lingüístico”, engañar a mucha gente y ganar mucho dinero fácil. Una pena.

      Responder
      1. Patricia

        Genial. Me ha encantado. Solo una cosita, el tsunami que asoló Asia fue en el 2005. Gracias. Saludos cordiales.

        Responder
    2. Laura

      Hola que bueno fue encontrar esta publicacion en internet,yo estaba a punto de iniciar un curso de coaching,pero habia cosas que no me cerraban,el fanatismo,esta famoso frase “decrectalo” el universo conspira a tu favor…,la insistencia para que lo realize de gente que no conocia…..excelente trabajo muchas gracias….desde Argentina…

      Responder
        1. eritronio

          Muy completo tu trabajo de investigación. Sin embargo creo que esta sesgado, a aspectos con los que se confunde el Coaching. Yo soy Coach y jamas pretendí nada de lo que mencionas. Considero un abuso la interpretación que das al tema. Verdaderamente me impresionan los videos que propusiste, ya que dan tono a tu manera de percibir y a tus creencias. Pero deberías ampliar tu visión y no llenarla con aspectos no positivos, que existen en cualquier actividad humana. El Coaching es como un auto. El auto lo puedes utilizar para asaltar o secuestrar, pero de igual manera puede servir para llevar a una persona herida al médico y salvar su vida. El verdadero Coaching puede ayudarte a organizar tu vida y administrar tus recursos, para optimizar tu desempeño. No es magia, es solo un proceso dirigido por alguien que te ayuda a ver lo que son tus creencias limitantes y aclarar tus objetivos. Sin metas en la vida te la puedes pasar viendo la televisión y creyendo que la vida es otro capitulo de la seria de los mensons (simsons).
          En la actualidad el vació existencia esta creando estragos en la juventud. La falta de compromiso hacia los demás o el promover que todo es una mentira, ha llevado a muchos al suicidio. Te invito a que así como buscas lo nefasto de las creencias y tradiciones de los demás, te empeñes en dar alternativas para los que desgraciadamente te compran toda esta negatividad.
          Si no eres parte de la solución… eres parte del problema.

          Responder
          1. Marcos

            NO, el coaching no es como un auto. Los autos deben pasar un proceso de homologación y pasar una inspección técnica de vehículos. Los autos funcionan gracias a conceptos y leyes físicas (mecánica, termodinámica, electrónica, etc).
            En el coaching uno se autodenomina coach o hace un cursillo no avalado ni homologado por nadie (intrusismo profesional) y se basa en disciplinas no basadas en evidencias que de hecho no funcionan (p.e. PNL, constelaciones, etc) por tanto, es una pseudociencia

            Responder
          2. Marcos

            qué horror de frase! “Si no eres parte de la solución… eres parte del problema.”
            yo me quedo con esta: “es muy difícil que alguien vea algo cuando su sueldo depende de que no lo vea”.
            Nosotros no vivimos del cuento. Nuestro discurso no está mediatizado por los interesses económicos. No es nuestro modus vivendi. ¿pueden decir lo mismo los coach?

            Responder
          3. Griseo Autor de la entrada

            Hola Entronio.
            Pienso que la mejor de las intenciones no tiene nada que ver con el resultado. Esto es, que tú no quisieras enseñar una doctrina basada en un individualismo exacerbado y una pasión por autoculpabiizarse de cosas que no tienen que ver contigo mismo, no tiene nada que ver con si tus intenciones son buenas o malas. Yo creo que el ser humano es un animal lleno de buenas intenciones, otra cosa son las consecuencias, que, cuando las cosas salen mal, algunos las tachan de cosas a descartar del powerpoint y otros de una especie de efecto mariposa en el que para hacer El Bien tienes que hacer El Mal Menor.
            Dicho esto, me parece la mar de curioso que uses el mismo razonamiento (el del coche) para defender el coaching que los defensores de las licencias de armas usan en EE.UU., aún cuando las armas están hechas para matar/asustar, el coaching para individualizarnos y autoculpabilizarnos de los males de otros y el coche para transportar a gente. No tienen nada que ver las tres cosas.
            Si el coaching sirve para organizar tu vida y administrar tus recursos, por qué existe un coaching con caballos, por qué un coaching sexual, por qué un coaching de la buena esposa, por qué uno al artístico y al teatral. ¿Qué vida hay que organizar ahí? ¿Qué recursos hay que administrar ahí?
            Es curioso lo que comentas del vacío existencial en la juventud, yo conozco a la generación de mis padres y la generación de mis sobrinos, y por las tres generaciones que he visto (la de mis padres, la mía, y la nueva), creo que la nueva generación está llena de personas llenas de vida, de creatividad y de ganas, pero suelen ser personas solitarias que necesitan amigos, no coachs, sino amigos de verdad. Este texto lo escribí en el 2013 pero mi solución ya la dije en el texto y la seguiré diciendo: la sociedad, las redes de apoyos y, en general, el apoyo colectivo son necesarios y son la salida. Separados podremos ser muy listos, pero separados no servimos de nada para mejorar la sociedad. Que, ojo, no quita que necesitemos también de individualismos y, como no, de nuestros momentos de estar solos, pero no tan dañinos como los que el coaching y el pensamiento positivo proponen.
            Un saludo.

            Responder
        2. Marta

          Qué bueno tu artículo, estoy totalmente de acuerdo contigo.El coach ing es fruto del pensamiento positivo + sistema capitalista.
          Yo no puedo más con estos diacuosa y este tipo ze lecturas.
          Visita en facebook El azote de la nueva era,es una página dedicada al efecto nocivo del pensamiento positivo.

          Responder
          1. Aldair Ruiz Carmona

            Visité esa página, y se nota a leguas que el administrador no es más que una persona resentida con todo y con todos, que anda criticando todo, y deseando que el mundo o las demás personas cambien. ¿Acaso esa actitud ayuda?

            Responder
            1. Griseo Autor de la entrada

              JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA… Ay, ojalá fuera una persona resentida con todo y con todos, pero no lo soy. Y digo ojalá, porque para ser una persona resentida con todo y con todos hace falta tener mucho dinero y poder, y sobre todo no tener escrúpulos. Al menos hace falta el suficiente poder y el estomago de acero como para poder decirle a quién lo esté pasando mal una oración que contenga un “por lo menos tienes…” (o similar) sin que pierdas amigos, y todo mientras vas dando talleres y ganando dinero con el sufrimiento de otras personas, en vez de entender realmente a los que sufren y a sus problemas.
              A mí no me queda otro remedio que ser un ser humano cualquiera porque carezco de toda esa crueldad, y no un tipo con americana delante de un powerpoint que dicta Lo Bueno(TM) y Lo Malo(TM).

  3. Tomás Morales

    Es la nueva manera de “joderte”. Antes rezabas a Dios o al destino o a la suerte, para ver si coonseguías eso que deseabas.
    Ahora NO. Ahora te hacen a TÍ reponsable. Si lo consigues es por haber seguido los consejos del Tutor Kantiano (por lo que “querrás más, más,….!!!!Dependiente¡¡¡¡¡ (“adicto” en lenguaje sectario).
    Si no lo consigues es o bien porque no has seguido, a la letra, todos los consejos o bien porque no has intensificado la búsqueda, por lo tanto…..”ESTRESADO” Total.
    Claro que, luego, te venderán cursos para superar el estrés.
    !!!!!La madre que los parió¡¡¡¡¡

    Responder
    1. Andrea

      Esta visión no me parece del todo completa. Coaching somos todos y todos hemos tenido o tenemos uno. Nuestros padres ,maestros,jefes mentores. Que sucede cuando tenes caching y no sos conciente de tu coherencia entre el pensar,decir sentir y el hacer te sentís manipulado a hacer lo que otros quieren . Como tus padres por ejemplo que te imponen su voluntad hasta que sos adolescente y te revelan porque ves otra cosa en el mundo. El verdadero coach te facilita ver otras ópticas de una misma situación para que puedas solucinar algo que no es favorable a tu vida. Esta información es tendenciosa e incompleta. Como en todos los campos sr puede usar ciertas herramientas para bien o para mal. Un médico por ejemplo puede hacer abortos y otras prácticas ilegales. El Coaching Ontológico Profesional y La PNL son estrategias cada vez más eficientes para el mundo que nos toca hoy. Despiertas tu que duermes dice la Biblia. Nada es bueno o malo .todo depende con los ojos que se mire. Saludos

      Responder
      1. Griseo Autor de la entrada

        “Tan eficiente” es la PNL que EE.UU. en el 2014 ya se habían gastado más de mil millones de dolares en esta creencia para pillar a criminales en los aeropuertos y no han tenido resultados. http://www.nytimes.com/2014/03/25/science/in-airport-screening-body-language-is-faulted-as-behavior-sleuth.html?_r=1 Ya por entonces se discutió en cerrar este programa por ser un horrible e inútil agujero de dinero, ya que hasta reputados investigadores tachan de pseudociencia.

        “Bueno, pero no hace daño a nadie”, pensaréis algunos/as. Pues sí que hace daño, por ejemplo: “Healing the Wounds in Porthcawl has been asked to stop using Neuro Linguistic Programming (NLP), which tries to change people’s patterns of mental and emotional behaviour. It is not regulated or approved and can make patients worse.” http://www.bbc.com/news/uk-wales-24617644

        Nadie “tiene coaching”, no redefinas el lenguaje y centrémonos en lo que hay. Del coaching he escrito un texto bastante largo (que soy consciente que muchos de los que lo criticáis NO lo habéis leído, porque muy pocas personas son capaces de leer un texto largo entero si tanto les quema dicho texto) y no es sólo una herramienta ni tampoco “todo depende de cómo se use”. Que estamos hablando de manipulación mental, no de una pistola ni de un coche.

        De la Biblia no puedo comentar nada porque no soy creyente, pero respeto la opción religiosa de cada persona en este planeta, tal y como respeto el derecho de todo el mundo a respirar. Y no creo que citar a la Biblia dé a tus argumentos credibilidad alguna, porque, ciertamente, no estamos hablando de decisiones ni asuntos de Dios, sino del coaching y su problemática.

        En cuanto a “todo depende con los ojos que se mire”, espero que no elijas los ojos que más se adecuen a tu argumento y no unos que no te favorezcan, tal y como estoy harto de ver en muchas personas que usan ese refrán a la ligera.

        Responder
  4. Tomás Morales

    Si quieres reírte/cabrearte/indignarte…. entra en El escéptico digital, nº 261.
    Verás a militares y guardias civiles en peregrinación a Lourdes, pagado con dinero del estado.
    Verás la crítica y desenmascaramiento del show de Anne Germain, la vidente de “más allá de la vida”, del programa de tele5
    O sobre la homeopatía.

    Responder
  5. Alex Santigosa Almendros

    Hola,
    Mi última entrada en mi blog, se refiere a este tema. Soy psicólogo y acabo de realizar un master en Coaching. Sinceramente, tengo la sensación de que me estoy “desintoxicando” de una secta en la que me he visto imbuído y que por poco acaba con mi vida de pareja y familiar. Resulta áltamente peligroso esa influencia sobre el yo personal, porque nos hacen creer que somos mariposas, que podemos llegar a ser lo que queramos ser, porque falta una gran dosis de realismo en todo los ejercicios que te hacen realizar, porque no existe un guia psicológico que te ayude a entender las emociones y sensaciones que experimentas al realizar visualizaciones, porque -en definitiva- no nos alertan de que la mente humana se guía por imágenes y es áltamente creativa. Es decir, que también se imagina cosas que no tienen porque ser el camino ni la verdad. Si existe una mente inconsciente, no tiene porque referirse a una mente que tiene la verdad. Os podría dar infinitos ejemplos de lo mal planteado que está esto del Coaching y la falta de rigor en muchos de sus postulados.
    Mi esperanza reside en formarme como terapeuta psicológico, dentro de una corriente más científica y con claros procesos y con un guiaje adecuado. Eso de que el proceso lo lleva el cliente…me resulta absurdo y totalmente contraproducente.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Hola Alex.

      Perdona que te responda tan tarde (¡tres días de retraso!) pero he tenido algunos problemas con mi escaso tiempo libre y quería leer bien la entrada de tu blog antes de contestarte. Y he de decirte que haces un enorme favor a mucha gente publicando esa información en Internet. Así que gracias, tanto por tu comentario, como por darme a conocer tu entrada.

      Ciertamente siento mucho lo que te pasara durante esos meses y espero que todo vaya a mejor en tu entorno familiar y con tu pareja. Y sí, pienso que podrías dar muchísimos más ejemplos y explicar lo mal planteado que está el coaching, sobretodo porque eres psicólogo y has hecho un máster de coaching sin que tu mentalidad crítica decayese (aunque casi) y pasase cualquier cosa nada deseada (vamos, que has sobrevivido a ello), lo cual merece mi admiración. Espero que tu formación como terapeuta psicológico prospere, la ciencia (y sobretodo esa capacidad de autocrítica que tiene de poder buscar culpables y corregirse cuando encuentra un fallo) y el pensamiento crítico es un buen camino.

      ¡Saludos!

      Responder
      1. Patty

        Hola. Estaba buscando algo sobre los aspectos negativos del coaching porque es a uno de estos “tallercitos” que le atribuyo que en este momento mi hogar esté al borde de la destrucción; lastimosamente en la empresa donde trabaja mi esposo les dieron uno de estos y a partir de allí se le ha despertado la inquietud por “vivir” sin importar que tenga un hogar; por hacer lo que le hace feliz y que estaba perdiendo, según sus palabras, por conseguir su satisfacción personal sin importarle nada ni nadie, sin razonar, solo atendiendo a sus impulsos, a sus gustos y a sus pasiones, porque lo importante es vivir lo que quiera, como quiera, porque, según sus propias palabras, el taller de coaching le hizo abrir los ojos y darse cuenta de que tiene que “comerse el mundo”, sin importar si está bien o mal, si está en riesgo su vida, lo importante es ser feliz a toda costa; antes de, mi esposo era gentil, amoroso, me daba importancia, ahora no le importa herirme, humillarme, por sobre todas las cosas está pasarla bien con sus amigos, la farra, los paseos y planes en clubes nocturnos, cosas que hasta hace poco ni se pasaban por la cabeza. El lavado de cerebro ha sido total, la regla general es primero yo, segundo yo, tercero yo.

        Responder
        1. griseomitran Autor de la entrada

          :_____( Para que luego digan algunos que no hacen daño a los demás esos lavados de cerebro de “la realización personal”. Pues sí, sí que hace daño a los demás.
          Gracias por compartir tu historia.

          Responder
          1. Patty

            Claro que hace daño, destruye vidas, hogares, sueños…en mi empresa, varios han caído en esta trampa y unos cuantos afortunadamente han logrado salir porque se han dado cuenta del “negocito” que es esto y de cómo les estaba afectando negativamente en su vida sobre todo familiar; uno debe tener la madurez y el criterio suficientes para discernir lo que es bueno o malo para su vida, no se debe tragar entero…. en este cuento te apartan de tu familia, de tus hijos, de todo aquello que forjaste con amor…

            Responder
        2. julio cesar

          uuuyyyy pues a cual fue , mira la verdad yo he ido a esos cursillos , pero son muy diferentes por ejemplo a mi primero me mejoraron como persona , a vivir la vida a plenitud , tomar actitudes responsables, despues que yo estoy bien emocionlamente e integro , ahora si a reforzar bienes , no nomas asi por que si , lei tu caso y no puedo creer que hay empresas que ensucian el coaching

          Responder
            1. EDUARDO

              Y este video que tiene que ver con el coaching? Una lastima lo que le ha pasado a la señora del comentario y la experiencia de su marido…y nuevamente la pregunta: ¿Que tiene que ver eso con el coaching? Simplemente debe darse cuenta que se ha cruzado con uno de esos charlatanes que describes en tu articulo. El coaching desde mi experiencia es libertad de elección, es vivir tu realidad, así esta sea nada agradable, es diversidad y respeto del ser humano por lo que quiere alcanzar, son opciones, ¿es motivación? claro que lo es, pero no bajo esa premisa estúpida y obsesiva de creer que tienes que vender a tu madre para alcanzar el “exito”, porque antes que nada son valores, principios, ética lo que se propone en un proceso de coaching. Tu curso on line debe haber sido una porquería para que tengas una idea tan distorsionada de lo que verdaderamente es el coaching. Espero no te sientas ofendido por favor, es lo que menos deseo…por lo demás me pareces un tipo simpático que se ha dado un tremendo trabajo en “investigar” solo desde el lado folclórico del asunto jejeje. Un abrazo y gracias, de verdad, porque me has ayudado a darme cuenta que hay una serie de charlatanes por el mundo vendiéndose como coach sin serlo.

            2. Marcos

              El coaching se basa la mayoria de las veces en piezas defectuosas. Pseudocuencias incapaces de demostrar su efectividad: PNL, eneagrama, constelaciones familiares, etc.
              A parte de la estupidez de centrarse en las fortalezas. Demostenes no habria llegado jamas a ser el paradigma de la oratotia si hubiera tenido la inmensa desgracia de que se le hubiera cruzado un coach en su camino.
              Es una actividad lucrativa carente de rigor y etica.

            3. Griseo Autor de la entrada

              Pues porque es una muestra de lo que todos solemos ver del coaching en las empresas. Aquí mismo hay comentarios de personas a favor del coaching que te lo defienden y te lo pintan como un nuevo giro del marketing. Unos dicen una cosa, otros la contraria, supongo que la idea es que hay que despistar o yo qué sé.
              Ojalá el curso hubiera sido un curso online, para que hubiera podido desconectar del tema cada 5 minutos y me hubiera durado meses y meses hasta acabarlo dejando.

        3. Lili

          Muy cierto Patty, en mi caso mi exesposo tomó el dichoso cursito disfrazado de “liderazgo” que acabó con mi hogar, dónde según él se encontró a si mismo y yo era tóxica para lo que quería ser. Lo curioso es que sí encontró algo, mejor dicho a alguien, otra mujer que hizo el mismo cursito y por la que acabó con el hogar que habíamos construido en seis años.

          Responder
          1. Karen

            Dios mío Lili! Estoy en la misma situación! El coaching destruyó mi matrimonio… Mi esposo tomó el curso y se volvió loco. Tiró a la basura 9 años de matrimonio con 3 hijos pequeños. Yo entré en shock porque según como yo lo vivía, mi matrimonio estaba bien… Familiares y amigos me preguntan qué pasó? Y yo sigo sin respuesta (nos impactó a todos). Después de ser un hombre ejemplar y honesto se volvió un mentiroso, cruel e infiel (con una chica de su trabajo que también cree en todas esas tonterías). Según él necesita cerrar ciclos y encontrarse él para alcanzar su felicidad. Y lo último que me dijó en tono muy irónico fue: no sabes el gusto que me dio ver que no has cambiado nada! (Como reafirmando que su decisión del divorcio fue la correcta). Y hoy platicando con una persona sobre lo que me pasó me dijo: eso del coaching no es muy bueno porque rompe la estructura de la personalidad… Eso fue lo que le pasó a tu esposo. Él cayó en depresión y hasta llegó a insinuar que se quería quitar la vida.

            Responder
        4. Laura

          Hola Patty, siento curiosidad, cómo terminó la situación con tu esposo? Yo estoy pasando exactamente por lo mismo.. MI marido quiere la separación luego de realizar el curso de coaching de liderazgo y no le importa nada, ni la familia, ni los hijos.. sólo busca SU felicidad..

          Responder
          1. Juan Aldair

            A mi opinión es realmente estúpido echar la culpa al coaching por este tipo de situaciones. Cuando uno es lo suficientemente maduro sabe diferenciar lo bueno de lo malo, y la forma correcta de como utilizar aquellos conocimientos adquiridos. No anda creyendo cualquier cosa ni se deja lavar el cerebro por terceros. A mi me aportó bastante para dejar atrás el conformismo, lo mismo hice con mi familia y nos fue de lo más bien.

            Responder
            1. Griseo Autor de la entrada

              La verdad es que no sé a qué te refieres con suficientemente maduro para saber diferenciar lo bueno de lo malo. Tampoco sé a qué te refieres con la forma correcta de cómo utilizar aquellos conocimientos adquiridos. No hablo en broma.
              Supongo que es todo una forma cómoda de decirnos que nos falta un algo, como que tenemos una especie tara o algo. En fin.
              Yo creo que una persona que ha llegado a formar una familia tiene una visión de la vida muy completa y ya hay varios casos por acá de personas que les ha sucedido lo mismo que a Patty o Laura. En mi caso soy soltero y al principio me lo tragué todo con papas, luego tras los cambios en el trabajo me fui desengañando, pero también hubo compañeros de trabajo que seguían con el tema y no eran personas precisamente personas no maduras ni que no supieran masticar.
              Por fortuna hace años que ya no trabajo para esa empresa, la cual, por cierto, es multinacional, hay personas que no pueden decir lo mismo. Y lo peor es que conozco de casos de estos en otras empresas y, por ahora y por desgracia, no he conocido un caso bueno.

    2. olga lucia hernandez

      totalmente de acuerdo yo estuve durante dos años o estoy recien en una de estas formaciones pero no terminaba de avanzar por muchas cosas mi vida economica y de prosperidad y me he sentido que como no he cambiado mi lenguaje positivo me han alejado o discriminado del grupo “””” y yo les digo coño soy madre soltera no tengo ahorros y vivo en venezuela me ha costado ser uma mujer de exito con todas estas situaciones alli y me han echo sentir que soy yo la que esta defectuosa si me puede orientar le agradeceria olga HERNANDEZ DESDE VENEZUELA.

      Responder
  6. Polo Calder

    Ante todo muy buen trabajo, muy concienzudo y no dejo de preguntarme el “para que” de tal. En todo caso viene muy bien para aclarar sobre los distintos tipos de Coaching.
    El Coaching Ontologico es la rama practica de la filosofia “Ontologia del Lenguaje”, la cual postula que en el Lenguaje (expresado por el Cuerpo, la Emocion y el Habla) nos construimos como Seres. Este nuevo postulado filosofico nacio de la sabia mente de Rafael Echeverria -sociologo chileno devenido en filosofo- quien fundamenta sus raices en el LIbro Ontologia del Lenguaje. Recomiendo su lectura ante tanta habladuria fundamentada en experiencias practicas llamadas Coaching que en su fundamento no lo son.
    Entonces cuantos tipos de coaching hay? Tantos como charlatanes hay en esta tierra.
    Ante un informe como este, el lector corre el riesgo de llevarse una impresion negativa sobre esta filosofia, la cual como toda corriente nueva tendra sus detractores a ultranza.
    Lo que me lleva a pensar si la Psicologia ya no ha pasado de moda y ya esta dejando de brindar las respuestas que solia dar ante un mundo dinamico y cambiante:
    – cada vez hay mas terapeutas, porque cada vez hay mas pacientes, no sera que ya no pueden dar las respuestas que la gente comun necesita?
    – todos son diagnosticos, no sera que la gente que asiste a terapia, esta cansada de que le den soluciones enlatadas y que le digan que su mal se cura de tal o cual manera?
    – la psicologia de Freud trata sobre el placer, la de Adler sobre el poder, la de Victor Frankl sobre la voluntad (dice: soy un enano que me subo a los hombros de dos gigantes y puedo mirar mas lejos).
    Entonces, se debe reflexionar sobre que la psicologia tradicional esta dejando de dar respuestas tal como lo hicieron otros paradigmas como en su momento fueron algunos dogmas o religiones.
    Asi entonces la gente comun, adonde se dirige a buscar respuestas sobre lo que le acontece?
    El Coaching Ontologico, el que se brinda por profesionales estudiosos de la carrera avaladas por titulos de organizaciones Internacionales se proyecta como una alternativa solida ante tanto desvario y des-respuestas.
    Estara en la responsabilidad de cada persona que acceda a los beneficios de esta nueva practica averiguar en sitios seguros en manos de quien se pone. Se debera tambien ser cuidadoso al acceder a algunos cursos sospechosamente gratuitos como asi tambien los que prometen y propugnan un cambio total en la vida de las personas.
    Existe un gran desconocimiento en el comun de la gente sobre la Ontologia del Lenguaje y sobre el Coaching Ontologico, el cual nada tiene que ver con estos cursos o seminarios gratuitos o de pocos dias/meses. Seria bueno que se aclarara aqui esta diferencia, de otra manera se corre el riesgo de etiquetar al Coaching Ontologico de la forma que aqui se expresa siendo que no es asi. Y lo que este postula precisamente es la diversidad de miradas.
    Asi como tambien se debiera averiguar sobre si el psicologo al cual recurre tiene el expertise necesario como para diagnosticar porque no podemos soslayar el hecho de que por haber estudiado unos años y obtener ese titulo, se puede dar por sentado que puede ejercer como si fuera un experto.
    El siguiente es un listado sobre adonde se puede acudir en busca de informacion concreta respecto del Coaching Ontologico y sus fundamentos:
    – Ontologia del Lenguaje, Rafael Echeverria
    – Liderazgo, Jim Selman
    – El hombre en busca de Sentido, Victor Frankl
    – Coaching y Diversidad, Kaufmann y Cubeiro
    – Metamanagement, Fredy Koffman
    – Introduccion al pensamiento complejo, Edgar Morin
    – ICF, International Coaching Federation.
    – Competencias Claves en el Coaching Profesional, ICF
    Mis mejores deseos a quien se encuentre en la busqueda de respuestas y no diagnosticos en cualquier disciplina seria y fundamentada. Salud!

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      El “para qué” está bastante claro, el charlatán quiere ganar dinero y por otra parte luego hay discípulos que se lo creen. La cosa está llegando a tal nivel que ya el coaching se junta en foros y ferias de pseudociencia, magias y demás historias similares (por ejemplo http://blogs.elcorreo.com/magonia/2013/10/04/punset-sera-la-estrella-de-una-feria-de-promocion-de-la-pseudociencia-la-magia-y-las-terapias-alternativas/ ), supongo que es donde le corresponde.

      Todo lo que sea analizar el lenguaje gestual, el habla o incluso la respiración puede llevar a malentendidos. Es bastante curioso que nadie se atreva a analizar gestos de gobernantes antes que alguien tome una decisión fatal para una nación, y que la gran parte de las veces se haga a posteriori. ¿Por qué no se hace? Porque fallan, porque hay un restringido número de gestos iguales, hay unos cuantos que pertenecen a un grupo de individuos y los hay que son totalmente individuales. Incluso con las microexpresiones se fallan en esto. Me hacen gracia los documentales que son sobre las expresiones, en uno vi un tipo hablando con un ex-presidiario analizando sus gestos y al terminar dice “me da que sigue mal”, contras tienes su informe de lo que dicen los funcionarios de cárcel de él, ¡como no vas a acertar! Para eso ni necesitas gestos ni nada. Yo mismo me he puesto de brazos cruzados en una situación cómoda y muy feliz, y gente que sabe gestos me pregunta porqué estoy como enfadado, y yo les digo que “no, que estoy bien”; tener que estar pendientes de ciertos gestos míos que la gente considera como “malos” cuando no tiene nada que ver con lo que siento o pienso, es bastante absurdo, además de sectario. Al margen de esto se ve claramente que tenéis un grave problema la gente que os dedicáis al coaching ontológico, más que nada por los que lo utilizan para sectas. No sé yo, pero la psicología tiene programas para salir de sectas, no para entrar en ellas.

      La psicología está en constante evolución y para nada es vetusta, es más en estos siglo se ha avanzado tantísimo que podemos detener e incluso curar montones de enfermedades psicológicas que hace un siglo no habríamos sido capaces. Hace muy poco lo más normal es que un psicópata fuera ejecutado por hereje, encerrado en la cárcel, o extirpado una parte del cerebro. Actualmente hay tratamientos (e incluso con pastillas) que permiten que no haya que llegar a estos extremos en muchos casos, comparar la religión o dogma (quemar al enfermo mental, matarlo por hereje) con algo como la psicología (curar o mínimo que la calidad de vida de ese enfermo mental se acerque lo máximo a la de una persona normal) me parece algo sumamente kafkiano. Podemos decir que una buena parte de la psicologia de Freud ya ni se usa (sus sucesivos discípulos la fusilaron, en especial por esa afición de relacionarlo todo con el placer), gracias a poder abandonar teorías que se demostró que eran falsas; así gracias a esa capacidad de evolucionar que tiene, la psicología ha ido avanzando (al igual que la ciencia). No existe una psicología tradicional, al igual que no existe una ciencia tradicional, por eso mismo, porque lo tradicional está bien para ver en qué nos equivocamos en un pasado, pero lo real es la psicología a la que hemos llegado.

      El núcleo del coaching busca una buena parte de sus respuestas en un sentido positivista y motivador, el mismo que también favorece la creación de burbujas económicas movidas por ese optimismo de “la vivienda nunca baja” o “siempre podemos pedir más crédito para pagar este crédito”, el mismo que despide a empleados (a los que llegan hasta a etiquetar de “empleado tóxico”) que avisan de que la empresa está cometiendo una grave imprudencia (y meses después la empresa efectivamente está en la quiebra), que ayuda a crear crisis como la que estamos viviendo en el mundo, y que engaña a enfermos de cáncer que piensan que por el mero hecho de pensar en positivo se curarán, cuando no es así. Como he dicho y diré, si quitamos esto y las pseudociencias como la PNL, descubriríamos un montón de charlatanes por un lado que no saben hacer otra cosa, y por otro lado nos quedarían eficientes psicólogos y orientadores profesionales de toda la vida, a los que el coaching ha empobrecido en parte sus enseñanzas, pero han ganado ellos más dinero porque el coaching es lo que está de moda (pero como todo, ya se acabará esta moda en el mundo empresarial).

      A mí, la verdad este tema más que odio o rabia, me da pena. Hay gente a la que tras un proceso de coaching llega a aprender gastando más dinero y tiempo (por no hablar de ahora el comecocos que tienen con “debo pensar en positivo, debo pensar en positivo, debo pensar en positivo,… que no decaiga mi motivación, que no decaiga,…”), lo mismo que hubiera aprendido con un orientador profesional (con menos dinero y en menos tiempo) y sin ese comecocos. Está clarísimo que en los entornos laborales esto se está imponiendo para que convencernos de que no cambiemos de trabajo y aceptemos un salario menor al que nos corresponde y un estilo de vida cada vez más bajo (ya uno no puede pensar ni en alquileres, tiene que pensar en alquileres compartidos), basta con ser de los más bajos de la pirámide para darse cuenta, sin embargo cuando te despiden se aseguran de hacerte llorar. Y se supone que esto es el cambio. Por suerte, cada vez hay más pruebas de eso que tanto me gusta decir de que protestar por tus derechos sirve de algo http://www.eldiario.es/agendapublica/impacto_social/Huelga-Baleares-protestar-incluso-sirve_0_181282447.html

      Un saludo.

      Responder
    2. Oscar

      Hay que tener cuidado con lo que se afirma, hay una cantidad de personas que se dicen expertos en este tema, de allí a que lo sean habría que ver, usted habla de Echeverria, pero lea unas declaraciones de Maturana respecto a la técnica de coach y respecto a Flores, Echeverría y otros los usos dados por algunos a dicha técnica desde el punto de vista ético y moral .

      Responder
      1. Mindchild

        Oscar, totalmente cierto el aspecto manipulativo del coaching pero no puedo estar en absolulto de acuerdo con ese relativismo que parecen compartir coaching y Maturana (“no existe realidad independiente del observador”) eso es pseudociencia pura, lo digan los del coaching o lo diga Maturana.
        Recomiento encarecidamente a Mario Bunge. A esa estupidez él la llama “textualismo”. Esa gente se cree que la realidad es como un texto que debe ser interpretado (obviamente por ellos). Si eso fuera cierto no tendría sentido “hacer ciencia”. Por tanto, es pseudociencia pura y dura. O en lenguaje más llano, el ejemplo clásico: se nos mean encima y nos dicen que es lluvia.

        Responder
  7. juanpitas

    mmmmm el coaching sin tantisimo royo nace de la palabra coache que es de un individuo por las europas que fabricaba caretas o lo hoy llamado coches(se parecen verdad) y se decía que el hombre ese llevaba del punto A al punto B de ahi los entrenadores, si entiendes verdad? y es la recopilación de getalt, disain,autopoiesis,conceptos de humberto maturana,dianetica,pnl,contelaciones familiares y etc. etc.disculpa pero no tienes la menorcicicisima idea de que es, y no eres tu ni como ser tantito mas que este proceso ni daras nunca los resultados que este da

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Mírate las fuentes de este texto, anda, y déjame de historias de procedencia de palabras (qué me prueba que por elegir, y más a mitad del siglo XX, una palabra u otra la historia sea diferente; podría Timothy Gallwey o sus posteriores discípulos haber usado otra palabra diferente para designar lo mismo y la crítica sería la misma). Y luego hablaremos de tus faltas de HORTOGRAFÍA y lo que es peor aún, tus faltas de expresión.

      Y ya que te metes con mi vida, estoy contento con mi vida siendo tal y como soy, y no voy a cambiarla por un estado psicótico en el que tenga hasta que creer en una interpretación de gestos paranoica ni en revisar como poseso que no haya nada que me pueda desmotivar cada dos por tres, porque quiero que las personas sean quienes son y con su libertad de pensamiento, palabra y obra; y si no puedes asumir eso, allá tú.

      Responder
      1. Juan Aldair

        Al final de cuentas uno mismo decide que es necesario para su propio crecimiento: todos somos diferentes, tenemos distintas metas, sueños, creencias basadas en experiencias propias, y eso se respeta. Siempre y cuando no hagamos daño a nadie. Así como veo a puros charlatanes que solo buscan lucrar, hay buenos “coach” que te ayudan de verdad (por lo menos eso hicieron conmigo). Por eso es bueno analizar, investigar al respecto y leer mucho. No dejarse “lavar el cerebro” solo porque sí. Por algo tenemos capacidad de razonar.

        Responder
        1. Griseo Autor de la entrada

          Hay personas que son profesionales en lo suyo y han tenido que ponerle la etiqueta “coaching” para poder comer mejor cada mes.
          Sobre lo de “dejarse lavar el cerebro” ya le he contestado en el otro comentario, pero vuelvo otra vez, en resumidas cuentas nadie se deja lavar el cerebro. Que a mí me gustaría decir que soy el puto amo y que nada más ver el coaching por primera vez dije “menuda basura”, pero no fue así. Me convencieron y luego cuando vi que estaban pasando cosas raras me dediqué a analizar mi entorno y vi qué estaba pasando a mi alrededor en aquel nocivo entorno laboral causado por el coaching. Y es importante esto: a veces los problemas no vienen de uno mismo, sino del entorno. No somos dioses inmaculados que podemos solucionar problemas sólo con el mundo de las ideas, hay que bajar a la arena y observar. Y muchas veces necesitamos gritar ayuda y que los amigos, compañeros y/o la familia nos ayuden porque hay problemas que una sola persona jamás podrá solucionar.

          Responder
  8. Nyx

    Me ha encantado tu entrada y, sí, me la he leído hasta el final, jejejeje… Y es que se agradece leer algo tan bien documentado y que ponga en su sitio esta PLAGA que está sufriendo la sociedad actual.
    He comenzado a estudiar Psicología este año, y he de confesar que todas estas tendencias me producen urticaria, pero se han introducido tanto en el pensamiento de la gente que parece difícl conseguir extirparlas. Leo a diario en el muro de mi Facebook varios cartelitos de estos motivadores, acompañados por imágenes preciiosas y muy tiernas, que van soltando frases supuestamente célebres y que suenan a verdad lapidaria. Encuentro un mínimo de uno por día, y casi me tengo que morder los nudillos para no contestar de una forma mordaz (tampoco es plan de ofender a los amigos) y ridiculizar la basura psicológica que plantean. El de hoy era bonito, llevaba una foto preciosa de un bebé, y rezaba algo así como que la vida era un poema donde ningún verso debería rimar con tristeza. ¿Pero qué monstruosidad es ésta? O sea, que si pierdes a un ser querido, ¿tampoco puedes sentirte triste? Ah, no, que ha pasado a ser uno con la energía del Universo y eso debe servirnos de consuelo… ¿Y si un familiar o tú mismo padeces una enfermedad de cierta gravedad? No, porque la enfermedad resulta que es culpa tuya, ya que has modificado tu ADN para mal con pensamientos negativos, y tus síntomas sólo son la expresión de un problema a nivel psicológio… ¡Qué magnífica oportunidad para redescubrir nuevos caminos de sanación espiritual y física! ¿¿¿ACASO ESTAMOS VOLVIÉNDONOS LOCOS???
    Luego leo uno de los comentarios anteriores y me entero de que la Psicología “tradicional” está desfasada… Claro, claro… lo guay es hacer un cursillete – que a lo mejor, hasta te lo convalidan con un máster Bolonia – para aprender a atraer pensamientos positivos y a hablar bien, no vaya a ser que el Universo se mosquee… Pienso luego en lo lógicas y bien equilibradas que me parecen, por ejemplo, las aportaciones de Jung sobre la sombra psicológica y casi me da un pasmo; así que Jung está desfasado y la sonrisa perpetua es lo que nos va a ayudar a salir del atolladero. Pues precisamente utilicé las apotaciones junguianas el otro día para desbaratar una de estas manifestaciones de pensamiento positivo: si alcanzaramos la perfección absoluta, el estado de optimismo absoluto, proyectaríamos una sombra tremenda en nuestro subconsciente, donde se acumularían toda la tristeza, el pesimismo, e incluso nuestra capacidad de evaluar la realidad de manera objetiva, QUE ESTAMOS NEGANDO SISTEMÁTICAMENTE y todo eso acaba siempre por salir, y de forma rebotada.
    Los sentimientos que habitualmente catalogamos de negativos actúan como una especie de “regulador” de la mente, siempre que no lleguen a dominar la psique, pero de forma moderada, SON NECESARIOS. Cuando te sucede algo que te sobrepasa, lo más sano no es que esboces una sonrisa y sigas adelante: lo más lógico es desplomarse, llorar un buen rato en tu cuarto y luego, sí, luego pensar en qué hacer y seguir adelante, pero sin la sonrisa de pego, que no sirve para nada, y sin meterte prisa y atosigarte con la idea patológica de que hay que ser siempre feliz. Si algo te enfada, lo más saludable no es tragarse el enfado para evitar que el Universo te rebote tus neuras, sino expresarlo, de una manera controlada, pero expresarlo. Cualquier método o doctrina que trate de cercenar o ignorar el lado oscuro del ser humano es incompleta y falaz.
    Lo de la Ley de la Atracción roza el esperpento y la desvergüenza. No conocía la atrocidad del tsunami, que me ha parecido digna de psiquiátrico o, sencillamente, fruto de la más retorcida malevolencia, pero la afirmación ésa de por qué el 96% de la gente es pobre ya me resultó insultante e inhumana. Sugerir que los niños africanos que mueren de desnutrición lo hacen porque, o ellos o sus padres son incapaces de atraer la abundancia a sus vidas me parece de una brutalidad sin nombre, pero es muy cómodo de pensar, porque obviamos toda responsabilidad del Primer Mundo sobre la situación del Tercero, obviamos las guerras, el tráfico de armas, el colonialismo y el neocolonialismo. Eso sin meternos en honduras metafísicas de lo absurdo que es pretender reducir el Universo o a Dios – para los creyentes – en un servidor a la carta de nuestros caprichos y deseos, en una varita mágica que te consigue el collar que te gusta (como en el vídeo del Secreto), el amante perfecto y una salud de hierro.
    Me da también mucha risa pensar en cómo casaría todo este pensamiento positivo con problemas como, por ejemplo, los trastornos del espectro autista;me imagino a un coach intentando tratar a alguien que padezca Síndrome de Asperger y la escena sería de traca. Muchas de estas personas ni siquiera procesan las emociones como el resto – por no hablar de la expresión de las mismas-, ¿cómo las convenceríamos para estar y parecer siempre positivos? Claro que alguien con SA rararmente acudiría a un coach, su pensamiento estrictamente racional le haría ver este cúmulo de sandeces desde lejos. El pensamiento positivo a ultranza se salta a la torera cualquier influencia de la biología en los procesos psicológicos y, créeme, a mí también me encantaría pensar que no existe, pero resulta que si careces o eres deficiente en tal o cual neurotransmisor, ni pensamiento positivo ni gaitas.
    Este comentario también es bastante largo, pero menos no haría honor a tu soberbio artículo. Muchas gracias por ayudar a que algunas personas se quiten la venda de los ojos en estas cuestiones. Por cierto, el vídeo de Barbara Ehrenreich no lo había visto, y ha sido genial descubrirlo.

    Responder
    1. JUANA

      Casi totalmente de acuerdo con ustedes, pero llámese psicólogo, coach, terapéuta, etc., hay personas con título que se dedican a esto y la verdad están peor que sus “pacientes” yo creo que un buen profesional en estos temas es aquel que ha trabajado todos los conceptos q ha estudiado en sí mismo, que tiene mucho trabajo interno, por llamarlo de alguna manera, por poner un ejemplo: los Sacerdotes, muy santos y son pederastas la gran mayoría ó como el Papa, disque representante de Dios en la Tierra???? esto está peor q la Ley de la Atracción, en fin hay que tratar de ser congruentes con lo que haces, dices y eres,!!!

      Responder
    2. Jorge Lopez Lopez.

