Crítica contra los gurúes y el mito de Steve Jobs (NO a gurulandía)

Capítulo 3 de la temporada 6 de Futurama - El ataque de la aplicación mortal

Si una imagen del capítulo “El ataque de la aplicación
mortal” de Futurama no es la mejor imagen para encabezar
esta entrada, ninguna imagen lo será.
Hace cosa así de más de un año pensé que estaría bien escribir algo elaborado contra Steve Jobs y los gurúes, pero no fue hasta hace más de cuatro o cinco meses cuando comencé a darle vueltas a esto más en serio.

Varios años antes de aquella entrada que escribí de mi larga crítica contra el coaching, hice un curso de Formación de formadores en una universidad (pagando), en el cual se ponía como ejemplo a Steve Jobs de buen comunicador. En esa misma época (2011) escuché un día en la radio en el espacio que le daban para hablar todas las semanas a Juan Carlos Rodríguez Ibarra (PSOE) en Asuntos Propios de RNE, lanzando todo su amor a Steve Jobs y al emprendimiento por la radio publica [1]. El lavado de cara y la adulación a Steve Jobs tras su muerte fue impresionante, hasta el punto que se ha transformado en casi un jesucristo gurú, tanto para el emprendedores, como para el saber dar una conferencia, como para gerentes, como para el pensamiento positivo,… Hoy día la senda del avance de la tecnología está justo encima del basto campo del pensamiento positivo y los gurúes, se ha hecho parte de él, no hablo ya sólo de la vista empresarial, es que hasta el movimiento del software libre se ha vuelto demasiado… cuqui. En estos últimos años el diseño web ya sea por medio de profesionales como de gente interesada se ha cuquirizado en demasía usando el combinado mortal de: bootstrap de Twitter + la tipografía Brain Flower[2].

Al igual que con la entrada de Crítica contra el coaching, como este texto es muy largo, para facilitar la lectura del mismo, y que incluso lo podáis leer poco a poco, he dividido el texto en varias partes:

1. El falso mito de Steve Jobs
1.1 Mi iPod
1.2 La otra cara de Steve Jobs
1.3 Steve Jobs no inventó ni creó nada
1.4 ¿Lecciones de “liderazgo”?
2. Crítica al optimismo tecnológico
2.1. Las otras empresas
2.2. Nosotros, los consumidores
3. Gurulandía
3.1 Yoriento
3.2 Risto Mejide
3.3 Mario Alonso Puig
3.4 Tony Robbins (Anthony Robbins)
3.5 Spencer Johnson
3.6 Elsa Punset
3.7 Jorge Bucay y Paulo Coelho
4. Conclusiones

1. El falso mito de Steve Jobs

Como el odio de las believers es puro amor de primavera y hasta entrañable comparado con el odio de los Jobsers, como diría Paquito Franco, ese gran dictador, gurú e influencer (de la política y de casi todo) de este país: lo he dejado todo atado y bien atado. Para esta parte de la crítica al mito de Steve Jobs, además de con los textos que enlazo en las notas, me he documentado con:

  • Fire in the Valley: The Making of the Personal Compute, de Michael Swaine and Paul Freiberger (1984). Es ya muy antiguo pero sirve para situarse en el mundo tecnológico antes de ser Apple gigantesca y cómo la visión del mérito de Apple por entonces era más hacia Woz que hacia Steve Jobs.
  • Steve Jobs, de Walter Isaacson. La famosa biografía de Steve Jobs, mi resumen breve de la misma es el siguiente, en todo momento sea para lo que sea se produce el siguiente bucle: objetivo a lograr por Jobs → defecto muy gordo de Jobs y momento en el que casi se lo carga todo por su enorme ego y/o realizando actos a todas luces ilegales y/o dañinos para los demás → pero el/la que ha tenido que soportarle le recuerda de forma muy feliz → si es que este Jobs es de lo que no hay, ay, que “carismático” y “profundo” es. Pero aún hay algo peor…
  • Steve Jobs el lider de Apple. Lecciones gerenciales de un genio controvertido, de Jay Elliot. Después diré más cosas sobre esta… cosa, pero por el momento avanzar que la dedicatoria es, además de a su esposa e hijos, “al mejor coach” que ha tenido el autor del libro. El autor es el director de recursos humanos de Apple y ama a Jobs tantísimo que la misma biografía de él (que como he dicho va muy en plan “ay, que carismático y profundo es el nene”) le parece “muy negativa” y piensa que hay que ensalzar más a Jobs como “brillante líder motivacional”.
  • Piratas de Silicon Valley (1999). Esta película es casi un documental con momentos y citas reales sobre la historia de Bill Gates y Steve Jobs hasta el día que Jobs fue despedido de Apple. Tiene sus americanadas y momentos casposos, sobre todo en los 30 primeros minutos, pero según los más cercanos a Steve Jobs, Noah Wyle (el actor que actúa de Jobs) hizo su papel a la perfección. Steve Jobs es muy el malo de la película y Bill Gates una vibora, pero por lo que se cuenta lo que sucede en esa película, salvo cambios de escenarios y a veces de trabajadores, es muy cercano a lo que sucedió en aquellos años.
  • El triunfo de los nerds: El surgimiento de imperios accidentales (1996) – Episodio 3. En este documental hay entrevistas tanto a Steve Jobs como a otros personajes, y en fin, el contraste en ocasiones hace que uno note su ego.
  • Steve Jobs: One Last Thing (2011). Un documental muy pero que muy lavado de cara y ensalzamiento de su figura a excepción de 3 minutos de crítica. Sólo 3 minutos de crítica de los 56 minutos que dura. Al menos es mejor que…
  • jOBS (2013). Esta película es tan lavado de cara, tan publireportaje, y tan inventarse toda la historia que hasta el periódico La Razón dice de esta película lo siguiente: “Por mucho que «jOBS» juegue a mostrarnos el lado hostil de su biografiado, la película no es más que un largo, largo anuncio cantando las bondades de Apple”[3]. Esto y el libro de Jay Elliot son perfectos para lavados de estomago.

