El secreto oculto en las fotos de comida

Sí, sé lo que pensáis: faltan los hashtags

Menú a base de fotos en Instagram
¿Sabéis ese plato de comida tan grande que sale fotografiado en Instagram con un filtro moderno (esa misma foto que se republica también en el Facebook del usuario) y que te entra hambre nada más verlo? Pues bien, no se come entero. Sólo si el plato es cocinado en casa quedan sobras para el día siguiente.

Nunca veremos la foto en Instagram (o en Facebook) del plato vacío tras comer porque esto es un hecho. El plato es tan grande que siempre sobra algo, cuando no, se ha enfriado la comida y deja de ser tan apetecible. Por no hablar de que al aplicar filtros modernos, ese plato de comida en realidad puede que sea menos apetecible de lo que realmente es.

Por otra parte, si la comida es cocinada por uno mismo en casa, es probable que si hace una foto al plato vacío, el consumidor de la comida haya ya guardado en la nevera las sobras; y si las fotografía otro día, no serán las sobras, dirá en todo caso que ha hecho esa comida otra vez. Y cuando no, está el hecho de delegar la ardua tarea de terminar con el plato a la pareja del comensal.

Mi HIMBESTIGACIÓN, además, llega al punto que cuando se cena o almuerza en restaurantes y se va a hacer la foto del plato, siempre, siempre, se elige para hacer la foto el plato más agradable a la vista y el lado más fotogénico de éste. Por no hablar que varias personas incluso no fotografían una comida si recientemente han visto esa misma comida subida a Instagram por alguien que le sigue en Instagram.

Un alto porcentaje de usuarios que hacen fotos a comida para subirlas a Instagram saben bien de lo que hablo. “Ésta no, que parecerá que hemos ido a un bar cutre”, “Hazle la foto de forma que se vea bien todo lo que tiene, en especial X_INGREDIENTE”, “A ver cómo me acerco para que parezca el plato más grande”, “No, no nos pidamos esa comida, que ya vi en Instagram que FULANITO la subió la semana pasada”,…

Pero ese plato que se sube a Instagram con tanto esmero, tan publicitario y tan reluciente, no se come entero. Qué le vamos a hacer. Los españoles tiramos a la basura 1.521.066 toneladas de comida al año[1]. Repito, 1.521.066 toneladas de alimentos, siendo España uno de los países donde más comida se tira, según el último estudio del Instituto Nacional de Consumo. Que oye, que mucha de esa comida puede que sean productos caducados, pero no dudo que hayan muchas sobras ahí, visto lo visto.

Que no tengo nada en contra de que petéis vuestro Instagram de platos de comida que den hambre, pero, como dirían las madres, ¡coméoslo todo! O comprad sólo lo que os queréis comer si queréis haceros luego en el verano fotos de buen tipin en la playa para Instagram. Que hay gente que pasa hambre y luego os quejáis de que no llegáis a fin de mes y los precios están caros, claro se compra mucho, suben los precios, es lo que hay.


Notas:
[1] Los españoles tiran a la basura 1.5 toneladas de comida al año, Sin firma (teinteresa.es, 16/10/2013).
Anuncios
Esta entrada se publicó en reflexiones y está etiquetada con , , , , , , , en por .

Acerca de Griseo

Demonio infernal que escribe de muchas cosas supuestamente divertidas. Igteísta y en contra del coaching y similares. Entre sus aficiones está leer libros, escuchar música de todo tipo (ese clásico de los creadores de "salir con los colegas"), recolectar noticias curiosas o conocimiento inútil y devorar almas (como todo buen demonio infernal que se precie). Autor desde los inicios y administrador de este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s