      Pues tengo que decirte que yo trabajo en un Centro Residencial de Autismo, y resulta que nos hacen reuniones de mejoramiento de calidad de vida basándose en el COACHING, te dicen movidas en plan, “que puedes hacer para mejorar como trabajador”, “¿que cosas de tu vida, están afectando a la no consecución de tus sueños?”, etc etc. De momento solo lo aplican a los cuidadores, pero creo que no tardarán mucho en aplicarlo a los chicos con autismo. De hecho supongo que sabrás que hay una corriente de la psicología, llamada psicología positiva, de Selligman, que es una versión superlight del Coaching. Pero bueno, al menos tienen una base teórica y cierta razón en ciertas cosas. No en la fórmula de la felicidad, que dicen que es un sumatorio de x elementos que ahora no recuerdo. Nunca entendí porque no podría ser una integral, o una derivada o lo que sea. En fin…el mundo neoliberal y sus fabulosas imposiciones laborales.

      Responder
      1. griseomitran Autor de la entrada

        Parezco un comercial, pero tengo que decir otra vez eso de “pues en Sonríe o Muere de Barbara Ehrenreich”. Pues eso en ese libro hay un capítulo dedicado a la susodicha fórmula de la felicidad junto con una crítica a ciertas cosas raras de la psicología positiva.

        Responder
  9. Tomás Morales

    ¿Pero qué coño es el pensamiento positivo sino el optimismo de toda la vida?. ¿Y no puede llevarte al desastre un exceso de optimismo?
    ¿Y qué es el pensamiento negativo sino el pesimismo de toda la vida?.¿Y no puede llevarte al desastre el exceso de pesimismo?.
    ¿Pero es que nos hemos vuelto gilipollas?. ¿No habrá que ser optimista y disfrutar cuando las cosas vengan bien y luchar para procurar que vengan?
    ¿Y cómo no voy a estar triste y ser pesimista ante una aciaga situación y luchar para que no vuelva a ocurrir y para olvidarlo lo antes posible?.

    Responder
      1. Tomás Morales

        Hegel, el filósofo idealista, afirmaba: “si mis ideas no están acordes con la realidad, peor para ella”.
        Decir eso de que si el tsunami les llegó fue porque…. es para meterlo/a en la cárcel, eso es un delito, además de …. (ne quiero decir palabrotas)

        Responder
  10. Pepe

    La mejor forma de dar energía positiva a los empleados es DANDOLES MAS PASTA y dejaos de coaching y capulladas. Pero en vez de eso se le paga al coaching, flipa colega.

    Responder
    1. Nyx

      Muy bueno, pero ellos quieren precisamente lo contrario: todo el pensamiento positivo del coaching empresarial es en realidad una máscara para meter mentalidad competitiva: si “tú” eres el que obtiene el éxito (o tu equipo, tanto da, porque en un equipo tú tienes que aspirar a ser el líder o una parte “proactiva” básica), la colaboración no importa, y mucho menos la unión de la gente. Lo que se busca es demostrar que se es mejor que el de enfrente, para que cuando te paguen menos que a él, te sigas esforzando yendo detrás de la zanahoria, y cuando te paguen más te hinches llenito de suficiencia.

      Responder
  11. Verdades

    He terminado un pequeño cursoo coaching y me da que si bien te has informado lo has hecho en lugares y con gente equivocada. El coaching es una herramienta, y como toda herramienta si se usa correctamente donde y cuando toca es muy útil, y si se usa mal todo lo contrario.

    El coaching consiste en ayudar a que otra persona encuentre SU solución a SU problema. Para lograrlo el coach ha de aprender a comprender y empatizar con la otra persona, e intentar ayudarla sin recurrir a consejos sacados de la experiencia personal del coach. Si el coach intenta llevar a su cliente hacia una solución concreta que ha surgido del coach y no de su “coachee” ya no es coaching sino adoctrinamiento.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Vuelve a leer mi texto y todas las notas. Si no tienes ganas te lo digo en una frase: si sólo ayudas a alguien a través de la motivación y sin dar consejos sacados de una o varias experiencias de ensayo-error, eres un fraude. Toda nuestra civilización se basa en el ensayo y error, toda nuestra experiencia se basa en la experiencia de otros, somos enanos a hombros de gigantes.

      Responder
      1. Verdades

        Te puedo explicar los placeres del sexo o de saborear un buen vino, pero hasta que no lo experimentes por ti mismo no los sentirás igual. ¿Cuantos consejos basados en la experiencia nos han dado nuestros padres y hemos ignorado aún ser buenos?

        Las ideas surgidas de uno mismo son mucho más potentes que las surgidas por otras personas. Es un hecho y eso es lo que intenta lograr el coaching.

        Por otro lado este no basa su ayuda solo a través de la motivación, sino a través del razonamiento, el autodescubrimiento y también la experiencia, pero la del “coachee” no la del “coach”. ¿Que no es la panacea ni la solución a todo? Cierto, tampoco lo intenta ser.

        Responder
      2. griseomitran Autor de la entrada

        A ver, primero me hablas de practicar sexo y saborear vino y luego vas y comparas eso con… ¿los consejos que da mi padre para que no cometa sus mismos errores? (que por otro lado no sé qué tiene que ver tal comparación tan divergente con lo que estábamos discutiendo) Yo lo siento, pero tras este gran bajón erótico-festivo no puedo leer los siguientes párrafos de tu comentario. En los 7 años que llevo en este mundo de los blogs jamás me han comentado algo así.

        Responder
  12. Pingback: Acertijo 1 | Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer

  13. Pepe

    Tengo un amiguete que está interesado en entrar en un grupo de coaching, pero me huele que es una secta. Me ha dicho que muchas personas de su familia están metidas ahí, y eso ya de entrada me hace sospechar. Además para entrar le piden 400 euros. Está casi convencido de meterse y eso que es de economía humilde. ¿Cómo puedo encontrar pruebas sobre si es o no una secta?. De todas formas solo con estos datos yo creo que es bastante claro. ¿Cómo puedo convencer a mi amigo de que no vaya a ese “curso” tan caro?.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Pufff… A ver, los cursos de coaching suelen costar caros y sí, los hay que rondan por ese precio. Yo te diría, para empezar, que estés seguro de que se mete en una secta. No soy experto en sectas, lo que sé de coaching es por un curso que hice, y porque en donde trabajé hasta hace casi un mes se nos aplicaba (y se sigue aplicando) a los empleados el coaching, y claro los que cobrábamos poco pues no pasamos por el aro tan fácilmente, incluso hay quién se pone hasta a investigar sobre el tema, que es lo que me pasó a mí. xD

      El consejo que te doy es que te pongas en contacto con profesionales para que te asesoren y así poder asegurarte de si, en lo que se quiere apuntar tu amigo, se trata de uno de esos grupos sectarios que usan el coaching para camuflarse (tal y como cuentan en http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/05/10/catalunya/1368212943_777750.html ) o no. Los que te aconsejo son:

      – AIS (Atención e investigación de socioadicciones) http://www.ais-info.org/ (es una asociación fundada en 1977 que desde sus inicios ha centrado su actividad preventiva y asistencial en los trastornos generados por relaciones sectarias y otros procesos de manipulación psicológica).
      – Red de apoyo para las víctimas de sectas http://victimasectas.com/

      Un saludo .

      Responder
  14. ALEX SANTIGOSA

    Bien, pasaron los meses y puedo hablar con mucho más conocimiento de causa. Hice mi master en Coaching, pasé mi proceso personal y familiar (duro, difícil y en el que todavía estoy) y puedo decir claramente que no tiene ningún sentido echarle las culpas al Coaching. En mi caso -y puedo estar muy equivocado- tengo muy claro que el error se encontró en la pésima dinamización emocional del grupo en el que me encontré. Cuando realizas un trabajo donde intentas identificar emociones y creencias, debes realizar un auténtico acompañamiento personal y grupal. Es decir, debes hacerle ver a los participantes de que sus visualizaciones no tienen porque significar la verdad ni el camino a seguir. Recuerdo algún compañero del curso que comentaba sus experiencias y se reía, porque no las identificaba con su realidad más cercana (ni remota). Eran auténticas fantasías visuales que no se correspondían con su día a día, y por lo tanto, lejos de llevarlo a una situación de caos, lo deberían haber llevado a un campo racional dónde nada de eso parecía tener ningún sentido para él.
    En mi caso, pues deciros que algunos ejercicios me sirvieron para llevar a cabo aquellas cosas que ya hacía tiempo que tenía pendientes de realizar. Sí, el coaching es muy insistente en llevar a la acción aquellas cosas que siempre has tenido pendientes y que nunca has podido/querido/atrevido llevar a la realidad. Otros, me transportaron hacia una total y absoluta confusión emocional que, además, me afectó a mi y (lo que es peor) a mi familia. Al final, la vida te demuestra con hechos, lo que realmente quieres y necesitas. Yo tuve que perder a mi mujer y a mis hijos durante un corto espacio de tiempo, para entender que lo realmente importante en mi vida siempre han sido ellos. Decir que el Coaching fué el culpable de todo esto es, sinceramente, mentir. Decir que todo proceso formativo de coaching requiere de un acompañamiento emocional profesional y cercano, es decir la verdad.
    Mi segundo análisis se traslada hacia otro ámbito en el que me siento muy identificado: el del estudio de los discursos dominantes (desde un punto de vista Foucaultiano) y el del análisis crítico de la realidad social. Efectivamente, nada de lo que se fomenta y se promueve, es gratuito ni está exento de intenciones. Resulta conveniente analizar qué tipo de persona se fomenta desde el Coaching. Cuando damos ejemplos y explicamos los ejercicios, Qué estamos fomentando en realidad? Foucault lo explicaba de manera extraordinaria en sus clases de la College de France, y que tenéis recogidas en el libro llamado “Nacimiento de la Biopolítica”. Impera un discurso (llamadle “ideología” si lo entendéis mejor) fundamentalmente liberal: una persona que no debe centrarse en sus círculos de preocupación (la política, los gobiernos, los estados, las guerras,…) sinó en su propio círculo de influencia (es decir, en aquellas cosas que estén en su mano y que pueda esperar un retorno cercano y para él). Un ser humano que se responsabilice de sus actos y no los achaque a los demás, y si lo hace, que intente reconocer esas emociones que dirige hacia los otros, como emociones propias que hablan de él mismo. Es decir, un ser humano que no mire más que a sí mismo, individualista y acrítico con cualquier tipo de sistema. Un ser humano dentro del Panóptico Foucaultiano, donde todos formamos parte de una especia de enorme “Gran Hermano” en el que todos nos vigilamos, los unos a los otros, pero ninguno debe criticar al sistema. Matrix, Los Juegos del Hambre,…?
    Lo bueno del espíritu Foucoultiano es que no se trata de una teoría de la conspiración, ni nada por el estilo. Las políticas de empleo británicas están fomentando el Coaching como parte del proceso de orientación y acompañamiento a los parados de ese país. Tomar consciencia de esto, no quiere decir que debamos cargarnos al Coaching: quiere decir que debemos reenfocarlo, y ser conscientes de las “ataduras” ideológicas para promover nuevas maneras de plantearse sus dinámicas.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Pero las cosas buenas que tiene el coaching, como ya escribí, no son más que cosas que antes ya estaban ahí. La única diferencia y lo malo son los condimentos: la PNL, el positivismo obligado, la creencia en la ley de la atracción y en que todo cambio es positivo. Por supuesto que el eje de todo es una doctrina 100% individualista, el PNL implica que tus gestos y los de todo el mundo son iguales (universales) cuando cada cual ha sido educado de forma distinta e incluso en regímenes distintos (tan sólo pensar que hay lugares que un gesto puede ser una gran falta de educación, porque significa algo para ellos muy distinto que para ti mismo), el positivismo obligado es que tú eres el mejor, la ley de la atracción habla de que el universo trabaja para ti, los cambios se suponen que tienen siempre su lado bueno para ti (no se tienen en cuenta, por ejemplo, el drama de los empleados que has tenido que despedir; incluso para ti es positivo porque piensas que ya se “adaptarán al cambio”). El problema es que si quitamos todo esto, como dije (y que, por lo que he leído, creo que es justo la conclusión que propones en tu comentario), nos quedarán sólo los profesionales de antes de todo esto (orientadores laborales, orientadores de negocios, psicólogos, psiquiatras, comerciales de toda la vida,…) y resulta que eso está muy mal pagado comparado al coaching (el ejemplo que puse fue que tres sesiones de coaching ejecutivo de infojobs cuestan 450 € +IVA y cinco sesiones 750 € + IVA). Es más hay entrevistas a personajes de coaching financiero (eso que dicen que es para lograr “atraer dinero a ti”) que dicen que son un ejemplo de que su método de atraer dinero por el mero hecho de haber conseguido ventas y publicidad con su libro.

      ¿Por qué pasa esto? Pues es muy sencillo: oferta y demanda. Hoy día no hay tanta gente que conoce y dominé el coaching, ahora mismo es un “algo extraño” que le gustan a las grandes empresas y por eso suena tan exótico y atrayente, y punto. En el momento en que mucha gente lo domine, como con toda burbuja, se devaluará. Y esto puede ocurrir pronto ya que: es tremendamente fácil dominar el coaching y pasar cualquier curso/máster de estos (no se requiere una gran agilidad mental, ni siquiera memorística), no hay certificaciones de coaching 100% validas (aunque tengo un titulo de una universidad que me valida como coach personal, gracias a aquel cursillo que hice, ni siquiera esa certificación es válida), ni colegios que puedan legalmente regularlo (ni habrá). El coaching está a total merced del mercado libre. En el momento en que tener un título de coaching sea como tener cualquier cosa las grandes empresas dejarán de demandarlo porque no lo verán útil para discriminar personal. Lo malo: esto se llevará a mucha gente que de verdad merecía la pena de por medio. Lo otro malo: ya estará tan enclaustrada la mentalidad individualista del coaching en la población que diremos que “no haber estudiado coaching si ya se sabía que notaba bien que era una burbuja”. Y lo gracioso es que luego se manifestarán muchos de ellos para pedir una regulación cuando esta gente hablan de adaptarse al cambio y no protestar.

      Sinceramente espero vivir unos años más para reírme tan fuerte de lo contradictorio de cuando tantos coachs decidan salir a protestar, justo ése será el momento de enseñarles lo que uno de esos tan sabios suyos de referencia, esos gurús, escribió del ratón que se quedó muerto de hambre en el laberinto protestando en comparación con el que se “adaptó al cambio” (sí, me refiero a “¿Quién se ha llevado mi queso?”) y que lloren fuerte al ver que ya no pueden justificarse. Es curioso que hablen tanto de vencer creencias cuando tienen tantas ideas sagradas y gurús sagrados, por cierto.

      Como ya dije al final de este texto (de hecho ES la conclusión que puse en este texto, de hecho lo siguiente ES un copy&paste de dicho texto), no pienso ni me gusta pensar que sea una conspiración (hay mucha gente que dice que esto es cosa de la derecha liberal individualista): personalmente, me gusta pensar que este auge del coaching no es más que algo que sucede porque hay gente que “está harta del pesimismo” y de las malas noticias, y quieren buscar una forma de seguir viviendo, pero sin protestar (porque dicen eso de que “está visto que no sirve de nada protestar”), y el discurso del coaching es muy bonito y lo toman; por otra parte hay gente que sigue viviendo bien, que aunque todo el mundo está en crisis ellos apenas han tosido por esta crisis y claro el discurso del coaching refuerza su posición y les ayuda a decir al que está en paro y al que sufre por culpa de esta crisis, la cancioncita de “yo es que me preparé bien y por eso sé adaptarme y tú no”.

      Para mí las conspiraciones no son válidas. Sinceramente no creo que el coaching sea una conspiración de un gobierno, ni de aliens, ni de yo que sé. Me gusta usar más la Navaja de Hanlon: «Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez», porque de verdad pienso que si le quitas al coaching las creencias y estupideces que he detallado en esta entrada, se quedaría todo en algo si no igual, muy parecido a lo que antes había.

      Sólo protestar por nuestros derechos y ponernos de acuerdo ha demostrado a lo largo de la historia ser la solución (además de aprender de los consejos y aprendizajes de otros, por supuesto), sólo hay que ver que con el diálogo se creó este estado de bienestar, y el mal de nuestro tiempo es justo no establecer esos diálogos.

      Responder
  15. Chuso Pérez

    A mí también me extrañó cuando descubrí el programa de coaching en Vaughan Radio, sobre todo por el contraste con otros programas donde cuentan cosas muy interesantes.
    Y me extrañó más todavía cuando vi que el programa era íntegramente en español. Puro Método Vaughan, vaya.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Totalmente. Recuerdo que la primera vez que lo escuché pensé “Pero, pero,… ¿¡Pero cuándo narices van a hablar en inglés!?”. Esto para nada invalida a dicha radio, pero sí a esa sección en perfecto castellano, tan por la cara. xD

      Responder
    2. griseomitran Autor de la entrada

      Me auto-rectifico xD, también toca un poco a esa radio porque Elena es socia empresarial del señor Vaughan, es la parte mala. Aún así confieso que la solución que he tomado es que cada vez que escucho a Elena, cambio de emisora. No he dejado Vaughan radio, porque la verdad es que en otros programas cuentan cosas muy interesantes, y hay profesores muy buenos ahí.

      Responder
      1. Chuso Pérez

        ¡Claro! Si ya en el artículo contabas que es socia de Vaughan 😉

        Y sí, en el resto de la programación siguen contando cosas interesantes, de hecho esta mañana hablaron del sesgo de confirmación que aplicamos al fijarnos solo en los éxitos de las personas que percibimos como exitosas y me pareció entrever una ligera crítica al coaching 😉

        Y si te gustan Los Simpson, el capítulo de “La alegría de la secta” que has seleccionado es un clásico, pero en la temporada 21 el segundo capítulo (“Bart, cero en conducta”), está dedicado a El Secreto, con la

        Responder
      2. Chuso Pérez

        En el comentario anterior se me quedó un «con la» ahí al final que parece que me quedó algo por decir. Pero no, no pinta nada ahí 😉

        Responder
      3. griseomitran Autor de la entrada

        jajajaja… Muy cierto. 😉

        Sí, me encantan Los Simpson y Futurama. Gracias por decirme lo del capítulo de Los Simpson, voy a echarle un ojo. 😀

        Responder
  16. Tomás Morales

    ¿Les importa a Empresarios y Líderes el coaching que no tenga que ver con el rendimiento de sus trabajadores?. Porque “sentirse bien”, “pensar en positivo” y mandangas por el estilo no son sino otros modos de asegurar “tu” productividad, que es “su” ganancia. Crearte necesidades es la manera de tener que buscar y solicitar, tú, remedios para ello que satisfagan esa necesidad “arti-ficial” (creada por un artista)

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      El problema va mas allá. Para ellos el tema es que te tienes que “adaptar al cambio” y “todo cambio es positivo” y “tienes que pensar en positivo”, así el cambio es la precarización laboral y “es positivo”. El interés del empresario radica en eliminar el factor protesta, y tener la libertad de cambiar las reglas del juego, entonando el “esto es lo que hay y punto” y sin un diálogo con el que buscar el punto medio entre los trabajadores y el empresario (puede que ambos perderían libertades con ese diálogo, pero la parte del empresario no saldría tan bien parada como con el “esto es lo que hay y punto”).

      Responder
  17. Tomás Morales

    Acabo de leer uno de los eslóganes de “Escuela para aprender a ser feliz”: “Las personas verdaderamente felices cruzan el mar de la vida nadando. Las demás se contentan con bañarse el la orilla”
    ,!hala!, ya està. !qué bonito!. ¿Pero quién coños ha dicho que para ser más verdaderamente feliz hay que nadar y nadar, cruzando el mar, y no tumbado, observando el mar, oyendo las olas, relajadamente, a no ser que alguien quiera venderme cursos de natación o tenga intereses al otro lado del mar?.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      jajajaja… Supongo que soy yo más simple por decir lo siguiente, pero la verdad es que búsqueda de la felicidad está tremendamente sobrevalorada. La felicidad es sólo un estado de ánimo, no una paz interior, no una meta a la que llegar, ni nada de eso. Algunas veces estoy triste, otras feliz, otras apático, otras melancólico (que no es triste sino otro estado más),… La libertad de poder llorar por la muerte de un ser querido y que nadie te diga “eh, ¿por qué lloras? Podría ser peor, haber muerto de otra forma más horrible”, esa libertad hay que valorarla mucho.
      Soy un romántico al que le gusta sentir lo que quiere sentir sin presión “profesional” alguna para sentir otra cosa. Que nadie me venda o me fabrique manufacturada la felicidad, que me la dará naturalmente un momento que de verdad me haga feliz.

      Responder
  18. Pingback: Contra el coaching: conferencia integra de Barbara Ehrenreich en Zaragoza | Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer

  19. Juan Fonseca

    Bueno, luego de hacer una búsqueda acerca de lo que se comenta en el artículo, con el ánimo de siempre mantener una visión crítica pero a la vez realista de algunas cosas, veo que el autor tuvo una experiencia poco grata con alguna situación que rodeaba el coaching, lo cual claramente define el tipo de texto a expresar. Ahora y a favor de ello en definitiva parece haber más de un avivato que procura aprovecharse de este boom del coaching y con o sin experiencia educativa o de estudio más profundo simplemente crean sus cursos. Pero como todo en la vida siempre habrá de todo, “Los médicos también fuman”. Y generalizaciones expresadas en el texto son imprecisas y no tienen fuentes que puedan permitir una rigurosidad investigativa, por más de que sean verídicas al existir.
    Es el caso en el que se expresa a la PNL como una “pseudosciencia” , donde el autor del actual blog menciona: “y eso que científicos ya han demostrado que no existe correlación entre lo que estás pensando y dichos hechos físicos” dando como referencia un artículo de un profesor que en ningún momento cita cosas como un estudio de correlación de variables o algo similar (cita No. 13), es decir, sustenta su juicio a la luz de una sola fuente. Así que ante esta imprecisión, sin quitarle la exposición de algunas ideas buenas que se pueden encontrar y a la advertencia frente a la aparición de esos avivatos. Le pido tener un poco más de rigurosidad investigativa al descalificar algo que ha venido construyéndose desde hace un buen tiempo en trabajos investigativos mucho más rigurosos que las débiles fuentes aquí presentadas. Así que dejo aquí algunos enlaces a tesis, links web, para sin ánimo a decir que son la última palabra dan cuenta de que se puede tener mayor uso de la rigurosidad al momento de hablar del trabajo de otros.

    http://saber.ucv.ve/jspui/handle/123456789/4085
    https://sites.google.com/site/excelenciaenpnl/articulos-lll/errores-e-imprecisiones-en-pnl
    http://www.suagm.edu/umet/biblioteca/UMTESIS/Tesis_Educacion/Curriculo_Ense/MFigueroaGomez.061809.pdf
    http://eprints.usq.edu.au/21049/2/Kong_EJKM_2012_PV.pdf
    http://www.google.com/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&ved=0CDoQFjAB&url=http%3A%2F%2Fcore.kmi.open.ac.uk%2Fdownload%2Fpdf%2F9426094.pdf&ei=gaPcUt74F8zJsQSNq4LQCw&usg=AFQjCNE9Irr0l8nLo24hDvXdScFrJKxpsw&sig2=Da7jRsDqks2nZhS-QitLAQ

    Este tiene buen sustento matemático para ver que tan certera es la lectura de los procesos mentales con lo que se refleja en los ojos de las personas.
    http://www.scientificbulletin.upb.ro/rev_docs_arhiva/rez7c1_525186.pdf

    Para finalizar digo que muchos de estos trabajos son de construcción documental, sin fundamento matemático, pero son búsquedas más profundas, el último si incluye un método de construcción cuantitativa que ayuda a dejar un poco de lado los sesgos que pueda dar el funcionamiento de las mismas tendencias boom, para ver las cosas con un poco más de objetividad.

    Buen día

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Sobre mis experiencias, mi primera experiencia fue en un módulo de habilidades del inem, mi segunda experiencia fue laboral, y mi tercera experiencia fue aquel curso gratuito, que menciono, de cierta universidad. Que ya es casualidad, digo yo, que tres veces y las tres más de lo mismo. Yo sé que jode mucho la introducción del texto y luego joda el resto porque ver como tus creencias en esta nueva especie de religión para ti son sagradas. La generalización que mencionas (comparando a los coachs más timadores con médicos que fuman, los símiles que usáis los coachs son más o tan raros que lo del camello y el ojo de la aguja de la Biblia) es que critico a todo el coaching, y es cierto critico a todo el coaching porque se basa todo en lo mismo: la crueldad de engañar a alguien haciéndole pensar que puede hacer cosas que no logrará conseguir porque están fuera de su alcance (siendo los casos en los que “gana”, casos en los que “eso” lo podría haber logrado esa misma persona, o casos en los que sólo necesitaba asesoramiento normal y moliente, y no, además de ese asesoramiento, esa clase filosofía que trata de imponerse para todos, siendo no validad para tanta gente). Te voy a contar una cosa, yo de adolescente pensaba, como tú, que si cerraba los ojos y deseaba muy fuerte una cosa, la lograría, pensaba en que podría realizar cambios hasta lo increíble, y me lleve una hostia del copón al comprobar que mis límites están ahí. Hay cosas en las que soy muy listo, pero hay otras en las que soy un perfecto idiota. La gran estúpida crueldad del coaching es no tener en cuenta estos límites, y además forzarles a estar alegres y motivados para que intenten pasarlos.

      Y si no te gustan las fuentes de este texto y las consideras débiles, pues narices, varias de ellas son de tus amigos los coachs, incluso de más de un gurú sagrado que tanto os gustan, así que estás tachando de imprecisa tu profesión. Además de gente que ha pensado e investigado este tema mucho y os ha sacado los colores.

      Que además es curioso, ni un sólo estudio fiable científico o psicológico me has pasado para “desmontarme” lo de la PNL. Yo he pasado un trabajo bastante fiable (de Carlos Álvarez, doctor en psicología y profesor titular en la Universidad de La Laguna, en Tenerife) y de una asociación metida hasta las trancas en esto de lo que es fiable, lo que no lo es y lo que es simple magufería (como es la ARP-SAPC), pero si no te gusta te paso otro texto basado en estudios y textos fiables http://psicotecablog.wordpress.com/2013/07/24/desnudando-la-programacion-neurolinguistica-pnl/ Te confieso que el engaño de la PNL me parece muy cruel. Hacer creer a un ejecutivo/a que quiere impresionar a sus clientes, o a alguien soltero/a que busca la forma de “atraer” (por que usáis ese verbo, “atraer”, destrozáis el romanticismo más que la locas teorías de la Cosmopolitan) a una pareja, que hasta cambiando la forma de respirar, de mover los ojos, tocarse el pelo de una forma o de usar determinadas palabras y no otras que tienen el mismo significado, va a conseguir lo que se propone. Y lo peor es que es bastante ambigua. Pero claro la serie de ficción de “Lie To Me” es muy bonita y pensáis que todos tenemos que creernos que lo que pasa en una serie es real.

      Otra cosa que no entiendo es por qué me hablas de “sin fundamento matemático” cuando quieres decir “sin base científica ni psicológica”. Con eso de redefinir el lenguaje no vamos a ningún lado, es más tienes todas las de perder si vas por ese camino.

      Buen día.

      Responder
  20. Víctor

    Muy interesante y didáctico su pequeño ensayo. Bueno permíteme que te tutee. He estado echando un vistazo a la portada de tu blog. Muy muy interesante. Me has confirmado una teoría que me precipitó el otro día al plano consciente así como surgen las ideas, derepente, aunque seguro que mi cerebro llevaba tiempo trabajando el ella. Es el tema de estamos ante una nueva burbuja, la de las apps para smartphones. Por otro lado, que decir del coaching… Yo ya me río por no llorar, porque cada vez que pienso hacia donde están derivando nuestras sociedades (guiadas por los postmodelnos, los gurúes y otros frikazos muy muy listos, ojo no inteligentes, astutos, con listeza, como decía un amigo mío) la verdad que veo la cosa mu mala. Y ten en cuenta una cosa, si has recibido críticas ( que fíjate si me ha interesado tu artículo que hasta he leido comentarios 🙂 ) es porque has causado un impacto, y además bien argumentado, sobre los cada vez más frikazos o seguidores de frikazos que defienden este tipo de nuevas sectas lavacerebros, o que ven entrañables campañas publicitarias como la de las pasadas navidades de Campofrío (insulto y ofensa para cualquier persona con un mínimo de sensibilidad (¿a lo mejor el problema es que no estamos insesibilizando hasta límites androídicos?). Pues eso hombre, que enhorabuena, me ha molado tu artículo y ya sabes, si te han hecho críticas en las que se han molestado bastante en intentar fundamentarlas, es porque les has hecho pupa en sus creencias. Yo te felicito y te animo a que sigas con tus acertados dardos.

    ¡ Un abrazo !

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      ¡Gracias! Pues sí, la cosa va por esos tiros, quieren sensibilizarnos por unas salchichas tanto, o incluso más, que por problemas tan graves como los ocasionados por esta crisis.

      ¡Un abrazo!

      Responder
  21. Nover

    En primer lugar, te felicito por tu post, pues pese a no compartir prácticamente nada de lo que comentas, te has tomado tu tiempo y las molestias en difamar una metodología, a un colectivo profesional e, incluso, una filosofía.

    Te aviso de antemano que no soy psicólogo, ni coach, ni mi formación está vinculada con este terreno. Sencillamente soy una persona interesada por esta metodología (lo de llamarle pseudociencia me parece insultante por las mismas connotaciones de la palabra) desde hace años, y me siento con el peso moral de decir que tu opinión es muy, pero que muy, muy pobre e insuficiente.

    Es evidente que eres una persona con inquietudes, con capacidad crítica, juicio analítico y de síntesis, pero dejas que tus sentimientos personales se apoderen de tu conclusión y mismo de tu premisa: el coach es una mierda. Y, lejos de ser una crítica constructiva, es una crítica pretenciosamente destructiva.

    Te explicaré, brevemente, lo que a mi juicio es el coach: es el diseño de una estrategia para la consecución de un individuo sus logros partiendo de la identificación de sus cualidades positivas y sus debilidades, tratando de potenciar las primeras y subsanar e incluso voltear por completo las segundas. Para esto se analiza cuál es su situación en todos los ámbitos de su vida (emocional, físico, de salud, profesional, académico, social, familiar, económico…) y tratar de hacer un plan para ir mejorando los aspectos que más le preocupan para solucionar sus problemas y encararse a sus objetivos.

    “¿Es algo tan sencillo? Jajajaja Pero si en eso consiste la vida!!!”. Sí, pero desgraciadamente no todo el mundo tiene la misma educación, la misma perspectiva, las mismas cualidades, creencias, principios ni vive los mismos contextos. No todos saben cómo resolver situaciones, enfrentarse a un jefe, a un público o gestionar adecuadamente sus emociones.

    “Pero si quieres conseguir eso te puede ayudar un amigo”. Según este razonamiento podemos cuestionarnos la necesidad de infinidad de profesiones como profesores particulares, pintores, endocrinos, informática básica… y un sinfín de servicios que podrías delegar en amigos, familiares o allegados que controlen un poco del tema.

    “Pero si en mi empresa venían payasos de gran sonrisa, traje y corbata, hablaban alto y enérgico y sólo les faltaba el maquillaje!”. Vamos a ver… No sé qué clase de actitud tienes tú cuando te decides a hacer algo, pero personalmente cuando tengo un día cojonudo, me levanto con ganas y energía hago “eso” que tenía apartado y olvidado pero que llevo mucho tiempo pendiente de hacerlo. Es imposible hacer que una persona quiera cambiar o hacer algo cuando no tiene motivación, ni ganas, ni aspiraciones, ni interés en cambiar nada.

    En las empresas hay gente muy quemada, que no se le escucha ni valora, que no se le respeta su trabajo, ni incluso a nivel personal. La organización es un desastre porque no hay un líder que asuma ese rol adecuadamente. Esta clase de situaciones son MUY comunes y surgen de una falta de comunicación, precisamente lo que se quiere hacer en estas reuniones en equipo: transmitir sentimientos, hablar de cómo se siente, como persona y con respecto al equipo, qué ideas tiene, qué objetivos tiene y cómo conseguirlos.

    Un coach puede llevar su labor dentro de un equipo o a nivel personal, lo que debe encontrar qué es lo que no funciona y resolverlo, y a continuación crear un espíritu de trabajo adecuado y que la gente tenga la predisposición de remar todos en la misma dirección. Ni más ni menos.

    “Pero eso no justifica que mis jefes me digan que me quieren y pongan pósters con frases cursis”. Verás, yo no me meto en las formas que tiene cada coach de hacer su trabajo pero, como todo, hay profesionales buenos y profesionales malos. Hay políticos (o mismo tertulianos políticos) que dicen auténticas chorradas, hacen mal su trabajo, no transmiten al público, no saben llegar. Del mismo modo que hay malos comerciales, políticos, profesores y, en fin, personas cuya labor es transmitir, no consiguen empatizar con su público, lo están haciendo mal. Si consideras que un coach está haciendo el ridículo, evidentemente, está haciendo mal su trabajo, el cual es motivarte y ayudarte a que te encamines a tus objetivos. Y si no cumplieran con su cometido, no por ello hay que estigmatizarlos, ni decir que son sectarios, ni que están colgaos. Un comercial de operador de móviles, si lo sacas de su speech, se traba y entra en un bucle, hace el ridículo y no vende. Pues pasaría un poco lo mismo: si un coach no sabe salirse de su guión y no llega al cliente, ESE coach falla, no todos, ni falla la metodología.

    “Pero si es una secta! Mira mis fuentes”. Mira, directamente: tus fuentes son una mierda. Así de sencillo. Un artículo (de opinión más que otra cosa) de El País no tiene nada que decir frente a una sección dedicada al Coach en ese mismo periódico (no tienes más que buscar “Coach El País” en Google) y la otra docena de noticias que aparece. Alguna crítica, pero nada que no sea evidente o se haya dicho ya. Por otro lado, el resto de tus fuentes presumo que las sacaste de poner en Google “Coach secta” e ir tirando del hilo y semejantes.

    Sinceramente, y aventurándome en tu caso personal, no entiendo por qué tienes ese rencor. No sé qué es lo que viste o sentiste al estar ahí. Quizás miedo, humillación o qué sé yo. Pero una persona no se molesta en preparar semejante ataque al Coaching así por las buenas.

    “¡Hasta hice un cursillo!” Del cual, por cierto, pareces no haber comprendido nada. Te has centrado tanto en insultar, despreciar, reírte, difamar, escupir e intentar destruír el Coaching hasta un punto obsesivo. Lo peor es que ni te has molestado en tratar de hacer una crítica constructiva, has hecho insinuaciones de todo tipo, vinculaciones con muy malas intenciones. En fin, todo “muy tóxico” y con “energías negativas”, que se dice en ese mundillo y sin ninguna aportación valiosa. Y, como te digo, es porque te has cegado y no has pretendido ser objetivo en ningún momento.

    “Si es una estafa!”. Vamos a ver… También podemos ver el márketing como una estafa, “Se gastan miles de euros en hacer más apetitoso un producto”. Pero las cifras están ahí: se fortalece la figura del líder, se mejora la comunicación de equipo, la gente va con más ganas a trabajar y las empresas remontan. Es un hecho. . ¿Cómo no se lo van a gastar las empresas en mantener empleados motivados y productivos?

    Además, demandas una falta de rigor científico… como si las ciencias sociales no estuvieran limitadas en sí mismas y cuestiones filosóficas sin resolver muy profundas. Se ve que no eres de letras precisamente…

    “Pero es una burbuja!”. El sistema funciona a base de burbujas, pero te diré una cosa: los vendedores de inmobiliarias, los buenos, se quedan. Lo mismo ocurrió con los vendedores de coches. Hay gente que lleva años trabajando en la venta de seguros, de ONGs, de telefonías o hasta el Círculo de Lectores. ¿Por qué? Porque son buenos profesionales y cuando explote la burbuja se descubrirá el pastel. Hay otros, que no duran ni dos días. Por otro lado, la mención que haces sobre que “deseas que se den una hostia contra la realidad para que se tengan que comer su mierda” me parece de persona repulsiva.

    “¿Por qué te molestas en escribir esto?” Si quieres seguir con tu cruzada anti-coach, adelante. Pero tenía que decir lo que pienso acerca de la primera entrada que sale al poner “Críticas al Coaching” cuando escribes Google, porque no me parece justo, ni que tenga el rigor suficiente como para que pueda ser tomado mínimamente en cuenta.

    Concluyo: mi opinión personal al respecto es que el gran problema de este mundo es la falta de comunicación. Mucha Tecnologías de la Información y de la Comunicación: Twitter, Face, Whatsapp, SMS y la hostia bendita, pero la gente no sabe decir lo que siente, por miedo, porque no sabe cómo, porque no se hace entender, por mil motivos. Muchas personas se sienten solas, incomprendidas o sin nadie que las escuche. No todo el mundo tiene un equilibrio en su vida ni sabe cómo conseguir sus objetivos, los cuales, precisamente, se consiguen hablando, transmitiendo, comunicando. Y creo que el coach es una herramienta para que cada uno pueda comunicarse consigo mismo y, a su vez, comunicarlo a los demás.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Tal y como digo en el texto el coaching junta muchas cosas, si quitamos todas las que ya estaban (en cada rama profesional) antes de aparecer el coaching, nos quedarán cosas como el optimismo obligado, las pseudopsicologías/pseudociencias (como la PNL, como la meditación en ciertos casos), el cambio individual para someterse a un problema global,… Y eso no es justo, es cruel. Cruel porque no soluciona nada, cruel porque hace a la persona engañarse de la realidad que tiene justo enfrente, no asumirla y enfrentarla protestando, sino sometiéndose ella como si fuera algo positivo. Para que te hagas una idea: cuando termina tu contrato y te dan una palmadita en el hombro y te dicen “aunque parezca malo lo que te va a pasar, los cambios son buenos”, traducción: “no asumas la realidad, sólo piensa que es buena”, lo mismo en lo que, al final, se deducía de las charlas y discursos que daban. Como diría Barbara Ehrenreich, “si el cáncer es un regalo, espero que me saques de tu lista de cumpleaños”.

      Insisto, tal y como dije en el texto, la parte de analizar la situación y hacer un plan para mejorarla ya la hacían otros profesionales: orientadores laborales, orientadores familiares, consejeros de empresas,… mucho antes de haber coachs. Lo que aportan de nuevo los coachs son esos condimentos que he indicado y que no sólo es que no sirvan para nada, sino que crean estados hasta psicóticos que llevan a analizar montones de gestos (de forma inútil tal y como indica cierto artículo que enlacé de la arp-sapc (la sociedad para el avance del pensamiento crítico, repleta de científicos, psicólogos, catedráticos que, en definitiva, saben bien de lo que hablan)).

      Me dices primero de solucionar comportamientos asociales (me indicas síntomas de cosas como la fobia social) con alguien que no tiene porqué ser un psicólogo.

      En muchas situaciones un amigo, que siempre te conoce mejor que un coach, dará directamente en el clavo y sin cobrar un dineral (un coach no es lo mismo que un profesor, ni que un pintor, ni que un endocrino,…).

      Cuando viví aquellas reuniones, jamás se expuso los problemas reales (congelación de salarios, exigencias que no se pagaban, horas de más que no se pagaban – ni como horas libres – , callar bocas mediante amenazas de despidos para que no se hablara con sindicatos,… ), es más, se esquivaron para hablar “de cosas importantes” (sentimentalismo a todo gas) y poner una imagen de la selección española (esa mentalidad de equipo); y por lo que me han contado otras personas de otras empresas, esto no es una excepción, pasas en todas.

      Si para solucionar un problema es necesario meter un 80% de frases e imágenes motivacionales, está claro que ya tenemos otro problema.

      Si dices que hasta el artículo de la arp-sapc es “una mierda” y dices que un artículo de periodismo con datos y testimonios es sólo opinión, tienes un problema, y de los gordos. No he tirado de buscar “Coach secta” en Google, necesité de dos meses recogiendo información y leyéndola para escribir esa entrada, y mucha se quedó fuera.

      Me hace gracia lo de “te has dedicado insultar, despreciar,BLABLABLA”, es tan de “eres malo malo malo y me haces sufrir”, ciertamente lo veo una actitud infantil que me hace pensar “para qué comentar más”.

      No voy a volver a repetir lo de las empresas, indicar que el coaching no es una ciencia social, y es bastante claro el porqué no lo es.

      No pongas en mi boca frases que yo no he dicho (eso SÍ, que es repulsivo y claramente caer muy bajo), yo no he dicho “que se den una hostia contra la realidad para que se tengan que comer su mierda”, en todo caso he dicho que cuando la burbuja de coaching explote va a estar muy bien (y muy irónico) ver a gente que decían que protestar por tus derechos era de fracasados, protestando por sus derechos; si inspeccionas mi texto y mis comentarios ni digo “hostia contra la realidad” y menos “comer su mierda”. Y en esta sociedad que vivimos no se quedan los mejores, se quedan los que: tienen un contrato que hace difícil despedirles, reciben buenas subvenciones, o son enchufados de alguien con poder.