1.1 Mi iPod

Quién esté libre de pecado que tire la primera piedra. Así que antes de nada confieso que yo tengo un iPod (roto, eso sí). En mi defensa decir que no sabía nada de Apple, que se trata de un pequeño iPod nano y que la compra fue varios años antes de la muerte del señor Jobs. Mi iPod se rompió pasado un año porque la ruedecita esa tan mona que tiene de la noche a la mañana ya no funcionaba. Su sustituto fue un reproductor mp3s normal y moliente, porque ya caí en la trampa una vez de “bueno, como es de marca y cuesta más caro debería de durar más”. Además tener un iPod, aunque fuera de bajo coste como el que tuve, fue algo muy pero que muy supuestamente divertido, sobre todo en cuanto ves que tienes que usar iTunes para hasta guardar en el iPod una sola canción.

He tenido profesores que aconsejaban a los alumnos, cuando uno iba a tutoría, que se compraran un Mac, por la sencilla razón de que decían que era más cómodo. En esa misma facultad en una asignatura nos metieron en una sala llena de Macs y nos hicieron habituarnos a su entorno con la excusa de “tenéis que habituaros a todos los sistemas operativos porque en un futuro trabajo nunca se sabe qué sistema operativo tendréis que usar”. Decir que no me habitué a lo que no me puedo permitir porque sólo íbamos un día cada dos semanas.

El Mac y en general todo producto de Apple es muy bonito y comprendo a quién se compre uno. En serio puedo entenderlo, como he contado, he tenido un iPod y en las ocasiones que he dicho he usado un enorme Mac y no voy a juzgar a nadie por lo que compre. Lo que viene ahora puede parecer lo que sea que parezca, pero desde luego que mi intención no es atacar a personas que se compran un aparato de Apple porque les pareció bonito, porque todos sus amigos tienen uno y no quieren sentirse excluidos, porque piensan que al ser de Apple y costar una burrada son de mejor calidad y durarán más, o por lo que sea que lo compren. Personalmente (por lo dicho y por lo que diré) yo no compraría un producto de Apple, ni creo que lo haga, y si tuviera que trabajar allí (una posibilidad muy pero que muy improbable de que ocurra tal cosa), pues bueno, soy un mercenario y he trabajado en sitios peores, y seguramente, al igual que siempre he hecho, seguiría echando CVs mientras estuviera trabajando, porque no puedo amar a empresa, ni a trabajo alguno. Considero a las grandes empresas como sectas donde se endiosa a sus productos y al creador, no les basta con tu trabajo también quieren tu alma. Trabajar de forma divertida es supuestamente divertido y se cuenta que los publicistas de Apple decían lo siguiente de su empresa: “¿Cuál es la diferencia entre Apple y los Boy Scouts? Que los Boy Scouts están supervisados por adultos”. Incluso como muestra el siguiente vídeo, esperar de noche como fanáticos en la cola de la Apple Store es supuestamente divertido, y como también muestra el vídeo los hay quienes incluso contratan a gente que esperan por ellos (a cambio de dinero, por supuesto, minuto 1:51 del vídeo):

1.2 La otra cara de Steve Jobs

Cuando te cuentan la historia de Steve Jobs suelen incidir primero en el mero hecho de su éxito empresarial de los últimos años, pero es un personaje que la pifió durante casi 15 años. La realidad es que él no buscaba un producto para un tipo de cliente, él solo buscaba el producto que le gustaba a él y luchaba como fuera para que el cliente sólo pudiera hacer las cosas de una única manera. Por ejemplo en el Macintosh como éste ya llevaba ratón, Steve Jobs obligó a que se eliminasen las flechas de cursores de los teclados, toda cosa sólo se podía hacer de una única manera. Hay una cita de Mick Jagger sobre cuando conoció a Steve Jobs que es: “creo que estaba colocado. O eso o ha sufrido daños cerebrales”.

