Lo que interesa

¿Sobre qué podría escribir hoy? No puedo tocar nada de Europa, porque claro ahora los expertos sobre “lo que es bueno para Europa y por eso debes votar a tal partido con el que estoy comprometido” surgieron hasta debajo de las piedras en las semanas anteriores y todavía no hay quién los entierre. No puedo escribir sobre políticos porque creo que por esta semana ya hemos tenido suficiente (¡hasta Felipe González! ¿Hemos vuelto a los 80s o qué?). No puede ser una entrada sobre música, ya hice una hace tres semanas, y que mejor esperar a que llegue el mes que viene, y tampoco me apetece ni sé escribir sobre esa metáfora de los sonidos de determinada canción.

Hay tantos blogs de cocina experta que si escribo algo sobre cocina sería tan deprimente. Que si sobre ciencia o sobre lo bonito que es el cosmos, puffff si esperáis que escriba algo de eso, mejor iros a leer a Aberron o uno de esos escépticos “supercultos en ciencia” que a tanta gente les gustan. En cuanto a sobre libros, ahora mismo están en Madrid dando un coñazo gordo con la Feria del Libro, y creo que mejor paso de darlo yo también hasta que pase como mínimo una semana. Las series, ese único tema de conversación de tanta gente de tan diversas edades, ya esas conversaciones de expertos en series me resultan tan soberano coñazo como para acabar escribiendo sobre series que no quiero ver pero a todo el mundo le gustan; hoy día lo radical no es decir que no te gusta ir ver el fútbol con tus amigos y que sólo vas para pasar el rato, sino que no te gusta la idea de pasar un domingo entero viendo series y preferirías salir de juerga el sábado hasta las tantas. Hablando de fútbol, tampoco soy experto en deportes, así que otro tema menos. Podría escribir sobre televisión porque me gusta leer sobre ello y sobre cómo se organizan por dentro los programas de televisión, pero hoy no tengo ganas de destapar parte de esa magia.

Tampoco podría escribir sobre viajes y geografía, sinceramente nunca he pasado tanto tiempo en un sitio como para contar algo nuevo de él. No tengo traumas de niño o adolescente que necesite vomitar por Internet para recibir de la sociedad palmaditas en la espalda y escuchar de fondo un “pero tú vales mucho”. No me interesa nada el tema de la religión y desde luego que no podría escribir a favor de ello, pero mi repudio a lo eclesiástico es demasiado mainstream para escribir sobre él y Varg Vikernes ya lo hizo todo.

Ojeo los TTs de Twitter para ver si se me ocurre alguna idea, y me encuentro cosas como “#CosasQueAmoMuchoComo” o “#Felices25PabloAlboran”, lo único que he logrado con esto es notar que soy como más viejo porque Pablo Alborán tiene como casi tres años menos que yo, he visto mi principios de octubre encima y hace pocos años los anteriores octubres cumplía menos años que los ídolos de masas. Hoy no tengo suficiente odio organizado para escribir algo nuevo contra el coaching, por lo menos durante un par de semanas más cuando mi odio se organice en algo coherente.

Como diría Assaf Laszewicki (aunque con otro sentido) escribir de lo que me gusta realmente no le interesa a nadie, más que nada porque no es algo útil, nada con lo que se diseñen puentes o carreteras o que salve el mundo o a vete a saber qué. Las personas llanas y normales no hacemos historia, ni somos superhéroes, cuando morimos sólo somos una cifra más, aunque hay quién nos dice que somos únicos sabemos que somos totalmente prescindibles y sustituibles por otras personas, y cuando no tenemos ganas de hacer algo totalmente voluntario, pues la mayoría de veces no lo hacemos; pero en cuanto a ser cómo nos dé la gana y a dar quebraderos que cabeza, la mayoría somos buenos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en pequeñas dosis el por .

Acerca de Griseo

Demonio infernal que escribe de muchas cosas supuestamente divertidas. Igteísta y en contra del coaching y similares. Entre sus aficiones está leer libros, escuchar música de todo tipo (ese clásico de los creadores de "salir con los colegas"), recolectar noticias curiosas o conocimiento inútil y devorar almas (como todo buen demonio infernal que se precie). Autor desde los inicios y administrador de este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s