      Hola mamá, salgo primero en Google. xD

      Respecto a tu conclusión. Yo también pienso que hay una gran falta de comunicación, y mucha respecto a los sentimientos, tanta que en ciertas situaciones se roza el aspergismo. Y, es más, también te diré que estoy de acuerdo en que los objetivos se consiguen hablando y transmitiendo, y en que hace falta más de eso de la inteligencia emocional de ponerse en el lado del otro. Si te soy sincero, no sé cómo será la sociedad dentro de tres años, pero una cosa es segura: menos de ética de cuidados y más individualista (en definitiva, un mundo más violento). Y esto a la larga es un problema muy gordo, porque las relaciones sociales son muy frágiles.

      El problema es que veo que el coaching no es la solución, de hecho todo eso del pensamiento positivo obligado no es la solución. Este problema no está solo dentro de nosotros, es un problema social, un problema que viene de muy lejos (varias décadas), de cuando comenzaron a romperse comunidades y lazos sociales. No sé cómo se arreglará, ni si se arreglará, pero sé que puede llevar varias generaciones solucionarlo. Ojalá hubiera una bala de plata para solucionarlo.

      Por una parte el coaching ha logrado que muchos buenos profesionales que antes no tenían voz, ahora por, además de eso, tener un curso o máster ya sí se les escucha por eso de que el coaching está de moda (aunque tengan que añadir la parafernalia del coaching a su discurso), pero ¿y cuándo deje de estar de moda? ¿Y cuándo se les critique más ferozmente de lo que yo le critico (hay gente de mi entorno que dice que fui muy blando) poniéndolos a todos a parir? Yo, al menos, soy consciente que esas personas existen y lo dije en el texto y lo digo aquí, pero cuando la fiesta termine, ¿quiénes serán conscientes de esto?

      Responder
  22. Nover

    Tras tu comentario doy por zanjada la conversación: es simplista y no pareces haber comprendido con la suficiente abstracción mi mensaje y te distraes con detalles superfluos.

    Cuando quieras hacer una investigación procura hacerlo sin prejuicios, sin tener una hipótesis preconcebida, sin buscar información orientada a respaldar una idea concreta, sin obviar los datos que no te interesen y sin juzgar moralmente la interconexión de las variables.

    Esos son los principios básicos para hacer ciencias sociales y para crear conocimiento verdadero. Lo que has escrito es una pataleta de porrero en la edad del pavo.

    Lo dicho, madura, respeta y afila tu juicio crítico, especialmente contigo mismo.

    Suerte en tu camino.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Venga, “buenas noches y buena suerte”. Y la próxima vez que comente usted que no sea con descalificaciones al autor, palabrotas y poniendo en mi boca frases que no he dicho. Aquí queda bien claro quién es el que ha entrado con prejuicios, dando pataletas y de forma infantil (ha dolido que te dijera lo de la actitud infantil y ahora sólo te queda tratar de rebotar para tratar de aparentar madurez, ¿eh?) desde el minuto uno.

      Responder
  23. Nover

    Te quejas de que pongo palabras en tu boca que no has dicho sobre algo que es evidente que 1) no has dicho; 2) sí que venías a decir lo que he escrito. Que ponga comillas no significa que parafrasee literalmente.

    Te puedo asegurar que no he entrado con prejuicios, sino con interés en saber cuáles son las críticas al coach y me encuentro semejante mierda calumniadora, sin pies ni cabeza, que se respalda en basura y que unos IGNORANTES, porque desde luego, quien te ha leído y ha aplaudido demuestra que no tiene NI PUTA IDEA, mientras que los pocos que se han molestado en responderte que el artículo, efectivammente, es una mierda, sí demostraron tener mayor idea en cuatro líneas que tú. Eso a mí me daría qué pensar.

    La diferencia es que yo no soy infantil y mis insultos sí tienen fundamento y ya he expuesto suficientes argumentos como para basarme exclusivamente en insultos. Tú te sigues quedando en lo superfluo.

    Por cierto, estaría bien que le enseñes tu entrada a algún coach con una buena formación (cursillos de más de 600 horas, carreras, etc.) y te diga el ridículo que haces con tu cruzada, el poco fundamento que tiene y lo tonto que pareces chaval.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      “que se respalda en basura y que unos IGNORANTES” JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA… “mis insultos sí tienen fundamento” JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA… Bravo, así se solucionan los problemas, como los niños chicos. Yo, lo dicho, “buenas noches y buena suerte”.

      Responder
  24. Nover

    Para que te quede claro: los que no tienen ni idea son los que te aplauden el artículo. “Me andaré con cuidado”, “Yo ya me olía algo así con este tema”… OJO, NO CITO LITERALMENTE, pero la mayoría de los comentarios vienen a decir esto , lo cual demuestra una ignorancia absoluta sobre el tema.

    Ya te han hablado de tu falta de rigor y de que los pocos artículos que enlazas son bastante pobres. Sé más crítico con tus fuentes. Por cierto, hay profesores de universidad que no tienen ni zorra, que se meten en temas que no son suyos, que dejan su nombre o que tienen alguna clase de interés profesional o personal en que no proliferen determinados estudios o empleos. Y uno de los mayores grupos de presión son, muy a menudo, los Colegios profesionales (de médicos, de abogados, arquitectos… y sí, también de psicólogos y pedagogos).

    Una cosa es que critiques el instrusismo, que hasta los coach profesionales (con carreras, formación explícita, trayectoria profesional y otra es que te pongas a despotricar y decir que la PNL es cruel porque engaña a la gente. Y eso, por tu parte, es querer pasarse de listo, es mear fuera del tiesto y hacer una crítica descontextualizada propia de un adolescente (a la altura de “mis padres son unos fachas”). Y aún por encima, ni siquiera te corresponden a ti juzgar moralmente.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Adelante, sigue atacando a aquellos que sabes que no te van a contestar. Si los grupos de presión son gente tan profesional que ha hecho que evolucionemos a mejor y que tan a menudo nos salvan la vida, prefiero ese bando mil veces a un bando calvinista “en positivo”. La PNL mires por donde lo mires no funciona, y engañar a gente desesperada es cruel.

      Responder
      1. capitanmono

        Joer, me largo del blog unos meses y ya te pones a hacer amigos. Ñañañañaña… Déjame escribir algo contra el coaching a mí, no te lo quedes tú todo solito, aunque yo sea de ciencias y tú no. Anda, anda, andaaaa,… Porfiiiiii… Que yo también quero trolls magufos happy flower.

        Responder
      2. griseomitran Autor de la entrada

        Le estaba escribiendo un comentario larguísimo a Nover, y vas y me comentas tú, y claro, le he dado y se ha recargado la página y agh. En fin, espero que escribas más aquí que la otra temporada, la verdad, y claro que puedes escribir de eso pero, si lo haces, déjame echarle un ojo. Que nos conocemos, que son muchos años y sé que te lías a escribir, y luego, escribiendo, te acabas yendo por la vía de Tarifa. Vamos, libertad para comentar y publicar lo que quieras, ya sabes que tienes toda (siempre y cuando digas al inicio que lo has escrito tú, por supuesto).

        Responder
  25. Pingback: Fragmentos de crítica al coaching de ‘Sonrie o Muere’ de Barbara Ehrenreich | Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer

  26. Nover

    Puajajajajaja. Que los Colegios quéeeee? Los Colegios Profesionales no son más que mafias gremiales que cuando no son usadas como arma política (para su propio interés) se amparan en sí mismos despóticamente (para defender su propio interés).
    Como aficionado a los Simpson supongo que recordarás el capítulo en el que Homer inventa el cilindro reparador de espalda (un cubo de basura) y los quiroprácticos lo acababan rompiendo. Pues la realidad no dista mucho de ese capítulo…

    Y bueno, que no te funcione a ti no quiere decir que “no funcione”, porque internet está plagado de opiniones y críticas positivas de usuarios del coach y PNL, satisfechos con los resultados. Supongo que algo tendrá… Y no hace falta estar desesperado para recurrir a la PNL o el coach, como dices. Sencillamente es gente que recurre a las nuevos métodos de la psicología para el crecimiento personal. Es como decir que es solo para gente gorda y desesperada tener un coach en el gimnasio. A que es una tontería ese pensamiento y una falacia?

    No es mi intención atacar a la gente que ya ha comentado, sino hacer que la gente que en el futuro lea el artículo lo haga con cierto espíritu crítico, no con una fe incondicional.

    Responder
    1. capitanmono

      ¡Ostia! ¡Como la homeopatia! ¡Como el reiki! ¡Como el horóscopo! ¡Como los posos del café! Ñañañaña… Cucha, he mirado Google y veo que los del coaching tenéis colegio superior profesional, entro en la güeb y veo que el cole superior de coaching es toda una mafia gremial y que se usa como arma política. Tienes razón, ese cole superior de coaching es como lo de los quiroprácticos de Los Simpson. No doubt.

      Responder
      1. griseomitran Autor de la entrada

        Al final no te ha respondido, y eso que me dijiste que esperara a ver. xD Mi respuesta iba por los mismos tiros que los tuyos, en que con ese silogismo de “¿A ti no te funciona? entonces funciona” se puede justificar cualquier cosa (incluso que la tierra es plana). Aunque sé que ibas de farol para ver cómo reaccionaba, ya que ha pasado tiempo aclaro yo que lo del colegio superior de coaching ya lo vi hace tiempo y es un clásico, en realidad (por motivos obvios) no son un colegio profesional real (fíjate que pone en la web “Colegio Superior de Coaching”), pero aspiran a serlo. Nover trataba de apoyarse en que como los coachs no lo tienen, entonces todo colegio profesional es malo. Sus argumentos ya de por si iban en el tono infantil de “eres muy malo malo” y ha acabado tachando a toda profesión (menos la de coach, por supuesto xD) como “mafia gremial”. Otro clásico.

        Responder
  27. Pingback: Critica contra el coaching (NO a Felizonia)

  28. Enrique M

    Pues me he leído todo el post, muy completo.
    Mira como muchos aqui, llegaron al post por curiosidad en el tema en específico. Y como dices, solo hay que poner en Google Coaching y sale tanto cosas buenas como malas. Yo diría que más malas.

    Te platico que recién hace dos semanas asistí al primer nivel de un curso, taller o como se llame de Coaching ontologico. Todo debido a que un buen amigo me lo recomendó muchísimo, y como aparte me ofreció un certificado para llevar a alguien más gratis. Jajja pues dije, coño es una ganga. Tómalo. Aparte que en ese momento estaba con tiempo libre y como me lo vendieron muuuuy bien no lo dude.

    Cabe aclarar que no era barato, como dices. Realmente hice el esfuerzo. Fueron 5 dias intensos, largos y cansados.

    En fin, para no extenderme en el relato, como previamente me había dicho mi amigo, el primer día pensé en que me metí, es una secta del demonio jaja. Muchos ingredientes se mezclaban para darme esa impresión. Creo que fue hasta el tercer día donde lo empece a disfrutar.

    Soy una persona madura, 30 años, estable emocionalmente, feliz y optimista por naturaleza. Pero me considero que tengo una cabeza muy dura para muchas cosas, incluso religión y vaya que creo en Dios, pero soy de esos tipos que se cuestionan todo.

    Te narró brevemente mi experiencia, desde el primer segundo que llegas, en efecto empieza el “entrenamiento”. Basado cien por ciento en la disciplina, lo cual por cierto no vi mal. Por qué es de las cosas que quería mejorar, y pienso con con disciplina hasta el mas tonto pudiera mejorar.

    En fin, de todos modos aún me sentía en una secta rara. Si son muy estrictos con los celulares, por lo que si exponen a la persona que falla en esa o alguna otra regla. Cuestionandole si así falla en las reglas de su vida. Lo cual tampoco vi mal, aunque si muy exagerado.
    Hasta ahi todo muy bien, se notaba que estaba todo diseñado para que que te comportarás muy bien, el aislamiento, como dices las pocas horas de sueño y las reglas irrompibles.

    A partir del segundo día ya hay más dinámicas en grupo, nada secreto, nada sexual ni humillante debo decir, yo fui con mi hermana así que nunca hubiera permitido algo turbio. Pero si siento que son dinámicas que para gente inestable pudiera afectar.

    Eso si como te digo que esta todo bien diseñado, usan mucha música de esa inspiradora y en conjunto con una buena narrativa y juego de luces, si tiendes a aflorar tu sensibilidad, por lo que es regular ver gente llorando. Usualmente por viejos problemas del pasado, con tus padres hermanos, etc.

    De nuevo no lo veo mal, PERO de nuevo, mis problemas eran mínimos a comparación de otras personas, vaya, te hacen recordar viejos rencores. Pero que tal si alguien sufrió violación o algo fuerte, no creo que sean gente especializada para ayudar ese tipo de cosas.

    Vaya yo disfrute de las dinámicas, porque me hicieron acordarme de mis metas y que por ineptitud he dejado de trabajar por ellas, que debo decir hay muy buenos ejercicios basados en eso. Vaya no escuchas nada nuevo, pero TODA la parafernalia del evento te lleva a a sentir cosas buenas.

    En conclusión creo que me extendí mucho, debería haber un filtro para poder ir a esos entrenamientos, gente especializada que dictamine si eres mentalmente estable para eso. Yo disfrute el curso, aprendí una que otra cosa, y si me trajo una momentánea paz interna,
    lo volvería a hacer quizás si, lo recomendaría a todo mundo jajaj, no.

    Quizás me toco un grupo no tan malo no se, me gusto que desde el principio se manejarán como una empresa que gana dinero. Y claro que me imagino que debe ser mucho. Hice cuentas.
    Ah eso si, estuvieron muuuuy insistentes con que tomara el nivel dos, lo cual me incomodo mucho. Al grado de enojarme.

    Al final no se sí lo tomaré, quizás luego, no cuando ellos me digan. Porque también comprendo que todo el curso te manejan temas de TODO ES POSIBLE. Así es muy fácil hacer que la gente pague aunque no tenga dinero. Yo lo tomo como lo que es, una empresa que busca ganar dinero, y yo por las dinámicas y todo el evento que en si fue divertido, al final conocí mucha gente buena dentro. Mucho bailar y abrazar gente, no fue malo.

    Saludos totales!

    Pd. Mi correo es real, aunque parezca lo contrario.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Jummm… La verdad es que del coaching coercitivo la pregunta final que me hago sobre ello es siempre la misma: ¿hasta cuánto de coerción/disciplina debe uno admitir a precio de la realización personal? ¿Cuántos grados hacen falta para llegar a ser ese buen profesional que tanto sueñas y te prometen ser? ¿Cuál es el límite y en qué momento uno debe decir “basta”?

      Responder
  29. Elym

    Nover suscribo todas y cada una de tus palabras. No me parece ni serio ni correcto hablar generalizando y dogmatizando de una manera tan tendenciosa no me bien que se haga con nada en la vida y por ende con el coaching tampoco.
    Como se puede hablar de algo implicandose tanto habiendo hecho simplemente un “cursillo” no es serio y el resultado se ve simplemente en los comentarios de los detractores de este blog ciertamente parecen carentes de información y de rigor… Y ahí si que veo un cierto tufillo sectario y pseudoprogre e incluso cierta carencia “académica”.
    Cuando no se aporta nada positivo en un discurso es porque hay rencor, temor o miedo y eso es lo único que se percibe de este blog de ahí que no parezca serio.
    Mi experiencia personal y profesional puedo decir que es satisfactoria y aún así he decido intentar conocer el mundo del coaching pero el serio, el profesional no el de gurus y charlatanes y he de decir que existe, que es útil y que es eficaz y es más es solidario por qué tiene un componente humanista muy necesario en el mundo de hoy en día.
    Un saludo

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Me hace gracia que suscribas todas las palabras de alguien capaz de insultarte si tienes una opinión contraria a la suya y vengas aquí sin tratar de convencerme, sino tratando de invalidar lo que digo invalidando el curso que hice e invalidando a la persona. Una clara falacia de autoridad, como crees que no tendrás inteligencia o argumentos para dialogar en condiciones, tratas de invalidar a la autoridad que lanza el discurso, pero a no los argumentos. Ya lo he dicho y siento repetirme pero esta falacia de la autoridad es bastante infantil y de pensamiento bastante sectario.
      También me hace gracia que taches mi texto de carencia académica apoyando algo que que tiene carencia académica (y cada día se ve más demostrada esa carencia por psicólogos) y se apoya en pseudociencias como la PNL o en la ideología de “todo lo que desees muy fuerte, lo lograrás, puedes lograrlo todo”. Vas a lo fácil, y por eso tu comentario sí que despide rencor y miedo, y se nota. 😉
      ¿Tufillo sectario y pseudoprogre un texto cuya conclusión es rechazar el coaching para tener mayor libertad personal sin ataduras y sin núcleos de ansiedad? No es por nada pero cualquier cosa que coarte la libertad del individuo (y la libertad de grupos de gentes) y lo culpe de cosas de las que no tiene la menor culpa, de la forma que lo hace el coaching no la veo válida. En el coaching y en todo el pensamiento positivo percibo un enorme núcleo de ansiedad horrible, incluso intenta deshacerse de partes de la vida que son bonitas porque aprendes de ellas, lo que causa que no madures, que no te enfrentes de verdad a tus problemas y seas un adolescente perpetuo, la verdad, me recuerda todo a la distopía del libro de Un Mundo Feliz de Huxley. El coaching trata de fomentar un pensamiento individualista que nada tiene que ver con la libertad, sino más bien con creerse libre en una jaula de cristal. El coaching es contrario tanto a la izquierda, como a la política liberal, puede que encaje más con la derecha de la edad media (ni siquiera con la derecha moderna encaja) o con el totalitarismo. Hasta el momento, todos los coachs/coaches con los que he hablado en persona me han parecido buenas personas, pero excesivamente preocupadas o atosigados por aspectos nimios de la vida sólo porque pudieran ser negativos o porque creen que son culpa suya, y la verdad es que no lo son, porque la mala suerte existe.
      Diariamente baso la mayoría de mis juicios en la tolerancia y escojo siempre lo que me da mayor libertad a mí y en la relación de yo con los de mi alrededor. Así que para mí no hay nada sagrado, todo es criticable. Si veo que el coaching coarta mi libertad y además la de mis relaciones personales de esa forma tan bestia en la que lo hace, como comprenderás no puedo escoger algo así. Puedes mezclar esa filosofía de vida tuya con ésta si te apetece, y verás que son incompatibles, es incompatible hasta con la llamada “realización personal”, porque te obliga a ser quién realmente no eres, cambiando quién eres para ser una versión “mejorada” que realmente limita tu libertad.
      Como ves, a diferencia de Nover y de ti, yo ataco a los argumentos y no juzgo a la persona, ni la ataco con insultos, ni siquiera la llamo pseudofranquista, ni pseudoprogre, ni nazi, ni bolchevique,… No es tan difícil, sólo se necesita basar tus juicios en la tolerancia y en que no hay nada sagrado, y pensar con eso como base; no tener complejos, sólo darle vueltas a las cosas, y no fiarte a ciegas de lo que dice ni el cura/coach/alcalde/… de tu barrio. Si no he parado de escribir tras el primer párrafo (mucha gente lo haría) es porque pienso que hablar con las personas y darles la oportunidad de que aprendan algo (y yo aprenda también algo, en ocasiones), vale la pena.
      Yo en tu lugar elegiría la tolerancia, pero entiendo que hay personas que nacen con miles de prejuicios, y cuando un coach les dice de ayudar a eliminarlos, en realidad el coach los cambia por prejuicios a “la queja”, a lo que pueda “emitir negatividad” o cuando no, algo tan ambiguo como “ser tóxico”. En realidad, lo que haces con eso es que ahora tus prejuicios antiguos son cosas que “emiten negatividad” o son “toxicas”. La tolerancia es más dura y es lo que lleva a contestar tochacos como el presente que te escribo.
      Un saludo.

      Responder
  30. Elym

    Por cierto Verdades también me parecen muy positivos y serios tus comentarios… Se ve una gran diferencia intelectual entre los dos “bandos” y sin duda alguna ganan por goleada los que opinan juiciosamente y sin dogmatismos utilizando la racionalidad sobre el beneficio de la actividad sería del coaching.
    Saludos de nuevo
    PD: el corrector ortográfico tiene la culpa de las incorrecciones… Hasta algo que parece infalible falla, no cuenta con el factor humano

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Lee mi respuesta a tu anterior comentario (porque aquí también vas a lo fácil, la clásica falacia de la autoridad de la edad media, crees que atacando a la persona – en este caso yo – invalidas lo que esa persona dice). Y además te contesto lo mismo que me negué a repetir a Verdades, porque total me salió que si los padres hablando de sexo y ante tal parida, para qué seguir: “si sólo ayudas a alguien a través de la motivación y sin dar consejos sacados de una o varias experiencias de ensayo-error, eres un fraude. Toda nuestra civilización se basa en el ensayo y error, toda nuestra experiencia se basa en la experiencia de otros, somos enanos a hombros de gigantes.” Y añado, si queréis sentir los mismos errores que cometieron nuestros antepasados en la edad de las cavernas en vuestra propia carne, allá vosotros, pero luego no tratéis que a los demás también nos devoren manadas de lobos.

      Saludos de nuevo.

      PD: El corrector ortográfico tiene esas “incorrecciones” porque es una herramienta de análisis de palabras, no analiza la semántica; y la semántica es actualmente un campo de investigación en la informática. Ten también en cuenta el factor humano de la parte que lo hace, porque no son “incorrecciones”, sino parte del ensayo-error basado en experiencias de otros.

      Responder
  31. Elym

    Dios mío como te lías!!!! De verdad el que da vueltas y vueltas a las cosas eres tu… Y de una manera casi patológica… Relajate.
    Ves como estas llenó de prejuicios? Soy liberal convencida y ejerzo de ello por eso no me gusta gente como tu que sin base intente manipular a la gente e intente adoctrinar sobre una actividad como el coaching que de verdad no te ofendas pero no conoces en absoluto… Has oído hablar por ejemplo del coaching coactivo? Qué opinas de el? No tiene nada que ver con PNL, no te vende milagros, y no te adoctrina en nada… Se serio por favor!!!!

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      La falacia del principio de autoridad que le señalo la hizo famosa Descartes, me molesta los mensajes de la gente que cae en esa falacia porque como señalé a Nover denota cierta inmadurez y estar lleno de prejuicios. Cuando veo que son leves errores en un argumento trato de no tener en cuenta las falacias por si tiene solidez por algún lado, pero cuando todo un argumento está construido sobre esa falacia, basta con soplar para que se derribe la torre. Mírelo de esta forma: imagine que alguien totalmente anónimo entra a un diálogo entre varias personas para decir que el que ha puesto en la mesa el tema con todas las pruebas que aporta es un tipo que blablabla y por ello esa persona anónima piensa que este diálogo debe finalizar a favor de lo que opine esa persona anónima, aunque el anónimo no haya aportado absolutamente nada nuevo al debate, ¿sigue pensando que soy producto de rencor/temor/miedo o que soy un tipo nervioso y lleno de prejuicios o que yo que sé qué diagnostico precoz basado en mis comentarios y sin conocer absolutamente nada de mí? Siento si este párrafo le suena dogmático, pero yo sólo pido que no se entre en un diálogo como un elefante en una cacharrería y espero que el pedir esto no le parezca “entrar en un diálogo como un elefante en una cacharrería”. Yo creo que estoy siendo educado al pedirlo (creo) y mi intención no es tratar de deslegitimar a la persona por ello.

      En cuanto al coaching coactivo me ha pedido que sea serio, suelo ser serio cuando no me canso de repetir algo o cuando veo que un diálogo me podría aportar algo, y creo que puedo seguir siendo serio con usted. Se vende bien y puede que con las personas adecuadas, que sean profesionales, por ejemplo, en orientación o psicólogos, tengan resultados.
      El centro de mi crítica es: ¿de verdad el coaching ha contribuido algo en campos como la orientación o en la psicología (o incluso en la bestialidad de campos señalados en mi primer párrafo de la parte de Introducción)? Porque es cierto que trata de unirse a estas materias, pero sólo soluciona los casos que antes de añadirse a ellas ya solucionaban estas disciplinas, y esto significa que su aportación es insignificante a ojos del resto de mortales como yo.
      Créame, he analizado esto muchas veces, y leído muchas opiniones y no se aprecia una mejora, a excepción de que la gente válida que añade el coaching a lo que tenía en su CV ya puede comer mejor que antes, debido a su nuevo salario. Cosa que me han confirmado ya unos pocos coachs que conozco en persona (ir de cursos en cursos es lo que tiene, vas conociendo gente), gente joven y valida, pero los cuales tras hablar sobre el tema me han llegado a decir cosas como “¿y qué alternativa tengo? Si no escojo enseñar con coaching cobraré una miseria o ni siquiera podré empezar” (porque también ya se usa para la enseñanza, por cierto), también una chica me dijo “en las prácticas de mi máster de coaching al final estoy haciendo más cosas de psicología que de coaching en sí, pero tendré que tener esto en mi CV porque si no ¿quién me va a contratar sólo con una carrera?”, llegado a ese punto y ante esta crisis que nos asola, sólo queda resignarse y aceptarlo, pero lo cual nos lleva a “¿qué pasará con toda esta gente cuando el coaching ya pase de moda o estalle la burbuja?”.
      Sin embargo, a pesar de esto, donde más me preocupa este tema es en el plano laboral (tal vez no debería, pero considero que si alguien tiene la libertad de contratar servicios de coaching porque quiere, es asunto suyo; en el caso de una empresa implica la obligación de adoptar una filosofía de vida no sólo la empresa en sí sino todos los empleados, aunque no la quieran), porque si el coaching no me hubiera tocado en ese plano laboral durante más de un año no me habría dado cuenta de tantas cosas y no habría escrito esto. Si no hubiera experimentado en mis carnes esa obligación a estar contento con lo que tengo y de mostrarme motivado en un trabajo en el que cualquier pequeño cambio positivo y eficiente que pidieras en una tarea para que fuera mejorada era tumbado sin razones porque “siempre se hizo así”, ¿hipocresía? ¿Contradicción? Sí, seguramente, pero lo cierto es que el coaching no mejoró el ambiente de trabajo, es más lo empeoró en reuniones con frases de Coelho de fondo y los “no podemos atender a remilgos, esto es lo que hay” cuando comenzaron a despedir a mansalva, lo que trataban con el coaching era mantener lo mismo de siempre pero que no hubiera quejas por los despidos, que no se mandaran más inspecciones de trabajo, tal y como pasó cierta vez que por poco le costó a la empresa una buena. Lo peor es que ya he leído y escuchado esto que me pasó más veces de boca de otras personas en otras empresas, pero muchas más veces.

      Un saludo.

      Responder
  32. Elym

    Ciertamente has bajado tu nivel de soberbia y eso es estupendo e inteligente.
    Este es tu blog y evidentemente escribes como quieres pero desde mi punto de vista como lectora te recomendaría que fueras mas sintético porq eso aporta dinamismo.
    Hay un tema subyacente en tu diálogo y lo entiendo, el tema psicología versus coaching. Es lógico q pueda verse el coaching como una intromisión en la profesión de un Psicologo pero creo q quizás sean caminos distintos q puedan llegar un mismo sitio… Entonces me dirás Por que si ya existe un camino tenemos la necesidad de coger otro? Pues yo te diría q la razón esté en q el coaching engloba por decirlo de alguna manera un concepto multitarea, cogiendo diferentes herramientas q antes la psicología no tenía. Tu experiencia en el coaching ha sido nefasta eso está probado pero creo q no tuviste enfrente la persona o el equipo adecuado a ti si q te pusieron enfrente a un charlatán y por eso es estupendo q lo critiques y yo me uno a esa crítica pero no puedes extrapolar tu experiencia para criticar a gente sería q intenta hacer bien si trabajo. Yo podría decir q hay cantidad de psicólogos q te tienen dos años en terapia q se paga muy cara y a los q les importa el paciente cero… A q haberlos los hay? Pero no sería justo denigrar y descalificar al buen psicólogo q intenta hacer bien su trabajo.
    Q el trabajo se paga es lógico, hay mucho coaching gratuito y solidario también … El tuyo lo fue no? Lo malo es q no sacarás nada de el quizás porq veías con un punto de soberbia q quien era ese para enseñarte a ti nada y quizás es cierta tu apreciación porq era un charlatán.
    Dices q a ti solo te han contado q el coaching no sirve para nada a mi me han contado lo contrario… Nos damos credibilidad mutua y llegamos al acuerdo de q dependiendo del coach y del cliente a veces puede ser una pérdida de tiempo y otras veces todo lo contrario?
    Y si yo fuera un coach y te dijera q no hay q ser feliz por serlo, q no hay gente tóxica, q no hay q conformarse, q no hay q gritar soy feliz si no lo eres, q no hay q dejar de luchar por lo q crees…. Etc de estupideces y bla bla blas de gurú falso
    Seguirías pensando q estoy estafando????
    Un saludo
    PD: Jajaja y yo pedía sintetizar??? Lo siento

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Y ahora soberbia, ya mismo me acusan de lujuria. xDDD
      El trabajo se paga, sí, y así debe de ser el trabajo, y en el curso que hice lo pagaba una universidad que lo subvencionaba. Yo creo que la clave está más en esto que dice: “Yo podría decir q hay cantidad de psicólogos q te tienen dos años en terapia q se paga muy cara y a los q les importa el paciente cero”. Una cosa que han demostrado muchos coachs es que tratan a su cliente con humanidad e interés en la persona, les importa la persona; siento si le parece desafortunada la comparación que voy a hacer – no es mi intención – y espero que no suene mal, pero me recuerda a la relación más humana que tiene el homeópata con su paciente. A veces un paciente necesita de ese vínculo y lo valora mucho, y con razón.
      No pensaría que me estuvieras estafando si eso existiera, lo malo es que todavía no he visto, ni he escuchado de algo así, ni conozco a nadie que haya hecho un curso de coaching al que se le haya hablado en esos términos. Pero oiga, que si fuera así, y que si así practica usted esa disciplina y además lo hace con cierto rigor (uso de técnicas y procedimientos con eficacia más que probada), que todo bien, que un oasis en el desierto y tal, y le animo a que prosiga así.
      Un saludo.

      Responder
      1. capitanmono

        Curioso. Así desembocan siempre los debates entre escépticos y magufos. Solo te falta en tu argumento la carga de la prueba pero… ¡Bienvenido al escepticismo!

        Responder
          1. Elym

            como q capitán moro no da mucha seriedad al blog… No dudo q sea un gran “amiguete” y para irse de Cañas será estupendo… Pero da para mas????

            Responder
  33. Elym

    De la lujuria no voy a hablar jajajaja ( es broma)
    Cuando ya me metes el tema de las subvenciones como liberal convencida entenderás q me exaspere dado q ello va en contra de mis mas profundos principios.
    Dices no conocer a nadie q te haya hablado en esos términos positivos del coaching pero… Yo siiii y no son ni uno ni dos son muchos los q me han contado y compartido todo lo positivo de su experiencia y puedo hablar en primera persona y me considero una persona absolutamente normal con mis defectos y mis virtudes pero q a través del coaching he visto la vida con mas nitidez, cosas q pueden parecer evidentes ahora antes no las veía tan claras es como ver a través de unas gafas con cristales sucios y ver después de limpiar los cristales, puede parecer una estupidez pero te aclara, te hace ver las cosas de una forma mas simple y productiva y lo mas importante sirve para q tu relación con terceros mejore por poder absorber otro punto de vista…
    Te agradezco q hagas el esfuerzo de creerme porq yo si creo en el coaching como un procedimiento serio, productivo y eficaz y así lo intento transmitir y para ti puedo ser un oasis pero no soy el único hay muchos mas y sólo te pido q les des la oportunidad de demostrartelo si se vuelve a presentar la ocasión…. Ahhhh y si es otro charlatán/ gurú pásamelo jajajaja
    Otro saludo
    PD: y si alguna vez necesitas un coach hazmelo saber jajajaja ( es broma)

    Responder
    1. capitanmono

      ¿Capitán Moro? ¡Es mono, señora! En cuanto a lo que puedo dar, pues poco tiempo. Y aquí termina mi intervención con usted, que usted inició sobre mi poca seriedad.

      Griseo, ya has visto como acaban estos “debates” cuando acaban “bien”. También pasa con la homeopatía, los ecologuays, el reiki, la astrología,… siempre que un post pone en evidencia que un campo es una magufada total y comenta un magufo de “los buenos”, siempre lo mismo. Siempre que si eso es porque no has conocido a “los buenos”, ¿a cuantos hay que tragar para encontrarse a “los buenos”? ¿Y como reconocerlos? Imposible, no queda otra que abrazar el escepticismo y pensar que da igual, lo más seguro es que ni existan “los buenos”. Y ya te digo por experiencia que tampoco te puedes fiar de los que se proclaman “los buenos”, todos son iguales. Ahora sí que nos vas a entender bien a los escépticos.

      Responder
      1. griseomitran Autor de la entrada

        Ya veo, Capitán Mono. :/
        En fin, dejémoslo todo en este punto, porque ya no se puede avanzar nada más (no conozco a Elym ni puedo hablar de su profesionalidad en su trabajo, y casi cualquier cosa que pudiera decir yo en este punto sería una falta sin fundamento alguno, y por ahí no paso, ni pasaré) y, en parte, prefiero que haya acabado así a como otras veces. Que el lector de esto saque su propia conclusión, que, por cierto, dudo que haya alguien más que nosotros tres; van ya 92 comentarios, creo que nadie aguanta leer tanto (creo), aunque visto lo visto.

        Sobre la crítica a este tema más que lo que hicieron y dijeron (y aún hacen y dicen) Barbara Ehrenreich y Barbara Held, más que eso, no se puede hacer, y menos vía comentarios de una entrada de un blog (y no me comparo con ellas, porque ni siquiera les llego a la suela de los zapatos, que conste).
        Agur.
        P.D.: Ya pille las bromas, no hace falta que ponga una etiqueta al final, tampoco soy asperger.

        Responder
  34. M.

    Genial, excelente Trabajo.
    De alguna manera creo que se está llevando al extremo el paso de la sociedad industrial a la sociedad del conocimiento. Cada vez hay más gente que vive de vender humo. Tal como suponía, el coaching no es sino una faceta más de esa misma moneda.
    Seguro que es más fácil ser crítico con cosas tangibles (p.e. unos pantalones de mala calidad) que con ideas bien presentadas en su forma pero vacías en su contenido.
    Y claro, yo siempre he sido más de contenidos que de formas. Conceptista nato, creo que “las formas”, los discursos que suenan bien pero no se aguantan, no son más que un puro acto manipulativo.
    And last but not least, acojonado me quedo, porque tengo fama de “negativo” cuando yo siempre me he considerado “realista”.
    Un placer leerte y descubrir que mis ideas y planteamientos no son tan “raros”.
    M.

    Responder
  35. M.

    Aquí te dejo el enlace a una “perla” escrita por un lumbreras que firma como “Gallup certified strengths coah” http://www.lavanguardia.com/opinion/temas-de-debate/20140413/54404967390/para-que-sirvo.html

    “Lo siento, pero te recomiendo que lo aceptes cuanto antes. La creencia de que todos podemos aprender a ser excelentes en casi todo está muy extendida, pero, nos guste o no, es errónea. La neurociencia nos lo corrobora…¿Una prueba? Escribe una frase con la mano que no dominas. Te sentirás torpe e incómodo. Estarás pensando en cómo coger el lápiz o en cómo escribir las letras correctamente. A continuación escribe la misma frase, pero esta vez con tu mano dominante. Te sentirás bien, natural. Ni pensarás. Ahora compara la calidad de las dos frases. Coteja también el tiempo y esfuerzo invertidos. ¿Qué concluyes? Si decides mejorar tu escritura con tu mano no dominante, bienvenido a la gestión de las debilidades, a la frustración y al estrés. Si decides continuar escribiendo con tu mano dominante, bienvenido a la gestión de fortalezas, a la productividad y a una mejor calidad de vida. Tú eliges”

    Vamos, que ni se te ocurra intentar salir de tus casillas. Tu a lo tuyo. Demencial!

    Responder
  36. capitanmono

    Como colaborador del blog y lector de este hombre desde hace años antes que él tuviera internet he comentando aquí pero creo que es hora que diga mi opinión sobre este gran texto, el cuál me sorprendió y me sigue sorprendiendo. Es uno de los mejores textos que he leído para iniciarse en la crítica de esto y que lo mira de tal forma que puedes estar en desacuerdo con alguna parte pero puedes estar de acuerdo con otras. Es tan bueno este texto que es tal el desprecio de los que coachs al leerlo que tratan de reducirlo todo a “es que has tenido una mala experiencia”, un caso particular y eso que el texto habla fuera del caso particular y con tantas referencias, además pasan ellos a los insultos y los justifican con cosas como “mis insultos sí tienen fundamento”. Es sorprendente, y es entonces cuando te reafirmas en que el coaching no es mas que otra parte del kit de las seudociencias new age que nos invaden.

    Responder
    1. M.

      Es que para un coach el coaching es su “modus vivendi”, y lo defenderá com uñas y dientes. El objetivo no es esclarecer nada, sino mantener la gallina que da de comer. Por eso cuando alguien defiende un tema y está mediatizado por interés económico, me llega “menos sincero”.

      Responder
    2. griseomitran Autor de la entrada

      Yo digo que dos cursos (un módulo de un curso del INEM y un curso de coaching que hice gratis de una universidad de forma voluntaria, y que es el que menciono en la entrada, porque aún no me creía que fuera esto así) además de un trabajo que usaban conmigo y con el resto de empleados el coaching a tope, y además de tanta gente que voy conociendo que tampoco ha pasado buenas experiencias con esto; yo creo que con haber pasado por todo eso, ya está bien de voy a probar otra experiencia con el coaching, porque sigo sin creerme que esto sea así.

      Más que mi texto sí o mi texto no, lo importante es que la gente que criticamos el coaching existimos. Hace casi un año me encontraba alguien así y era un “¡Existen! ¡No soy el único! ¡Viva! ¡Viva!”, ya son mucha gente la que me he encontrado que critican el coaching, incluso en mi entorno. Creo que no es gracias a mi texto, más bien lo que creo es que la implantación del coaching ha sido masiva desde septiembre (ya es muy raro no encontrarse con varios carteles cuando uno sale a la calle o varios tipos de coaching como opciones en la lista de cursos para formación), y hay mucha gente ahí que, al contrario de lo que algunos creen o nos hacen creer, piensa cuando ve cosas muy raras. Y eso me alegra.

      Los coachs van a defender su profesión. Es lo que tiene eso, justo lo que predican es que eso es su vida y, ya lo dije en el texto, hay algunos que en el fondo no la aceptan, pero por las circunstancias que hay, no les queda más remedio que convertirse en ello. Lo único realmente malo para mí ha sido el tipo que comparó lo de “practicar sexo y saborear vino” con “los consejos de un padre” para defender su coaching, tras tal bajón erótico-festivo no he vuelto a ser el mismo. xD

      Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Me ha dicho Capitán Mono que “hay que ver que me he dejado un comentario sin contestar en esta entrada, que está él esperando a que lo conteste de una vez, y que ya que los contesto todos que los conteste todos todos”. Así que allá voy.

      En síntesis estamos totalmente de acuerdo, y… qué narices, estamos de acuerdo en todo. El único problema es esa capacidad de síntesis en menos de un tuit/sms de espacio, una habilidad tan acorde con estos tiempos de inmersión en la latente sociedad de la información. Esto me provoca una pereza tal que no he tenido ganas de contestar hasta que mi colaborador del presente blog (que no colabora en nada excepto en comentar) me ha recordado que no había comentado esto.

      Por otra parte 101 comentarios es un número muy bonito porque tiene una propiedad que me encanta: si se refiriera al 101 hexadecimal sería el número 257 cuyo número anterior es el 256 que es el 2 elevado a 8, y 8 es nada más y nada menos que 2 elevado a 3, pero es que las sumas de las cifras de 101 da 2, que es el número justo anterior al 3, y recordemos que 2 elevado a 3 es 8 y 2 elevado a 8 da 256 que es el número anterior a 257; pero es más el número anterior de 101 es el 100, que en hexadecimal es el 256 el cual ya hemos visto que propiedad tan bonita tiene. Romper ese número y pasar a 102 comentarios es un trago difícil que me costará superar, pero a cambio espero su gratitud por recibir mi respuesta y que sea de su agrado.

      Pues eso que estamos de acuerdo en todo.

      Responder
      1. capitanmono

        Pos releyendo esto me ha quedado una duda con el tema de las personas tóxicas, ¿qué concluyes de eso? Lo digo porque visto lo visto, más gente vendrá a pasarse a decírtelo.

        Responder
        1. griseomitran Autor de la entrada

          Que no debe ser expuesto de forma científica, ni rigurosa, ni nada de eso. Que es un calificativo como otro cualquiera. Tratar de exponer de forma científica o rigurosa un concepto como “persona tóxica”, sería como tratar de exponer de forma científica o rigurosa un concepto como “persona de mierda”. Para mí cualquier persona que me caiga mal y la vea dañina es toxica y al mismo tiempo una persona de mierda, aunque hay gente que les cae bien y que incluso la harían presidente de gobierno.
          Lo que pasa es que no se venden libros con términos como “persona de mierda”, sino con términos que suenen a ciencia. Todo entra dentro del juego de autojustificarse, y como todo lo que tiene términos científicos suena a verdad universal, ya sabes…

          Responder
    2. Lorena

      A mi me parece todo una charlataneria, yo tengo una prima que le encanta todo esto y cuando me cuenta cosas me quedo de piedra,pienso madre mía que jilipolleces tan grandes se puede creer y de echo esta convencida de que eso funciona le tienen el coco absorbido por completo y yo en mi opinión estoy totalmente de acuerdo con el articulo,eso es una estupidez una charlatanería y un comecocos la vida es una realidad no es si yo pienso en positivo tengo cosas positivas no hay que criticar porque bajas tu energía y atraes lo malo dios que estupideces tan grandes.esto es una verdadera secta no una alluda

      Responder
  37. anonimus

    Oye tío, genial! llevaba tiempo rodando la idea en mi cabeza de escribir sobre el coachig y no lo hice, supongo porque mi pereza mental y pensamiento negativo me lo impidió . Cierto es que no hay mucha crítica y hay que empezar a hacerla a saco porque los pirados estos está más que subidos. MIs ánimos y espero que escribas más sobre ello de veras, soy un activo odiante del coaching y las pseudo ciencias estas que pretenden leerte el alma en una mirada. Un abrazo y gracias me lo he pasado genial leyéndolo ,lo he disfrutado mucho. Gracias.