De niño Jobs era un chico malcriado nunca quiso hacer lo que le decían los/as maestros/as hasta que una comenzó a chantajearle con regalos a cambio de que estudiara. Podemos pasar por alto que tomaba drogas, que nunca llevaba matrícula en su coche y aparcaba en el parking para minusválidos de su propia empresa[4], que desde joven era un adicto a la alimentación macrobiótica[5], el que casi nunca se duchara ni usara desodorante y oliera lo suyo, o incluso su religiosidad al gurú indio Neem Karoli Baba[6], pero lo que no se puede pasar por alto es que era un tipo con una forma nada ejemplar de entender el mundo y a las personas. Para Steve Jobs desde el inicio de su vida hasta el mismo día de su muerte, las personas se dividían únicamente (y no existían grises en esta división) en dos tipos: héroes o capullos. Así cuando trabajaba de joven en Atari describía a sus compañeros de trabajo como “idiotas de mierda”[7]. Cuando montó, junto con Wozniak, la empresa Apple esta mentalidad binaria del mundo se volvió peligrosa, su antiguo empleado Bill Atkinson cuenta de esto lo siguiente:

Trabajar con Steve era difícil. Si eras un dios, estabas subido a un pedestal y nada de lo que hicieras podía estar mal. Los que estábamos en la categoría de los dioses, como era mi caso, sabíamos que en realidad éramos mortales, que tomábamos decisiones de ingeniería equivocadas y que nos tirábamos pedos como cualquier otra persona, asi que vivíamos con el miedo constante de ser apartados de nuestro pedestal. Los que estaban en la lista de los capullos, ingenieros brillantes que trabajaban muy duro, sentían que no había ninguna manera de conseguir que se valorase su trabajo y de poder elevarse por encima de aquella posición.

Jobs era un manipulador, aunque su amigo Wozniak lo defienda de aquella manera diciendo “Jobs es una persona compleja, y la manipulación es simplemente una de las facetas más oscuras de los rasgos que le han llevado al éxito”. Cuentan que si Jobs te necesitaba te trataba como su mejor amigo, pero justo en el momento en el que ya tiene lo que quiere comenzará a pasar de ti hasta que vuelva a necesitar tu ayuda. Ya lo dice Andy Herzfeld antiguo ingeniero de Apple en la biografía de Jobs, “Steve es todo menos una persona leal. Es lo opuesto a la lealtad. Necesita abandonar a la gente más cercana”. Una vez que Daniel Kottke uno de los mejores amigos de Jobs en la universidad y el que le acompañó en su viaje a la india para encontrarse con el gurú de Steve Jobs[8] y que trabajó desde que ellos comenzaron a trabajar en el garaje de Jobs, una vez que Kottke no le fue útil lo abandonó a su suerte en la empresa, ni siquiera le dio la parte de las acciones que hubiera merecido, “Se me atragantaron las palabras. Me eché a llorar y no fui capaz de hablar con él. Nuestra amistad había desaparecido. Era muy triste” recordaba Kottke en la biografía[9].

Mike Markkula fue el hombre que hizo Apple posible al realizar en los comienzos de Apple una inversión de 91.000$ cuando ellos trabajaban en un garaje, además de traerse un batallón de contactos. Markkula es de las figuras que habían hecho el que Intel fuera una empresa gigante y se hizo multimillonario en esa empresa de tal manera que en 1976 se retiró porque ya no necesitaba trabajar para vivir[10], pero Jobs y Woz le enseñaron lo que habían hecho y quedó impresionado. Cuando Jobs volvió a Apple lo primero que hizo cuando tuvo oportunidad y poder para ello, fue despedir al director de Apple y a Markkula, además de obligar a la dimisión de toda la cúpula de Apple y colocar en ella a gente que sentía más cercana a él como era el caso de su amigo el jefe de Oracle.

