Conectando La Sirenita con El Grand Prix

Estatua de La Sirenita al lado del logo de El Grand Prix
Entre las películas animadas de Disney, La Sirenita es la que, para mí, tiene a una de las mejores malas de Disney. Ariel, la sirenita protagonista hija del rey, se enamora del príncipe Eric, un humano al que ella rescató de un naufragio. Después de que, con una ira injustificada, su padre el Rey Tritón, el rey del mar, destruyera todo objeto que ella había rescatado de naufragios, Ariel, persuadida por unas anguilas, decide pedir ayuda a Úrsula, la bruja del mar. Úrsula le hace firmar un contrato escrito, por el cual Ariel cede su voz hasta que logre un “beso de amor” de Eric en menos de tres días, si no lo logra, Ariel será transformada en un pólipo. El plan de Úrsula era utilizar a Ariel de forma que Tritón al final se interpusiera y ocupase su lugar (hay que cumplir con lo firmado), cosa que acabó sucediendo, pues Ariel no logró el beso de amor de Eric. Aunque al final derrotaron a Úrsula y Ariel fue transformada en humana por Tritón.

Hans Christian Andersen fue quién escribió el cuento original de La Sirenita el cual dista mucho del original. Para empezar Andersen no puso nombre a ninguno de sus personajes. Otra variación es que la sirenita era la menor de cuatro hermanas, y que tenía una abuela que nada más les hablaba maravillada del mundo humano. El rey de los mares casi nunca hace su aparición en el cuento, y la sirenita decide ir a hablar con la bruja del mar tras saber que si muere, ella no irá al otro mundo, en cambio si consigue que el príncipe humano que rescató y al que ama (y ve a escondidas), le ame más que a su padre y a su madre, tras la noche de bodas ella logrará un alma humana. La bruja del mar le dice que lo que planea la sirenita es una idiotez y que todavía está a punto de salvarse, pero la sirenita acepta seguir. Entre otras cosas le advierte que si el príncipe se casa con otra, la sirenita morirá tras la noche de bodas. Como la sirenita acepta, la bruja del mar le corta la lengua a la sirenita (le quita la voz para siempre) a cambio del brebaje que la hará bípeda. Además de la sirenita no lograr el amor del príncipe, éste se casa con otra. Aún así sus hermanas le dan un cuchillo, que han conseguido gracias a la bruja del mar, si la sirenita asesina al principe antes del amanecer, volverá a ser sirena y se salvará de la muerte. Como ella sigue queriendo al príncipe, al final, antes del amanecer tira el cuchillo al mar y se lanza al mar desde la torre, muere, y se transforma en un montón de burbujas. La sirenita es, en realidad, no un cuento de amor, sino uno sobre el desamor y sobre escuchar las advertencias.

Otro cuento que en la versión de Disney hay un príncipe azul de “besos mágicos”, pero en la versión original éste no lo era, es La Bella Durmiente. Lo primero que impacta es que sólo en la versión de Disney se encuentra el personaje de Malefica. Si bien en la versión de los hermanos Grimm, al igual que en la de Disney, también estaba el “beso de amor”, en la versión más antigua de Charles Perrault al príncipe le bastó con admirarla y arrodillarse delante de la princesa. Pero en la versión anterior a todas ellas, la que copió Giambattista Basile del cuento popular (muchos años antes que Grimm y Perrault), la princesa no despertó gracias al principe, es más el príncipe ni la adoró, ni la besó, lo que hizo fue violarla mientras ella dormía en su sueño eterno. Visto lo visto, no siempre la versión más antigua de los cuentos es la mejor.

Giambattista Basile recogió los cuentos en sus viajes de Creta y Venecia y los publicó en su libro Pentamerón en cuya historia central diez vecinas cuentan, en cinco días, diez cuentos cada una, para entretener a la malvada de la historia central, hasta que llega la heroína para hacer justicia. No todos los cuentos que recopiló y adaptó de la tradición popular son escabrosos o escatológicos, hay algunos de humor, otros fantásticos, incluso otros que son bastante menos escabrosos y más completos que las versiones de los hermanos Grimm; por ejemplo, La Cenicienta de los hermanos Grimm es bastante gore (la versión de la tradición alemana), en cambio la de Basile es más normal además de contar la juventud de Cenicienta y de dónde salen la madrastra y la hada madrina, pero Disney se basó en la versión de Perrault. Aún así, estos cuentos del escritor italiano Basile no se hicieron para niños, al contrario que los cuentos de Disney.

La canción “Colores en el viento” de la película de Disney Pocahontas fue imitada en España por Tamara cuando tenía 11 años en el programa Menudas Estrellas, quedando en el tercer puesto. Tamara había interpretado también temas de la cantante italiana Laura Pausini en la siguiente temporada de dicho programa. A los 12 años Tamara firmó su primer contrato discográfico.

El programa Menudas Estrellas era presentado por el presentador Bertín Osborne. Tal vez el momento más decadente de la carrera de Bertín Osbourne sea cuando pasó de presentar programas en Antena 3 y en TVE a presentarlos en televisiones autonómicas. A parte de cierto programa en Canal 9, otro programa que presentó, y durante más tiempo, en las televisiones autonómicas fue El Grand Prix (en su versión autonómica en 2007, 2008 y 2009) y junto con la cantante Natalia.

A Natalia le vino la fama gracias a concursar en el programa Operación Triunfo en su edición del 2001, la primera edición de dicho programa (la que ganó Rosa), la cual fue en TVE. El/La ganador/a de dicho programa sería el candidato/a para ir a Eurovisión, festival de la canción europeo, que, por cierto, en sus inicios se llamaba Eurovision Grand Prix.

Este año, 2014, el festival de la canción de Eurovisión se celebrará en Dinamarca. País en el que nació el danés Hans Christian Andersen, ese escritor que escribió La Sirenita que luego adaptó Disney a su manera. Por cierto, que poca gracia tenía la personaje cómica que hacía de La Sirenita en la gala de TVE para elegir el cantante español para enviar a Eurovisión.

[Por si no se ha dado cuenta, la verdad que de esta forma se puede conectar cualquier cosa con otra que, en realidad, no esté relacionada, y no hay magia alguna en ello, es más hay quién lo hace a diario]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s