    Responder
  38. Jorge

    Buen día Griseo, hace unas semanas tal vez ya más de un mes mi esposa entró a estos cursos intensivos de coaching. La verdad yo no tenía ni idea de qué era esta putada y eso que estudio psicología, es algo muy nuevo. Ahora lo sé y cada vez los hacen generar más necesidad de los malditos cursos, es una espiral que pretende no terminar. He hecho hasta los intentos más desesperados para que lo deje y llevarla con un verdadero psicoanalista pero me es imposible. ¿Tienes o alguno de tus conocidos tienen alguna solución para esto? Hasta ahora el curso le ha servido bastante a mi esposa y a mi relación pero sé el trasfondo y sé hacia dónde lo quieren dirigir como la secta y empresa voraz que son. Estamos mejor pero cada vez se aleja más de mí físicamente y mentalmente también, pues su vida se la empieza a dedicar a su pseudoacademia. Yo he optado por esperar a que esta mierda se le salga de la cabeza sola pues sabemos que los verdaderos cambios no se generar a través de la charlatanería, el problema es el control que puedan generar de por vida en ella. Saludos

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Pues ni idea de qué solución adoptar, la verdad. A fecha de hoy he conseguido quitarle de la cabeza lo del coaching a un tipo y sólo durante… un día. xD El problema es que quieren creer en que ello les va a salvar y contra las creencias es muy difícil actuar.

      Responder
    2. Patty

      Como lo había comentado, mi hogar estaba al borde de la destrucción, afortunadamente encontré esta entrada y la compartí con mi esposo para q abriera los ojos y gracias a Dios se dio cuenta de la manipulación y del negocio redondo q es esto, los relatos de las experiencias negativas en las relaciones de pareja lo llevaron a reflexionar y caer en cuenta de los errores en los q estaba incurriendo. Hoy continuamos felices y más unidos y espero que esta peste actual no vuelva a rondar nuestras vidas.

      Responder
  39. Realista

    Vale, el coaching es pseudociencia, esto es obvio, pero yo prefiero alejarme de las personas tóxicas que aguantar sus paranoias.

    Responder
  40. santi

    Interesantísimo debate sobre el coaching.
    Sigo estando conmovido al leer al psicólogo que dice que afectó a su vida familiar. Entiendo perfectamente de lo que está hablando.
    Expongo lo que me ha tocado vivir desde que mi ex-pareja (aquí existe una pista) decidió iniciar cursos de coaching y hasta qué punto puede influenciar a según que tipo de personas.
    Mi padre muere en agosto 2013, con la carga sentimental que significa la desaparición de alguien importante en tu vida. Sin tiempo de ejercitar el duelo….
    la hermana de mi ex viene a visitarnos (se aloja en mi casa) en Septiembre 2013.
    En Diciembre 2013 mi ex inicia un curso de coaching (Alto impacto para el éxito…o algo similar tiene de título).
    Ese mismo mes empieza a soltarme frases como “no te he pedido que me ayudes”; “no te he pedido que me vengas a buscar al trabajo”, “para mi gastar dinero en formación es una inversión a largo plazo” “no tengo porque sentirme mal con querer hacer con mi vida algo más productivo”, “nunca te he pedido nada”, “quiero hacer algo que me llene más” …en fin.

    De la noche a la mañana. Un cambio radical de pensamiento y un enfoque, por no llamarlo egoísta, lo voy a llamar “individualista”. Dejando de lado y menospreciando los sentimientos que provoca un duelo.

    Sería interesante que, sin poner en duda las ventajas que tiene seguir aprendiendo y formándose, que los instructores de coach también enseñaran a gestionar emociones, sensaciones, buena convivencia, asertividad, empatía…y no un manual del “yo, yo y yo” que deshumaniza absolutamente a según que personas y personalidades.

    Como dato anexo, informar que soy abogado laboralista, post-grado en recursos humanos y master en prevención de riesgos laborales.

    El fin de la historia ? A principios de año recibí la frase “prefiero estar sola que contigo”

    Fue invitada a salir de mi vida.

    .

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Madre mía. :O Pues sí, deberían. Lo malo es que, tal y como dices, sus enseñanzas se basan en el individualismo y en el “yo yo y yo”, así que no cederán a eso. 😦 Como mucho usan la asertividad o la gestión de las emociones como método para lograr “objetivos individuales” (pero nunca logros como conseguir mejores condiciones de trabajo para todos, sino cosas más egoístas).
      Sobre este tema del individualismo y el coaching, un lector de este blog me pasó lo siguiente: The Negative Influence of Positive Thinking- The Gurus, Coaches, and Consultants.

      Responder
  41. El mayordomo del Netol

    Ha pasado un tiempo desde que escribiste este post, pero quería agradecerte la labor de documentación y compilación que has hecho. Ojalá este texto llegue a mucha gente. El coaching es, en el mejor de los casos, la última moda para sacar los cuartos a la gente, y en el peor, una doctrina malintencionada disfrazada de terapéutica.

    Responder
  42. Maria jose

    Me parece muy pero que muy triste que todo esto se pueda ver por ínternet, y lo respeto porque para eso está la libertad de expresión. Bien, pues voy a dar mi opinión. Tengo 34 años y soy licenciada en psicología clínica, es penoso ver que de repente un individuo así sin mas y con información totalmente falsa diga que el coaching (que es pura psicología! Y PNL) publique que es una secta! En primer lugar creo que no saben ustedes el significado real de la palabra SECTA. Y obviamente una secta es hacer daño a los demás y a uno mismo. Si consideran sectas a toda profesión que ayude a la persona a la mejora de una autoestima y a como poder ser felices y todo lo que conlleva la psicólogia ESTE MUNDO SE ESTARIA VOLVIENDO LOCO! Durante mi carrera como psicóloga (alumna) se dio durante 3 años puro COACHING! Y lo aplico en mis pacientes y con óptimos resultados! Con eso me quedo. si esto fuera una secta como usted reza en su bloc ¿lo programarían en una carrera profesional? ?? Entonces el manejo de las emociones también es una secta! El yoga. ..estado zen…..etc etc? El como controlar su ansiedad. ..También? ???? Tan sumamente frustrados os sentís para publicar semejante barbaridad? El ayudar a la gente y conseguir resultados es una secta!! ME PARECE LAMENTABLE Y TRISTE que se tenga este tipo de creencias! Un saludo.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Dices aquí que tienes 34 años y eres licenciada en psicología clínica. Hace un año en un Tablón de Anuncios decías, cuando tenías 33 años, que eras “Técnico de enfermería, celadora y Técnico en Farmacia, además de otros cursos sanitarios”.

      Lo que acabo de hacer de buscarte está muy feo y lo siento, de verdad. Pero me ha ahorrado tanto tiempo a la hora de contestarte. Y la felicidad que me vende la empresa, los coachs de empresa, significa “trabaja más y ten una vida social más corta, ¡pero sonríeme! ¡Y motívate para trabajar más horas para nosotros!” y eso no me parece bien. Pero nada bien. De hecho causa que haga cosas como ésta: buscarte para quitarme de escribir un comentario largo.

      Un saludo.

      Responder
    2. capitanmono

      Mujer, más que secta, lo que está diciendo es que es explotación. Este otro hombre que es psicólogo también te lo dice así y añade más cosas:
      http://www.eparquiodelgado.com/index.php/a-barriga-llena-corazon-contento/
      http://www.eparquiodelgado.com/index.php/el-coaching-de-salud-y-de-vida-los-nuevos-expertos-en-todo-y-para-todo/
      Y sobre el manejo de las emociones, sí, también es explotación:
      http://www.eparquiodelgado.com/index.php/si-no-consigo-empleo-es-que-tengo-un-problema-de-actitud/

      Responder
  43. Ivan

    Hola,

    Soy de Perú y me leí el artículo completo junto con los comentarios y, debo reconocer que has realizado una buena investigación, pues no he podido encontrar mucha información haciendo una crítica directa al COACHING y estoy de acuerdo con los que piensan que el coaching es una estafa y como cualquier estafa su único motivo es el beneficio lucrativo. Obviamente que sí hay personas que se han beneficiado y obtenido el “éxito” del incremento salarial (quienes más que los que imparten esta estafa). Sí quieres motivar a un empleado dale un aumento, implementa un seguro de salud para el y su familia, si se queda más horas trabajando compénsalo, conversa y pregúntale que necesita de la empresa o invierte 3 minutos para saber como le va, verás que tendrás a un buen empleado y si quieres capacitarlo dale algo que lo beneficie como un curso de idiomas, programación, una especialización real en el campo que se desempeña, etc… Sin dudas tendrás a alguien que dará todo para que la compañía crezca y motivado al 101%…. Ha y para los que no creen que esto funciona, acá les dejo una noticia que ocurrió en USA, cuando el personal completo de una cadena de supermercados junto con los clientes hace todo lo posible por reponer al CEO que fue despedido, cual fue el motivo de que exista esta revelación de los empleados y los clientes contra los dueños de esta cadena, hacer volver al jefe que sabe tratar con respeto a otro ser humano, tan simple como eso, acaso se necesita pagar miles de dólares para saber este acto fundamental??? http://elcomercio.pe/economia/negocios/mira-como-empleados-super-lograron-reponer-su-ceo-noticia-1753149

    Acaso es necesario pagar un dineral para reencontrar la motivación, si es así, esto no durará mucho o durará mientras sigas pagando. Para que la persona que imparte el coaching pueda dar las “pautas” para tu crecimiento, al menos debería vivir un corto periodo de tu experiencia, el stress que convive contigo, las horas de sobre tiempo que haces, si te queda lejos el trabajo, si el jefe sólo presiona para que el quede bien a costa de tu sacrificio, creo que quizá en ese momento podrá tener un mínimo de comprensión por lo que pasa un empleado y no ajustar su programa al empleador haciendo creer que es la compañía el paraíso y el empleado el que tiene el problema…

    No vamos a llegar a hacerlo todo ni tampoco debemos sentirnos mal de no alcanzar algunos objetivos, si no pudiste conseguir el Ferrari no importa, andar en bus no es malo, hay muchos que encontraron a un viejo amigo para conversar o algunos a la futura novia y si buscabas la gerencia de la compañía y lo conseguiste, entonces preocúpate en darle lo mejor a tus compañeros para que cuando alguien más arriba decida en algún momento sacarte, sean estos mismos compañeros los que tengan un buen recuerdo tuyo o posiblemente hagan todo para reponerte…

    Cada quien ha defendido su posición y ha hecho de esta su verdad y dejemos en el aire cual es la absoluta, la descubriremos cuando esta burbuja explote ya que esto no va durar para siempre…

    No al COACHING, SI AL BUEN TRATO DEL SER HUMANO. Un saludo a la distancia.

    Responder
  44. J

    Hola! Me agrado tu post. Escribo desde México y me siento bendecida de no haber regresado al coaching que inicie hace unos días… desde los primeros 10 min supe que era y me quería ir. Es increible que al leer completo tu post y los comentarios, toda esta cadena es igual a nivel internacional. Me entristece la gente que esta tan necesitada de creer en algo que ante esto ceden ciegamente por un bienestar que les causan al hablar y hablar y halar. Efectivamente, de alguna forma te deshumanizan aunque parezca que te ofrecen mejorar tu amor propio y descubir tu misión en la vida. Yo tengo una pregunta, porque aquí hicieron ejercicios tipo hipnosis para sanar heridas con los padres y todos lloraban y gritaban y actuaban bajo la voz del coach, yo en ningún momento pude caer bajo esa hipnosis ademas que estoy muy en paz con mis.papas y los amo, mi pregunta es porqué no me funcionó? Mi mamá partió a la.gracia divina y es de sorprenderse como se maneja hasta la cultura nacional.para hacer llegar a la.gente, por ejemplo.con groserias, lo religioso etc. Y concuerdo en que si tanto.creen.que es una oportunidad de vida ayudar a otros a ver la.vida, si fuera bueno y benevolo, no cobrarían. Porque el liderazgo bello sobre la.vida lo transmites con el ejemplo, no en un.cuarto que da entrenamiento de vida…. entrenar? Nacimos para vivir, errar, sonreir, gritar, enfermar… Aprender. No a.entrenar bajo un metodo que nos.permita alejarnos.de lo que nos hace humanos.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Sí, totalmente. Es sorprendente que sea tan idéntico a nivel internacional, pero es así.

      En cuanto a tu pregunta, ni idea de por qué. Le he dado varias vueltas a cómo me di cuenta y salí del engaño. Y ya sé muchas cosas sobre el tema, pero no sé cómo prevenirse contra ello, aunque sé que hay que salir de eso y a ser posible no entrar.

      Transmitir con el ejemplo en vez de entrenar, arriba con eso. 🙂

      Un saludo.

      Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      ¿En mi sitio? Terminamos tan fatal el uno del otro que pensé: mejor lo borro porque ni yo ni tú aportábamos nada. Anda hombre y deja ya el pique.

      Si te digo la verdad esperaba en parte que volvieras por acá por lo mal que acabó aquello. Si quieres hablamos sobre el tema más calmados (yo también) y vuelves a poner tus enlaces aquí. 😉 Aunque tal y como dijiste “persona toxica” no tiene nada que ver con el tema del coaching (“Vale, el coaching es pseudociencia, esto es obvio, pero yo prefiero alejarme de las personas tóxicas que aguantar sus paranoias”), hablemos de ello me interesa ver cómo podría acabar esto.

      Obviemos lo del bullying porque es mi principal confrontación/problema. A ver, el problema que yo tengo es que la definición que tú ponías de persona toxica es muy abierta, abarca muchos tipos de personas, además de unos errores que no entiendo (“mujeres histrionicas” dijiste pero ¿no existen los hombres histrionicos? :/ ).

      Responder
    2. griseomitran Autor de la entrada

      P.D.: Ah sí, tampoco pienso nombrar a personajazos como Lucía Etxebarria y sus libros para debatir contigo esto. Y le he pedido al Capitán Mono que no intervenga. Ea, para que veas que estoy dispuesto y se me pasó el pique de la otra vez. 🙂

      Responder
  45. Sinnombre

    Pues que sepas que volví porque reconocí tu cara en un comentario en otro blog (domingos en chandal), y me dije, coño, luego de todo lo que escribí, o me ha puesto la mega respuesta con datos científicos o me lo ha borrado… Y borrado está.
    No voy a poner todo lo que puse porque lo escribí tirado en el sofá y buscando los enlaces a la par que escribía.
    Pero si te digo que mi respuesta iba sobre todo contra tu frase “Gente mala malísima”, ya que científicamente el psicopata existe, es conocido desde hace siglos, mira el violador que han pillado ahora.
    Los hay impulsivos los ha calculadores, etc… pero no son un problema baladí, eso es todo.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Ok, te ayudo.

      Tu definición tal cual:

      Persona tóxica:
      1. Mujer histriónica y/o depresiva que manipula a sus parejas para conseguir dinero, compañía, control, etc…
      2. Psicópata que manipula a la sociedad/amistades para tener poder y dinero. Véase estafa preferentes, Madoff, Rumasa en lo económico, Hitler, Stalin, en lo político.
      Luego está el asesino en serie, el creador de sectas, etc…
      3. Narcisistas (con carácter perverso) que degradan a sus víctimas sólo por el placer de verlas sufrir: son los que hacen acoso laboral/escolar (bullying).

      Todos tus enlaces de todos tus comentarios:
      http://es.wikipedia.org/wiki/Trastorno_histri%C3%B3nico_de_la_personalidad#Caracter.C3.ADsticas
      http://es.wikipedia.org/wiki/Trastorno_por_estr%C3%A9s_postraum%C3%A1tico#S.C3.ADntomas_y_diagn.C3.B3stico
      http://es.wikipedia.org/wiki/Perverso_narcisista
      http://es.wikipedia.org/wiki/Acoso_laboral
      http://es.wikipedia.org/wiki/Acoso_laboral#Perfil_del_acosador
      http://en.wikipedia.org/wiki/Adolf_Hitler#Health
      http://en.wikipedia.org/wiki/The_Mind_of_Adolf_Hitler
      http://es.wikipedia.org/wiki/Psicopat%C3%ADa
      http://en.wikipedia.org/wiki/Asperger_syndrome <= Esto venía a que me decías, y con razón, que Steve Jobs no podía ser Asperger.
      http://en.wikipedia.org/wiki/Grigori_Perelman

      En serio tío, me interesa mucho pero mucho que sigamos hablando de esto. Me interesa el tema. Incluso si no quieres por aquí, por lo que sea, podemos incluso hablar por privado (me dejas tu email en el formulario de contacto y seguimos por email).

      ¡Saludos!

      Responder
    2. griseomitran Autor de la entrada

      A ver si entiendo la cosa. El tema es que es un término que engloba a las personas con problemas psicológicos pero que ese problema psicológico afecta a los demás. Mi pregunta es: ¿puede una persona tóxica cambiar su actitud o son personas que no pueden cambiar su actitud debido a que su problema mental es imposible de solucionar? (esta pregunta la veo importante)

      EDITO: Vale, ya me has dicho que se tratan de casos irrecuperables por los comentarios de la otra entrada. Acepto por tanto tu respuesta.

      Responder
        1. griseomitran Autor de la entrada

          Sinnombre no guardo nada para otra entrada, ni pienso burlarme de ti, ni de coña soy vengativo con una persona que apenas conozco de cuatro comentarios por Internet. Te he contestado en la entrada de “Crítica contra el coaching”. Borro tu comentario de esta entrada porque no aporta nada a esta entrada (es algo que suelo hacer en este blog, en serio), pero escribo esto aquí porque quiero que me contestes en esa entrada en la que te he contestado y me interesa de verdad que lo hagas. 🙂

          Responder
          1. Sinnombre

            Borras lo que te puse, porque no te interesa ya que quedabas como el culo. Te puse a caldo y te demostré que prácticamente errabas en todo. Mi critica fue a tu, ahora veo paranoia, de que no existe gente tóxica, te puse datos científicos de escáneres cerebrales, te lo razoné, pero en tu delirio prefieres ver sólo los mensajes del tipo “que entrada más buena colegui”, supongo que porwue te sientes un fracasado y necesitas palmaditas en la espalda.

            Fueron respuestas largas y razonadas, y vaya que si aportaban, cuando te ponen datos científicos e históricos ESO es aportar.
            Nunca llegarás a nada si al ser corregido reaccionas como un niño, rompiendo el tablero. Y te digo lo que dije en su día, la entrada era buena y necesaria, pero se puede puntualizar sobre el término tóxico, yo lo hice y tu borraste todo. Supongo que mi tono te molesto pero es que mi tono era la consecuencia de tu chulería en una respuesta previa. Tranqui ya me voy que tampoco es bueno perder el tiempo con quien sólo se oye a sí mismo.

            Responder
            1. griseomitran Autor de la entrada

              En serio, lo siento si ésa es la impresión que te di. Pero más me jode que dos personas que, en el fondo, estamos en el mismo barco, no nos entendiéramos porque mi principal confrontación con el tema del bullying me cegara de aquella manera y ambos acabáramos perdiendo los papeles (yo también, he dicho ambos).

              Te he contestado en “Crítica contra el coaching”. Yo no quiero que te vayas, quiero que sigamos hablando. Como te he dicho ni de coña soy vengativo ni rencoroso ni nada de eso con una persona que apenas conozco de cuatro comentarios por Internet.

            2. sinnombre

              Ok, arreglado. Mi historia de bullying incluye palizas, vejaciones de todo tipo, insultos, insultos por internet, y otra clase de cosas peores. Como veo que estamos en el mismo bando te pido que escribas sobre el tema (y de paso perdón porque a nadie le gusta que le toquen ESE tema), yo en su día hablé con alguien, ya rozando cierta edad y balbuceaba como un niño al contarlo. Son cosas que no se olvidan. Pero créeme que ahora soy distinto, mucho más fuerte. Y no sigo coño que parezco un puto coach (risas).

              Sobre todo lo que escribí, piensa que uno no se pega esa respuesta si no cree que la otra persona merece atención. Justo hoy han dicho que el violador de ciudad lineal (creo que te puse algo sobre él antes) es un psicópata. Y antes tb pensaba que es sólo por el contexto social, que está gente se cura, pero es que los hay nacidos en familias bien, sin maltrato, sin problema alguno, y un día se descubre que son asesinos en serie. Como digo sólo fue una puntualización científica.

              Perdona que vaya escribiendo en entradas distintas pero escribo en una tablet que no es mia y va realmente lenta.

              Saludos y adelante con el blog.

            3. griseomitran Autor de la entrada

              Ok, escribiré sobre el tema, pero tardaré meses ya que es un tema complicado y duro. Gracias. jajaja…

              Ya veo. 🙂 Ok, si es así, lo acepto. Es una forma de clasificar casos irrecuperables.

              Ok, no pasa nada, ahora entiendo porque lo de los comentarios por acá.

              ¡Saludos!

        2. capitanmono

          Ya que estas con el tema de mover comentarios de un hilo a otro, a ver si mueves de una vez los del índice a aquí. Que ahí cerraste los comentarios porque no querías que se formase un debate igual al de aquí y dijiste que no se podía mover comentarios de una entrada a otra y ahora veo que sí puedes.

          Responder
          1. griseomitran Autor de la entrada

            Ok. Lo haré. Pero no aparecerá el avatar y la tarjeta gravatar de uno de ellos. Y para una vez que alguien no va de anónimo, será una pena. Pero sí, tienes razón, no es coherente dejarlo tal cual está. Ahora muevo también esas conversaciones aquí.

            Responder
    1. Jose Mendoza

      Real como la vida misma.
      Mi mujer perdió cinco años de su vida con esto.
      Dejo el trabajo , fami lia , amigos ,etc.
      Lo mas peligroso de todo esto es que en el coach están en teoría personas con carreras como periodismo, sicologia,etc
      Bueno en resumen, el coach siempre habla de crecimiento y lo que ocurre es todo lo contrario ya que el individuo al empezar a eliminar y alejar todo aquello que le han dicho de forma indirecta que es malo, lo que hace es formar una burbuja a su alrededor donde solo tienen sitio los que siguen esa forma de vivir nueva.

      Responder
    2. Eric Meneses Coach en PNL

      ¿Si una persona estudia para Médico y no ejerce la profesión de quien es la culpa?…un medico se comunica mejor entre medicos, un abogado entre abogados, un economista entre economistas, es el lenguaje, comparten el mismo conocimiento, como culparlos de no entenderlos…es la información que tienen…cuando una persona entra en un taller motivación ya sea ontológico, coercitivo, de PNL, etc…lo que aprende es a conocerse a si mismo y qué es esto, bueno es por ejemplo la forma en que posterga sus actividades importantes como buscar un empleo, la forma en que auto-boicotea como cuando ya lo tiene todo y decide no hacerlo o llegar siempre tarde a las citas, ver como por no cumplir su palabra se ha generado conflictos familiares, laborales y sociales y tantas cosas que es complicado compartir ya que son muchas…un Coach no es un orador, tampoco un facilitador que da un taller, asi e les conoce que es distinto, un Caoch te apoya a darle orden a las cosas importantes en tu vida y jamas el te va a decir cuales son, tu las decides, tu pones el ritmo y según tus capacidades, economía y energia, te enseña a lelvar una agenda de forma eficaz, basado en la realidad, no te dice sueña y lo tendras te lleva a la acción por ejemplo si contratas un coach para bajar de peso usara técnicas y conocimiento para que logres bajar de peso, ejercicios, dietas etc y te ayudara a encontrar lo que te motivara a realizarlo y dejar la pereza, por esa razón hay Coach para muchas cosas, el Coach le apoya al cliente a ponerse objetivos e ir dando pequeños pasos para una meta mayor, jamas le dirá solamente “pues ten sueños y ve por ellos”, un Coach certificado primero y antes de certificarse tiene que demostrar que ya tuvo resultados en su propia vida para compartir con las demás personas como lograrlo, por ejemplo si es exitoso por que tiene negocios entonces enseñara a otras personas su método, si esa persona bajo de peso podrá compartir la forma en que lo logro, diseña un proceso se avala y se comparte, es verdad que no todas las personas lo logran pero radica en al persona no en el Caoch, si el programa dice que hay que corre 20 minutos al día y el coaching no se presenta el que no esta siguiendo el método es el que recibe el Coaching, el método funciona o al menos le funciono al que lo da y en muchos casos hay personas con resultados, pero es injusto que una persona que no dio su mejor esfuerzo critique al metodo solo por que no se ajusta a el, es mejor reconocer que no se tiene la voluntad de hacerlo, dejar de intentarlo y aprender a vivir así tal cual, quien busca un Coaching busca un entrenador de vida, quien va a un taller o una conferencia busca recetas mágicas, esotéricas y muchas veces gratis, quien acude a un Coach profesional e invierte en su formación va a encontrar herramientas útiles, eficaces y verdaderas que no tienen que ver en nada con lo que vi en el vídeo o en los argumentos, por lo tanto tengo una idea muy clara, existe en tus argumentos una confusión acerca de lo que es el Coaching y lo que es la falsa motivación y para mi la falsa motivación es aquella que no va apegada a la realidad de la persona o dime que de malo le encuentras a que un Coach te enseñe a manejar tu dinero, inversiones, relaciones humanas, si basas en Coaching en libros de remedios caseros para una vida feliz, en conferencias de tres horas o 15 minutos, creo que tienes un falso concepto del Caoching (entrenamiento), un Coaching no prepara a las personas para ser felices para los demás lo prepara para manejar su vida de forma mas consciente, por eso cuando una persona sale del Coaching por un año o antes hace cosas que jamas se había atrevido a hacer como un divorcio, empleo, terminar una carrera o hacer las pases con su familia, y ya se dirás eso lo logra cualquiera te diré que no, y si así fuera entonces todos lo tendríamos, un Coach te ayuda incluso a saber que quieres cosa que muy pocos saben, cuando una de las parejas toma un Caoching y la otra no, alguien esta en desventaja, por otra parte la preparación de un Coach “personal” te llevara a enfrentar tus miedos y lograr metas que pueden parecer un desafió, pero hay una regla de oro…la persona debe estar dispuesta a recibir el conocimiento de otra forma es inútil ya que el Coaching verdadero requiere de acción y no de estar sentado leyendo o escuchando, cualquiera puede correr un marathon hay quien tiene la fortaleza y suficiente determinación para hacerlo y lo logra sin que nadie le ayude, hay quien quiere lograrlo y reconoce que no tiene la determinación ni la fortaleza para hacerlo pero lo ve comuna meta y hay para quien no es importante, y eso mismo pasa con una carrera universitaria, un negocio etc…el Caoch es para quien lo quiere lograr, no tiene la determinación, las herramientas o el conocimiento pero esta en sus metas, o incluso lo tiene pero quiere lograr mas, el coaching es para este nicho de personas… saludos cordiales.

      Responder
      1. griseomitran Autor de la entrada

        Me hablas de que para que el coaching en una persona se cumpla se necesita fe. Veo dos problemas serios en esto. El primero es que cuando nos dicen que tengamos fe en una supuesta sabiduría, ésta acaba siendo algo así como una religión, lo que significa dar resultados porque el que recibe esto, sin darse cuenta y sólo porque tiene fe, rebaja sus expectativas, cuando no, las cambia por otras más sencillas, para así acabar en un campo que se pueda manejar el que va a “solucionar” el problema. Esto es consecuencia de sesgos cognitivos y autosugestión, una autosugestión negativa porque te rebajas para que la creencia se verifique.

        El otro problema es que normalmente la solución a un problema no habita en la fe, sino en el esfuerzo. Y la gran mayoría de veces ese esfuerzo no se consigue gracias a una persona, sino con la ayuda de varias. Tan sólo hay que echar un ojo en la historia para ver cuántos supuestos genios han necesitado la ayuda de amigos, familiares u otros para lograr lo supuestamente imposible. Ni siquiera Einstein hubiera logrado lo que logró si no fuera por la ayuda de otros, su biografía misma es una muestra de ello.

        Me hablas del verdadero coaching, el problema es que busco coaching en Twitter, Facebook o Google y me salen cantidad de cosas como ésta (las Flos Mariae) o ésta otra (un coach de seducción y habilidades sociales, que por cierto varios periódicos y varias asociaciones ya han denunciado sus constantes acosos sexuales y machismo). Podría seguir poniendo ejemplos, pero ambos sabemos que no es necesario que siga, porque lo que quiero decir con esto es que, al igual que con la “verdadera pseudociencia”, me cuesta mucho creer que haya “verdadero coaching” ante una avalancha tan enorme de supercherías. Si es una profesión, está tan horriblemente denostada por tanta gente así. Me pregunto cuando me planteáis esto más de una vez, si hay “verdadero coaching” (que bienvenido sea si lo hay), por qué no denunciáis estas prácticas. Porque quién lo haga gana un respeto enorme, y hasta el momento no he visto a coachs denunciando estas cosas, al contrario, los he visto protegiendo.

        Un saludo.

        Responder
        1. Alan

          yo de nuevo……. lei la espuesta que le diste a este compañero. Tienes razon en decir que hay que denunciar a ese grupito de personas que desvirtuan el coaching. Me has dado una idea genial!!! Dentro de 5 dias hare una junta con mis socios para crear un orgaismo con alcance mundial que se dedique exclusivamente a desenmascarar a pseudocoach, pseudogrupos de coaching y todo aquello que afecte a la buena practica del coaching. Creo que es momento de limpiar la casa y poner orden. (obvio, los evidenciaremos en la web y por otros medios para que la gente los tenga detectados, ejemplo real de una pagina:
          http://www.itiee.org/terapias/espiritu/coaching.html
          es lamentable el contenido de esta pagina que habla de algunas cosas de coaching, las cuales no lo son.

          Un abrazo!! griseo….

          Responder
  46. jorge lopez

    Me considero una persona muy respetuosa de las ideas. Así por ejemplo, me considero una especie de Panteista, y considero que la capacidad de transcendencia y espiritualidad de los seres humanos, son importantes para la supervivencia en la vida. Al margen de esto, considero que dichas parcelas, deberían pertenecer al ámbito privado de cada uno. Y en ese sentido pienso que el “hinduismo”, o el “budismo”, religiones que hasta el mismísimo Sagan, siguió de alguna manera, son las únicas religiones “oficiales”, que de alguna forma se merecen un respeto. Al margen de esto, el COACHING, no es nada. Es auténtica basura. En todos sus aspectos y vertientes. Sobre todo, porque su principal motivación es INFLUIR en los demás. Su manera de lograrlo es a través de la coacción interna. No se castiga, pero se hace algo peor, se aisla al sujeto. Me temo que me acabarán echando del trabajo, porque no pienso acudir a estas odiosas charlas. Veo COACHING en todos lados, ultimamente. No son una moda pasajera, me temo que son la herramienta perfecta que tienen los monstruos, es decir, los psicópatas despiadados que estafan a los demás, para tener a los trabajadores auculpándose de todo lo que les pasa. Luego lo de la felicidad, los sueños, etc etc, me da auténticas ganas de vomitar. A veces el divorcio es inevitable, pero realmente, no es necesario divorciarse para aumentar el rendimiento laboral. Pero aunque así fuera, me parece muy perverso, que un empresario entre en la vida personal de las personas, para lograr una mejoría en su rendimiento laboral. Es siniestro. De las peores basuras que he conocido en mi vida, en el mundo de las seudociencias. El daño, es inombrarble. GRACIAS POR LA CRÍTICA.

    Responder
  47. jorge lopez

    Sé que mi discurso está deslabazado. Es debido a que siento tanta repulsión a esa “basura comercial”, que me llega la paciencia para exponer la cantidad de “abusos encubiertos”, que hace está ideología en las personas. Me parece que tu idea de simplificar el COACHING, a una ideología que tiene por objeto “anular al individuo mediante técnicas de lavabo de cerebro”, para poder manejarlo mejor, es genial. Porque realmente, si lo piensas, el COACHING, es eso. Luego le añaden los fuegos de artificio. Un poco de neurología, un poco de autoayuda, un poco de psicoterapia, un poco de psicoanalisis, un poco de todo, pero en bajas dosis, porque si profundizamos, llegamos a una gran verdad, y toda gran verdad tiene su reverso, otra gran verdad. Por eso es tan difícil desenmascarar al coaching, porque se han construido una gran muro defensivo robando ideas de otras profesiones y haciéndolas propias. Sobre todo de la psicología racional emotiva de Ellis. Aunque dicha psicología está a años luz del Coaching. Al lado de esto Bendito sea Ellis!!.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      De hecho en el libro de Sonríe o Muere de Barbara Ehrenreich (en el cuál se amplia todo este tema) hay un capítulo en el que cuenta cómo antes de hacer un ERE o un número mediano de despidos una empresa subcontrata servicios de coaching para anular cualquier posible queja, y para que el personal que quede tampoco se queje, además de contar las prácticas de castigos físicos o burlas por el mero hecho de ser menos productivos que el resto, para así “motivar” que sean más productivos.

      Como en toda charlatanería se crean su muro defensivo basándose en términos sueltos y sin profundizar. Y luego está el discurso de que es que uno/a ve el caso falso pero no el caso verdadero, pero ¿dónde está el caso verdadero? En ninguna parte.

      ¡Saludos!

      Responder
  48. Cacho

    He leido el articulo principal completo , felicitaciones por tu tiempo y esfuerzo. Es didactico e instructivo. Me paso de largo la discusion por ahora ya que veo que es extensisima , pero guardo la pagina para leerlo en otro momento. Muchas gracias.

    Responder
  49. Manel Guzmán

    Excelente artículo. Llevo tiempo recopilando material para elaborar uno porque los entornos de trabajo se están convirtiendo en “La invasión de los ultracuerpos”, con situaciones muy penosas que atentan los derechos humanos. En resumen, sonrie o muere, o vete. O si tienes problemas familiares (una muerte, separación, etc) y estás depresivo no eres deseable. O eres “viejo”, experimentado, viajado, culto en una organización “joven y dinámica” llena de gente de plástico que cultiva el narcisismo como modo de vida.
    Estoy metido en el mundo de la educación y veo que el coaching está arrasando, lo que está zombificando clasutros enteros con sus respectivas direcciones.
    Te pido permiso para enlazar tu artículo, mencionando tu autoría, claro está, en mi blog de denuncia contra la charlataneria “gururronrroneos y psicobalbuceos educativos”.
    Ya me dirás algo. Saludos.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      ¡Pues claro que puedes enlazarlo! Y puedes hacer tu propia crítica, añadiendo lo que quieras y usar todos los enlaces que he puesto y que necesites. Contra más críticas haya de esto por Internet mejor. Y, por supuesto, que yo no voy a decir “ésta sí, ésta no”, contra más críticas haya contra el coaching, mejor.
      Saludos.

      Responder
  50. tere

    Hola,
    he disfrutado un montón este artículo. Me ha parecido bien escrito, bien argumentado y con humor. He aprendido, pensado y me he reído (sobre todo con algunos comentarios).

    Gracias!
    tere (alérgica al cocaching)

    Responder
  51. Rober

    Buenos días! Me acerqué a este artículo para ver una crítica del coaching, pero la crítica realmente es a charlatanes y falsos gurús que se aprovechan de él. De hecho no hay ni una sola mención a profesionales del coaching que critican precisamente lo mismo que usted critica. John Whiteman o Sergio Fernández son dos ejemplos fáciles de acceder. Lo pasé muy bien leyendo este artículo y me gustaría aportar algo y al mismo tiempo animarle a que siga con su blog. A continuación le hago unas sugerencias para que pueda enriquecer este documento:

    El coaching real no utiliza el optimismo motivador a cualquier costa como usted sugiere, sino la motivación propia. Tampoco desde el coaching se anima a alegrarse por ser despedido, en tal caso se anima no caer en depresión y buscar nuevas metas realizables. En coaching existen metas a largo y corto plazo, pero no basta con pensar ni te obligan a ser optimista…

    En su crítica a la PNL, decir que existen muchas ramas, además el intrusismo y la creación de mitos en las ciencias sociales es altísimo (los dos hemisferios del cerebro, sólo usamos el 15% de nuestra capacidad, golpear a un cojín disminuye o canaliza nuestro enfado, y un largo etc de falacias por el estilo que seguro que conoce) Como cabría esperar la PNL no está exenta de intrusos ni de mitos que la sesgan, descalifican y tratan de utilizarla para lo que no es a partir de premisas aisladas. Pero la PNL es precisamente eso, programación de las neuronas a través de las palabras. A partir de aquí no debemos confundir pseudo-ciencia con ciencia incipiente, que, ya sabemos, puede estar llena de hipótesis que posteriormente se demuestren ciertas o falsas… o algo intermedio. Nadie llamaría a la física pseudociencia porque se demostró que el modelo del átomo de Bhor era incorrecto (Y sin embargo hubo muchos que lo hicieron). Recordar que el propio Einstein (tranquilo, no voy a inventar una cita absurda XD) recibió el Nóvel por el efecto fotoeléctrico y que su teoría de la relatividad no fue recibida con tanto entusiasmo. También decir que Einstein formuló teorías que finalmente no fueron ciertas…

    No sé qué clase de curso de coaching hizo usted, pero creo que no debemos sacar conclusiones de coaching a partir de un curso gratuíto on-line, entre otras cosas porque es una visión individual desde la que no se percibe una visión global (la parte por el todo)

    En la acertada crítica la atroz Rhonda Byrne, decir que nuestro subconsciente no interpreta la palabra “no”, Ellos lo cambian por “el universo” para hacerlo encajar en sus teorías vende-libros. Pero está basado en algo real.

    En cuanto a lo de ser optimista y todo irá bien, es otra falacia de gurús y falsos coach, pero una vez más tiene base real, el ser humano puede hacerse “adicto” a las emociones igual que las drogas por el efecto que los neurotransmisores producen en los millones de células que nos conforman. Las investigaciones actuales se centran en temas tan dispares como la codificación genética de la proteínas de membrana que reaccionan los péptidos de las “emociones” como a los circuitos neuronales que siguen sus impulsos eléctricos. En medio de tanto caos e investigación incipiente debida a la evolución tecnológica (sobre todo en materiales) de los últimos años hace que cada uno se pueda formar una teoría propia con lo que le venga en gana y encajarla donde quiera. El hecho de que tengan una base real es lo que hace que sean tan creíbles y (a veces) difíciles de desmontar. Pero no por ello debemos desprestigiar a los profesionales (que también pueden ser engañados ehe! XD)

    En cuanto a su historia del coaching está claramente incompleta: Las teorías de “misión de la luz divina” salen de universidades de los Estados Unidos en la época del amor libre y ante la inminente llegada del LSD, algo que en la sociedad global estadounidense pudo no influir mucho, pero en su población universitaria sí. Y allí se mezclaban TODOS sobretodo en los cursos de verano. En este momento histórico de los comienzos del coaching (y de mil cosas más) tuvieron gran influencia las teorías de Jung o de la (incipiente) psicosíntesis. Se juntaron unas cuantas teorías psicológicas, el “buenismo y buen-rollismo” de moda del momento y unos cuantos se forraron. Cierto que Galway trabajó con Whitmore en cierto momento, pero de ahí a decir que el coaching lo extiende el (infame) Prem Rawat y que sale de la secta de su padre hay muuuucha distancia, de hecho Prem Rawat no es más que un falso gurú, no es coach en absoluto. Pero una vez más, hay una base real en las teorías de la secta, y que, ya sabemos, convencen a bastante gente, pero no son coaching, son (como en todas las sectas) manipulación mental y aprovecharse de gente desesperada.

    Nada más y espero que la haya servido este largo comentario. Un saludo y siga escribiendo!

    Responder
      1. Griseo Autor de la entrada

        Ay va, si es el colaborador metebaza del blog que nunca escribe entradas y que ya ni se atreve a eso de contestar, mientras el autor de la entrada (yo) está de vacaciones. ¬¬U

        Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Ya que vamos por los 169 comentarios puedo confesar que esta respuesta la he redactado mientras veo Adán Y Eva de Cuatro (donde, por cierto, acaban de echar al concursante que dice todo el rato que él es positivo), después de eso he puesto Las Dos Torres (ESDLA) de Antena 3. Que quede claro que entre la vuelta de vacaciones y esto, si hay errores en la redacción u ortografía es por la multitarea (que luego hay que trabajar y no da tiempo para todo y blablabla…).