En cuanto al plano de jefe o incluso como gestor de proyecto era un completo tirano. Una vez que Apple alcanzó un gran éxito gracias al producto Apple II, Jobs se endiosó del todo y por lo que se ve de ese endiosamiento junto con su mal comportamiento, no bajó ni siquiera al final de su vida. “Se volvió cada vez más tiránico y cruel con sus críticas – aseguró Markkula – . Le decía a la gente cosas como ‘Ese diseño es una mierda'”; “Steve entraba, le echaba un vistazo a lo que yo hubiera hecho y me decía que era una mierda sin tener ni idea de lo que era o de por qué lo había hecho” (cuenta Randy Wigginton, trabajador de Apple en sus primeros años). Para minimizar daños la directiva de Apple acabó apartando a Jobs para que sólo se encargara de un solo proyecto de toda la empresa: el proyecto del Macintosh. Ni que decir tiene que a los miembros de ese proyecto les tocó la cruz. Antes de ser apartado Raskin del proyecto Macintosh escribió la siguiente nota, que básicamente fue la actitud de Jobs durante toda su vida:

Es un directivo horrible. […] Siempre me gustó Steve, pero he descubierto que resulta imposible trabajar con él. […] Jobs falta con regularidad a sus citas. Esto es algo tan conocido que ya es casi un chiste común entre los trabajadores. […] Actúa sin pensar y con criterios erróneos. […] No reconoce los méritos de aquellos que lo merecen. […] Muy a menudo, cuando le presentan una nueva idea, la ataca de inmediato y asegura que es inútil o incluso estúpida, que ha sido una pérdida de tiempo trabajar en ella. Esto, por sí mismo, ya es una muestra de una mala gestión, pero si la idea es buena, no tarda en hablarle a todo el mundo de ella como si hubiera sido suya. […] Interrumpe a los demás y no escucha.

Ante lo cual Jobs se echó a llorar cuando la dirección le echó en cara su mal comportamiento. Esto de Jobs llorando en reuniones pasaba siempre que lo tenían entre las cuerdas.

Tal y como dice la carta de Raskin, Jobs nunca cedía ante una queja o idea nueva y si alguna vez estaba equivocado te acababa convenciendo que él había dicho justamente lo que tú le estabas aclarando y que eras tú el que estaba contra la que ahora es su idea. Que resulta que, según él, no se te había ocurrido a ti, sino a él. Este engaño y el resto de engaños de Steve Jobs son conocidos por los que fueron sus empleados como “el campo de distorsión de la realidad de Steve”, que es una forma elegante de decir que Steve tendía a mentir para alimentar su ego. “El campo de distorsión de la realidad era una confusa mezcla de estilo retórico y carismático, una voluntad indomable y una disposición a adaptar cualquier dato que se adecuase al propósito perseguido. Si una de sus argumentaciones no lograba convencerte, pasaba con gran destreza a la siguiente. En ocasiones era capaz de dejarte sin argumentos al adoptar de pronto tu misma postura como si fuera la suya, sin reconocer en ningún momento que antes él había pensado de forma diferente”, Hertzfeld antiguo empleado de Jobs. “Es capaz de engañarse él solo. Eso le permite lograr que los demás se crean su visión del mundo, porque él mismo la ha asumido“, Bill Atkinson otro antiguo empleado de Jobs. “Una semana le presentaba una idea que había tenido, y él decía que era una locura. A la semana siguiente aparecía y decía. ‘Oye, tengo una idea genial’. ¡Y era la mía! Si se lo hacías notar y le decías: ‘Steve, yo te dije eso mismo hace una semana’, él contestaba: ‘Sí, sí, claro…’, y pasaba a otra cosa”, Bruce Horn. Todo esto de “el campo de distorsión de la realidad de Steve” continuó hasta el final de su vida, de tal forma que a su diseñador de productos, Jony Ive, el mismo que diseñó aparatos como el iPod, el iPhone o los nuevos macs a partir del iMac, le ocasionaba ciertos disgustos cada vez que escuchaba a Steve Jobs apropiarse de sus diseños o inventos.

Mucho se habla del ego del líder de Podemos pero tras documentarme sobre la vida de Jobs, Pablo Iglesias sería el hombre más humilde del mundo al lado del monstruoso ego de Jobs. “Cree que hay pocas personas especiales (Einstein, Gandhi y los gurúes a los que conoció en la India), y que él es uno de ellos. Así se lo dijo a Chrisann. En una ocasión llegó a sugerirme que era un iluminado.”, Hertzfeld. En 1982 Steve Jobs se presentó en la redacción de la revista Time para que le hicieran una entrevista, estaba convencido de que él sería el Hombre del Año de la revista Time en 1983, pero en vez de eso ocurrió que el Hombre del Año fue “El ordenador” [11], su reacción, según el propio Jobs, ante el mero hecho de no ser él la portada del 1983 de la revista Times fue llorar.

