La perdida de las ilusiones©

Ahora que el PSOE está en su proyecto de trabajar para “recuperar la ilusión”[1] recibo un correo de la UNED en el que, entre otras cosas y entre otras personalidades, un catedrático de metafísica ha escrito sobre la perdida de las ilusiones, el barroco y lo postmoderno (todo junto), y además hablará de ello en un programa de radio de la UNED. Y claro, ahora uno no sabe en qué lugar quedarse.

Lo malo de la ilusión es que cuando se pierde suele ser porque la realidad no ha superado ni igualado las expectativas, es decir que uno pierde la ilusión porque ha sido engañado. El ser engañado hace perder la confianza (la cual parece, de tanto escuchar una palabra junto a otra en televisión y en radio, que ya pertenece a “Los Mercados” que no a nosotros), y si ya no tienes confianza en algo/alguien pues lo pierdes de vista.

Es triste pero el proceso de recuperar una ilusión suele ser difícil (cuando no, imposible) en las parejas que se dan segundas oportunidades, y más en terceras oportunidades, en cuartas oportunidades,… Es diferente en una pareja que ya está casada y ninguno de los ellos ha sufrido una infidelidad/acoso/etc, en ese caso recuperar la ilusión suele ser pasando juntos un fin de semana de vacaciones o teniendo un hijo. En casos más graves, como por ejemplo la disfunción eréctil, necesita ser tratada por profesionales, pero también puede ser resuelta esa ilusión. Que luego hay gente que lo lleva en silencio y luego se levantan un día de la cama y dicen “se me acabó el amor”.

Una forma de que los niños tengan ilusión por la Navidad son los regalos que les hacen (claro, como ellos no tienen que regalar nada a nadie…). Siempre se les habla que si Los Reyes Magos que vienen de El Corte Inglés o el Papá Noel que viene en la Coca-Cola, que entrarán en casa y les soltarán regalitos mientras duermen. Ya de paso se suele chantajearles un poco (¡pero de buen rollo!) durante el año diciendo que si se portan mal que les traerán carbón y esas cosas, que más les vale ser bueno, que si no lo son se van a enterar bien.

La madre de Forrest Gump decía que la vida es como una caja de bombones, nunca sabes cuál te va a tocar. Un mensaje así como ilusionante, porque siempre te va a tocar uno bueno, pero ojo que te puede tocar uno mejor del que te esperas. Claro que luego le das la vuelta a la caja de bombones y se acabó la ilusión, porque ahí los tienes todos y lo que contienen cada uno. Si es que luego decían de Forrest pero su madre algo debía tener. Por mi parte, pienso que el tema de la ilusión tal y como la trata el cine norteamericano está sobrevalorada.

Dicen que cuando estudias algo nuevo con ilusión todo es más fácil si la mantienes. Mi experiencia es que el sacrificio, el esfuerzo y la organización a la hora de estudiar son más importantes que cualquier ilusión que tengas. Es más la ilusión puede estar en las clases, pero cuando toca estudiar, cuando hincar los codos en la mesa, leer, releer, subrayar, esquematizar, resumir, pasar a la siguiente sección y volver a comenzar el proceso, cuando toca hacer eso no hay ilusión presente que valga.

Cuando entras a una nueva empresa, sobre todo en las multinacionales, ahora quieren que además sientas ilusión y amor por tu trabajo, por tu medio de subsistencia. Lo malo es que la ilusión a bajo coste no paga las facturas y la hipoteca/alquiler, y hay que hacer malabarismos hasta que puedas vivir de forma decente. Que cuando no te acuerdas de lo bien y sin problemas de pensar que viven algunos, porque ya seas uno de ellos tal vez tengas ilusión y amor, pero pocos llegan ya a ese nivel en estos años.

Es que es pensar en la ilusión y me imagino a Punset, Bucay y Coelho haciendo un trío hardcore, situados polla-boca en forma de círculo y luego polla-culo en trenecito. Es pensar en la ilusión y me entran ganas de tirar mi televisión por la ventana gritando “hijos de puta” a todo vecindario. Es pensar en la ilusión y acabo votando a una coalición Franco y Nortecoreano.

Y cuando digo ilusión digo cualquier sentimiento que anuncien en televisión o radio. Ciertamente espero que algún día mis sentimientos dejen de cotizar en bolsa.


Notas:
[1] Un par de muestras de que utilizan esta expresión:

¿Os va llegando esa ilusionante ilusión? ¿Sentís más ilusionantemente cerca la ilusión por el ilusionante proyecto del ilusionante PSOE ahora?

Anuncios
Esta entrada se publicó en reflexiones y está etiquetada con , , , , , en por .

Acerca de Griseo

Demonio infernal que escribe de muchas cosas supuestamente divertidas. Igteísta y en contra del coaching y similares. Entre sus aficiones está leer libros, escuchar música de todo tipo (ese clásico de los creadores de "salir con los colegas"), recolectar noticias curiosas o conocimiento inútil y devorar almas (como todo buen demonio infernal que se precie). Autor desde los inicios y administrador de este blog.

4 pensamientos en “La perdida de las ilusiones©

  1. Tomás Morales

    Lo de Susana Díaz nunca lo he comprendido. Tanto criticar que Rajoy había sido puesto a dedo por Aznar, que se fue porque quiso, y ahora ella es puesta a dedo por quien no es que se haya ido, es que ha tenido que irse, sucio, a esconderse en el Senado.
    Esta señora, estaba de Vicepresidenta, ¿Y le pasaba lo que a la Infanta, que no se enteraba?. Porque si no lo sabía, malo y si lo sábía, peor.
    No he visto ni oído, nada, a ningún socialista.
    Todos muy “ilusionados”, pero yo no sé por qué.
    ¿Para despistar o para ir haciéndose sitio a la sombra del poder?

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      La verdad es que yo tampoco he llegado a comprender lo de Susana Díaz. Las únicas explicaciones que le veo son que: ella es una trepa de cuidado o tenían miedo de que ganara en las primarias alguien implicado en los EREs.
      Estos tiempos me recuerdan a un capítulo de Los Simpson en el que Homer Simpson se va saltando todos los semáforos y señales de tráfico tapandose los ojos y diciendo “Si no lo veo, no es ilegal”.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s