      Agradezco sus palabras y consejos. Ahora, la pregunta que me hago las pocas veces que alguien dice algo así es: suponiendo de que lo que me dijerais fuera verdad (no digo que no lo sea, es que no lo sé, he hecho dos cursos sobre ello y he tenido un trabajo en el que trataron de manipularme – a mí y a mis compañeros de trabajo – con este cuento del coaching; hasta el momento no he visto nunca coaching no dañino), tenéis un problemon de intrusismo tan enorme y además tan dañino para tantas personas que no sé por qué da la sensación de que no hacéis nada contra ello. ¿Por qué al psicólogo Eparquio Delgado se les han cerrado puertas profesionales y altavoces tras sus críticas tanto a la autoayuda, como al coaching y al pensamiento positivo, a pesar de que él en su libro tan poco es que sea taaan duro?

      En serio, sé que suena muy de tipo duro cabezota al máximo (que conste que se lo digo con sinceridad y en buen tono, 0% de maldad), pero con lo que he vivido y visto, no me vale con que digáis “yo también estoy en contra, yo hago otra cosa que no es eso”: si de verdad sois los que decís que sois, sois los que más podéis hacer contra eso. Tengo una búsqueda guardada en Twitter con la palabra “coaching” y un filtro para que sólo salgan mensajes en castellano, llevo más de un año mirando ahí y ni una sola crítica de un coach en unos míseros 140 caracteres (salvo lo dicho en el texto sobre el coaching coercitivo). Si es verdad eso que dice, acepten de una vez que tienen un grave problema, asóciense, informen de ello en público, arriésguense a hacer pedagogía para identificar los timos y limpien el nombre de su profesión. Si es verdad eso que dice, que tenga en cuenta que es peor toda esa gente que usa el coaching como timo que la gente como yo que la asocia con el timo; que aquí llevamos 169 comentarios, algunos de los cuales con tantos insultos y tantas bajeza que da verdadero miedo el nivel tan profundo de problemática en la que están ustedes inmersos. Y no sabe la sensación que fue encontrarse solo contra esto que estuvo a punto de pasarme personalmente factura (uno ya no sabía si era yo o qué), tan solo como me encontré. Es una sensación que no le deseo a nadie y la verdad que encontrar gente que también esté en contra de este timo, pues me da alegría, porque me hace ver que no tenía, ni tengo, un problema de actitud, ni que soy pesimista (ni mucho menos derrotista), sino que sé identificar las fortalezas y las debilidades y que gracias a ello sé cómo afrontar una situación, sin ir a lo loco ni rendirme a la primera.

      A mí tampoco me gusta el cientificismo (implica un positivismo en la lógica que asusta, por otra parte, aunque a algunos no os lo parezca, me gustan las ciencias sociales) y también sé que lo del principio de no autoridad más de un grupo de científicos no hace ni caso a eso. Pero me temo que ya es tarde para que vea la PNL como algo científico. He visto tanta basura (no sólo en internet, sino en libros) sobre PNL para la seducción supuestamente científica o para seducir supuestamente al público con señales gestuales que pueden significar una cosa y la contraria también. Lo siento, pero este punto me resulta muy difícil verlo de otra forma. :/

      El punto de vista es el que es, por la cuestión de la crítica que hago. A mí me da igual si alguien decide contratar voluntariamente los servicios de un coach o de un vendedor de la teletienda, también me da igual la influencia que ejerce el pensamiento positivo en los predicadores; el problema que tengo es que una empresa contrate coachs para cosas como las que cuenta Barbara Ehrenreich en su libro Sonríe o Muere y muy cercanas a las que viví. No quiero una visión de mi vida basada en justificar que debo obedecer a toda costa en un trabajo, ni tampoco en justificar que debo emprender por narices, creo en una visión de mi vida más liberal, clara y sin falsos motivos, que no tenga que ver con el calvinismo (aunque estos se basaban en el pensamiento negativo al final resulta ser lo mismo) o con ese ideal de la URSS de trabajar y estar contento con ello. El trabajo es un medio (sea importante o no, es lo superfluo aquí), no un fin.

      Bueno, no sé si reciente o no, pero todo ese tema de sinapsis y hormonas ya estudie sobre ello… hace 10 años. xD Ha mezclado varias cosas en ese párrafo (por ejemplo: no sé porqué dice lo de las drogas, si las drogas, al tomarlas, inducen un comportamiento hormonal sustituyendo a alguna hormona parecida a la sustancia – el ejemplo que se suele poner es el de la cafeína), pero bueno, en síntesis, le he entendido: que leen en un estudio que el optimismo es bueno, pero como hay mucho lío con eso y mucho cambio, acaban tirando por la autoayuda. Al igual que hay estudios sobre que el optimismo es bueno, también hay muchos estudios que indican que el pesimismo (e incluso la mala leche) es bueno. Sin embargo tanto el optimismo como el pesimismo son muy nocivos, hay que ser más crítico, ni ir a lo loco, ni ser derrotista.

      Gracias. Un saludo.

      Responder
  52. Víctor

    Guau es genial que este debate siga activo después de un año y medio ¡¡ Hace tiempo que no leía comentarios. Ha sido muy indignante leer los insultos de un tal Nover hacia los que adherimos con lo argumentado en el post.
    Yo depués de muchos devaneos intelectuales con el tema de hacia donde vamos como sociedad, he llegado a la conclusión de que hay personas a las que les encanta consumir mierda. Y cada vez son más los que reclaman públicamente que les rocíen de mierda cada instante de sus vidas. Evidentemente, los que tenemos un poco de perspectiva histórica y no queremos que se repitan anteriores errores, debemos ejercer una resistencia cuando vemos que se están estableciendo de nuevo las palancas que llevan a la repetición de dichos errores. Y no lo digo yo, lo dicen intelectuales de peso, hasta premios Nobel (nada sospechosos de ser antisistema ni anti nada). Por ejemplo leáse un interesante artículo de Susan George (lo enlazo al final) . Leánse también estudios sobre la vuelta de los fascismos. ¿ dónde encaja el coaching en la reinstauración del fascismo ? Creo que más que fascismo, o neofascismo, habría que hablar de neofeudalismo empresarial. La empresa privada está quitándole espacio al estado-nación. Es evidente que si esta tendencia sigue su ritmo, nos deberemos a un linaje de nuevos señores (aunque en reaidad ya nos debemos a ellos) empresariales. Cada empresa virtualmente será un feudo. Y quedarse fuera de la protección de uno de esos feudos corporativos será sinónimo de muerte. El coaching es una forma de exterminar por completo la idea-fuerza de comunidad, de bien común, de solidaridad orgánica, etc. Ahora se vende el ‘compartir’, pero en realidad es compartir individualidades. Es hacer un ‘share’ de tus elementos favoritos, pero elementos que has adquirido de forma individual, por supuesto. Es ‘compartir’ tus opiniones, las cosas que has adquirido, lo que sea, cuando en realidad es un confrontar. Es el clásico: mira que chulo lo que tengo, o mira como molo, sin más (ejemplo: aberración del selfie) No se, no quiero divagar. Creo que hay una serie de personas que tenemos un cierto grado de sensibilidad y entendemos y vemos la tendencia de las cosas, y otras personas que sencillamente, porque no han tenido problemas de calado en sus vidas o que incluso habiéndolos tenido no han sabido superarlos y han culpado al mundo de los mismos, se han opuesto al mundo y han encontrado en elementos como el coaching una perfecta justificación a su odio al mundo, cuando se complacen con a falsa idea de que en última instancia su éxito depende de ellos mismos. Es la cultura individualista del protestantismo anglosajón. La cultura del ‘looser’. El que no tiene medios para vivir, es culpable de su situación, en la mayoría de casos. Es evidente. Si hubiesen echo un master en coaching, no dormirían debajo de un puente, o al menos ya se habrían suicidado, porque habrían entendido que su miseria es responsabilidad de su incapacidad. Es como esa mayoría de borregos a los que les encantan anuncios que insultan a la dignidad humana, como por ejemplo el último del sorteo de lotería de navidad, el del ya famosos café de 21 €. Quien no sólo no se haya sentido insultado, sino que al contrario, se haya emocionado con este spot, es porque ya es irreversible. Es mejor no tratar de hacer entrar en razón a estas personas. Están lavados. Se puede hacer un último intento y decirles: oye, que esto es una burla directa. Y si la respuesta es del tipo: – estás enfadado con el mundo, ¿ por eso criticas ésto no ? o, pues a mi me parece muy creativo… o en plan: bueno, hay libertad de expresión, cada cual puede expresarse como guste… Mejor cerrar el debate. No hay nada que hacer por estas personas. Aunque habría que hacerlo, porque estas actitudes legitiman y permiten la construcción a la que estamos asistiendo, la erección de los nuevos regímenes totalitarios, en los cuales seremos libres, libres para morir, y además sin que nadie nos ejecute directamente. Nos moriremos por nosotros mismos. Pero a historia seguirá su curso. Los Poderosos seguirán ganando, porque nos conocen mejor de lo que la mayoría se conoce a si misma. Los Poderosos cuentan con infinitas ventajas sobre nosotros. Es absurdo debatir con personas tan alienadas por el sistema. No gastemos energías con personas que legitiman el fascismo…

    http://internacional.elpais.com/internacional/2013/07/31/actualidad/1375269264_738518.html.

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Pues lo veo muy acertado, la verdad.

      Por cierto, sobre estos temas tal vez le interese leer este artículo de Miya Tokumitsu (doctorada en historia del arte de la universidad de Pensilvania) sobre este tema:
      https://www.diagonalperiodico.net/la-plaza/22753-nada-lubrica-mejor-la-explotacion-convencer-trabajadores-estan-haciendo-lo-aman.html (traducción en castellano)
      https://www.jacobinmag.com/2014/01/in-the-name-of-love/ (artículo original en inglés)

      Un saludo.

      Responder
  53. Jorge Lopez Lopez.

    Pues fijaros, os voy a decir, que desde que introdujeron el Coaching en la asociación de ayuda a personas con necesidades especiales, en la que trabajaba, pues resulta que fue empezar a ponerlo a parir, a criticarlo en las reuniones COACH, Y ME HAN DESPEDIDO!!. En el fondo me alegro, pero es que es increible. Solo quería comentarlo. Si alguien quiere conservar su puesto, es mejor que no lo critique. Yo realmente, es que veo absurdo el COACHING, la psicología positiva, los modelos modernos de calidad de vida, etc etc. Todo!. Veo que en el fondo, todo son protocolos, fotos y “ser guays”, eso es lo que vende. Si eres genuino y auténtico y no vas a favor de corriente, FUERA!. Hay otro fenómeno empresarial, que me da mucho repelús, que es el fenómeno de “la evaluación del desempeño”. Me parece una mentira más de las muchas mentiras que se inventan los teóricos de la gestión de recursos humanos. Cada día estoy más convencido de que los recursos humanos de las empresas, no valen para nada.

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Y aunque no lo critique uno/a delante de los jefes, que dicen saber cómo se siente uno/a sin preguntarle, ni siquiera mirarle a la cara, y no lo saben. Pero bueno, yo desde que no estoy en aquel trabajo (en el que estuve cuando escribí esto) estoy más contento. Desde entonces puedo tener el estado de animo que me dé la gana en el momento que me dé la gana, y eso mola. Espero en el futuro no tener que toparme con eso otra vez en otro trabajo, y ojalá que nadie tuviera que pasar por lo que se pasa cuando le dicen a uno/a que hay que tragar con algo que uno/a no es.
      Yo también veo absurdo todo eso. Y apoyo eso de que los recursos humanos de las empresas entorpecen, más que servir para algo.

      Responder
    2. Víctor

      Echarte por criticar. Esa es la realidad de nuestros días. No olvidemos que elas empresas no siguen sistemas democráticos, si no cadenas de mando jerárquicas. Cada vez menos Estado y más Corporación privada. Neofeudalismo en marcha.

      Responder
      1. Griseo Autor de la entrada

        Pues sí. No han cambiado las ideas, sólo el método de aplicarlas. Además de eso ya no les basta sólo con tener la fuerza de trabajo, ya quieren también el alma del trabajador.

        Responder
  54. Mel007

    Hola, muy buenas!
    He entrado por casualidad en este blog, lo cual me ha parecido muy interesante su lectura. Si queréis leer una opinión a mayores, aquí os muestro la mía.
    Hace poco he podido realizar un curso de iniciación al coaching. El mundo de la inteligencia emocional y la asertividad me parecen dos maneras muy potentes para poder ver las cosas mucho más claras. En mi entorno de trabajo, familiar, amistoso y amoroso, he notado en mí misma y en los demás, como una tontería podía formar horas de discusiones sin ningún resultado posterior ventajoso. Si una persona tendía a ser más agresivo, machacaba, a quién a su parecer, parecía más débil emocionalmente, y ésta persona, débil lo reforzaba pensando qué quizás era su culpa esa discusión..y hay muchos de estos casos. La influencia de una baja autoestima,o la falta se seguridad en uno mismo repercute a ello..y al no tener las herramientas necesarias, porque no las ha aprendido, entra en un círculo vicioso de autoreproches, culpabilidad y despresiones. El coaching, como en todo, tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero una de sus ventajas es que proporciona esas herramientas que no llegamos a adquirir solos.
    También hay mucho intruismo en este sector, como sectas, que se aprovechan de la debilidad de los demás para sus propios beneficios…entonces ahí es lo que pasa que puede ser mal visto lo del coaching en el exterior. Justo cuando acabe el curso inicial, unos conocidos me preguntaron sobre él y cómo narices me he metido en esa “secta”. Me parece muy gracioso ese tipo de comentario por la desinformación. Mi punto de vista es, que uno debe tener claro como es y no perder su esencia nunca y que las clases del coaching solo son herramientas para tu día a día. De darte a valer ante personas que intentan descalificarte constantemente, de un compañero agresivo que no puede controlar sus emociones, etc.
    He leído, antes de hacer este curso, mucho sobre la asertividad y la inteligencia emocional. Después de un tiempo, lo he podido aplicar ante compañeros y amigos míos y noté un cambio ante ellos, y lo más importante, el mío. Una secta es una lavada de cerebro. Las herramientas, eso, unos métodos que no tuviste y aprendes para afrontar tus dificultades.

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      «Pero, ¿qué es lo que les gusta tanto a los profesionales del entrenamiento de estos poderes místicos? Pues sobre todo el hecho de que no tienen mucho más que enseñarles a sus “entrenados”. Un “entrenador de carrera” puede instruir a sus clientes sobre cómo escribir el currículum y preparar ese discurso de autopromoción que se suele llamar “de ascensor”, es decir, que se puede soltar en treinta segundos, pero en cuanto a habilidades concretas no tienen gran cosa que ofrecer. Ni ellos ni los “entrenadores de éxito” pueden enseñar a nadie a arrojar una jabalina más lejos, a usar mejor un ordenador o a organizar el flujo de información dentro de un equipo de trabajo grande. Solo les queda trabajar en el ámbito de las actitudes y las expectativas de la persona, de ahí que les convenga partir de la premisa metafísica de que el éxito vendrá rodado si se lleva a cabo determinada intervención “actitudinal”. Y, si aun así no llega, si sigues sin conseguir financiación o atrapado en un empleo sin horizontes, la culpa es tuya, no del entrenador. Será que no has trabajado lo suficiente, y que tienes que esforzarte más.
      […]
      Puede apreciarse una ansiedad de fondo en el núcleo mismo del pensamiento positivo. Si fuera cierto que las cosas van realmente a mejor y que la tendencia del universo es siempre hacia la felicidad y la abundancia, ¿por qué habríamos de molestarnos en pensar de forma positiva? Hacerlo es reconocer que no nos creemos del todo que las cosas vayan a mejorar por sí solas. La práctica del pensamiento positivo se dirige a reforzar tal creencia frente a las muchas pruebas que la contradicen. Por su parte, quienes se autodesignan instructores de esta disciplina –los coaches [entrenadores], predicadores y gurús diversos– definen su ejercicio con términos como “autohipnosis”, “control mental” o “control de pensamiento”. En otras palabras: se trata de algo para lo que es necesario autoengañarse, así como esforzarse sin pausa en reprimir o bloquear lo indeseado y los pensamientos “negativos”. Quienes de verdad tienen confianza en sí mismos, o quienes de alguna forma han llegado a sentirse conformes con el mundo en el que viven y con su destino, no necesitan emplearse al máximo en censurar y controlar lo que piensan. El pensamiento positivo puede que sea una actividad eminentemente made in USA, muy asociada en la mente de los estadounidenses con su éxito en tanto individuos y en tanto nación; pero se sostiene sobre una terrorífica inseguridad.
      […]
      Pero el sector de la motivación no se habría convertido en la industria que es hoy, capaz de mover miles de millones de dólares, si contara solo con los consumidores individuales. Hay un mercado mucho mayor, y que gasta mucho dinero, en el que se ha hecho un hueco: el de los negocios en general, y el de las grandes empresas en particular. Las multinacionales compran productos de motivación al por mayor (los libros, sin ir más lejos, por miles de ejemplares), para regalárselos a sus empleados, y tienen dinero para pagar a los oradores motivacionales, que suelen cobrar honorarios de cinco cifras por charla (como poco). Las páginas web de los conferenciantes más famosos citan con orgullo su nómina de clientes, y allí aparecen casi todas las mayores empresas del país. Esas empresas, por su parte, pueden exigirles a sus empleados que asistan a las sesiones de entrenamiento, que vean los deuvedés o que vayan a los eventos de motivación. A muchos de los participantes en los festivales “Get Motivated!” les ha pagado la entrada su empresa.

      La patronal ha convertido el pensamiento positivo en algo que probablemente nunca imaginaron sus adeptos del siglo XIX: ya no es una exhortación a levantarse y ponerse manos a la obra, sino una forma de control social del empleado en el centro de trabajo, un aguijonazo para que sus resultados alcancen niveles cada vez más altos. Entre los primeros empresarios que vieron este potencial, ya en la década de 1950, estaban los de la editorial de El poder del pensamiento tenaz, de Norman Vincent Peale; que imprimieron un anuncio en las páginas finales del libro diciendo: “EJECUTIVOS: regálenles este libro a sus empleados. ¡Les saldrá a cuenta!”. Sus vendedores adquirirían “nueva fe en lo que venden y en su empresa”, y además, prometía el anuncio, la obra les reportaría “más eficiencia en su personal de oficina. Notará cómo miran menos el reloj.” El pensamiento positivo, con la motivación a modo de látigo, se ha convertido en la marca del empleado deseoso de agradar. A partir de la década de 1980, en que empezó en las empresas la era del downsizing [reestructuraciones, fusiones o reducción del tamaño], y a medida que las condiciones de trabajo se iban haciendo más exigentes, la mano que empuña ese látigo se ha ido haciendo de hierro.
      […]
      Pero no todos los métodos de motivación del personal consisten en recompensas o incentivos. Dado que el empleado tiene cada vez menos derechos, si es que tiene alguno, en el lugar de trabajo algunas empresas recurren a formas de motivación que pueden resultar crueles, si no morbosas. Por ejemplo, una mujer denunció en 2006 a una compañía californiana de alarmas para el hogar por someterla a lo que ellos llamaban “azotes motivacionales”. Al personal de ventas los dividían por equipos y a los de peores resultados les daban unos azotes, generalmente con los soportes metálicos de los rótulos de la competencia. Un comercial de la empresa testificó en el juicio: “Básicamente, tienes que ponerte de pie frente a tus compañeros, apoyar las manos en la pared, inclinarte, y te dan con el rótulo”. Había otros castigos para quien no alcanzara los objetivos, como romperle huevos en la cabeza, echarle nata montada en la cara o hacerle ir con pañales (por cierto, se dictaminó que los azotes no se podían considerar agresión sexual, porque hombres y mujeres los sufrían por igual, así que la demandante perdió el juicio).
      […]
      El sector de la motivación, por su parte, no podía hacer nada para reparar esta nueva realidad. Como mucho, podía ayudar a cambiar la percepción que uno tenía de ella, insistiendo en que la reestructuración empresarial era un “cambio” al que había que darle la bienvenida, pues suponía un estímulo para progresar. De este modo, quedarse sin trabajo era una oportunidad para la autotransformación, y de aquellos vaivenes saldría una nueva hornada de “triunfadores”. Las empresas les pagaban a los oradores motivacionales por difundir ese mensaje. Un artículo publicado en 1994 en el diario Washington Post sobre los productos de motivación decía: “Las multinacionales están buscando formas innovadoras y baratas de subirles la moral a sus empleados, desmoralizados por los despidos masivos.” Según una “historia del coaching” que se puede leer en internet, el sector de los coaches o entrenadores le debe su enorme crecimiento en la década de 1990 a “que se acabó ‘el empleo vitalicio’.” La gran telefónica AT&T organizó en 1994 un evento de motivación para su personal de San Francisco, llamado “Éxito 94”, que empezó el mismo día en que la empresa anunció un plan para despedir a quince mil trabajadores durante los dos años siguientes. Richard Reeves, reportero del Times, contó que el mensaje central del orador más destacado de aquel evento, un animadísimo predicador cristiano llamado Zig Ziglar, fue: “Tú eres el responsable; no le eches la culpa al sistema; no le eches la culpa al jefe: trabaja más y reza más.”
      […]
      Estos conferenciantes y entrenadores ya se hacían publicidad como herramienta para el “cambio”, lo que significa para los despidos y la carga de trabajo extra que se imponía a los supervivientes de un recorte. Cierta empresa de coaching, por ejemplo, prometía sanar el ambiente tóxico que hubiera quedado tras una reestructuración: “El programa es perfecto para empresas y corporaciones que hayan pasado por vaivenes como el recorte de plantilla, una fusión o una adquisición. Si su personal está reaccionando con resistencia al cambio, con rumores por los pasillos, descenso del rendimiento, mala comunicación o estrés, nuestro programa de cambio de gestión les ayudará a mantener su motivación positiva y a concentrarse.” En un ataque de sinceridad poco frecuente, una profesional de las charlas me contó que no se sentía muy a gusto con el papel que le tocaba desempeñar, porque, según me contó, los empresarios utilizan a los oradores más o menos para “atizarles a los empleados” si no alcanzaban los objetivos fijados. “A lo mejor les dicen: ‘¿Es que no escuchaste al conferenciante que trajimos?’”.
      […]
      Así que el espíritu de equipo, con otras palabras, es una forma de motivación; la diferencia es que, en el ambiente fúnebre de aquellas multinacionales reestructuradas, se suponía que tal motivación debía generarla la plantilla o el “equipo”, que tenía que venir de dentro. En la página web de una empresa dedicada tanto a motivar como a crear equipos lo vemos claro (aunque no del todo claro, porque la redacción farragosa es otra característica del entorno corporativo postrracional): “En este seminario de creación de equipos, aprenderá tanto las habilidades básicas para crear equipos como las técnicas de motivación que le garantizan la cohesión de los mismos, generar buen ambiente, y motivados. Aprenderá a crear equipos que se quejan menos y trabajan más, donde hay más recompensas que castigos, organizar reuniones más centradas y productivas y ganarse el reconocimiento de la empresa.”

      Y ahí viene la conexión con el pensamiento positivo a la antigua, al estilo Peale: la persona que sabe trabajar en equipo es, por definición, alguien “positivo”. Alguien que siempre luce una sonrisa, que no se queja, que no les da demasiadas vueltas a las cosas, y que se somete con buen humor a lo que le pida el jefe.»
      [Fragmentos de Sonríe o Muere (2009) de Barbara Ehrenreich]

      “Most people see the benefits of empathy as akin to the evils of racism: too obvious to require justification. I think this is a mistake. I have argued elsewhere that certain features of empathy make it a poor guide to social policy. Empathy is biased; we are more prone to feel empathy for attractive people and for those who look like us or share our ethnic or national background. And empathy is narrow; it connects us to particular individuals, real or imagined, but is insensitive to numerical differences and statistical data. As Mother Teresa put it, “If I look at the mass I will never act. If I look at the one, I will.” Laboratory studies find that we really do care more about the one than about the mass, so long as we have personal information about the one.

      In light of these features, our public decisions will be fairer and more moral once we put empathy aside. Our policies are improved when we appreciate that a hundred deaths are worse than one, even if we know the name of the one, and when we acknowledge that the life of someone in a faraway country is worth as much as the life a neighbor, even if our emotions pull us in a different direction. Without empathy, we are better able to grasp the importance of vaccinating children and responding to climate change. These acts impose costs on real people in the here and now for the sake of abstract future benefits, so tackling them may require overriding empathetic responses that favor the comfort and well being of individuals today. We can rethink humanitarian aid and the criminal justice system, choosing to draw on a reasoned, even counter-empathetic, analysis of moral obligation and likely consequences.”
      [Against Empathy (2014), Paul Bloom]

      Responder
        1. Griseo Autor de la entrada

          Tengo un título de Cambridge que me capacita profesionalmente para traducir textos en inglés. Así que es uno de los tres campos profesionales que puedo ejercer (aunque en este caso de forma algo intrusista y poco ética a mi juicio, porque no tengo una carrera de traducción U_u), luego: si quieres que lo traduzca, PÁGAME.

          Responder
  55. Lucho

    Este escrito es mi punto de vista por todo lo vivido en mi matrimonio por culpa del Coaching, espero que este escrito le sirvan a los que lo lean, porque sé que están buscando desesperadamente información sobre el tema, y si aún están a tiempo, puedan hacer las correcciones pertinentes en su vida personal y de familia. Soy consciente que el Coaching bien aplicado puede ser algo muy bueno para las personas, pero también sé que es un arma de doble filo en el que muchos pueden salir bien lastimados, no voy a dejar datos, ni nombres personales, lo hago porque es lo que me manda mi ética, por respeto a ella, su familia y nuestros hijos.

    Escribo desde mi experiencia como ex esposo de una mujer maravillosa que se metió a estudiar esto del Coaching y después de más de un año de estudio, con una inversión aproximada de Us$9.000, solo ha servido para arruinar por completo nuestro hogar, un hogar en donde aun existiendo amor y con hijos maravillosos simplemente se destruyó y hoy estamos divorciados legalmente. Ella se convirtió en una mujer en donde su verdad era la que valía y poco a poco me fue anulando y dejándome a un lado de su vida en su diario vivir.

    Durante todo ese proceso en su estudio del Coaching nos fuimos distanciando lentamente, y aunque yo se lo decía constantemente, ella no hizo nada al respecto para remediarlo, lo único que hacía era criticarme y ver solo lo negativo en mí. Cuando tocábamos algo del Coaching era para decirme lo de su famoso proyecto de vida dibujado en un papel en donde yo estaba ahí plasmado igual que nuestros hijos. Todos debemos tener un proyecto de vida, pero cuando en ese proyecto de vida se involucran otras personas, ya sean esposo, hijos, etc, ya las cosas no funcionan como debe ser, porque la tendencia aunque no es lo que se pretende es anular a los otros para lograr los objetivos que el líder quiere. Hay que tener en cuenta que cada uno de los personajes que participan en el proyecto de vida de alguien tienen sus propios rasgos, verdades e historias de vidas personales que los hacen diferentes, tienen un ritmo y una forma diferente de hacer las cosas aunque el objetivo sea el mismo. En cuanto a lo que corresponde a mí en su proyecto de vida por lo que entendí yo solo tenía un papel que tenía que cumplir para no interfiriera con el resto de sus propósitos, pero cualquier cosa que hiciera para cumplirlo nunca era suficiente para ella, ella tenía claro que era lo que tenía y como debería hacerlo. Yo solo percibía que en ese dibujo donde estábamos todos no tenía derecho a sentir, ni opinar nada, ya que cualquier cosa que yo expresara no era relevante y mucho menos si eran diferentes a las que ella se había planteado en su proyecto, nadie podía entorpecer lo que ella quiere, lo único que importa es que ella sea feliz y se sienta realizada con un punto de vista intocable para nadie, y de esa manera no puede haber dialogo en una relación, nunca considero buscar un equilibrio entre ambos, simplemente no podía hacerlo.

    Yo me pregunto si las personas que aplican el Coaching tienen una visión y un poder de ayudar a los demás, porque ella no fue capaz de hacer algo para salvar su hogar, y peor aún según ella amándome inmensamente, solo estaba observando cómo se desbarataba lentamente nuestro hogar en todos sus aspectos, cualquier comentario por parte mía al respecto solo servía para sacarle ira y rechazo inmediato y en esas discusiones no salía nada positivo, solo se limitaba a criticarme, al final de cualquier situación de reclamo ella siempre manejaba las diferencias para que siempre las cosas se inclinaran en mi contra.

    Yo me di cuenta desde un principio que esto del Coaching era algo peligroso, un arma de doble filo, en un inicio aunque se lo tenían prohibido ella me contaba cosas de la metodología de enseñanza y sus vivencias, en esa etapa inicial ella todavía me narraba la forma como la estaban guiando y metiendo en todo este cuento, observaba como ella sufría un proceso interno muy fuerte en donde le hacían conocer verdades propias, algunas muy dolorosas que la dejaban derrumbada por completo de un día para otro, llego a tener varias crisis y por norma no podía hablar con su pareja y ningún familiar, pero al final de esas etapas iniciales se fue levantando y fue cuando sentí desde el inicio y con el pasar del tiempo que ya no era la persona que había conocido, la interiorizaron tanto que el cambio se sintió mucho, yo se lo decía a su familia desde los inicios, pero nadie decía algo al respecto, ella se consideraba muy segura de ella misma, como si fuera el líder sobre todo el mundo y para poder lograr sus metas las personas a su alrededor tienen que en cierto modo someterse a ella, por lo menos yo lo sentía así, le vendieron la idea que es ella la que tiene toda la fuerza en su interior, ella es lo más grande y que todo lo puede lograr por si sola con su mente, su verdad es una verdad absoluta y todo aquel que se interponga en su camino o lo saca de su vida o simplemente no le presta atención.

    Pero eso es algo que ella no puede aceptar porque sería derrumbar todas sus bases de lo aprendido, para ella era mejor rechazar o huir de todo aquello que iba en contra de sus creencias y por eso estoy seguro que se nos acabó el matrimonio volcando el 100% de la culpa en mí. Sé que para acabar una relación se necesitan dos y mal haría echarle la culpa solo a ella, pero por lo menos mis defectos y problemas eran palpables y se discutían en pareja con el propósito de buscar una salida, pero los suyos nunca se podían tocar ni poner a consideración. Lo más irónico de todo esto es que la apoye porque ella estaba feliz de haber encontrado su camino en la vida, pero siempre tuve la sensación y preocupación que la relación se iba acabar por culpa de esto, me acuerdo que se lo comente cuando apenas estaba empezando. Haber tenido todas las herramientas y experiencias que ahora se del tema para haber podido hacer algo cuando aún era tiempo.

    Nunca dio su brazo a torcer, nunca se tomó la molestia de entenderme, solo miraba lo negativo en mí, reconozco que no soy perfecto, quien lo es?, pero la admiraba y amaba siempre con la predisposición de ser mejor persona tratando de superar mis fallas. Le entregue todo mi ser porque siempre pensé haber encontrado a la mujer más maravillosa del mundo, pero este malévolo Coaching me la quito, ahora todo ronda en torno a sus compañeros de Coaching, y cuando se sienten que están decayendo son ellos mismos los campaneros de estudio los que se ayudan entre sí para salir de sus crisis, aunque sean buenos son aprendices que juegan con candela porque creen que tienen el poder de ayudar. Yo ya no cumplía con el papel de apoyo o consejero como era antes cuando la relación funcionaba, en los últimos meses antes de separarnos no hacía más que hablar por chat y celular con los del grupo de Coaching ya que su mundo solo giraba alrededor de todo esto y yo no tuve cabida en él, solo se sentía compatible con las personas que piensan y tienen ideales y filosofía de vida iguales a las de ella, porque para mí eso es el Coaching, una filosofía de vida.

    Sé que para esos individuos que los guían lo primero es el dinero que las personas que lo estudian, aunque ella fue siempre una de las mejores del proceso, por no pagar a tiempo una de sus últimas cuotas llegaron hasta amenazarla de retirarla y perder todo el dinero invertido junto con todo lo logrado hasta el momento, sé que varios se salieron por no poder con los pagos, sin embargo eso no les importaba a esas personas ya que no les daban alternativas a las personas.

    Esa gente con presencia internacional solo manipulaba la mente de sus alumnos, muchas veces se centraban en algunos aspectos de su vida sin mirar otros que se afectaban por esos cambios mentales que sufrían sus alumnos en el proceso, nunca hubo un seguimiento como debería ser, para mí esto debe de ser proceso personal constante entre el guía y el alumno para que de esta manera se tenga la precaución de no afectar otros aspectos de la vida de sus alumnos que puedan desencadenar en cosas transcendentales como es mi caso. Siempre el enfoque y las enseñanzas eran grupales, aunque trataban de no verlo de esa manera.

    En cada módulo o nivel en el que avanzaban eran con guías diferentes y en cada uno de esos módulos ellos hacían sus actividades según como cada guía lo considerara pretendiendo dar la sensación que había un orden en el porqué de las cosas, generalmente todo lo aplicaban al grupo y no a la persona, en grupo tenían cada uno que lograr sus metas personales y muchas veces en manos de sus compañeros de estudio solo para aprender, todo quedaba según el criterio y el pensar de cada persona. Cuando terminaban los primeros módulos les decían que ya podían aplicar el Coaching independiente a que continuaran o no con el programa, de esa manera los alumnos se dedicaban a aplicarlo sin elementos muy importantes que verían en los módulos siguientes, hasta le podían cobrar dinero por las sesiones a sus pacientes. Sé que al terminar ella toda esta etapa no va a tener todas las herramientas que poseen sus guías para ejercer perfectamente el coaching, ya que para eso tendría que seguir estudiando y estudiando, por lo que veo así está organizado esa metodología de enseñanza, el problema es que aunque ella es muy buena en esto, mientras tanto tienen que aprender en cierto modo por ensayo y error con la existencia de las personas que están tratando, es como si un médico en sus primeros años de estudio ya podría hacer cirugías delicadas. Me duele mucho porque el propósito de ella es bueno, quiere ayudar de corazón a las personas y poner su grano de arena en este mundo, el dinero para ella está en un segundo plano, lástima que esas personas le hicieron perder una gran parte de su maravillosa esencia como persona y los cambios ya se están haciendo sentir.

    Quiero preguntarle algo, para ir ya cerrando definitivamente o no esta página en mi vida, es posible que ella más adelante pueda ser consciente de la realidad y si es el caso darse cuenta de lo que está haciendo mal para hacer los correctivos que sean necesarios?. Me dicen que esto es como una secta, que ella ya empezó destruyendo nuestro hogar y según las experiencias de otros ahora sigue su familia, después sus amistades, terminando con sus hijos hasta quedar sola, y yo por el amor que le tengo no quiero para nada que eso le pase, así ya no esté conmigo, solo me queda rezar por ella pidiendo que salga adelante con la esperanza de que enderece su camino, ya que si es así luchare por ella con todas mis fuerzas para recuperarla, pero como están las cosas hoy en día simplemente seria perder el tiempo y seguir sufriendo ambos innecesariamente. Siento tristeza que para convertirse en lo que es hoy en día, tuvo que perder parte de su maravilloso y gran ser, no es lo mismo ser una persona única, que ser una más en un grupo donde todos piensen igual.

    Gracias por leerme y lo felicito por todo este artículo.

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Madre mía. Y lo peor es que no es la primera vez que se comenta aquí este tema, son muchos los casos, aunque pocas veces de forma tan extensa y detallada.

      Poder puede pasar que se dé cuenta, puede que un día esté harta y acabe informándose del tema, en mi caso me di cuenta por detalles que a mis jefes (entrenados por un coach para que ellos nos entrenaran a nosotros) les pasaba y que no entendía y ya quise informarme del tema y cuando lo hice y estuve seguro lo publiqué escribiendo este tan largo texto con tantas notas. Patty contó aquí también su problema y le compartió a su esposo este texto y afortunadamente él se dio cuenta de la manipulación. Pero sería un error el que yo dijera que la solución a esto es siempre compartir esta entrada, cuando hay tantos coachs tan extremistas que no entran en razón y todo para ellos es un yo-yo-yo-… Cierto que hay otros (muy pocos) más neutrales, pero ojalá que los que se declaran más neutrales en estos comentarios también denunciasen públicamente estas actitudes que nos dañan tanto a las personas tanto personalmente como laboralmente (como fue mi caso).

      De nada y gracias a ti por comentar y por hacer visible tu caso para que más gente vea (porque estos comentarios se pasan por la red y se leen) que estas cosas pasan.

      Un saludo.

      Responder
  56. Pingback: Los libros de autoayuda ¡vaya timo! | HOMO HOMINI LUPUS

  57. chava

    Hola Griceo
    solo escribo para felicitarte por esta publicación y poner en evidencia tan nefasta actividad, obviamente mi experiencia con mi familia fue asquerosa, no solo en el aspecto emocional sino también en el económico (porque no conforme con lo que te cobran, te ponen estirones que te multan con dinero, ademas de una famosa vida que si pierdes tienes que pagar el curso de nuevo y ese dinero obvio se lo enolsa la coach) ademas de dinero que no pedia prestado y que jamas nos pago , para mi todos estos tipos de coaches son unos vividores y unos oportunistas de las debilidades de las personas y de su necesidad de pertenecer, lamentable que no haya una regulación oficial para frenar a estos tipos, no me voy a extender porque ni acaso tiene, nosotros pudimos zafarnos y ni soñando regresaríamos a tomar nada que huela a coaching ontológico, ni que suene a igenieria de lo imposible (a si porque evolucionan y cuando ya no funciona como coaching lo renombran) aunque son las mismas porquerias pero con otro nombre, saludos desde Mexico

    Responder
  58. Ana

    Me ha parecido interesante el artículo. Tuve una compañera de trabajo metida en este rollo y fue una pesadilla…no paraba de decir xorradas motivadoras. Me ponía enferma…eso si descuidó su trabajo y se aisló. Y todo pagando….

    Responder
  59. Alan

    Hola. Tuve la paciencia de leer tu articulo, el cual me lo encontre por casualidad navegando en la web. Primero que nada te dire que tienes buena intencion en querer clarificar este asunto del “coaching”. El problema que detecto en el articulo es que algunas cosas parten de premisas falsas, por tanto, al desarrollar tu argumento, este no se sostiene. Ejemplo: al querer definir el coaching en tu punto 3, partes de una definicion que nada tiene que ver con la practica seria del coaching. No juzgo tu buena intencion, es mas, creo que te comprendo, pues seguramente fuiste a dar a algun grupo o con alguna persona que se dijeron coach y usaron metodologias ajenas al autentico coaching. (hay un dicho que dice: cada quien habla de como le fue en la feria).
    Creo que tu “investigacion” esta plagada de premisas falsas y de una mezcla de cosas ciertas y otras no tanto (te pido una disculpa por hacer la diferenciacion entre lo falso y lo cierto que comentas en tu articulo, pero creeme que en otro momento lo hare).
    Te invito a que leeas, aunque sea un poco, las bases de la neurociencia. Estoy seguro que te dara luz para comprender lo de la PNL.
    Sabes, siento mucho que te hayas encontrado a esa gente que se dice manejar el coaching, pero por lo que detecto, son personas de la corriente new age, de esas que hablan de la ley de la atraccion y la mentalidad positiva. Ciertamente algunos de esos grupos tienen toda la fachada de sectas. Es una pena que por esta gente se desvirtue el ejercicio profesional del coaching.
    Amigo, termino con lo siguiente: el coaching, la PNL y otras alternativas serias para ayudar al desarrollo integral de la persona, seguira en auge, seguira creciendo. No importa lo que digas, sientas u opines, pues la realidad es que quienes se dedican de forma responsable y seria a estas disciplinas humanistas seguiran aportando luz a este mundo que en ocasiones parece que esta en tinieblas. te mando un abrazo desde Mexico.
    Atte. Dr. Alan Cortez con especialidad en neurociencia y neuromarketing.
    te dejo este link, creo te ayudara a conoceer la historia y raices del coaching:
    http://www.franciscocerda.cl/media/users/0/16/files/19/Psicologia_y_coaching_Maria_Ortiz_de_Zarate.pdf

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Bueno, has tenido la paciencia de leer los comentarios también y he leído tu otra respuesta a otro comentario. Y lo dicho, si pensáis que hay un coaching verdadero y un coaching falso, denunciad el falso y mostrad a la gente común claramente (muy claramente) las distinciones entre ambos.

      Un saludo.

      Responder
  60. na

    Gracias por tu nota. Soy de argentina, llegue a esta web buscando la relacion entre coaching ontologico y sectas al ver a mi madre y como ha cambiado desde que empezo un inocente curso. Ahora esta haciendo la carrera y es tal cual dicen. Se volvio una persona egoista, usa frasea hechas de optimismo, todo lo analiza y vive hablando de la subjetividad, todo es una construccion social, como si le fuesen borrando la diferencia entre el bien y el mal.
    El lugar donde dan la carrera en argentina de coaching ontologico se llama GROW. les pido que si tienen mas informacion sobre esto me la den porque me van a ayudar. mañana mi hermana empieza un mini curso despues de la insistencia de mi mama. Pienso hablar con un psicologo y el resto de mi familia para ver como seguimos. Gracias por la informacion. Saludos

    Responder
  61. Nover

    Varias cosas:

    1.- Modelos de coaching

    ¿No te llama la atención que muchos de los comentarios que te alagan sean sudamericanos y, sin embargo, no haya tantos españoles?
    La razón de que muchos de los comentarios provengan de latinoamérica es porque hay distintos tipos de coaching en función del posicionamiento en el globo, que generan opiniones muy diversas.