Trabajar con Jobs era tan poco agradable que entre los mismos empleados se concedía cada año un premio a la persona que mejor había resistido a Jobs en dicho año. Joanna Holffman un año ganó dicho premio porque un día, tras descubrir que Jobs había alterado las proyecciones de marketing que ella hizo de una forma que negaba totalmente la realidad, subió al despacho de Jobs furiosa. “Mientras subía las escaleras, le dije a su asistente que iba a agarrar un cuchillo y clavárselo en el corazón”, dice Holffman en la biografía de Jobs. Con el tema del Macintosh y Jobs la cosa alcanzó niveles tan altos de secta, que Jobs encargó para su equipo, como vestimenta, camisetas que decían “¡Noventa horas a la semana y encantados!”. Jobs podía enfadarse hasta por una levísima diferencia en un simple tono de color[12]. Un día en la fábrica de Apple en San José al ver cómo se producían los disquetes para sus ordenadores, y que se rechazaban más de la mitad en cada fase del proyecto, Jobs con el rostro enrojecido, comenzó a gritar y a amenazar con despedir a todos los que allí trabajaban, dos de los ejecutivos que lo acompañaban lo tuvieron que llevar a pasear un rato para que se tranquilizara[13]. Cuando el personal de los proyectos Lisa[14] y Macintosh se fusionaron, Jobs aseguró que la cuarta parte del personal de Lisa iba a ser despedido diciendo que ellos habían fracasado, que eran un equipo de segunda, cuando la culpa de las bajas ventas del ordenador Lisa fueron precisamente de Jobs, por chivar a la prensa, cuando el Lisa salió a la venta, que justo un año después se lanzaría un ordenador más potente.

Con los despidos nunca fue muy delicado, según Pam Kerwit de Pixar, no tenía “la capacidad emocional ni económica para portarse como una persona decente con aquellos a quienes estaba despidiendo”. Así cuando decidió que tocaba recortar plantilla en Pixar quiso que los despidos se hicieran de inmediato y sin indemnización alguna, algo que Kerwit logró evitar. A la pregunta de cómo Apple salió de su crisis, siempre se dice que si lo que volvió a imponer Steve Jobs de innovación y concentrarse en lo básico y tal, pero nunca se cuenta que cuando Steve Jobs recuperó del todo el poder, para asegurarse que llegarían beneficios, en sólo un año despidió a 3000 empleados y canceló el 70% de los proyectos de Apple (ni idea de si salieron bien o mal parados del despido, a saber)[15].

Ni siquiera como cliente de un avión, un hotel o de un bar era una persona agradable. Su biógrafo cuenta que Steve “solía menospreciar a las camareras de los restaurantes y a menudo devolvía los platos que le servían, asegurando que eran ‘una basura'”; “Una vez fuimos a un supermercado Whole Foods para comprar un batido de fritas – recordaba Ive – y había una mujer mayor preparándolo y él comenzó a atosigarla por la forma en que lo estaba haciendo. Después la compadeció. ‘Es una mujer mayor y no quiere dedicarse a esto’. No relacionó ambas cosas”. Cuando necesitaron ayuda con el tema de los disquetes del Macintosh, varios directivos viajaron con Jobs a Japón para visitar empresas japonesas a ver cuál le convencía y Jobs hizo gala de su peor comportamiento, por suerte los japoneses en vez de ofenderse se lo tomaron como la excentricidad de una estrella pues ya habían escuchado historias de cómo se las traía Jobs. Cuando la esposa del presidente socialista francés visitó la fábrica donde se fabricaban los primeros Macintosh (en aquellos tiempos) y le hizo “duras preguntas” sobre las condiciones de los trabajadores (básicamente cómo se pagaban las horas extras, si el trabajo era muy duro y cuántos días de vacaciones tienen los trabajadores), Jobs se limitó a contestar a su intérprete “si tanto le interesa su bienestar, dígale que puede venir a trabajar aquí cuando quiera”, cosa que al final la intérprete no tradujo.

A la pregunta de por qué aún así había empleados que lo apreciaban, creo que la respuesta perfecta está en esos tres únicos minutos de crítica del documental Steve Jobs: One Last Thing (2011) (desde el minuto 32:10 hasta un poco antes del minuto 35:50) hay un momento muy resaltable que es cuando Alvy Ray Smith que trabajó de directivo con Jobs en Pixar y era inmune al “campo de distorsión de la realidad de Steve” dice eso de: “I would look at my employees looking at Steve, and I realized they’re in love. They’re just looking up at him with big Doe eyes just soaking in everything he’s saying as if it was true, and it wasn’t”. Además de eso Alvi en la biografía de Jobs cuenta sobre Jobs lo siguiente: “Yo me eduqué en la fe de la Iglesia baptista del Sur, y allí celebrábamos reuniones evangelizadoras con predicadores fascinantes aunque corruptos. Steve tiene la misma habilidad: el poder del habla y la red de palabras que atrapan a la gente. Fuimos conscientes de ello durante las reuniones del consejo, así que desarrollamos un sistema de señales (rascarnos la nariz o tirarnos de una oreja) para indicar que alguien había quedado atrapado en el campo de distorsión de Steve y necesitaba que lo devolvieran a la realidad”[16].