    – El coaching americano. Más orientado al éxito, resultados rápidos, la motivación, el buen rollito, optimismo exacerbado, etc. Es del que provienen la mayoría de los prejuicios del coaching. Busca la ausencia de dolor, no hace falta ahondar tanto en los sentimientos, ni pasar por un proceso doloroso de cambio. El caso más claro lo vemos en El Lobo de Wall Street. Evidentemente, esto es una caricatura, o los casos más extremos, pero tiene su trasfondo real. De hecho los escritores o conferenciantes, que no coaches, a los que referencias provienen de esta línea de coaching. Hay que entenderlo también dentro del contexto y la cultura americana y los yankees tienen una mentalidad muy mercantil. Allí, por ejemplo, sí ven el fracaso de uno (o varios) proyectos empresariales como algo positivo, piensan “pues este tipo debe tener una experiencia de la hostia y sabe qué errores no deben cometerse”, no “este tío es un incompetente”. La cultura europea está más orientada hacia la culpa y la visión en el error que en la oportunidad. Esto es solo un ejemplo, pero son muchos los factores a tener en cuenta a la hora de trasladar citas y libros de ultramar.

    – Coaching latinoamericano u ontológico. Centrado en los sentimientos, es más espiritual (tienen una cultura religiosa mucho más profunda que la nuestra). Busca la esencia del ser, la finalidad de la vida, somos lo que pensamos, nuestro lenguaje y lo que hacemos, por este orden. Realmente no tengo mucho conocimiento sobre este tipo de coaching, ni sobre la mentalidad latinoamericana, pero creo que los europeos, con nuestra sobriedad emocional (pese a ser españoles), es comprensible que lo veamos como un rollo sectario, así que, como digo: contexto.

    Aprovecho para hablar sobre el comentario de Lucho, aunque ciertamente sienta lástima por su dolor, creo que debería sentir un poco más de empatía por su mujer. Desde la perspectiva europea veo a su mujer como una persona muy valiente, que supo sobreponerse a los valores sociales femeninos (hogar, familia, niños) para perseguir sus sueños. O sea, suena muy “coach”, pero le echó cojones y creo que eso hay que reconocerlo, y no creo que haya sido una decisión nada fácil para ella. Además es un error quedarse con la versión que plantea una sola parte.

    – Coaching europeo. Es más racional que el yankee y menos emocional que el ontológico. Es un punto intermedio en los dos, y más influenciado por el psicoanálisis. Busca ahondar en los sentimientos, conocer los porqués de esos sentimientos y cambiar la percepción mediante la acción. Pero también profundiza en los valores de las personas, sus talentos y habilidades y busca alinearlos con sus objetivos. Se centra en el potencial del coachee, combatiendo sus miedos para aumentar su rendimiento.

    Por ejemplo, Gallway en su libro trata de dar unas pautas para jugar mejor al tenis (y esquiar, jugar al golf, trabajar, etc.), ¿cómo? Reduciendo las interferencias (concentración), suprimiendo los miedos y los juicios y dejando fluir la naturalidad. Personalmente, como jugador de padel, el libro de El juego interior del tenis me ha servido de ayuda en el aspecto psicológico.
    Por cierto, has opinado sobre Gallway limitándote a citar un fragmento descontextualizado, aunque no sé si has leído algún libro suyo. Podrías haber traído también ese fragmento en el que dice que ganó un partido porque supo sobreponerse a sus nervios, jugando con calma, con una actitud competitiva hasta el final y haciendo su mejor juego, aunque el resultado haya sido 2-1 en su contra. ¡Qué locos estos coaches, que dicen haber ganado cuando el resultado no es el esperado! ¡Es cerrarse a la realidad! Puede hacerse esa lectura, pero no es lo que pretende transmitir. No sé si me explico.

    Además, lo criticas llamando sectario a su “maestro”, es un error de planteamiento, primero, porque es demagogia por la connotación peyorativa de la palabra, segundo, porque contiene dos falacias 1) aún siendo “sectario” su maestro eso a) no tiene por qué restar efectividad a su método, b) lo que es sectario es el maestro, no el método; y, mucho menos, 2) que Gallway y sus propuestas sean sectarias.

    – Coaching Zen o método Kaizen. Que no se ha mencionado, de modo que no veo necesario explayarse aquí, aunque es realmente interesante.

    2.- Mitos

    – El optimismo incondicional no es imprescindible para un proceso de coaching. Aunque sí que es cierto que debe existir predisposición y voluntad para el cambio y es recomendable el optimismo, aunque los ejemplos que planteas sacados de libros, son exagerados.
    – La PNL y el lenguaje no verbal. Sobre la comunicación corporal, te diría que leyeras algo sobre el famosísimo Paul Ekman, o que consultes algo de bibliografía en su apartado de Wikipedia, mismamente, tampoco hace falta profundizar mucho más para conocer la relevancia y existencia sobre eso. Y sobre la PNL, ciertamente está en fase de desarrollo, y no se considera “científica”, aunque sus resultados están a la vista y cada año corren más y más ríos de tinta (académica) sobre ello.
    – La ley de la atracción. Un bestseller de autoayuda no es la Biblia del coaching, del mismo modo que una pintada de “Viva la Revolución” no recoge la filosofía del marxismo.

    Otras aclaraciones:
    – El coach no dice qué debe hacer su cliente. Es el coachee quien se pone los objetivos y las acciones que va a tomar para ello, aunque el coach puede hacer alguna sugerencia para algún ejercicio de cambio. No es un consejero, ni un consultor, por tanto no dice qué debe hacer cada quién.
    – El coach no es un tío que te grita para motivarte. El coach ni grita, ni motiva. Su labor es escucharte y apoyarte en los momentos de duda para que alcances los objetivos que te has propuesto. Por otro lado, la motivación es más intrínseca al deseo de cambiar del coachee, rara vez el preparador es quien motiva, y mucho menos, gritando a sus clientes!

    3.- Calidad de respuestas

    La calidad de respuestas alagando tu artículo es proporcional al nivel de desconocimiento. O sea, será un argumento endeble, pero es innegable. Quienes hemos mostrado un mayor conocimiento sobre el tema es porque hemos pasado por un proceso de coaching o tenemos formación como coach (personalmente, un curso de 250 horas presencial, con prácticas y ejercicios supervisados por coaches formados, con experiencia laboral de años y, a menudo, con carrera).

    Para volver a responderte he releído el artículo, pero cuanto más lo leo, más errores me parece que cometes, tanto de enfoque, que es destructivo, sin buscar imparcialidad, como de conocimiento, que es posible que simplemente sea un sesgo intencionado.

    4.- Superación de prejuicios personales

    Si has tenido una mala experiencia con el coaching, es una lástima, porque es una labor muy gratificante para ambas partes, tanto para el coachee, como para el coach. Entiendo tu crítica, hay coaches que plagan sus facebooks de esos memes cursis de bebés y flores, y a ti no te gusta, a mí tampoco, pero te diré algo: no es algo universal ni imprescindible en este mundo. Es una cuestión de estilos. Los hay con un estilo mucho más formal, profesional y sobrio (suelen ser ejecutivos) o con un estilo más informal y distendido (como coach de equipos o personal). Pero como en cualquier profesión, te encuentras tantos tipos de profesional como tipos de persona.

    Yo no digo que no se puedan hacer generalizaciones, digo que no se pueden hacer MALAS generalizaciones.

    Supongo que con el tiempo has ido leyendo experiencias positivas, has visto coaches que son muy profesionales. Es un tema que realmente te interesa, has leído mucho, te has documentado, ¡te has formado! Creo que realmente te mola el asunto, pero hay algo que te hace desconfiar aún. Yo buscaría qué es “eso” que te impide cambiar de enfoque.

    5.- Superación de prejuicios sociales

    Una vez que se ha demostrado que el coaching no es eso que planteas, la solución que ofreces es que los “coaches” buenos se alíen para enfrentarse a los coaches “malos” que denostan la imagen del coaching. Lo primero, no es tan sencillo crear un colegio profesional. Lo segundo, el crecimiento vertiginoso del coaching en este país es debido al éxito de sus resultados. Si se ha expandido ha sido por el boca a boca, los malos coaches que hacen ejercicios ridículos y una mala praxis, se irán quedando fuera, y los que gusten y obtengan resultados, son los que se seguirán contratando.

    Lo que no ayuda, desde luego, es la difusión de prejuicios!

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Que mira, que sin rencores (si has vuelto aquí, leer otras opiniones y tomado la molestia de comentar, mira comenzamos conversación de nuevo), pero si de verdad existiera un coaching bueno y otro malo (no afirmo que haya coaching bueno y coaching malo, pero si de verdad lo hay y decís que sois de los buenos pues contras, combatidlo, porque sólo en comentarios a esta entrada he visto eso de “es que hay uno bueno y otro que es malo y muy numeroso y tal”, de verdad, no he visto largos textos ni vídeos hablando de ello), ¿qué necesidad hay de analizar comentario por comentario y si es de calidad o no o de soltar opiniones porque sí diciendo en definitiva que gente que ya de por sí lo ha pasado mal está bien que lo haya pasado mal? ¿Por qué no ceñirse al tema? Por cierto, no miento, pero españoles los hay, y no son pocos, pero la IP y el lugar donde vive cada uno sólo podemos verlo administradores de este blog (bueno EL administrador del blog, porque sólo estoy yo xD). Sólo puedo decir que impresiona el cambio de opiniones según las localizaciones conforme al tiempo del post, es como si se hubiera invertido cierto patrón del todo.

      La PNL no será científica o será algo supuestamente muy experimental, pero se hace pasar como científica para que todos pensemos que es fiable (y siempre pasa esto con las pseudociencias, por no hablar que la excusa resultante es la misma que la de las pseudociencias), si funcionara de verdad pues oye la que nos ahorraríamos en parafernalias para detener verdaderos delincuentes o para descubrir el perfecto empleado a contratar (ni siquiera debería que existir eso llamado “periodo de prueba”, total, ya los gestos te han demostrado lo buena persona y fiable que es). Podemos entrar en el tema de la manía de cientificarlo todo (contras, ciencias sociales), pero llama la atención que la PNL cumpla el mismo patrón, el mismo comportamiento que toda pseudociencia: somos ciencia, es que funcionamos de forma muy compleja créenos, hay x papers con datos a nuestro favor pero luego hay otro porrón de papers con datos en contra del que los proPNL nunca hablan, no nos aceptan del todo la comunidad científica porque ellos son de aquella manera y tal,… Lo único que no cumplen es el patrón “las corporaciones y el estado son el mal y vienen a por nosotros”.

      Dices que escribí algo destructivo… creo que lo critiqué desde diferentes enfoques, los precedentes que encontré, las fuentes, lo que aprendí en cierto curso, lo que aprendí antes en otro curso años atrás, lo que aprendí en el trabajo. Es una crítica con un enfoque racional y una lógica, no creo que sea una crítica destructiva. Podría haber sido destructivo si hubiera dejado de lado fuentes, datos y el mirar en qué consiste, y hubiera dicho mi opinión y mis vivencias y punto y sin importarme nada ni nadie (y podría hacerlo, total, no tengo una imagen pública ni nada de eso, soy otro don nadie con un blog y no vivo de ello, no tengo nada que perder), pero me contuve porque soy así, pensé en que si yo fuera psicólogo seguramente me tragaría mis principios y acabaría en los mundos del coaching para comer. Pienso que si te dedicas a algo así y piensas que todo va de puta madre para arriba, es normal que veas violento un texto donde se critica a tu colectivo (aunque no por ello se critique a tu persona individual).

      Bueno interesar el tema… La verdad, digamos que “eso” que me impide cambiar de enfoque es simplemente lo siguiente: si tan bueno es, ¿por qué deben aplicarlo en trabajos de oficina mal pagados con alto índice de subcontratación y de sacar personal? ¿Por qué no se aplica entonces en trabajos bien pagados o en funcionarios? ¿Por qué con de los salarios más bajos de la empresa, quedándote horas extras sin cobrar ni recompensar y recibiendo broncas de supuestas responsabilidades que no tengo (y que sabes que puedes cambiar cosas, pero adivina a quién no le gustaría que lo cambiases todo: sí, toda una escalera enorme de cargos que está encima tuya), debo asistir a una charla con jefazos en las que ponen en su powerpoint fotos motivacionales de equipos de fútbol y frases sentimentales (o incluso una diapositiva “os queremos” una vez que soltaron) o ver cartelitos como “gasolinero” en la mesa de los jefes (como de pin de “soy jefe pero que yo me gano a la plebe, oye”)? ¿Por qué con eso “tan maravilloso” no se solucionan los problemas? ¿Por qué la hipocresía por delante? ¿Por qué este comportamiento tan de psicópata de pegarte y luego comprarte rosas se repite en diferentes empresas con coaching de filosofía de empresa en las que han estado amigos y conocidos (y algunos tragan con ello y se concentran cada vez más y sólo en su trabajo porque piensan que todo es culpa suya y se aíslan cada vez más de los demás)? No es por lo ñoña que pueda llegar a ser el coaching, es que cuando detectas un problema empiezas a preguntarte y a plantearte cosas, y digamos que ya no te fías y debes leer del tema y estar actualizado por si te vuelve a pasar oootra vez.

      Responder
    2. mindchild

      El intento es bueno y trabajado, pero no cuela.
      El coaching es tanta patraña aquí como en USA o latinoamérica. ¿Acaso te sientes superior por ser europeo? ¿acaso no sabes que el psicoanálisis está muy superado y francamente en entredicho?
      ¿Formaciones de 600h? ¿avaladas por quién?
      ¿te pondrías en manos de un médico, un conductor de avión, o un abogado simplemente porque ha recibido un cursillo de 600h impartido por alguien que ni tiene formación avalada por nadie, ni pasa ningún proceso de supervisión legal?
      compruebo con horror como compañeros de profesión dejan colgada la ingeniería para dedicarse a este mundillo, juntanto coaching, tapping, constelaciones y lo que se tercie. todo vale para ganar dinero. Desde luego debe ser muy lucrativo a juzgar por los esfuerzos que ponéis en defenderlo. Uñas y dientes para que no se vaya el chollete a la mierda, y debe ser chollete, para que doctores en ingeniería cuelguen los hábitos y se dediquen a esas patrañas.
      Vosotros defendéis vuestro modus vivendi. Por la cuenta que os trae os dejáis la piel en defenderlo.
      Los que desenmascaramos la patraña lo hacemos por amor al arte, sin oficio ni beneficio. Desde luego es, a priori, bastante más altruista, no mediatizado por el dinero.

      Responder
      1. Griseo Autor de la entrada

        Aplaudo. Me dejo las manos en el aplauso. Es que además de yo estar 100% de acuerdo con lo que dices, lo has super-condensado.

        Responder
  62. Lucho

    Que sorpresa cuando a mi correo llega una notificación sobre una publicación hecha por Nover en donde en una de sus apreciaciones habla sobre mi comentario (Lucho 27 Enero de 2.015) respecto a lo que viví por culpa del Coaching. Me sorprendió mucho como con una simple explicación (muy bien redactada por cierto) habla algo sobre mi historia para justificar parte de sus apreciaciones, no voy a entrar en polémicas con esto del Coaching ya que no me corresponde, pero eso de ver a mi ex esposa como alguien valiente por las decisiones tomadas respecto a su vida sobreponiéndose a los valores sociales para perseguir sus sueños, le cuento que está muy equivocado, el actuar de ella deja mucho que desear, y es aquí en donde está el peligro de esto del Coaching. Si todos diéramos rienda suelta a todo lo que deseáramos en un determinado momento por un impulso desmedido sin ser consciente de las consecuencias que ello acarrea estoy seguro que esta humanidad estaría mucho más mal de lo que está ahora, nunca podre aceptar que para logar nuestros sueños haya que actuar con egoísmo sin importar lo que se tenga que hacer haciéndole daño a las personas (y no me refiero solo a mi) con el fin de lograr cualquier objetivo.
    Me parece muy curioso que muchos de los comentarios en este lugar escritos por varios siempre mencionan la palabra egoísmo en esas personas que se meten es esto del Coaching, ahora comprendo muy bien a que se refieren porque es lo que he vivido y lo que he observado en mi ex hasta ahora. Entiendo que se puedan admirar las decisiones tomadas por alguien mientras estas sean congruentes y su actuar sea ético aunque a muchos no les guste, pero tener que justificar esas decisiones tomadas con mentiras, utilizando máscaras, atropellando a quien sea, ya sea hijos, familia, amigos, etc, es algo que no podre aceptar nunca.
    Creo que una persona que estudie esto del Coaching bebe tener una sensibilidad humana muy marcada para poder ayudar o guiar a los demás, pero aparentar que es así mientras en verdad se está causando verdadero daño a otros deja mucho que desear. Son muchas las cosas delicadas y decepcionantes que he descubierto en mi ex y que dejan mucho que pensar, pero solo les mencionare una de ellas que no me toca directamente a mí para que Nover no piense que es solo mi punto de vista por las decepciones que he tenido por parte de ella; Después de muchos meses de haberse ido mi ex de mi lado y viviendo a solo 20 cuadras de mi casa, no se ha tomado la molestia de hablar con mi hija, la cual ella siempre considero como una hija porque la vio crecer desde muy pequeña, pues les cuento que mi ex no tiene ni idea de lo que está atravesando mi hija en estos momentos en su vida, tiene problemas de salud desde hace 3 meses que le han impedido continuar con sus estudios, no puedo creer que no se haya comunicado así sea para decir un hola para preguntarle cómo está su vida, algo tan fácil como marcarle a su celular o escribirle al correo o a su Facebook, y aún no lo ha hecho, y si Nover me dice que en Europa la personas se desentienden por completo de sus hijos aun estando en el colegio porque es algo normal porque lo que importa es solo la vida de uno y sus sueños personales, la verdad no tengo más nada que decir.

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Claro que en Europa sucede exactamente lo mismo que en Sudamérica con el coaching y claro que en Europa el que alguien se desentienda de sus propios hijos es visto como algo malo no, lo siguiente después de malo.

      El eurocentrismo es una enfermedad muy grave y dura acá en España y hay quién no sale de ella en toda su vida (menos mal, en serio, menos mal que en el colegio me tocaron de compañeros de clase gentes de América, si no habría sido contagiado de esa enfermedad fijísimo), si no me crees, fijate que en la parte sobre Europa, como para poner de más serio, de guay y de interesante el asunto, Nover nombra precisamente el “psicoanálisis”, precisamente una pseudociencia y de lo más cutre además (aunque evidentemente no llega al nivel que está llegando el coaching: obligándonos a asumirlo en los trabajos). Es lo que tiene la enfermedad de la que hablo: por tal de hacer como más molón y bueno lo que se hace en Europa que en el resto del mundo acaba cayendo en un facepalm. Pero es Nover y ya vimos cómo se las trae. Y qué le vamos a hacer, no tengo tiempo ni ganas de detallar cada cosa que “mira pues no” de su comentario (de verdad, creo que ya está todo o casi todo dicho en estos más de 198 comentarios XD), además pasado mañana es lunes, le tocará trabajar y por mucho coaching que tenga en mente como mínimo fijo que como todo español eurocentrista se traga una caravana o un retraso del metro/autobús como mínimo.

      Sobre el egoísmo, toda la razón, sin duda. El coaching es como el ideal de liberalismo que tanto vemos en la autoayuda, pero llevado a ese extremo tan peligroso: destruye lo colectivo, destruye todo lo construido por todos/as y sólo se concentra en un desarrollo personal que, en fin, llevado a la práctica puede que, en ese pequeñísimo margen que tienen algunas empresas, te ayude a trepar, claro, pero al final de qué sirve que todo el mundo te odie por ser tan egoísta. Ni los mismos liberales llegan a tales extremos, porque tienen asumido un cierto sentido de la responsabilidad y creen en el liberalismo “para hacer el bien”. Porque eso es así, existe un pacto colectivo, cada sociedad dicta unos mínimos de los que debemos de hacernos responsables para que no caigamos en el abismo o acabemos todos muy mal, así que el/la que no los cumple como mínimo es natural que sea mal mirado.

      Responder
  63. Carlos Melero

    Hola.

    Si yo creyera que el coaching es lo que dices en el artículo, estaría de acuerdo contigo. Pero creo que eso no es coaching o, al menos, no es el coaching que yo estudié y, mucho menos, el que practico.

    Me gustaría comentar algunas diferencias entre el coaching del artículo del que yo conozco.

    Dices que un coach a simple vista es algo así como un crack, un super-experto que con sólo saber cuál quieres que sea tu meta ya tiene la solución. Una de las cosas que yo hago es negarme a aconsejar, porque me mantengo ignorante sobre qué se debe hacer. Mi trabajo es ayudar al otro a enfocar su problema de forma que lo pueda resolver. No trabajo el problema, sino cómo lo estructura la otra persona. Puedes encontrar más información buscando “coaching no directivo”.

    Si nos ceñimos a la descripción de “coaching” de la ICF (federación internacional de coaching), el coaching es una relación de iguales en la que el coach NO es un experto en la vida del otro. El coaching descrito en el artículo es contrario a lo que la mayor asociación define como coaching.

    Puede que tu opinión esté basada en el coaching que conoces, pero ese no es el único coaching que existe. Coincido contigo en que esa puede ser la imagen que encuentres en muchos profesionales y es posible que sea lo que más se ve en las redes y lo que más sorprende, pero no es lo que más se hace. O, por lo menos, no es lo que debería hacerse.

    No tenía ni idea de la relación entre Misión de la Luz Divina y Tim Gallway. En cualquier caso, aprovecho el contenido del libro “El juego interior del tenis”. Pero claro, lo hago con interpretaciones distintas a las tuyas.

    En el artículo mencionas dos frases del libro, concretamente: “Siempre hay un juego interior en tu mente, no importa qué este sucediendo en el juego exterior. Cuán consciente seas de este juego podrá marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso en el juego exterior” y “El oponente que habita en la cabeza del propio jugador es más formidable que el que está al otro lado de la red” siendo tu conclusión que “en síntesis que si pierdes la culpa es tuya porque no has usado bien tu mente”.

    De esas frase yo interpreto que la lucha contra ti mismo te puede distraer de tu objetivo real. Y no me refiero a nada espiritual, sino a la idea de que si estás pensando en qué debes hacer, cómo lo debes hacer, te repites que lo has hecho mal, te juzgas, piensas en ganar el partido (no el punto) y cosas así, estás distrayéndote te tu propia meta. Suele hacer más daño el discurso interior que el propio contrincante, lo que no significa que si ganas a uno ganes al otro, son cosas diferentes.

    Como ves, son interpretaciones distintas. Hace más de un año que escribí un artículo hablando de esto y de que querer no es poder. Lo hice como coach y usando de ejemplo un partido de tenis. Como curiosidad te diré que mejoré mi puntuación en un par de deportes aplicando técnicas descritas en ese libro y no son nada espirituales, fue sólo cuestión de dejar progresar el proceso de aprendizaje natural.

    Hablas del Coaching Espiritual y es una oportunidad formidable para ilustrar la diferencia entre el coaching del artículo y el que yo conozco. Porque en el coaching que yo conozco, lo espiritual no pinta nada. De nuevo te remito a artículos míos en los que, como coach, reiteradamente reniego del universo y el espíritu.

    En el punto 3, compartes una definición de coaching y lo respaldas con un “esto es tal y como lo dicen”. ¿Quién dice eso? ¿Todos los coaches? ¿Las sectas? Yo, desde luego, no.

    Estoy en contra del “optimismo motivador a toda costa” y así lo he reflejado en varios artículos. Que todo resida en ti, que eres lo más importante y cosas por el estilo lo considero errores motivacionales que provocan frustración y fracasos innecesarios. No recuerdo que el coaching de T. Gallway, Joseph O’Connor, Robert Dilts, John Whitmore, etc. digan nada del universo o su poder.

    Coincido en mucho de lo que dices en el 3.2, y de nuevo no es el coaching que yo conozco. Aunque sobre PNL me gustaría hablar más despacio.

    En el 3.3 hablas de la ley de la atracción, la gran falacia. ¡Por favor! No fui capaz pasar del primer minuto del vídeo y no me he molestado en leer la crítica que haces en el artículo. Te felicito por haber leído el libro, yo no pude.

    Creo que quien usa fábulas y frases célebres para presentar su trabajo está aportando muy poco. En mi página de Facebook creo que no hay ninguna cita ajena. He escrito mucho sobre estas frases, hoy mismo he comentado una y lo puedes ver en la página de “Escuela de Coaching para Padres”.

    Sobre el apartado 3.4 quero decir que no creo que alguien deba dar las gracias porque lo despidan, creo que si te han despedido puedes aceptarlo y ver qué oportunidades se te presentan, porque no puedes usar el Control-Z. Eso es para mí parte del pensamiento útil. Las cosas suceden ¿Qué vas a hacer ahora?. Me encantaría poder compartir ejemplos concretos en los que una persona se bloquea tras un despido y el proceso de coaching le sirve para decidir qué va a hacer, desbloquearse y actuar.

    En ese apartado (3.4) hablas de creencias y eso SÍ es parte del coaching que yo conozco, pero no entiendo cómo lo vinculas con personas tóxicas y que todo el mundo deba seguirte la corriente ¿en qué momento se produce esa asociación? Cuando alguien me habla de personas así en su entorno, yo le ayudo a averiguar qué quiere hacer y qué necesita para que eso no le suponga un problema. Es algo muy distinto que decir que te alejes de todo aquel que no te siga la corriente.

    Más adelante haces una descripción del proceso de coaching que considero muy pobre, desde luego si eso es lo que hacen los coaches que te has encontrado, no me extraña que tengas esa opinión. ¿En serio se cierra el ciclo con una “Institucionalización”?

    El artículo hace unas generalizaciones que creo que son erróneas, por ejemplo : “En todo este proceso el coach sólo está ahí para asegurar la motivación y que tú no vas a abandonar con tu plan individual hasta llegar a la meta.” A esto tengo que decir “¡NUNCA!”. Jamás me verás a mi como motivador incondicional. Jamás. Parte de mi trabajo es ayudar a la persona a pensar en qué sucederá si no funciona lo que quiere hacer.

    Como ves, hay muchas diferencias entre el coaching que describes y el que conozco.

    Si hablas del coaching espiritual y basado en la ley de la atracción, coincido contigo. Pero eso no es el coaching que yo estudié, ni el que definen las grandes asociaciones, ni el que practico.

    En cierta forma, es como confundir astrología con astronomía. Se parecen y casi se nombran igual, pero no son lo mismo.

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Dice “querer no es poder” y ésa es la idea. Las comparaciones son odiosas y no me gusta comparar, pero llama la atención lo curioso de su comentario. Es de los pocos que son radicalmente distintos con respecto a planteamientos del coaching, es más se atreve a poner su imagen, un enlace a su web profesional y su nombre en públicos para que en todo momento se pueda comprobar lo que dice, lo cual merece un respeto. No parece que estemos en desacuerdo en ciertos puntos importantes, por lo que describe en su comentario su método es diferente al de la gran mayoría.

      Lo malo es que no somos pocos los pobres diablos los que pasamos por esto. Ayer mismo terminé de leer la biografía de Twitter y en ella habla de un coach de directivos que tomó un papel importante en la compañía, seguramente si le gusta el tema de lo tecnológico le sonará el nombre, se llama Bill Campbell (fue mentor de Steve Jobs). Campbell, a pesar de que era el coach de Ev (el fundador que ejercía de CEO), tomó uno de los principales papeles en echar a los fundadores de la compañía que quedaban en la susodicha y dejar al favorito de él y los inversores (el inútil de Jack que por poco la arruinó al inicio, suerte que los directivos no le pusieron de CEO y ese papel lo ocupó una persona más responsable). Campbell llega a un nivel de psicopatía y de doble cara impresionante, un ejemplo copiado tal cual de dicho libro:

      Naturalmente, Ev nunca tuvo oportunidad de apaciguar esos temores. Hasta donde él sabía, todo iba bien en Twitter. Mantenía sus reuniones semanales con Campbell y escuchaba sus discursos enardecedores. «¡Estás haciendo un trabajo jodidamente bueno!», vociferaba Campbell. En las reuniones de la junta directiva, Campbell daba la impresión de estar escuchando las presentaciones que Ev realizaba en las que exponía el estado de la compañía. Terminados los sermones de Ev, el coach aplaudía estrepitosamente y abrazaba a su protegido, proclamando, esta vez ante todos los presentes, que Ev estaba «¡haciendo un trabajo jodidamente bueno!» y pidiéndoles que aplaudieran con él (nada de esto es habitual en la junta directiva de una compañía). Luego, cuando Ev abandonaba la sala, orgulloso de que su mentor creyera que estaba haciendo un trabajo estupendo, Campbell gritaba al grupo:
      —¡Tenéis que quitaros de encima a este jodido tipo! ¡No tiene ni la más jodida idea de lo que hace!

      Lamentable. En Sonríe o Muere de Barbara Ehrenreich te cuenta como hay coachs que llegan al punto de castigar a los empleados que menos vendían azotándoles con paneles de la competencia (una técnica que llamaban “azotes motivacionales”, por la que una empleada denunció por agresión sexual sin embargo dicha demandante perdió el juicio), además de otras técnicas hacia dichos empleados como romperle huevos en la cabeza, echarle nata montada en la cara o hacerle ir con pañales. La misma autora cuenta en el libro que cuando le dijo a un coach que «no funciona» le contestó «Quiere usted decir que no funciona con usted».

      Al inicio de El Antídoto de Oliver Burkeman (por si alguien le quiere echar un ojo sus artículos en The Guardian son geniales, por cierto), el autor decide ir a una de esas charlas americanas de motivación, en este caso una tan fuera de serie que el mismo George Bush llegó a dar un discurso. Le dejo a continuación un fragmento en el que habla de la charla de Robert H. Schuller un orador motivacional:

      «Pues ahí va —proclama el doctor Schuller, mientras camina envarado de un lado a otro del escenario, que está decorado con dos enormes pancartas que dicen: “¡MOTÍVATE!” y “¡TRIUNFA!”, diecisiete banderas de Estados Unidos y una enorme cantidad de plantas en macetas—. Esto es lo que cambiará tu vida para siempre. —Entonces grita una simple palabra—: ¡Amputa…! —y hace una pausa teatral antes de concluir la frase—: ¡… la palabra “imposible” de tu vida! ¡Ampútala! ¡Elimínala para siempre!»
      El público se enardece. Por mi parte, no puedo evitar sentirme decepcionado, aunque, por otro lado, tal vez no debería haber esperado otra cosa de «¡Motívate!», un acontecimiento en el que lo único que cuenta es el simple poder del optimismo. «¡Tú eres el dueño de tu destino! —prosigue Schuller—. ¡Piensa a lo grande y sueña más a lo grande todavía! ¡Resucita tu esperanza abandonada…! ¡El pensamiento positivo funciona en todos los órdenes de la vida!»
      La lógica de la filosofía de Schuller, que es la quintaesencia de la doctrina del pensamiento positivo, no es precisamente complicada: decide tener pensamientos alegres y triunfadores —destierra los fantasmas de la tristeza y el fracaso— y la felicidad y el éxito llegarán a continuación. Se podría argumentar que no todos los oradores que aparecen en el lustroso folleto del seminario de hoy proporcionan pruebas incontrovertibles en apoyo de este punto de vista: en cuestión de unas horas, George W. Bush, un presidente que dista mucho de ser universalmente considerado como un triunfador, tiene que pronunciar el discurso central. Pero si manifestaras tal objeción al doctor Schuller, probablemente la rechazaría como una muestra de «pensamiento negativo». Criticar la fuerza del optimismo es demostrar que realmente no has comprendido nada en absoluto, pues, si lo hubieras hecho, dejarías de refunfuñar por tales cuestiones y, en realidad, por cualquier otra cuestión.

      El problema es que no se trata del coaching espiritual, se trata del coaching. Y coaching y coaching, sean serios o no lo sean, se llaman igual. Y entre un módulo en un curso, un curso completo sobre el tema y un trabajo en el que me lo aplicaron, van tres veces que paso por la historia difícil, que leído lo me comentan acá más de alguna persona, me alegro que en mi caso me diera cuenta antes de acabar dañando a algún ser querido. La última experiencia que tuve reciente fue una charla en la que asistí acompañando a un amigo que resultó ser un intento de venderle un timo de cierta empresa multinacional, la verdad que me dio algo de pena el coach conferenciante (él mismo dijo que es coach), ahí tratando de ir como una estrella del rock al inicio pero acabando recurriendo a toda clase de estratagemas para animar a comprar el tema, puede que supiera lo que vendía o puede que no (me gusta inclinarme por la segunda opción y de que se creía realmente el cuento, pero ni idea), y en este mundo entiendo que hay que comer, pero a mí personalmente me daría pena acabar así.

      Responder
      1. Carlos Melero

        Griseo, te agradezco la respuesta, su fondo y su forma.

        Te animo a que tengas en cuenta que el lechero del pueblo de mi prima puede extender un certificado de coaching al panadero de Murcia que atiende a mi cuñada.

        No me identifico con aquellos que hacen cosas diciendo ser “coach” porque eso y nada es lo mismo. Igual que no creo que se deba descalificar a alguien por decir que es coach, pues eso no lo define realmente.

        Dices en tu comentario que el problema en aquella situación es que se trataba de coaching y yo creo que realmente se trata de lo que él dice que es coaching.

        En mi caso, mi penúltima experiencia fue con “prefiero no ponerlo” y no me fui en los primeros 5 minutos por vergüenza (estaba en la primera fila), pero me pareció una captación para la secta, incluso con gente infiltrada en el público para aplaudir.

        Pero también tengo compañeros a quienes respeto y que respetan a la persona. Unos y otros llaman “coaching” a lo que hacen. También hay quien llama deporte o arte a ciertas prácticas que otros consideramos que no sol son y no por eso repudiamos el deporte el arte en general.

        Se han cometido muchas tropelías en nombre de la psicología, la psiquiatría, la religión, la moda, el cine, la libertad, la música, el arte y cualquier otra cosa que se te ocurra. El ser humano tiene la curiosa habilidad de dañar bajo decenas de paraguas que lo amparen.

        Comienzo mis conferencias explicando qué es lo que NO hago y para eso pongo una pantalla con las primeras imágenes que aparecen al buscar “coaching” en google.

        “Aquellas charlas de motivación” que comentas, no son coaching. Suelo compararlas con hostigar a un toro antes de abrir la puerta, cuando lo dejan salir está bravo y loco por ir corriendo… pero no sabe hacia dónde. Para mí, la motivación nace de reconocer los motivos y tener un objetivo auténtico, entonces no necesitas música épica ni un señor gritando.

        Comparto tu rechazo al coaching que has vivido, peo no es lo único que existe. Y me duele, porque el primer coaching (al menos, según me han contado) que se practicó hace décadas, no era así y en aquella línea me quiero mantener yo, igual que muchos otros compañeros.

        Un abrazo

        Responder
  64. Carlos Melero

    He estado leyendo los comentarios al artículo y me he quedado impactado con algunas experiencias.

    Siento mucho lo que ha sucedido a algunas personas y lo que parece que algunos profesionales hacen llamándolo coaching. Estos ejemplos refuerzan mi opinión sobre los problemas que algunos iluminados pueden provocar.

    Cuando comencé a estudiar esto, estuve a punto de dejarlo en dos ocasiones y fue porque veía cosas como las que decís. Entonces cambié de escuela y de método. También decidí mantenerme en un estilo fiel a mis convicciones prácticas y realistas.

    Creo que no es lo mismo el coaching basado en libros como “El secreto” o “¿Y tú que sabes?” con el coaching basado en libros del estilo “El poder de la palabra” y “Comunicación no violenta”

    Los primeros hablan de que tú lo puedes todo y conseguirás lo que te propongas porque el universo te lo dará. Lo segundos se refieren a argumentos internos y comunicación empática.

    Creo que los segundos no tienen nada que ver con el egoísmo.

    Lamento que a todo se le llame coaching y quiero mostrar mi apoyo tanto a quien ha sufrido las malas prácticas, como a quien se dedica a la profesión de desbloquear sin dirigir.

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Por la parte de los afectados que me toca (aunque sea una parte muy leve, ya que por lo menos yo no acabé haciendo daño a nadie, ni perdí a persona alguna que considerara valiosa por el camino) agradezco su apoyo.

      Pues no sé qué decirle. Recientemente leí “Comunicación no violenta”, la parte buena de dicho libro es que muestra a los demás como un factor importante. La parte mala es que a pesar de que en ocasiones dice que el objetivo de la CNV no es manipular ni salirse con la nuestra, el autor pone cantidad de ejemplos que parecen indicar lo contrario. Por no hablar de otras partes que no estoy de acuerdo como que realmente pocos jefes he conocido que puedan empatizar de verdad con subordinados, por no hablar que no creo que la vergüenza sea una forma de odio contra nosotros mismos. Con respecto a la empatía Marshall B. Rosenberg cae en un error muy común: hay un problema gordo con la empatía tal y como la entendemos, pues acaba siendo un sesgo cognitivo. En el artículo Against Empathy del bueno de Paul Bloom (profesor de psicología y ciencia cognitiva en la universidad de Yale) habla bastante bien de dicho problema, ahí va un extracto del mismo:

      […]Most people see the benefits of empathy as akin to the evils of racism: too obvious to require justification. I think this is a mistake. I have argued elsewhere that certain features of empathy make it a poor guide to social policy. Empathy is biased; we are more prone to feel empathy for attractive people and for those who look like us or share our ethnic or national background. And empathy is narrow; it connects us to particular individuals, real or imagined, but is insensitive to numerical differences and statistical data. As Mother Teresa put it, “If I look at the mass I will never act. If I look at the one, I will.” Laboratory studies find that we really do care more about the one than about the mass, so long as we have personal information about the one.
      In light of these features, our public decisions will be fairer and more moral once we put empathy aside. Our policies are improved when we appreciate that a hundred deaths are worse than one, even if we know the name of the one, and when we acknowledge that the life of someone in a faraway country is worth as much as the life a neighbor, even if our emotions pull us in a different direction. Without empathy, we are better able to grasp the importance of vaccinating children and responding to climate change. These acts impose costs on real people in the here and now for the sake of abstract future benefits, so tackling them may require overriding empathetic responses that favor the comfort and well being of individuals today. We can rethink humanitarian aid and the criminal justice system, choosing to draw on a reasoned, even counter-empathetic, analysis of moral obligation and likely consequences.[…]

      Responder
      1. Carlos Melero

        De la CNV yo me quedo con dos cosas; el respeto por el otro como legítimo otro y el reconocimiento de las necesidades propias tras las exigencias.

        Esto, por cierto, es un bonita combinación al trabajar con padres.. algo que dista mucho de ese ejemplo que puso alguien en los comentarios de que el coaching volvió egoísta a una madre (creo recordar).

        Como cualquier otra técnica, es tan buena como la ética de quien la usa.

        Responder
  65. Julio

    Hola, Griseo. Me ha dado gusto encontrar tu blog y tu artículo. El coaching me ha parecido, desde la primera vez que escuché de el, algo de lo cual desconfiar. A medida que me voy enterando de qué se trata, me voy convenciendo un poco más que se trata de una creación más del sistema para mantener a la gente dormida e incapacitada para pensar y tratar de ver la realidad. Según un reporte del Credit Suisse, el 46% de la riqueza mundial está en manos de sólo el 1% de los más ricos. Siendo así las cosas ¿Cómo ésta gente no va tratar de mantener el status quo por diferentes medios?

    Responder
  66. Pingback: Consejos para jóvenes aspirantes a periodistas | Videodromo

  67. Pedro Gutierrez

    Interesante y muy de acuerdo con su planteamiento.
    Por estos días, en la empresa donde me desempeño como gerente financiero, al gerente general le dio por un concepto, errado en mi concepto, de la “integralidad”.
    No se le ha ocurrido nada mas si no a que cuando alguien sale a vacaciones el día anterior le dan su posición en encargo a otra persona de un proceso diferente.
    Por ejemplo: Salió de vacaciones el gerente de producción y dejan encargado al gerente de gestión humana.
    El objetivo es disque formarnos integralmente. Y como complemento compró 20 libros de Coaching para “ayudarnos en el proceso”
    A mi me planteó reemplazar al gerente de una planta de producción. Me negué, y le dije que para eso no estoy capacitado, formado, preparado y que no me interesa. Si soy financiero es porque eso es lo que me gusta, para eso me preparé (Y me sigo preparando), para eso me capacité y en eso me desempeño eficientemente.
    Dijo entonces que si era que no me interesaba ser gerente general, que acudiera al libro, que me motivara, que pusiera en práctica las enseñanzas del libro.
    Mi respuesta: Si me interesa, y lo puedo hacer, pero de un día para otro se me hace irresponsable asumir una tarea para la que no estoy suficientemente entrenado.
    El dice que un gerente puede ser gerente de cualquier proceso. Yo le dije que por alguna razón existen carreras universitarias, especializaciones, etc. Le puse un ejemplo: “Usted cree prudente que por ejemplo en una clínica pongan al contador a reemplazar al mèdico oncólogo mientras este disfruta sus vacaciones? O cree prudente que al piloto de una aerolínea lo reemplace el gerente de gestiiòn humana?
    Se me hace irresponsable. Y por eso estoy siendo calificado como el rebelde. Los demás piensan lo mismo que yo pero en el pasillo, No dicen nada

    Responder
  68. Nover

    Buenas

    Ante todo quiero aclarar que, aunque lo defienda, jamás he ganado ni un céntimo haciendo coaching, pero, evidentemente, eso no quita que se lo haya hecho a gente (y con resultados muy satisfactorios).

    Ahora te voy a pedir que hagas un pequeño ejercicio mientras me lees: intenta leer las críticas que se te hacen como si fuera cierto lo que te decimos. ¿Qué más necesitarías para hacerte cambiar de opinión?

    Sobre la acientificidad del coaching y la falta de Colegio:

    – Cuando hablas de la falta de validez científica del psicoanálisis y del coaching no das argumentos de por qué no es válido, así que lo haré yo. En el psicoanálisis y en el coaching se hacen procesos en los que se tratan constructos mentales, es decir, fenómenos subjetivos que no son susceptibles de ser medibles, ni cuantificables, ni de ser ordenados sistemáticamente y, por tanto, no cientificables. Sin embargo, son discilpinas empíricas que han demostrado tener resultados muy positivos.

    Que hayas tenido malas experiencias por una mala praxis no quiere decir que sea por la falta de validez epistemológica del método ¿Acaso no matan los médicos y les explotan naves espaciales a los de la NASA? ¿Acaso no existen comadronas negligentes y doulas excepcionales cuando lo único que las separa es un título? ¿Acaso las terapias de parejas (sin ser científicas!) no funcionan? Es más, los ayuntamientos están contratando cada vez más mediadores, o sea, personas con un título en mediación de 100 horas, porque se ha demostrado ser más eficaz y más eficiente que la Justicia ordinaria, que genera crispación y conflicto, mientras que la mediación está para intentar resolver conflictos de interés de forma emocionalmente más sana.

    Ahora dime, ¿qué relevancia tiene que el coaching no sea “científico”?

    – El coaching es una herramienta que permite la integración de la inteligencia emocional en la vida de una persona. La IE se fundamenta en cuatro pilares: la capacidad de reconocimiento de las emociones e intereses propios; el reconocimiento de las emociones de los demás (la empatía y entendimiento de las pautas sociales) y sus intereses; la capacidad de organizar y coordinar las emociones e intereses propios con los de los demás (liderazgo y negociación); la capacidad de crear relaciones sociales sostenibles y sólidas.

    Con esto pretendo responder a tus preguntas retóricas: aquello que no se ajusta a estos parámetros, directamente, no es coaching. Evidentemente hay cosas que se acercan, porque por ejemplo, el liderazgo es algo sobre lo que trabajan los coaches, pero un coach, de los de verdad, se centrará en los otros tres aspectos de la inteligencia emocional. Aquellos coaches que se centren solamente en reforzar el liderazgo sin importar los demás aspectos mencionados, está haciendo mal su trabajo. Igual que un coach que lo único que quiere es “motivar” (a base de gritar, soltar cursiladas y dinámicas ridículas) a los empleados de un trabajo, en vez de centrarse en conocer los intereses personales, conocer su opinión sobre la empresa, sobre el jefe, los compañeros, el producto, etc. y trabajar sobre ello.
    El proceso de coaching tiene unas fases y unas formas, ignorarlas es hacer mal un trabajo. ¿Verdad que para hacer una tortilla de patatas sigues un procedimiento, trabajando sobre cada ingrediente de una forma u otra? Pues esto es igual.

    – Hace poco eché un vistazo en Google a las críticas del coaching. Una era de una periodista que concluía diciendo que ella pasaba de coaches y se quedaba con una buena amiga. Otra que leí era de un catedrático que soltaba bilis contra el coaching, la verdad, bastante decepcionante. No adjunto links porque no los encuentro.

    ¿Cómo crees que reaccionan los psicólogos y académicos de esta disciplina con el coaching? ¿Por qué la gente se escandaliza de que haya coaching para todo? Porque tiene una aplicación tan versátil como sencilla, así de simple. Un buen amigo debería ser un coach, alguien que se preocupa, que respeta la integridad, intenta comprender el trasfondo de sus palabras, busca sus motivaciones y minimiza sus miedos, pero la mayoría de las personas nos escaqueamos y no queremos preocuparnos por los problemas de los demás. A nuestros amigos los juzgamos, los etiquetamos, los culpamos y luego pretendemos animarlos con una palmadita en la espalda y presentándoles un optimismo sin fundamento, sin haber entendido realmente sus preocupaciones, miedos e inseguridades. De ahí el éxito del coaching, porque ofrece un servicio que se adapta a las necesidades emocionales individuales de una sociedad cada vez más individualista sin tener que ir a un “loquero”, que tan mala fama tienen en este país.

    Espero que empieces a entender cómo está la cosa: el coaching es una metodología relativamente sencilla con la que cualquier persona con un poco de sensibilidad y práctica puede hacer un buen trabajo y, al no estar regulado, se mete cualquier persona con un título. Esto le jode el chiringuito a los que se ganan la pasta (y la fama), pero la de verdad, y se burlan y hacen mala prensa del coaching. Pero el coaching en sí es un método para el autoconocimiento, la motivación (que surge del reconocimiento del valor propio, de los objetivos propuestos, etc., no de gritar al personal) y la consecución de objetivos (con pasos para la acción que uno mismo ha definido).

    Para que lo entiendas más claramente, yo podría hacer una extensísima crítica a la democracia, de cómo se violan los Derechos Humanos, entra en guerras ilegales, se extradita, se explota a los trabajadores, existe marginación social, corrupción, anomia social, etc. pero criticar las malas prácticas que ocurren en la democracia no es una crítica a sus fundamentos ideológicos, de sus valores ni de su forma de ser normativa. Son consecuencias inherentes a la perversión humana, no del elemento que estamos juzgando.

    El coaching es una herramienta que permite poner en orden los valores, las emociones, los intereses y las motivaciones de las personas para conseguir sus objetivos. Punto. Todo lo demás es un conjunto de malas experiencias personales, descontextualizaciones que están fuera de lugar e ignorancia.

    Para acabar te dejo un listado de libros de coaching de verdad (por orden de utilidad):
    Arte y ciencia del coaching. Su historia, filosofía y esencia – Leonardo Ravier
    Coaching con PNL – Joseph Oconnor y Andrea Lages (véase también Introducción a la PNL)
    El método para mejorar el rendimiento de las personas – John Whitmore
    El juego interior del tenis – Timothy Gallway
    Inteligencia emocional – Daniel Goleman
    El Coaching – Caby Francois

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      “¿qué relevancia tiene que el coaching no sea “científico”?” Que si vas a usar algo para arrastrar a todos los empleados de una empresa a aguantarse el morirse de asco por un sueldo bajo y amenazas de despido cada dos por tres, al menos demuéstranos de forma fiable que sirve para aguantarse bien el no morirse de asco. La ciencia muestra estudios válidos y a doble ciego, el coaching no. Muchas sonrisas cuando pasa el jefe tras ver cómo nos trae de la mano a un motivador a la empresa tras un ERE, pero lo que, como es totalmente lógico, todos pensamos, es que es un cabronazo de mucho cuidado. En cuanto a ayuntamientos, cada vez que veo otra charla de otro orador motivacional en una incubadora/vivero-de-empresas/aceleradora/… dentro de otro edificio público cedido a una empresa privada pienso en cómo todo ese dinero que podría ir a sanidad o educación.

      La inteligencia emocional depende de cómo la uses. Si un motivador fuerza a ser usada por el empleado para que comprenda que, hombre, la empresa no tiene dinero para pagar a los empleados, pero les estamos dando una experiencia inolvidable que pueden añadir a su CV, pues, como verás, no lo veo bien. Y dirás cosas de ese tipo no pasan, pues claro que pasan y pasan peores. Debemos de darnos cuenta que hablar de empatía a secas es peligroso porque, debido a que es un sesgo, puede ser manejado de muchas formas. Por cierto como persona que ha llegado a liderar equipos de hasta cinco personas con bastante éxito y satisfacción (aunque cobrase igual y a veces menos que el resto de miembros, políticas modernas y absurdas de empresas), ¿sabes qué es lo que siempre ha motivado más a mi equipo?: confianza en todos nosotros, asegurando que si pasa algo YO seré quién se coma el marrón (porque por algo soy EL responsable), y ser muy sinceros. ¿Cuántas veces has escuchado esto de “mira, no hace falta, ya es la hora de irnos, vayámonos a nuestras casas y mañana yo lidio con el cliente”? Esto que parece una tontería y una temeridad, ahorra mil disgustos, quita muchos miedos absurdos y hace que el equipo trabaje de forma más eficiente, exitosa y cómoda al día siguiente (llegando hasta a resolver el problema en la primera hora, problema que durante las dos últimas horas del día anterior parecía imposible). Eso sí, no es un camino nada fácil, te comes muchos disgustos, pero confías en tu equipo, hacéis piña y eso está bien de verdad. El día que un coach aconseje algo así a jefes o eso que llaman “líderes”, en vez de que si hay que estar contra la procrastinación, que si vamos a tope con la gamificación, y que si demás historias, no sé, grabamelo en vídeo y subelo a youtube o algo que, yo qué sé, lo mismo lo aplaudiré con las orejas y todo.

      No me sirve esa excusa de que si las críticas son débiles. Hay montones de libros y de artículos contra el coaching y contra todo lo relacionado con el pensamiento positivo: El Antídoto de Oliver Burkeman, Sonríe o Muere de Barbara Ehrenreich, La sociedad del cansancio de Byung-Chul Han, Los libros de autoayuda ¡vaya timo! de Eparquio Delgado, Do What You Love: And Other Lies about Success and Happines de Miya Tokumitsu,… El individualismo es lo peor que nos ha pasado como sociedad – siento soltar la tautología -, y la solución no es más individualismo (ni postmodernismo), la solución es crear lazos y comunidades, crear una nueva forma de sociedad. No creo que ir a un “loquero” tenga algo de malo, recientemente una amiga mía que ha pasado por varios coachs de ésos que se las dan de psicólogos se cambió a un “loquero” de la seguridad social, ¿por qué de la seguridad social? Porque ya ni se fía de cualquier entidad privada. No digo con ello, mira este caso es lo normal, pueden haber casos muy leves que con el coaching vaya bien, al fin y al cabo, como ya dije en ese tan largo texto, copian algunas técnicas fáciles de otros que ya estaban inventadas. Lo que digo es que este caso es un contraejemplo que muestra que son muy necesarios esos “loqueros”. No creo que un buen amigo debería ser un coach, creo que un buen amigo es aquel que cuando te pasa algo te dice “mira, vamos a hablarlo y hablarlo y hablarlo hasta que este tema esté tan arrugado ya que para ti sea sólo pasado y puedas superarlo”; yo también estoy en contra de juzgar, etiquetar y culpar a alguien por lo que le pasa.

      Dímelo a mí, que con ese cursillo que hice puedo poner que soy coach, pero no lo hago porque tengo mis principios. Prefiero seguir con mi idealismo a ganar mucha pasta. Así de idiota soy y pobre encima, yo qué sé, a ver si un día doy un pelotazo o algo.

      Te digo una cosa, soy de la generación de gente que nos gustan cosas sencillas, baratas y rápidas como McDonald’s. Somos así, nos gusta la mierda rápida que años después nos jode el estomago, aunque, tal y como también pasa con la política, lo sencillo, barato y rápido al final sale caro. Y ahí mi generación ha errado de forma enorme.

      Un saludo.

      Responder
        1. Griseo Autor de la entrada

          Me encanta cuando tratáis eso (que tanto promulgáis) de poneros mis zapatos y acabáis tropezándoos y cayéndoos en el barro.

          Responder
  69. Nover

    Buenas,

    Has sido (demasiado) rápido en responder. Tanto que ni has respondido a cómo afecta la falta de rigor científico. Además, tú lo exiges pero no tienes una hipótesis, no tienes una definición, haces sesgos informativos y no te ciñes a los argumentos que se plantean y escapas con demagogia. Te diré que el cáncer está estudiado científicamente y no por eso a las personas les jode menos padecerlo y morirse.

    Lo vuelvo a repetir: lo de ese vídeo no es coaching. El optimismo incondicional no es coaching. El lavado de cerebro y el autoengaño no es coaching. Un orador motivacional no es coaching. La autoayuda no es coaching. Son herramientas que un coach puede utilizar en momentos puntuales, pero desde luego, no es eso. Las patadas, los empujones y agarrones los hay en el fútbol, pero eso no es lo que lo representa. Te insto a que pongas en Google “Qué NO es coaching” y verás que aparece todo aquello que defiendes que es.

    Estás mintiendo a las personas, estás desinformando y ayudando a difundir prejuicios.

    Es más, es todo aquello que en realidad temes que sea: una herramienta que ayuda a las personas a alcanzar sus objetivos de forma emocionalmente sana y ética. En un proceso de, por ejemplo, coaching ejecutivo, se busca reforzar las cualidades personales para que un jefe sepa transmitir con claridad sus ideas, atienda a los intereses y emociones de sus empleados, consiga unificarlos como un equipo hacia un objetivo común con ganas e ilusión, creando lazos fuertes y confianza intergrupal, reforzando la autoestima colectiva, etc. ¿Cómo se hace esto? Pues depende de la empresa, de los empleados y, sobretodo, del jefe, que es quien va a diseñar el plan de acción, la imagen que va a transmitir, cómo va a resolver conflictos internos, etc. El coach no le dice lo que tiene que hacer, porque sino sería consultoría o mentoring.

    ¿Entonces qué coño hace un coach? Pues le hace preguntas (como en psicoterapia) hasta que encuentre las respuestas de la realidad en la que se encuentra para crear la realidad hacia la que quiere avanzar (objetivos), los recursos que va a utilizar, cuestionando la factibilidad de sus actos, las adversidades que puedan surgir y reforzando su estado de ánimo para que no caiga el proceso de cambio (minimizando inseguridades). Esto es coaching.

    ¿De esto tratan los libros que me citas? ¿Esto lo ves en los vídeos? ¿Esto lo lees en los artículos? NO. Ves una pequeña parte descontextualizada de lo que pone un programa sensacionalista que poco tiene que ver con el coaching y lo utilizas como argumento. Yo te acabo de citar media docena de los libros de coaching más influyentes en los que se define lo que es y cómo se hace.

    Puedes comprobar por ti mismo lo que es el coaching llamando a coaches de tu ciudad (o alrededores) y pidiendo una primera sesión, que es gratuita. Incluso podrías contarles la verdad, que estás haciendo un estudio porque has tenido malas experiencias con el coaching y quieres conocerlo en mayor profundidad.

    Un saludo.

    Responder
    1. gomiam

      “Has sido (demasiado) rápido en responder. Tanto que ni has respondido a cómo afecta la falta de rigor científico.”
      La falta de rigor científico coloca al coaching al mismo nivel que las leyendas. Al mismo nivel que los rumores. Esto, que debería resultarte evidente, es lo que tú defiendes para evitar las críticas al coaching. Me temo que te has cavado tu propia tumba.
      ” Además, tú lo exiges pero no tienes una hipótesis, no tienes una definición, haces sesgos informativos y no te ciñes a los argumentos que se plantean y escapas con demagogia. Te diré que el cáncer está estudiado científicamente y no por eso a las personas les jode menos padecerlo y morirse.”
      Y, sin embargo, se sabe cuál es el periodo medio de supervivencia tras el diagnóstico de un tumor concreto en un estadio concreto. Se sabe cuál es la probabilidad de supervivencia a un periodo dado si un tumor concreto se trata con una terapia concreta. ¿Qué estadísticas de resultados positivos tienes tú sobre el coaching? Porque tú eres quien lo defiende: tú eres quien tiene que proporcionar la evidencia (evidencia, no argumentos) que corrobore tu afirmación.
      “Lo vuelvo a repetir: lo de ese vídeo no es coaching. El optimismo incondicional no es coaching. El lavado de cerebro y el autoengaño no es coaching. Un orador motivacional no es coaching. La autoayuda no es coaching. Son herramientas que un coach puede utilizar en momentos puntuales, pero desde luego, no es eso.”
      Así que el optimismo incondicional es “una herramienta” que se puede usar en coaching. Pues nada: proporciona estadísticas de su eficacia.
      ” Las patadas, los empujones y agarrones los hay en el fútbol, pero eso no es lo que lo representa. Te insto a que pongas en Google “Qué NO es coaching” y verás que aparece todo aquello que defiendes que es.”
      Aclárate: o no es coaching o son herramientas que se pueden usar y entonces sí es coaching.
      “Estás mintiendo a las personas, estás desinformando y ayudando a difundir prejuicios.”
      Y tú, mientras ¿qué evidencias has proporcionado? ¿Qué estudios contrastados científicamente? Porque no he visto ninguno: he visto referencias a libros, he visto que defendías pseudociencias como el psicoanálisis o la PNL, pero poca cosa más.
      “Es más, es todo aquello que en realidad temes que sea: una herramienta que ayuda a las personas a alcanzar sus objetivos de forma emocionalmente sana y ética. En un proceso de, por ejemplo, coaching ejecutivo, se busca reforzar las cualidades personales para que un jefe sepa transmitir con claridad sus ideas, atienda a los intereses y emociones de sus empleados, consiga unificarlos como un equipo hacia un objetivo común con ganas e ilusión, creando lazos fuertes y confianza intergrupal, reforzando la autoestima colectiva, etc. ¿Cómo se hace esto? Pues depende de la empresa, de los empleados y, sobretodo, del jefe, que es quien va a diseñar el plan de acción, la imagen que va a transmitir, cómo va a resolver conflictos internos, etc. El coach no le dice lo que tiene que hacer, porque sino sería consultoría o mentoring.”
      Sigues contradiciéndote: si planteas que en el coaching ejecutivo se busca ” que un jefe sepa transmitir con claridad sus ideas, atienda a los intereses y emociones de sus empleados, consiga unificarlos como un equipo hacia un objetivo común con ganas e ilusión, creando lazos fuertes y confianza intergrupal, reforzando la autoestima colectiva, etc” entonces estás poniendo unos objetivos al jefe. Estás diciéndole qué tiene que hacer… y quizá cómo hacerlo.

      “¿Entonces qué coño hace un coach? Pues le hace preguntas (como en psicoterapia) hasta que encuentre las respuestas de la realidad en la que se encuentra para crear la realidad hacia la que quiere avanzar (objetivos)”
      Eso me suena mucho al método socrático. Sólo hay un problema: el método socrático no es más que otra forma de retórica. Si haces las preguntas precisas logras que la otra persona llegue a las conclusiones que quieres.
      ” los recursos que va a utilizar, cuestionando la factibilidad de sus actos, las adversidades que puedan surgir y reforzando su estado de ánimo para que no caiga el proceso de cambio (minimizando inseguridades). Esto es coaching.”
      Reforzando su estado de ánimo con, por ejemplo, optimismo incondicional.
      “¿De esto tratan los libros que me citas? ¿Esto lo ves en los vídeos? ¿Esto lo lees en los artículos? NO. Ves una pequeña parte descontextualizada de lo que pone un programa sensacionalista que poco tiene que ver con el coaching y lo utilizas como argumento. Yo te acabo de citar media docena de los libros de coaching más influyentes en los que se define lo que es y cómo se hace.”
      Ya, pero de estudios sobre su eficacia nada, “porque no es científico”.
      “Puedes comprobar por ti mismo lo que es el coaching llamando a coaches de tu ciudad (o alrededores) y pidiendo una primera sesión, que es gratuita. Incluso podrías contarles la verdad, que estás haciendo un estudio porque has tenido malas experiencias con el coaching y quieres conocerlo en mayor profundidad.”
      Ad autoritas. Evidencias, no argumentos.

      Responder
      1. Nover

        Buenas,

        Sobredimensionas la validez epistemológica que proporciona el método científico. Por poder, se puede hacer ciencias teológicas, morales o lingüísticas, o de cualquier otro elemento que te dé la gana, pero no por eso se está generando conocimiento real. Las limitaciones teóricas de del coaching son, en esencia, la de las ciencias sociales, que no se pueden considerar ciencia por la falta de referentes axiomáticos que permitan establecer una condición del comportamiento humano universal. Todo se limita a teorías especulativas, desde psicología a la sociología. Todos los estudios “científicos” sobre el comportamiento humano (y todos sus constructos) son como retales de un todo desconocido.
        Oh, espera, ¿Popper también es un argumento ad autoritas?

        El coaching no es más que una vuelta de tuerca al marketing tradicional (la publicidad, las relaciones públicas, estrategia comercial, recursos humanos, etc.), ejerciéndose esta promoción y la búsqueda de satisfacción no del cliente, sino del trabajador (lo que repercute positivamente en los beneficios de la empresa).

        La diferencia entre la publicidad y el coaching, es que el primero ofrece resultados cuantificables, el segundo no (siempre). Se ha demostrado que sonreír o recordar el nombre del cliente aumenta las posibilidades de venta, porque eso puede trasladarse a los resultados (mídelo en beneficios, votos, afiliados, etc.). Pero eso no ofrece más que una probabilidad. No es ciencia, no es conocimiento. Existen “teorías” (no son teorías, puesto que no están constrastados) que tratan de determinar el origen de la “persuasión”, pero estos paradigmas tienen la misma validez que los estudios de alquimia a nivel epistemológico.

        Pues imagínate con el coaching, que trabaja sobre “la calidad del ambiente de trabajo”, “el grado de confianza entre compañeros” o “el nivel de satisfacción laboral general” pero, como he dicho, responde a percepciones subjetivas que no pueden ser cuantificadas objetivamente. Bueno, midiendo las reacciones neurológicas podría arrojarse un cariz científico al coaching, algo que, por otro lado, acabará llegando a través del neuromarketing, no lo dudes.

        Las empresas cada vez implementan más y más elementos de inteligencia emocional mediante el coaching, pnl, etc. porque ofrecen resultados. Y contratan estos servicios porque no es imprescindible para ellos que se mida la actividad cerebral de sus empleados si estos dicen que se sienten más comprometidos con la empresa al adjudicarle mayores responsabilidades y sientan escuchadas sus demandas. Del mismo modo que un vendedor sabe que debe sonreír y ser amable con sus potenciales compradores.

        Un coach de equipos comerciales ofrece un aumento en las ventas, por ejemplo. Puedes llamar a cualquier coach dedicado a esto que te puede explicar mejor que yo cuáles son sus servicios. Aunque si hubieras hecho los deberes no tendría que molestarme en explicar estas cosas.

        Si quieres ejemplos de cómo incide el estado anímico en pacientes que padecen de corazón, o cómo afecta al al sistema inmunitario o para la recuperación de un cáncer puedes leer referencias a estudios científicos que se dan en Inteligencia Emocional de Daniel Goleman. El autoengaño y el optimismo, en su justa medida (no se va a negar el componente biológico), juegan un papel fundamental en el tratamiento de enfermedades. Hasta el efecto placebo está demostrado científicamente.

        No me he contradicho en ningún momento:
        – Las patadas y los agarrones pueden emplearse en el fútbol y las artes marciales, pero eso no lo convierte en fútbol, ni representa su esencia a pesar de que puedan emplearse en él.
        – He dicho que el coaching ejecutivo trata esos aspectos porque son los que se propone el cliente cuando contrata un coach. El coach ayuda a conocer sus objetivos y cómo va a conseguirlos por sí mismo, pero eso no quiere decir que si alguien quiere un jardín bonito el coach le vaya enseñar a podar, sino que hará que su cliente consiga tener un jardín bonito (ya sea aprendiendo por un vecino o contratando una empresa).

        Si aún te enteras ahora de que los procesos de coaching funcionan mediante la mayéutica es que no tienes ni idea de lo que estás hablando.

        Si quieres estudios científicos sobre coaching busca en Dialnet, Psychoinfo o algún buscador académico, puedes probar alguno en inglés. O en mismo en Google Scholar. También te recomiendo que le eches un ojo a la página de la federación internacional de coaching.

        Espero que hayas tenido suficiente con toda la información que te he ofrecido, que no ha sido poca y el tiempo que te he dedicado, que ha sido más del que mereces. Pero no lo he hecho por ti, sino por todas las demás personas que no tienen la culpa de sufrir semejante mezcla de rencor e ignorancia.

        Un saludo.

        Responder
        1. Griseo Autor de la entrada

          No quería meterme pero leí Inteligencia Emocional de Daniel Goleman hace muuuchos años, antes incluso de conocer el coaching. Por entonces yo era muy joven e idiota y sólo quería aprender cosas para ligar y el libro no me sirvió ni para ligar. Por otra parte hay una crítica muy pero que muy elaborada (casi académica diría yo) contra Goleman en: Critical Review of Daniel Goleman. Si prefieres leer una crítica un poco más suave, en el prestigioso diario The Atlantic el año pasado sacaron el artículo: The Dark Side of Emotional Intelligence. Lo digo porque te agarras a él y a la Inteligencia Emocional como un clavo ardiendo y, mira, ya se sabe bastante bien que ambos no son para tanto.

          Responder
        2. gomiam

          “Sobredimensionas la validez epistemológica que proporciona el método científico.”
          Y tú infravaloras su registro de resultados. NINGÚN otro método ha permitido avanzar en el conocimiento de cómo funciona la realidad (o cómo parece funcionar, si prefieres) con la eficacia del método científico.
          ” Por poder, se puede hacer ciencias teológicas,”
          No, no se puede: la teología no se fundamenta en evidencias sino en la fe.
          ” morales”
          Y se hace: se analiza matemáticamente el funcionamiento de diferentes estrategias morales y se estudia empíricamente la similitud entre los resultados teóricos y la realidad.
          ” o lingüísticas,”
          Y se hace: el análisis comparado de idiomas ha permitido descubrir un montón de correlaciones. Como otros campos, sin embargo, no está ni mucho menos cerca de completarse.
          ” o de cualquier otro elemento que te dé la gana, pero no por eso se está generando conocimiento real.”
          Claro, hombre. Pero es que tú defiendes que el “conocimiento” del coaching es “real” sin presentar ninguna evidencia medianamente razonable. Por esa misma regla de tres yo puedo decir que rezar es bueno para la psique. En el momento que abandonas toda esperanza de cuantificar, abandonas toda esperanza de conocer validez alguna.
          ” Las limitaciones teóricas de del coaching son, en esencia, la de las ciencias sociales, que no se pueden considerar ciencia por la falta de referentes axiomáticos”
          ¿Axiomáticos? Disculpa: los axiomas sólo existen en matemáticas, donde la relación con la realidad importa muy poco. Las ciencias sociales funcionan por modelos, como las demás ciencias. Que el objeto de estudio pueda ser mucho más difícil de analizar y, por ello, los modelos no sean tan precisos como en otras áreas de la ciencia no les retira la categoría.
          ” que permitan establecer una condición del comportamiento humano universal. Todo se limita a teorías especulativas, desde psicología a la sociología. Todos los estudios “científicos” sobre el comportamiento humano (y todos sus constructos) son como retales de un todo desconocido.”
          Hombre, si nos ponemos así… la física actual también son retales: tenemos los neutrinos que, teóricamente, no deberían tener masa pero la tienen según las evidencias; tenemos la gravedad, que no se ha logrado encajar en la mecánica cuántica. ¿Tampoco es ciencia ahora la física?
          “Oh, espera, ¿Popper también es un argumento ad autoritas?”
          No me fastidies, hombre. Popper NO dice que el método científico no valga: dice que los modelos científicos son provisionales porque el método científico permite buscar formas de intentar refutarlos. Dicho de otro modo: el método científico no permite determinar directamente qué modelo es correcto, pero sí permite determinar qué modelos son falsos _si estos modelos son observables_. Ya me dirás tú que tiene de observable cuando tu concepto del coaching gira en torno a “si tiene resultados malos, no es coaching”. Eso es una falacia de auténtico escocés.
          “El coaching no es más que una vuelta de tuerca al marketing tradicional (la publicidad, las relaciones públicas, estrategia comercial, recursos humanos, etc.), ejerciéndose esta promoción y la búsqueda de satisfacción no del cliente, sino del trabajador (lo que repercute positivamente en los beneficios de la empresa).”
          Hombre, si es un “marketing avanzado” entonces ya me quedo tranquilo. No, miento: me quedo aún menos tranquilo.
          “La diferencia entre la publicidad y el coaching, es que el primero ofrece resultados cuantificables, el segundo no (siempre).”
          Dicho de otro modo, el coaching ni siquiera puede acercarse al nivel de “fiabilidad” de la publicidad (que tampoco es para echar cohetes). Vamos bien.
          ” Se ha demostrado que sonreír o recordar el nombre del cliente aumenta las posibilidades de venta, porque eso puede trasladarse a los resultados (mídelo en beneficios, votos, afiliados, etc.). Pero eso no ofrece más que una probabilidad. No es ciencia, no es conocimiento. ”
          TODA la ciencia es probabilística o, mejor dicho, estadística. La termodinámica es estadística. La mecánica es estadística. La química es estadística. Eso sí, acostumbran a tener unos márgenes de error muy pequeños. La física de partículas es eminentemente estadística y nadie duda de que sea ciencia o de que funcione.
          “Existen “teorías” (no son teorías, puesto que no están constrastados) que tratan de determinar el origen de la “persuasión”, pero estos paradigmas tienen la misma validez que los estudios de alquimia a nivel epistemológico.”
          ¿Se puede idear un experimento que las invalide? Son cientificas ¿No se puede? No lo son. Simple ¿eh?
          “Pues imagínate con el coaching, que trabaja sobre “la calidad del ambiente de trabajo”, “el grado de confianza entre compañeros” o “el nivel de satisfacción laboral general” pero, como he dicho, responde a percepciones subjetivas que no pueden ser cuantificadas objetivamente.”
          Pero sí se puede cuantificar objetivamente la proporción de esas percecpiones subjetivas. El problema está en que no se hace.
          ” Bueno, midiendo las reacciones neurológicas podría arrojarse un cariz científico al coaching, algo que, por otro lado, acabará llegando a través del neuromarketing, no lo dudes.”
          Ni dudo ni dejo de dudar. Cuando aparezcan las evidencias podré decidir, si acaso.
          “Las empresas cada vez implementan más y más elementos de inteligencia emocional mediante el coaching, pnl, etc. porque ofrecen resultados.”
          Resutados que no se contrastan, que no se analizan. ¿Cómo sabes que se obtienen “gracias al coaching” y no “a pesar del coaching”?
          ” Y contratan estos servicios porque no es imprescindible para ellos que se mida la actividad cerebral de sus empleados si estos dicen que se sienten más comprometidos con la empresa al adjudicarle mayores responsabilidades y sientan escuchadas sus demandas. Del mismo modo que un vendedor sabe que debe sonreír y ser amable con sus potenciales compradores.”
          Sonríe demasiado y tus potenciales compradores dudarán de ti. ¿Ves? Es muy fácil decir que sonreír a los potenciales compradores facilita las ventas. Pero, sin un estudio riguroso, se queda en eso: algo que dices.
          “Un coach de equipos comerciales ofrece un aumento en las ventas, por ejemplo.”
          ¿Qué estadísticas refrendan esa afirmación?
          ” Puedes llamar a cualquier coach dedicado a esto que te puede explicar mejor que yo cuáles son sus servicios. Aunque si hubieras hecho los deberes no tendría que molestarme en explicar estas cosas.”
          Si te hubieras molestado en proporcionar una mínima evidencia estadística no estaríamos hablando de esto.
          “Si quieres ejemplos de cómo incide el estado anímico en pacientes que padecen de corazón, o cómo afecta al al sistema inmunitario o para la recuperación de un cáncer puedes leer referencias a estudios científicos que se dan en Inteligencia Emocional de Daniel Goleman.”
          No lo necesito, gracias: la conexión entre el sistema nervioso central y el inmune está descrita desde hace tiempo médicamente.
          ” El autoengaño y el optimismo, en su justa medida (no se va a negar el componente biológico), juegan un papel fundamental en el tratamiento de enfermedades. Hasta el efecto placebo está demostrado científicamente.”
          Está demostrada su existencia pero no su mecanismo. Y uno de los problemas que tiene el coaching es que nadie se ha molestado en compararlo con el placebo. Pero no es sorprendente: ni siquiera, por lo que dices, se ha molestado nadie en calcular las estadísticas de resultados del coaching “bien hecho” (sea lo que sea eso).
          “No me he contradicho en ningún momento:
          – Las patadas y los agarrones pueden emplearse en el fútbol y las artes marciales, pero eso no lo convierte en fútbol, ni representa su esencia a pesar de que puedan emplearse en él.”
          No, las patadas y los agarrones _no_ pueden emplearse en el fútbol. Si te ve el árbitro te pita una falta. Sin embargo, tú has dicho que ciertas técnicas no son coaching e inmediatamente después que se pueden usar. Eso es una contradicción, lo mires como lo mires.
          “– He dicho que el coaching ejecutivo trata esos aspectos porque son los que se propone el cliente cuando contrata un coach. El coach ayuda a conocer sus objetivos y cómo va a conseguirlos por sí mismo, pero eso no quiere decir que si alguien quiere un jardín bonito el coach le vaya enseñar a podar, sino que hará que su cliente consiga tener un jardín bonito (ya sea aprendiendo por un vecino o contratando una empresa).”
          No, disculpa: en ningún momento indicaste que los objetivos los pusiera el cliente.
          “Si aún te enteras ahora de que los procesos de coaching funcionan mediante la mayéutica es que no tienes ni idea de lo que estás hablando.”
          Que sí, hombre. Sigue siendo retórica.
          “Si quieres estudios científicos sobre coaching busca en Dialnet, Psychoinfo o algún buscador académico, puedes probar alguno en inglés. O en mismo en Google Scholar. También te recomiendo que le eches un ojo a la página de la federación internacional de coaching.”
          Quien afirma tiene la carga de la prueba. Tú afirmas que hay estudios, tú los proporcionas. No voy a entrar en el juego de no encontrar el estudio que tú consideras relevante.
          “Espero que hayas tenido suficiente con toda la información que te he ofrecido, que no ha sido poca y el tiempo que te he dedicado, que ha sido más del que mereces. Pero no lo he hecho por ti, sino por todas las demás personas que no tienen la culpa de sufrir semejante mezcla de rencor e ignorancia.”
          ¿Rencor? Ninguno. Simplemente no comulgo con afirmaciones como que “la ciencia no alcanza a explicarlo”: si no alcanza a explicarlo es sospechoso.

          Responder
    2. Griseo Autor de la entrada

      Te iba a decir que tiene gracia que algunos coachs acá me recomendéis cursos de pago largos y, HOLA QUÉ TAL, AHORA VIENE NOVER Y ME DICE QUE NO, QUE TODO MAL, QUE MEJOR UNA PRIMERA SESIÓN GRATIS Y YA ESTÁ YA LO SABRÉ TODO, pero para qué decir más, quien lanza primero una palabra cajón desastre como “demagogia” (o salta con que si estoy mintiendo cuando te he puesto enlaces y libros con los nombres de autores y todo) para atacar a con quién está conversando, pierde la discusión.

      Son las reglas del barrio, lo siento.

      Un saludo.

      Responder
  70. Lucho

    A principios de año comente aquí sobre la destrucción de mi hogar, ya que mi ex esposa se le dio por estudiar esto del Coaching, aunque fue un proceso muy difícil para mí, hoy en día estoy muy tranquilo y he superado todo esto. Quiero aprovechar para hacer un modesto comentario según lo que he vivido y visto por culpa del Coaching.

    Siempre he dicho que esto del Coaching puede ser algo bueno, pero también siempre he considerado que esto es un arma de doble filo, esto de coaching no es para todo el mundo y aquí es donde está el peligro de todo esto. Leí el ultimo comentario de Nover y me parece muy interesante, se ve que es una persona que sabe aprovechar muy bien sus conocimientos para ayudar a los demás, pero es su caso particular y por ello no se puede generalizar a todo el mundo, el peligro de esto del Coaching es que con apenas unas horas de capacitación, cualquier persona ya puede aplicarlo con el propósito de ayudar y por supuesto de lucrarse fácilmente ya que esto es la moda actualmente.

    Mi ex esposa estudio Coaching en una empresa supuestamente seria de reconocimiento internacional, fue una capacitación bastante costosa, ella es una profesional y con una especialización, lo menciono para que tengan presente que no es cualquier persona, pero sin embargo hoy en día veo a alguien completamente diferente en sus valores, alguien en la que no se puede confiar y de la que se puede esperar lo que sea.

    Puedo aceptar que en su proceso como dijo alguien en este lugar ella pudo concluir que etaria mejor sin mí, pero lo que no puedo aceptar fue la forma en que paso, siempre considere que era una persona muy ética en su actuar, pero hoy en día con el fin de defender su imagen frente a los edemas miente constantemente, se inventa cosas para justificar la destrucción de su hogar, es una persona en todo sentido egoísta, no le importa la vida de mis hijos y mi familia, económicamente es un caos ya que aún me llegan sus extractos y llamadas de cobro de sus tarjetas a mi casa, perdió por completo la parte de la empresa que le correspondió, tiene una relación y muy comprobada con una mujer que conoció paralelamente en este proceso, etc, y sin embargo nadie a su alrededor sabe nada de esto, para todos simplemente es una mujer perfecta que solo fue una víctima de las circunstancias de la vida y que su único propósito en la vida es solo ayudar a los demás.

    Como mi caso hay muchos, solo lean algunas de las experiencias de personas como yo que están publicadas aquí o en otros lugares en la web, personas que han sufrido porque hicieron estos cursos o simplemente porque su pareja lo hizo, no son solo unos casos puntuales, son muchos los casos a diarios que salen a la luz del día, es más, por uno de mis escritos me contactaron de un programa investigativo en televisión nacional, ya que van a sacar un especial sobre esto debido a la avalancha de quejas que tiene esto del Coaching en mi país, estoy pendiente de ello y apenas salga al aire les mandare el enlace para contribuir con un grano de arena en lo que considero que es un arma de doble filo que no es para todo el mundo y mucho menos en la forma en que se está manejando, darle la seguridad a una persona que su decisión sea cual sea, buena o mala, es la correcta para su vida sin un correcto seguimiento u opiniones de otros es un arma muy peligrosa, no todos razonan como Nover. Gracias.

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Lucho, eso ya lo hemos visto en varios comentarios. Hay gente que tiene nivel, que ha estudiado otras cosas a parte del coaching y por ello el coaching sólo les sirven como marketing para anunciarse aunque luego no lo apliquen o sólo apliquen ciertos aspectos, aspectos que ya estaban inventados antes de la llegada del coaching (creo que todo esto ya lo dije en el texto y llevo años repitiéndolo en los comentarios, pero bueeno da igual). Lo que me toca la moral es que se defienda a toda costa, venga a decir que si todo lo que digo es mentira o demagogia, para luego venir a decir “tal cosa no es coaching” pero en el cartel de tal cosa pone “coaching” y como ese cartel en la puerta hay montones en empresas como en la que estuve y como en la que han estado compañeros y amigos.

      Yo qué sé, no sé allá cómo será la cosa, pero acá lo que últimamente más me choca es cómo el coaching se ha popularizado en una época en la que las ayudas del estado a estas charlas van aumentando, mientras que a sanidad y educación van disminuyendo. Contras, hace poco estuve en uno de mis periodos de paro mientras me llaman para otro proyecto, y la oficina de desempleo me iban a meter una sesión de coaching de tres días durante cuatro meses, todo gratis para mí, sesiones personalizadas y otras en grupo, y pagada íntegramente por el estado. Esto no es más que parte de la burbuja de esa industria del desempleo que vive del paro, con que siempre haya paro podrá estar en lo privado y en lo público.

      En fin, qué te voy a contar ya.

      Un saludo.

      Responder
  71. Mindchild

    No nos dejemos arrastrar al terreno del absurdo donde todo es válido. La PNL está totalmente desacreditada. En un enlace tan simple como la wikipedia se encuentra una buena visión https://es.m.wikipedia.org/wiki/Programación_Neurolingüística
    El coaching se basa en las formas sin contenido. Un emperador desnudo construido sobre piezas defectuosas y pesudocientíficas como la PNL que el troll de la página repite hasta la saciedad para juntar tres palabras que suenan científicas, con la finalidad de parecer creíbles gracias al prestigio de la ciencia.
    Relacionarlo con el marqueting y la publicidad me ha ayudado a considerar al coaching como algo más repulsivo y vomitivo si cabe. El objetivo no es mejorar productos y servicios sino enseñar a la gente a engañar y manipular mejor en beneficio propio. Ya os vale.
    Y basta ya del oxímoron ese de inteligencia emocional.

    Responder
  72. Jessica

    Hola, realmente el coaching es una forma de ayudar y facilitar a las personas de forma psicológica, ya sea personal, profesional… muchas de las personas lo valoran y se sienten satisfechas. Todo depende las personas que realmente lo necesitan. En mi caso, me fue bien y es una forma más cómoda de realizar las sesiones.

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      He llegado al punto en el cual el coaching es de un marketing nivel anuncio de la coca-cola por culpa del cual, al final, acabas comprando Pepsi a menos que no te importen las personas en absoluto.

      Responder
  73. Raquel

    Buscaba algo como esto ya que yo pienso que esto es en plan de “vendemotos peofesionales que se quieren llenar los bolsillos a tu costa, impulsandote el cambio personal y blablabla…”
    Me parece totalmente sectario.
    En fb leo cada entrada de ciertos coach de logra tu independencia emocional y mil mariconadas más y alucino!