En cuanto al diseño de los productos, Steve Jobs estaba influido en el movimiento Bauhaus y había hecho suya la idea de ese movimiento de que la misión de los artistas es formar el sentido estético de los demás y enseñarles qué debería gustarles. Dicho lo cual es normal que si decides que un producto de Apple no te gusta, Steve Jobs, sus empleados más afines y los fans (no las personas que se lo compran por otras razones, sino los fans puros y duros de Apple) griten como energúmenos que te debería gustar. Todo forma parte de la absurda mentalidad sectaria de crear un gusto uniforme de la gente basado en los propios gustos del artista (y Jobs se veía como ése artista).

1.3 Steve Jobs no inventó ni creó nada

Realmente Jobs veía el Macintoch como si fuera su obra de arte. La historia que nos cuentan tanta gente es que estas “obras de arte” las ideó Steve Jobs. Comprar un producto de Apple está pensado como una experiencia que incluye tanto el momento que esperas en la cola de la Apple Store, como el mero hecho de desempaquetar el producto y el primer encendido del mismo. A pesar que todo esto es pensado por un equipo de gente bastante grande, Steve Jobs se asigna todo como si lo hubiera inventado él. Ahí van algunas pocas de las invenciones que dice que él fue el inventor y resulta que no:

  • Tanto el Apple I como el Apple II fueron hechos por Steve Wozniak.
  • El diseño del ordenador Lisa lo hizo Hewlett-Packard.
  • Las principales ideas del Macintosh, como son el ratón y la interfaz gráfica, fueron ideas robadas a Xerox, pero es que ni siquiera la idea de robar eso a Xerox fue de Jobs, sino de Jef Raskin (al cual Jobs le llamaba “el capullo inútil”). Incluso el mismo diseño del Macintosh (el primer ordenador de Apple con ratón e interfaz gráfica) no fue diseñado por Jobs, más bien le fueron enseñando diseños hasta que se quedó con uno.
  • Pixar ya existía y Steve Jobs lo que hizo fue una aportación económica que le transformó en dueño de la empresa. El hombre que hizo en Pixar todo el tema de las animaciones y las historias de películas como Toy Story fue John Lasseter, incluso el logo de la lampara Luxo lo inventó él. De hecho Steve Jobs no se pasaba tanto por Pixar.
  • Los diseños de los productos de Apple desde el iMac hasta la actualidad fueron creados por Jony Ive. Jobs sólo decía en su binaria actitud si ese diseño le parecía “genial” o “una mierda”.
  • La idea de que se pudieran hacer APPs para el iPhone y el iPad no sólo no se le ocurrió a Steve Jobs, sino que además él hizo todo lo posible para que no se pudieran hacer APPs (y no lo logró porque finalmente se tuvo que rendir a las decisiones de los directivos).
  • Aunque es cierto que con el diseño de las Apple Store se involucró, la idea final del diseño de las mismas viene de Ron Johnson y de consejos de Millard Drexler. La gracia es que antes de la Apple Store ya existían otras tiendas especializadas para otras marcas (aunque no había una para marcas de ordenadores, claro).
  • La conexión rápida de tipo FireWire fue de hecho un invento de Apple cuando Jobs no estaba dentro de la empresa.
  • La idea original de iTunes para salvar la industria discográfica, viene precisamente de que Warner y Sony se presentaron en la casa de Steve Jobs a plantearle una idea (que a saber cuál fue) a la que Steve Jobs contestó con un “tenéis la cabeza metida en el culo”. Antes de la tienda iTunes, ya existían tiendas virtuales de música como la tienda AOL, lo realmente innovador de la tienda iTunes es que la canción se descargaba al ordenador una vez comprada.
  • La idea de iTunes en realidad fue que Apple compró una empresa llamada SoundJam porque les gustó su reproductor para Mac y querían que lo mejoraran en Apple. De esta forma los creadores de iTunes son Bill Kincaid y demás ex-empleados de SoundJam. En cuando a la idea de que iTunes funcione en Windows fue una decisión que el equipo de iTunes forzó a Steve Jobs a aceptar. Al principio Jobs decía que “ni por encima de mi cadáver” pero tras tratar ellos de convencerle una y otra vez, acabó renunciando, no sin antes soltar lo siguiente: “A la mierda. Estoy harto de oír todas estas gilipolleces. Haced lo que os salga de las narices“.
  • La idea de los iPods fue posterior a la del iTunes, y fue idea de Bill Kincaid y su equipo. Cada vez que ellos trabajaban el uso de reproductores mp3s con iTunes se pasaban criticándolos y Steve Jobs se unió a ellos en la crítica de tal manera que acordaron que debían hacer, junto con Jony Ive, un reproductor mp3 para Apple. El equipo de iTunes contrató a Tony Fadell que se vendió como un tipo experto en mp3s y Apple adquirió la empresa PortalPlayer que tenían la interfaz del reproductor mp3 que más les convencían. La idea de la ruedecita fue de Phil Schiller (del mismo equipo del iTunes).
  • El iPhone lo sacó a delante el mismo equipo del iPod junto con Jony Ive. Pero aún así como Lev Grossman contó en Time, todas las cosas que hacía el iPhone en el momento en el que salió ya estaban inventadas mucho antes.
  • Las tabletas digitales las había inventado Microsoft muchos años antes que Apple, aunque con un fracaso en ventas.
  • La pantalla multitáctil fue idea de Jony Ive y no se la enseñó a Jobs hasta que la tuvo lista. Aún así a saber cómo sería el prototipo de la pantalla multitáctil porque finalmente Apple adquirió una empresa que ya la habían inventado y patentado antes que ellos, la empresa era FingerWorks (incluso los gestos de “pellizcos” para ampliar cosas, ya los había inventado esa empresa antes).

1.4 ¿Lecciones de “liderazgo”?

Yo diría que dados los dos anteriores apartados éste apartado sería totalmente prescindible porque ¿qué lecciones de liderazgo vamos a sacar de un jefe que se comporte como terrorista ante su propia empresa? Alguien que cuando estaba en el frente de un proyecto sus empleados buscaban como fuera la forma de apartarlo, le tendían trampas para esquivarlo, analizaban al extremo la conducta de Jobs para poder trabajar o incluso lo engañaban (como fue en el caso del iPod) para que no supiera qué estaban realmente haciendo para poder trabajar. ¿Qué merito en liderazgo merece una persona que en Pixar se alegraron cuando él anunció que sólo podría trabajar en Pixar a tiempo parcial por su vuelta a Apple? Alguien que puso contra las cuerdas a directivos de Disney por el mero hecho de que no le gustaba hacer negociaciones con alguien exactamente igual de tozudo y brusco que él (cierto expresidente de Disney), y no cesó hasta que ese alguien tuvo que huir de Disney y montar Dreamworks. Un tipo que cada vez que recibía una crítica en la prensa contestaba con conspiraciones de que tal empresa o tal otra quería destruir Apple. Un tipo que en vez de convivir con la competencia y hacerse su nicho de mercado, quería destruirla como fuera, primero fue contra IBM, luego contra Microsoft, y luego, en sus últimos años, decía que invertiría hasta con el último dolar que tuviera Apple en “destruir Android”[17], y luego iba lanzando sus teorías de la conspiración como “Motolora y Google quieren destruir Apple” (ésta la lanzó en prensa cuando se le criticó el problema de la cobertura del iPhone 4) o “Google y Adobe quieren destruirnos” (ésta última en la biografía). Un tipo que a pesar de haberse drogado con LSD y haber vivido los tiempos de la libertad sexual, era toda una monjita y jamás se retractó en vida de la decisión de Apple de censurar toda APPs que contuviera algo pornográfico, mínimamente erótico o incluso con un poquito de destape sexual y cuando se le criticaba porque diera tan poca libertad saltaba con un “a lo mejor te preocuparás del porno cuando tengas hijos” o “El que quiera porno que se compre un Android”[18].

¿Sabéis por qué el iPhone y demás productos de Apple no tuvieron Flash durante una larga temporada? Exacto, Steve Jobs. Jobs quería vengarse de Adobe por el mero hecho de que en 1999 Adobe no vio rentable sacar versiones de Adobe Premiere para Mac, pues ni se sabía qué iba a pasar con Apple (estaba al borde de la quiebra y con esos recortes duros de Jobs) y como es lógico no vas a hacer una gran inversión si no estás seguro. Es cierto que Flash es algo nefasto, pero contras, también permitían el software de Microsoft en los Macs y no pasaba nada[19]. La verdad es que Jobs tuvo mucha pero que mucha suerte en encontrar una figura como Jony Ive, tanto es así que Ive en cierta ocasión que Jobs estaba de baja por su cáncer y la prensa y medio mundo hablaba de cómo va a sobrevivir Apple sin Jobs, decía que se sentía infravalorado por estas declaraciones.