    Responder
  74. Mariola

    La semana pasada trajeron a mi empresa a una abogada y exjueza convertida en coach y que venía a hablarnos sobre inteligencia emocional. Soy psicóloga, gremio muy maltratado y al que cada vez le crecen más enanos, imagina con qué ánimo asistí a la charla. Como imaginé las cuatro horas que pasé con esta tipa fueron totalmente improductivas, no me aportó absolutamente nada. Su discurso se basó en alternar frases Coehlianas con algún aporte de la psicología. Una babogada hablando de psicología! acabáramos… Desde el primer momento me pareció que su discurso era bastante sectario, vacio y estúpido. Todo lo que dices en el blog es real, imagino que todos estos charlatanes siguen el mismo discurso. Enhorabuena por tu blog, un gran trabajo de investigación, le daré difusión ;).

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Misma historia. La primera vez tuve contacto en unas pocas clases de un curso para parados (porque por suerte el curso no era de coaching), nefasto todo. La segunda vez el coaching se metió en mi trabajo exigiéndose como una filosofía de empresa. Luego me dije, voy a apuntarme a un curso del tema a ver si la cosa es realmente así, y si es así escribiré algo en Internet porque esto es una locura. Y sí que fue así de mal, sí que fue así de mal.

      ¡Gracias!

      Responder
  75. Zource Code

    Leí todo tu post, es genial toda la información que recopilaste.
    Yo estoy por empezar un curso de un año de Coaching Ontológico acá en la Argentina, es de la ICF. Sale carismo el curso, algo de €250 (en dinero de alla).
    Pero tengo mis dudas aun de que hacer.
    Sinceramente Griseo, hay muchas cosas en las que no estoy de acuerdo contigo.
    Existe un abuso de la palabra Coaching hoy día (y de la PNL) también y es muy fácil hacerlo.
    En la PNL por ejemplo, porque en esencia se trata de analizar la comunicación primero (palabras, lenguaje corporal, tono de voz, etc…) y de los procesos mentales de aprendizaje. Entonces puedes ponerle en el titulo del libro que quieras publicar “Aprende xxxxx con PNL”. Y así inventan cosas absurdas.
    Coach, tengo entendido que significa “acompañar”, y cualquier persona que te enseñe o te acompañe en un proceso se auto-titula coach. Sin importar si tiene un titulo o sabe algo de coaching, pienso que lo hacen para sonar mas profesional. Ya sea que entres en una secta, un trabajo o empieces a entrenar un deporte, tienes un coach.

    En cuanto a los casos de las chicas que comentaron que sus maridos las dejaron, eso no necesariamente tiene que ser algo negativo, incluso un psicólogo ayuda a su paciente a analizar su propia vida y orientar a lo que lo hace mas feliz de una forma sana. Lo lamento por ellas.

    Es verdad que hay toda una corriente ultra positivista, orientada al optimismo y diciéndote que “si te va mal es tu culpa”. No estoy de acuerdo con que el coaching esta pegado a esta corriente. Los coach (certificados o estudiantes) con los que eh hablado tienen a ser bastante analíticos y realistas. Y sobretodo orientados a la “acción” a que después de la sesión de coaching salgas con una idea mas clara de lo que tenes que hacer para solucionar tu problema o acercarte a tu meta. Y no porque el coach te diga que hacer sino porque te hace las preguntas correctas.
    Si tu meta resulta ser algo egoista o no, es asunto del coach, eso tiene que ver con los valores del coachee, Tu meta puede ser ganar un millón de dolares sin importarte tu familia o puede ser comprar un hogar para tu familia. En todo caso el coach te hace ver “para que” queres lograr esa meta y poner en evidencia valores que no sean muy positivos.
    Aclaro que eh tomado un par de secciones con un coach de la ICF, y también vivo con dos amigos que están terminando el primer año de la carrera en la misma institución. Hay cosas que me gustan y cosas que no. Algo que eh notado es que si se vuelven mucho mas obsesivos en cuanto al lenguaje que usan (y no me refiero a ser positivos, sino a hablar correctamente evitando las expresiones). Coincido con la frase de Nassim Taleb:
    “The irony of the process of thought control: the more energy you put into trying to control your ideas and what you think about, the more your ideas end up controlling you.”

    Coincido también con que muchas cosas del Coaching vienen del Yoga (tengo un profesorado en Yoga). Otras vienen de Socrates y del proceso de Mageutica. Principalmente de Echeverria con la Ontologia del lenguaje. Y muchas otras de la PNL.

    Hasta ahora me convence mas el comentario de Polo Calder que dice que diferenciemos los tipos de coaching que hay. No pongamos a todos en la misma bolsa para jugarlos.
    No creo que la PNL sea una seudociencia (aunque tengo que admitir que lo parece a veces).
    Lo que e estudiado de PNL hasta ahora me a servido bastante, que es mas que nada un análisis de la comunicación, y me da otra mirada, pero no me obsesiono con ello. Por cierto aprovecho para mencionar que la PNL viene de la fusión de tres ramas de la psicología (Dilts con la terapia Gestalt, Erikson con la hipnosis y la terapia familiar cuya inventora no recuerdo).

    Griseo, a lo que voy es que nada de lo que estoy escribiendo o lo que escribió Polo esta mencionado en tu post y es lo que me parece la info mas seria que hay sobre Coaching.

    Estaría bueno agregarle una mirada positiva a tu post, al menos intentando hablar a favor del coaching. Insisto en que la información de tu post es valiosa. Así como yo estoy a punto de empezar un curso y estoy buscando argumentos que me detengan a hacerlo (osea desafiar mi propia postura), te incito a que trates hacer lo mismo.

    Gracias, por el espacio para debate.
    Un abrazo,
    Andy

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Normalmente no hago estas cosas pero, venga va, tengo el domingo aburrido, ahí va una serie de papers y de artículos que muestran que la PNL está totalmente desacreditada y lo está desde los años 80’s, pero nada que ahí sigue ganando creyentes como aquella pseudociencia de alimentarse sólo con la luz solar. Más que la homeopatía, pues la homeopatía al menos no cuesta mil millones de dolares a un gobierno ni produce efectos secundarios chungos a gente.

      – “Thirty-Five Years of Research on Neuro-Linguistic Programming. NLP Research Data Base. State of the Art or Pseudoscientific Decoration?” http://www.degruyter.com/view/j/ppb.2010.41.issue-2/v10059-010-0008-0/v10059-010-0008-0.xml
      – “Discusses 6 categories of design and methodological errors contained in 39 empirical studies of neurolinguistic programming (NLP)” http://psycnet.apa.org/?&fa=main.doiLanding&doi=10.1037/0022-0167.32.4.589
      – “Research findings on neurolinguistic programming: Nonsupportive data or an untestable theory?” http://psycnet.apa.org/?&fa=main.doiLanding&doi=10.1037/0022-0167.34.1.103
      – “NEUROLINGUISTIC PROGRAMMING – AN INTERIM VERDICT” http://www.mheap.com/nlp1.pdf
      – “Punctures myths presented by pseudoscientific peddlars of packages promoting improvement in intellectual, motor, and social skills. A number of the so-called self-improvement programs have begun to bank on the success of neuroscience and have employed neuroscientific jargon in their promotions and materials. On closer inspection, there is virtually no credible scientific support for the programs. The types of programs available include neurolinguistic programming (brain training via visual imagery exercises), programs based on phrenology, and programs promoting alpha waves through biofeedback. The need for double-blind, placebo-controlled evaluations of all medical, psychological, and educational interventions is stressed.” http://psycnet.apa.org/psycinfo/1991-10658-001 “Neuromythologies of the New Age”
      – “Healing the Wounds in Porthcawl has been asked to stop using Neuro Linguistic Programming (NLP), which tries to change people’s patterns of mental and emotional behaviour.
      It is not regulated or approved and can make patients worse.” http://www.bbc.com/news/uk-wales-24617644
      – El mito de que podemos pillar al mentiroso por su lenguaje corporal, EEUU se ha gastado mil millones en esta creencia inútilmente http://www.nytimes.com/2014/03/25/science/in-airport-screening-body-language-is-faulted-as-behavior-sleuth.html?_r=0
      – “NLP – training’s shameful, fraudulent cult” http://donaldclarkplanb.blogspot.com.ar/2006/11/nlp-trainings-shameful-fraudulent-cult.html
      – “Desnudando la Programación Neurolingüística (PNL)” https://psicotecablog.wordpress.com/2013/07/24/desnudando-la-programacion-neurolinguistica-pnl/
      – “PROGRAMACION NEUROLINGÜÍSTICA Espejismo para ejecutivos” http://www.elojoesceptico.com.ar/revistas/eoe06/eoe0605

      Sobre el significado de la palabra “coach” el diccionario dice que nada de “acompañar”: http://www.wordreference.com/es/translation.asp?tranword=coach Precisamente el que cualquiera pueda decir que es un profesional de algo sin un referente es algo peligroso. Por ejemplo, yo jamás me pondría en manos de un médico sin titulación ni experiencia que diga que es un profesional de la medicina poseyendo sólo un titulo de un curso de algo que no quiere ni se esfuerza en definir de forma exacta y concreta, y menos aún dejaría que una persona así tomase las riendas de mi vida.

      Platón acabó su vida renegando de toda la filosofía de Socrates y de todo lo que sonara a mayeutica, pues acaba siendo querer imponer tu opinión sobre la del otro sin realmente entender las suyas, aunque es más efectivo en el arte de fingir escuchar al otro sin escucharle. El tema es que Platón acabó renegando de todo ese idealismo de las fábulas y del mundo de las ideas porque se dio cuenta que no era nada realista. ¿Cómo es la idea de la mierda? ¿Acaso ocurre que la caca del fondo de la cueva no es la misma ni tan perfecta como la caca del mundo exterior? Esto siempre pasa con los idealistas, al final de su vida comprueban que no pueden explicarlo todo con idealismo.

      Lo positivo del coaching es que con este cuento hay gente que tima al estado de tal manera y con tanta saña que, con suerte, dentro de unos pocos años tendrán que buscarse otra profesión.

      Un saludo.

      Responder
      1. gomiam

        “Más que la homeopatía, pues la homeopatía al menos no cuesta mil millones de dolares a un gobierno ni produce efectos secundarios chungos a gente.”
        Con todos los respetos, infórmate sobre los costes de la homeopatía (sí, en ciertos países está -o ha estado- dentro de la sanidad pública) y de las muertes (por tomar compuestos homeopáticos en vez de recurrir a tratamientos serios).
        No entro en más o menos, pero la homeopatía no es inocua: aún estos días circula un supuesto producto anticancerígeno basado en el veneno de un escorpión en dilución homeopática.

        Responder
        1. Griseo Autor de la entrada

          Me disculpo. La homeopatía para mí es de lo peorcito. Por supuesto no sabía que en algunos países está dentro de la sanidad pública, lo de las muertes sí, aunque no lo del supuesto remedio basado en veneno de escorpión.

          Responder
          1. Tomás Morales

            Enhorabuena por tu extraordinaria reflexión sobre el nuevo “timo” disfrazado de “excelencia”, caro y rupturista de familias. Los comentarios avalan mi impresión sobre tu artículo.

            Responder
    2. Griseo Autor de la entrada

      Por cierto, en lo de:

      “En cuanto a los casos de las chicas que comentaron que sus maridos las dejaron, eso no necesariamente tiene que ser algo negativo, incluso un psicólogo ayuda a su paciente a analizar su propia vida y orientar a lo que lo hace mas feliz de una forma sana. Lo lamento por ellas.”

      ¿Chicas? También hay hombres acá comentando del tema. Pues SÍ que es algo negativo, fijate que los que les pasan es que esas personas, dominadas por el coaching y su lavado de cerebro, abandonan a su familia así por las buenas. Y a mí desde luego que no me gustaría que un familiar mío me abandonara por culpa de una ideología que pide que seas más y más egoísta pues ¿qué evita de esto de que al final se separen y el egoísta no pase una manutención y ni una sola visita porque “AY, DEJADME SER FELIZ”?

      Por otro lado, te agradezco que me cuentes lo del yoga. Ahora sé qué le ha pasado a una persona amiga que conocí hace unos años y que en nada estaba a favor del coaching, es más se interesaba de hablar del tema conmigo, pero que resulta que por casualidades de la vida nos hemos reencontrado tras un par de años y, joder, qué furiosa se puso esta persona cuando hablamos del coaching. Al contrario que tú, ni un solo intento de argumento, sólo un “¡Deja de hablar de esto!”. Es el tipo más extremo de coach/coachee: todo lo que suponga esforzarse en esbozar una mínima crítica a sus principios no quieren ni escucharla; en cambio si supone “””espiritualidad””” es para ellos pensar (como si de una religión se tratase PERO sustituyes toda la épica de la resistencia al sufrimiento y al día a día que tienen las religiones tradicionales, por un “DIOS QUIERE QUE SEAS RICO”; lo cual es una pena muy grande, porque la ventaja que tienen las religiones para las personas religiosas es todo el tema de tratar la espiritualidad como ética y de gracias a ello un darle de sentido a la vida y etc, nada de egoísmo ni individualismo). La cosa es que esta persona es seguidora acérrima del yoga y gracias a ti me he dado cuenta de qué pieza faltaba en el puzzle y, en fin, que pena. He encontrado también gente que sí han querido discutir del tema, y racionalmente sí lo hemos hecho, pero esto que te cuento, no sé, me sorprendió bastante, porque, bueno, es una persona que suponía lista, razonable y con estudios.

      Responder
  76. Álvaro

    Me tienen las bolas por el piso los estafadores y charlatanes de jurguen klaric y Juan Diego Gómez de invertir mejor considerados incuestionables por su bola de seguidores de Facebook….pffff

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Joooooder… “Los padres son tóxicos y no hay que hablar con ellos” = El Síndrome de Peter Pan del tamaño de un planeta.

      Responder
  77. Lautaro Mallo

    Muy buen artículo. Muy bien informado y muy serio ya que citas muchas fuentes reales. Aquí en Argentina, lamentablemente, este tipo de discursos está cada vez más de moda y le ha arruinado la cabeza a varios. Tengo amigos que han renunciado -si, leyó bien, renunciado- a sus empleos por leer el librito “El secreto”. Creo que detrás de toda esta charlatanería hay organizaciones más poderosas que financia, editan, publican y distribuyen estos bodrios. Sería interesante saber realmente qué es lo que se traen entre manos. PD: Admiro que hayas leído completo “El secreto”, pocos soportarían una tortura así. Saludos!

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      ¡Gracias! La verdad es que lo leí porque necesitaba saber de qué iba todo este tema y sobre todo, para que luego no hubiera gente que me usara como crítica el que que no lo hubiera leído. ¿Fue una tortura? Desde luego.
      Sí, sin duda alguna, hay muchas organizaciones poderosas que financian, editan, publican y distribuyen esos bodrios. Venden mucho, sin ir muy lejos del asunto, hay empresas que compran un lote enorme de estos libros y lo distribuyen entre sus empleados, razón por la que tienen tantas ediciones y tanto volumen de libros vendidos.
      ¡Un saludo!

      Responder
  78. Mary Almendarez Campos

    Me encanta haber encontrado tu blog, de verdad.
    Te platicaré brevemente mi historia: Hace poco más de seis meses vivía con una chica que estaba fascinada con su certificación de coaching, (una certificación bastante costosa por cierto) y sentía que todo el mundo debía ser positivo y que si ella estaba agradecida con la vida ésta le traería recompensas, desde un buen salario hasta el hombre de sus sueños. Como siempre sentí que mi compañera carecía de criterio, pues se tragaba tal cual lo planteado por sus pseudoprofesores, y quería aplicar su coaching todo el tiempo, lo curioso es que sus actitudes siempre eran incoherentes: padecía del estomago, e ingería comidas pesadas; nunca era organizada con su tiempo, siempre llegaba tarde a todo; era excesivamente frívola y sentía que era la última caguama en el desierto (entiéndase que estaba guapisíma). Los carteles que tenía pegados por todo el departamento eran, por demás, ridículos, en uno incluso escribió: ¿Qué hago yo que un millón de personas no hacen?, como, supongo, ejercicio de motivación para demostrarse lo “única” que es.
    El coaching me parece bastante absurdo, no conozco a alguien con una historia de éxito que haya tomado los famosos cursos, es más, conozco muchos desempleados y personas que no saben ni se han puesto a pensar que hacer con sus vidas tomando estos cursos y gastando lo mucho o poco que tengan de dinero para conseguir motivación a través de la charlatanería. También he visto como las empresas multinivel utilizan estás tácticas para atraer futuros clientes a los cuales pretenden sacarles su dinero de manera “legal”.
    Me entristece ver lo pérdida que está nuestra sociedad al aceptar tan fácilmente esta metodología barata, sin embargo y enserio te agradezco que hayas creado este espacio y escrito un ensayo bien fundamentado de porque es ridículo el poderío que está teniendo.

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Suele pasar que suelen ser bastante incoherentes, por ejemplo, si has leído algún comentario verás que en muy pocas ocasiones aquí se han comportado con tanta asertividad como toda esa que promulgan.
      Lo peor es que esto no deja de ser una nueva religión en la que si eres un ateo de la misma o creyente de otra religión, casi te envían a que te den de latigazos, me toca la moral, pero al final me quedé corto con lo de secta. Toda persona adicta a estas cosas con las que he hablado en persona no es que se haya enfadado, sino lo siguiente después de enfadarse, la frase que más suelen soltar es “con esa mentalidad no llegarás a ningún sitio”, aunque hayas sacado una carrera y tengas trabajo y te vaya mucho mejor en la vida que ellos te la sueltan, o el “esa forma de pensar tuya es horrible” como si ellos pensaran mucho en lo suyo cuando sólo se dedican a soltar frases fuera de contexto de famosos.
      Tiene gracia que jueguen a autoengañarse tanto porque no dejan de ser parte de la industria de los expertos y de la industria del paro, es de hecho un sector muy “sálvese quien pueda” porque si no fuera porque aún hay crisis, su modelo habría quebrado. Todo resulta ser marketing puro y duro, a menos que tengan contactos con lo público y les cedan algunos cursos públicos venidos de subvenciones (lamentablemente las universidades y los servicios de empleo suelen estar copados de estos cursos, porque suelen ser baratos para lo público y luego está todo el cuento de “es que está de moda y da reputación”) o algunas charlas vendiendo humo en alguna aceleradora o incubadora de empresas. En lo privado, a menos que tengan mucha suerte y lo fichen alguna empresa privada bastante grande (cosa rara porque esos sillones actualmente ya están llenos), suelen caer en poco tiempo, de hecho en mi propio barrio había una academia con cursos de coaching para niños bastante baratos, en poco tiempo los quitaron porque ya no se apuntaba casi nadie. Luego está el negocio de esos carísimos másteres de coaching, otra estafa en la que los alumnos que salen de ellos suelen acabar sin ninguna oportunidad laboral que todo el “sálvese quien pueda”, porque no existe ninguna certificación de coaching válida y es equivalente el hacer un máster de eso y no tener formación de eso.
      En fin, siento haberme extendido demasiado.
      ¡Un saludo!

      Responder
  79. Hernan

    Vamos. El Coaching Ontológico parte de la premisa fundamental de que algo funciona o no funciona en la vida de un Ser Humano; por lo tanto si el Coaching no funciona ni funcionará en tu vida, es asunto tuyo y solamente tuyo, y tus opiniones (con las cuales nunca cambiaras el mundo y seguramente nunca tu vida) pueden ser aceptadas por aquellas personas que profesan ese mismo no funcionamiento. A mi en particular me funciona todo, y es lo mejor en esencia humana que he conocido, apartándome definitivamente de ese Racionalismo fundado en las bases del pensamiento de Parmenides y Descartes, que consideran que las cosas Son Como Son (imposible de aceptar otra definición acerca de eso o aquello), y que solo el razonamiiento lógico-matemático los lleva a la verdad; y si ese es el camino porqué entonces tanto dolor, mediocridad y miseria en esta humanidad.

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Elegir como premisa fundamental una tautología me parece tan absurdo. Todo puede funcionar o no funcionar, de la misma manera que todos podemos estar vivos o no estar vivos.
      Mi racionalismo no parte de la idea lógico-matemática, parte de lo que sabemos (yo sé que estoy vivo, no necesito una ecuación lógico-matemática para saberlo, ni descomponer la oración hasta llegar en un pienso luego existo). Y el asunto no es sólo mío porque, por fortuna, vivo en una sociedad, y como persona sociable deseo lo mejor para mi entorno, porque en toda sociedad (y más si hablamos de una sociedad democrática y no una tiranía) las decisiones de la mayoría pesan más que las decisiones de una minoría.
      Me preguntas que por qué entonces el dolor, la mediocridad y la miseria en esta humanidad, y evidentemente una pregunta lanzada sobre el entorno su respuesta no viene de la forma de razonar de una sola persona, sino del entorno. La respuesta a por qué existe el dolor, la mediocridad y la miseria en esta humanidad jamás puede ser hallada en la cabeza de un solo hombre o mujer, porque si se pregunta por la humanidad, la humanidad deberá ser quién la responda (es decir diferentes voces de diferentes posiciones sociales y de diferentes tipos de carencias). ¿Quieres saber la respuesta? Mira lejos de la verdadera “zona de confort” que habéis creado que es ese individualismo tan sectario que tanto te posee y os posee a los que promulgáis con el coaching.
      Cosa que siempre me hará gracia, teniendo en cuenta lo que una de las primeras altavoces del individualismo, Ayn Rand, opinaba sobre la autoayuda.

      Responder
  80. edwin

    disculpa me ha sorprendido todo lo que e leído en este blog de verdad no sabia nada de esto lo que indican sobre el coiching
    pero entonces quisiera saber
    que es lo correcto
    si no es creer en uno mismo
    o como leí en un comentario que decían que primero le atribuíamos responsabilidades de nuestra vida a dios
    ya que leo que tienen mucha experiencia ,quisiera saber que es lo correcto
    estare muy agradecido por su ayuda

    Responder
    1. MaGaO

      Es correcto creer en uno mismo pero, como con todo, sin llevarlo al extremo: cuando eres consciente de lo que puedes llegar a hacer tienes una buena base para determinar si puedes lograr lo que buscas y qué hacer al respecto. El problema es que muchos “coaches” no quieren que creas en ti sino en ellos.

      Responder
  81. clark enrique ruiz ramirez

    Pero Igual tiene de malo el Coach, si al final es para beneficio de uno, todos podemos tener buenas o maas experiencias, pero tambien nadie puede imponernos que seguir y que no, gracias por la informacion, estaba interesado por conocer mas sobre el coach y la PNL, y al leer este blog me dan mas ganas de seguirlo, y no por el contenido del mismo si no por los mismo comentarios, respeto lo que piensas y siguen, asi como tambien espero que respeten lo que digo, gracias

    Responder
    1. MaGaO

      Lo siento, pero no puedo respetar lo que dices. La PNL es un timo pseudocientífico. Em cuanto al coaching… se ha explicado bastante bien ya que no es nada nuevo, que no es nada especialmente bueno y que corres riesgos importantes.
      Es tu vida, desde luego, pero me parece que pierdes el tiempo.

      Responder
    2. Griseo Autor de la entrada

      Clark, como dice usted, “respeto lo que piensas”, pero su comentario es un “no se sigue” de proporciones épicas. Propio de alguien que pasa y no lee nada, porque el texto es muy largo, ve que hay 263 comentarios, pasar de leerlos, e ir directo a defender el coaching pensando “total, quién va a leer todos esos tochos, como mi comentario quedará el último habrá quién ojee este comentario y me crea”. Menuda canallada su comentario. Hasta las ratas se defienden mejor.

      Responder
    1. MaGaO

      No es del demonio. Se llaman endorfinas y son unas hormonas con un funcionamiento similar al de la morfina en tanto que anulan las sensaciones de dolor. No es necesario ser monje tibetano, no es necesario ser faquir: el cerebro es capaz de alcanzar ese estado en circunstancias que lo requieren. No voy a entrar en el fuera de tema de “qué es Dios y Jesús”.

      Responder
    2. Griseo Autor de la entrada

      Usted dice que cree en que “los monjes tibetanos llegan a un punto de concentración que pueden controlar su mente y no sentir dolor”, y claro, que por ello toda persona debemos de soportar a gente que además de timarnos nos hace enterrarnos vivos o nos quema los pies porque “EL CRECIMIENTO PERSONAL”. Mira, que menos pitorreo, que ya todo esto lo hemos visto antes. Que con la venta de humo se vaya usted a otra parte.

      Responder
  82. katzchem

    Muy de acuerdo con casi todo lo que he podido leer en este blog, solo apostillar cómo el “coaching” es el arma arrojadiza del “top management” a la hora de depurar responsabilidades con el “front line”, como es habitual no cuentan la claridad de los hechos ni los argumentos científicos, dictan sentencia la supuesta antipatía, el mal rollo, el aspecto personal ( intolerable que se este gordito) o la incapacidad para leer mentes del profesional que suele estar a cargo de resolver los problemas.

    Esos planes de “coaching” están detrás del excesivo “turnover” de mandos intermedios que tienen algunas empresas, solo crean división en colectivos profesionales antaño bien avenidos, sirven de fuente inagotable de escusas y oportunidades para los verdaderos personajes “tóxicos” de la empresa.

    Responder
  83. antisectario

    El coaching coercitivo llegó a Panamá por medio de la empresa GRUPO INTIUM, la cual pertenece a el supuesto coach que salió de los ARGENTINAS WORK en los años 90, hablamos de JORGE PINOTTI y su mentor NICOLAS MOGILEVSKY, junto con el panameño Leo Almengor. Su página es http://www.grupoinitium.com y los cursos tiene un costos de USD 1,500.00 y consisten en tres etapas, la primera es Seminario de Introducción al Coaching (SIG) que dura 5 días y es dictada por Jorge Pinotti, la segunda es Encuentro de coaching interpersonal (ECI) que también dura 5 días y es expuesta por NICOLAS MOGILEVSKY y finalmente la tercera etapa el Graduando Obteniendo logros (GOL) que dura 3 meses, en la última etapa es donde te obligan a enrolar gente y venderles el curso a otras personas para poder graduarte.

    Responder
  84. Ana P.

    En mi trabajo contrataron una coach, la cual por mi posición me nombró su sub coach (si es que existe la palabra).
    Me ponía a hacer todas las actividades y enviar por correo frases motivadoras todos los días; mientras ella sólo iba 1 vez a la semana o llamaba por teléfono.
    Quería obligarme a actuar como ella decía que era la forma correcta y me decía que tenía que sonreír todo el tiempo y cuando no lo hacía mostraba su molestia.
    Cuando estábamos en las reuniones de planeamiento de coaching no dejaba hablar a más nadie, ni escuchaba y decía palabrotas, en cambio cuando estaba frente a los demás era la más positiva y la más amable.
    Y lo peor es que se le estaba pagando mucho dinero.
    No estoy en desacuerdo con la superación personal, y el ser positivo, ya que leo muchos libros al respecto.
    Pero tampoco estoy de acuerdo en que hayan personas que no tienen ni idea, ni la formación y por tomar un curso de 5 días sienten que saben más que todo el mundo.

    Responder
  85. Vito

    Es interesante ver el proceso del autor del blog, hizo un curso virtual gratis (muy buena referencia), luego googleo todo lo negaivo acerca del tema y claro termina saliendo con un sin fin de juicios en su amplia experiencia en el tema.
    Ahora deberías no solo “investigar” y revisar de manera coherente toda la información, investigar por ejemplo porque empresas como google, general motors, siemens, facebook, linked in, solo por nombrar unas, buscan el coaching como modelo de preparación para sus lideres, sin embargo deberíamos pensar que ellos estan mal según el blog.
    Sin embargo tienes razón en algo, el mal uso a la palabra coaching se le da hoy día (que es lo que debería tratar el blog) y el nivel de desinformación que hay, este blog no es sino otra muestra de ello.

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Creo que la entrada es muy larga, pero leer sólo el primer párrafo y venir abajo del todo a comentar para ver si alguien no la lee entera para ver si le convences me parece rastrero.
      El curso era gratuito y online, pero si hubiera sido de pago y físico se me diría (como se le ha dicho a diferentes personas) que esa academia no era la indicada. Porque siempre no es la academia indicada. No olvidemos que te saltas lo que digo de que he trabajado en un lugar dónde el coaching lo inundaba todo en cuanto a relaciones con los trabajadores.
      Hablas de empresas como si ellas fueran un copo de nieve inmaculado y nunca fueran capaces de dañar la sociedad, lo que se le conoce como falacia de la autoridad. Si, por ejemplo, empresas como Google, Facebook o LinkedIn se saltan todos los derechos de privacidad de todas las personas y la Unión Europea los juzga, ¿acaso son inocentes y la Unión Europea está equivocada? El coaching les ayuda a individualizar a sus empleados y que no se quejen de lo mal que van las cosas en la empresa para ellos, luego les beneficia, a la misma par que perjudica socialmente los derechos de los trabajadores, ¿no ves que eso es bueno para las empresas pero nefasto para las personas y la sociedad?
      Llevo años viendo cómo el coaching no ha cambiado en absoluto, a pesar de que lleva años con El Cambio como bandera sigue siendo lo mismo: individualismo al máximo y no te quejes que al menos tienes trabajo. Que tener un poco de individualismo y no verlo todo negro no está mal, pero hablamos de que, esta ideología llamada coaching, quiere hacernos ver que todos los problemas colectivos pasan a ser problemas de uno/a mismo/a y que todo lo que vemos a nuestro alrededor va bien y somos nosotros mismos los que vamos mal. Esto es muy dañino y absurdo.

      Responder
      1. katzchem

        No puedo estar más de acuerdo, esa es la estrategia de la dirección, convencer al trabajador de que gran parte de sus problemas laborales son debidos a la falta de carisma y “liderazgo” de su superior, no que la empresa desee producir un 20% más con un 10% menos de gente.

        La dirección antes o después sustituye a los mandos intermedios cuando se queman, los responsabilizan de todos los problemas pasados y presentes, los trabajadores tienen una falsa sensación de justicia (alguien ha caído y no son ellos)…….y vuelta a empezar el ciclo del tonto útil. Así es como se está aumentando la productividad en muchas empresas, el más por menos, así es como el coaching manipula, no siendo suficiente ser un buen profesional, también debes llegar a ser un gran flautista sin que se note.

        Responder
  86. Paco

    Buenos días a todos.
    En primer lugar felicitar al autor por su blog, el cual me he leido de punta a punta.
    Quería entrar y dejar mi comentario con vuestro permiso para compartir mi experiencia respecto al mundo del coaching, fundamentalmente en las relaciones de pareja. Actualmente creo que mi relación se puede considerar una victima más (me consta que hay bastantes) de estos procesos de “descrecimiento personal”.
    Mi mujer empezó un curso de un año de duración, en una conocida escuela del mundillo, que estaba avalado y certificado por tropecientas y “prestigiosas” certificadoras nacionales e internacionales. Hasta ahí todo normal. Si bien valía una pasta el curso, no parecía nada raro.
    Al principio mucha ilusión, he descubierto mi camino, por fin me entiendo a mi misma etc etc.
    El problema viene a mitad de curso, cuando empieza a ser algo mas “vivencial” (creo que ya odio esa palabra). No se que sucedió en esa época, ni cual fue el módulo responsable pero ella entró en una espiral de inestabilidad emocional que la llevó al borde de la depresión. Lloros continuos, apatía, etc. Lo peor era que a mi no me contaba nada bajo la premisa de que no lo iba a entender. De repente yo no sabia nada de la vida, del lenguaje, de crecer, etc etc. De repente dejé de ser una persona con la que compartir alegría, ya que sólo sus compañeros la hacían sentir realizada. En este punto debo decir que ella es una persona con formación universitaria y un puesto reconocido y bien remunerado en una multinacional (vamos que de tonta no tenía un pelo). A todo lo anterior, habria que sumarle varias constelaciones, de las que por supuesto no me podía contar nada, y que fueron la guinda del pastel.
    Por mas que me he esforzado en explicarle que está bien crecer, desarrollarse, que yo me casé con sus virtudes y sus defectos igual que ella con los míos, que se ha convertido en otra persona, mas se enroca en su posición.
    Cada vez que digo una palabra negativa ya estamos con la charla de la verbalización, de atraer cosas negativas, de que resto en vez de sumar…(por mas que trate de explicar que para algunas personas, como yo, “cagarse” en todo alguna vez es una sana afición que ayuda a relajarse y reponerse y cura mas dolores de cabeza que el paracetamol).
    Conclusión a día de hoy mi mujer no sabe donde está, no sabe lo que quiere, no sabe donde va, y lo peor, no sabe si quiere que yo sea parte de su vida.
    Esta situación me desgasta día tras día, y me produce una pena que he querido compartir con todos vosotros.
    Es verdad que soy una persona práctica, que cree sólo en lo que puede ver, tocar y demostrar (ingeniería) pero también es verdad que tengo una mente abierta, y en esa mente no cabe la creencia de que una persona para crecer tenga primero que autodestruirse.
    Por lo visto la situación de caos emocional es “necesaria” para volver a reconstruirse (según ella). Yo sigo insistiendo en no entender nada de este proceso. No entiendo esta busqueda insaciable de la perfección (quién dicta el cánon,quien está capacitado para decidir si una persona es mejor o peor). No entiendo que la vida de una persona se estructure en torno a parábolas, metáforas, frases hechas, etc etc etc.
    Las personas que he conocido de su entorno me han causado un rechazo como no había experimentado con nadie… (según ellos pq soy una persona que no acepta cambios y les veo casí con temor y envidia, según mi versión porque están mal de la cabeza). Todo el día hablando de eneagramas, verbalizar, de crecer, del empoderamiento, del yo interior, de las creencias limitantes, etc etc etc etc. Me agota hasta describirlo.
    Despues de esta “pequeña” introducción sólo quería dejar unas reflexiones. No aspiro a que las compartais, ya que son personales, pero se acercan bastante a lo que he vivido y a lo que creo que me va a tocar vivir.
    En primer lugar decir que si este proceso de crecimiento personal iniciado por una persona cuerda, sensata y feliz ha acabado en una crisis de identidad al borde de la depresión, que hubiera pasado si lo inicia alguien con problemas psicológicos de verdad… Ya estamos hablando de problemas de verdad. No se puede permitir que una persona se embarque en algo así sin una evaluación psicológica previa, o acabará costando alguna vida (por duro que suene).
    Segundo. Cada vez tengo mas claro que cuando el ser humano tiene sus necesidades cubiertas, siente la necesidad de inventarse otras nuevas. Mis abuelos vivieron 100 años felices, con sus miserias y sus virtudes, sus errores y sus aciertos, con sus buenos y logicamente malos momentos, sin saber que cojones era el empoderamiento o la madre que parió a la PNL. Así que este tipo de cosas, si me permitís la licencia, son la plaga del primer mundo, que no tiene que preocuparse por qué va a comer mañana, o si volverá a casa cada día que sale.
    En tercer lugar no entiendo la moda del narcisismo multicolor como yo la llamo. Voy a crecer, voy a evolucionar, voy a superar mis limitaciones, voy, voy, voy, voy. El día que escuche a mi mujer decir “vamos” se me caerán las lagrimas de la emoción.
    En cuarto lugar no entiendo por qué se ha satanizado el derecho a estar mal, el derecho a estar cabreado, el derecho a levantarse negativo un día, el derecho a ser consciente de tus limitaciones ( si señores coach, las limitaciones existen, si no todos seriamos astronautas o premios nobel). Ya vale de hacer creer a la gente que tiene superpoderes,de hacer pensar que las cosas se atraen solitas sólo con buenas palabra (mira que les dedicaba yo dulces palabras a las ecuaciones diferenciales y ellas nunca me amaron…).
    En quinto lugar, ya he oido muchas veces lo de que el Coaching si se da bien, y en un centro homologado (permitirme reirme de esto último, esto es como si me monto una cofradía de asadores de pollos y me declaro asador certificado…..) es bueno y maravillosos. La respuesta, como todo en esta vida será depende. En mi caso, con un centro reconocido, avalado y pagando un pastizal, ha llevado mi vida de pareja y a mi propia pareja al borde del fracaso.
    En sexto lugar…. bueno, pensándolo mejor voy a dejar de escribir, que ya me he desahogado bastante, y podría estar aquí toda la mañana poniendo mil conclusiones y tengo que currar.
    Gracias por leerme al que lo haya hecho. No pretendo convencer a nadie, sólo contar mi verdad.

    PD. A los que aún teneis los pies en la tierra, por favor, jamás perdais la visión crítica y constructiva sobre las cosas, eso es lo que ha permitido al ser humano estar donde está. El mundo no ha sido, no es y nunca será perfecto. Entender eso, también es una arte, mucho mas sano que pensar que todo tiene una solución.
    Salu2

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      No me quedaba otra que leer tu comentario tras tal introducción. Bueno, lo habría leído de todas formas porque, aunque parezca que no, en este blog se recibe un número muy moderado de comentarios.

      (Nota: como administrador de este blog, para facilitar la labor de vosotros, nuestros queridos lectores ocasionales, estoy obligado a indicar que toda entrada contra el coaching, pensamiento positivo y relacionados, está agrupada en el siguiente índice: Contra el coaching (INDICE), junto con un resumen sobre de qué trata cada una. No hace falta que las busquéis una por una, ya están agrupadas ahí y os aseguro que no se me ha olvidado ninguna)

      Me parece terrible lo que os ha sucedido. TERRIBLE. Lamentablemente, si has visto comentarios en esta entrada de lo sucedido a otras personas, verás que tu caso no es único. Y no tengo duda que muchas otras personas que leen esta entrada y no comentan, callan su caso. Voy a compartir tu caso en el casi nuevo twitter del blog, pienso que puede ayudar a muchas personas.

      Y sí, tras años dándole vueltas a toda esta temática, te leo y veo que aciertas en todo lo que has dicho. Es curioso cómo te achacan el que tienes una mente científica como si fuera un problema, como si el tenerla te cegara cuando, en realidad, te ayuda a ver algo desde diferentes perspectivas (y no siempre verla desde la manera que te han dictado que debes memorizar). Es por ello por lo que los de ciencias podemos estudiar también una carrera de letras. Y te cuento una cosa más: conozco y he contactado con muchas personas de letras que están en contra del coaching y del pensamiento positivo, precisamente porque son abiertos de mente y no piensan “si lo dice una autoridad certificada, debe ser verdad”. En fin, supongo que van a buscarte un supuesto defecto que, en realidad, no lo es.

      Responder
    2. Nicolas

      Paco, decidí tomar un comentario elaborado al azar entre tantos que hay. No estoy casado y soy bastante joven pero cada tanto trato de descifrar a esta gente que propone la salvación del mundo con diferentes técnicas y me voy a resumir en un pequeño párrafo.
      Fielmente creo que la felicidad depende del grado de conciencia que tengamos, es decir, ser consientes hasta el punto que no afecte nuestra felicidad, ya que si vamos al máximo de la conciencia viviríamos infelices que un día hagamos lo que hagamos nos vamos a morir. Esto es más existencial y bastante opinión personal que otra cosa. Lo que realmente creo y predico es que como otras tantas veces somos victimas de algún plan corporativo gubernamental para el control masivo de la población, en las ultimas décadas se montó un plan en el cual tratan de individualizar egocéntricamente a los individuos creyendo que la solución esta dentro de uno, cuando los problemas que hoy afectan y hieren a la humanidad son problemas sociales, como el hambre y las guerras que ocurren a diario. Tratan de separarnos y pelearnos hasta con el vecino, para que no haya unión entre las personas vendiendo cursos que además de robarte el dinero están científicamente estudiados que partes de nuestro cerebro ataca, y como se planta en nuestro interior una especie de odio al otro, esto, es la lobotomía del siglo XXI.
      Creo que el camino está en unirse más, hablar, aceptarnos cada vez más y por sobre todo ejercitar la conciencia critica. Te escribo desde Argentina, aquí estos planes de individualizar a los individuos extrayéndole su dinero, en dólares americanos, apunta a dejarnos aún más pobres y más enfrentados entre nosotros, dejando una cuasi sociedad imposible de avanzar.
      Un cordial saludo

      Responder
  87. Vanessa

    Hola
    Soy de México y leí a cabalidad tu artículo. Extremadamente interesante para mi gusto.
    Vale, te escribo para compartir mi experiencia. Desde hace dos años conozco a un chico con el que me involucre y lo pasamos mal pues me mentía y era muy materialista. El chiste es que nos alejamos y volvió a contactarme, no para pedirme perdón por las humillaciones, sino para tratar de resolver mi perfecta y armoniosa vida repleta de caos mediante un curso de coaching. Yo claro que lo mandé al demonio porque esa basura motivacional no va conmigo. En fin, la última vez que hablé con él realmente me aterrorizó porque parecía un zoombi y de su boca no salían más que una sarta de burradas para instruirme. Pobre!! jajajajjaja

    Sin más por el momento, recibe saludos cordiales.

    Atte. Vanessa

    Responder
  88. Juan

    Gracias por tu aportación. Interesantísima, soy gran detractor del tema, me interesa por todos los ángulos, y por más que busco sus ventajas, pues he tratado de hacerlo, no las encuentro. Gracias!!

    Responder
  89. Favio

    Excelente articulo, es bueno mirar las dos caras de la moneda. Eso no es mas que conductismo ligth, una moda, una respuesta ligera a la angustia existencial que sufre el hombre moderno.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s