Que le voy a hacer, soy de esos raros que piensa que un déspota egocéntrico sigue siendo un déspota egocéntrico por muchos discursos sentimentales que dé. Y claro, tras leer todo aquello que he dicho, no voy a poder olvidar que mientras Steve Jobs daba su discurso emotivo en la universidad de Stanford, un grupo de activistas clamaban con una pancarta que decía “Apple recicla toda tu chatarra” y él como cualquier empresario normal y moliente no les hizo ni caso.

Cuando Jay Elliot habla en su libro (dedicado a su coach) de “lecciones gerenciales” de Jobs no deja de ser el típico truco de la falacia del francotirador. Resultado de escoger hechos de Jobs y ajustarlo a lecciones que se parecen al hecho (aunque de forma forzada) para gerentes de empresa. Aún así lo hace de forma tan forzada que ese libro me dio escalofríos en más de una ocasión, por ejemplo cuando trata de poner como buena la decisión de enfrentar al equipo de Macintoch contra toda la empresa (a lo que denomina “cultura de equipo”, además de paso infravalora al equipo del ordenador Lisa como “se había convertido en la marina”), justo lo que llevó a unas rivalidades del tipo “estudiante de ingeniería vs estudiante de magisterio”, una bomba atómica que acabó explotando cuando más tarde se fusionaron equipos y Steve Jobs quiso despedir a un buen porcentaje del equipo Lisa porque según su opinión “ellos habían fracasado”, cuando había sido él quién dijo a la prensa justo cuando salió el ordenador Lisa que un año más tarde saldría un ordenador más potente. Pero puede que en todo su libro uno de los intentos más desafortunados de Elliot por pintar una diana en un disparo ya hecho sea éste:

“Los Piratas del equipo Macintosh vivían con un rango semejante de emociones. El trabajo cotidiano era durísimo en función de la calendarización ajustada de los procesos[forma elegante de decir: Jobs planificaba muy mal]. […] Conforme se acercaba la fecha de lanzamiento, algunos de los ingenieros en programación dormían un poco debajo de sus escritorios, para luego despertar y seguir trabajando – nunca fueron a casa para dormir una noche entera.
Aún así, a pesar de las presiones y demandas, se sentía uno privilegiado de ser parte del equipo. Teníamos una sensación de alegría por saber que estábamos haciendo algo que, pasado el tiempo, resultaría en una experiencia irrepetible. La gente se moría por ir a trabajar. Existía una sensación única, casi mágica, de regocijo.
[y aquí viene la lección de Elliot para los gerentes] Ése es precisamente el tipo de trabajo Pirata que los buenos directivos deben procurar – lograr que la gente haga el mejor trabajo de su vida.”

También ese libro dice más tarde que los “esto es una mierda” que solía decir Jobs a sus empleados no hay que tomárselos tan mal. Imagina que Jobs te lo dice todos los días porque no estás en su lista de héroes, esto es, de personas que les caen bien. En fin, como se suele decir, con estos amigos a Steve Jobs no le hacen falta enemigos.

Bill Taylor que escribe en el blog de la universidad de negocios de Harvard escribió en el 2009 cómo el estilo de Jobs para dirigir sus empresas es de los menos aconsejables, por no decir de los peores[20] y por febrero de este año Jordan Price, ex-empleado de Apple, hizo público su nefasto paso por esa empresa[21].

Sí, todo esto parece ficción y no lo es. Pero lo peor de todo es que Steve Jobs no es el único jefe con este “peculiar tipo de liderazgo”, incluso los hay peores toda persona que hayamos trabajado teniendo contacto directo con clientes sabemos muy bien que hay ocasiones que hasta el peor cliente hace bueno al peor de los jefes. Lo que trato de decir con todo esto no es que Jobs sea el peor jefe de la historia, sino que es un empresario y un jefazo más.

2. Crítica al optimismo tecnológico

2.1. Los competidores de Apple

Si Steve Jobs y Apple son supuestamente divertidos, también lo son sus dos principales competidores: Microsoft y Google.

Bill Gates era horrible en sus reuniones para comprobar si un proyecto iba bien o no, incluso había un trabajador (el “contador de joder”) que en las reuniones llevaba la puntuación de si ibas bien o no por los “joder” dichos por Gates en la reunión. En todas las reuniones con proyectos de su empresa, Gates hacía preguntas cada vez más y más difíciles y siempre lograba llegar a una en la que el jefe de proyecto fallaba, y ya en ese momento Gates de dedicaba a gritarle[22].

De hecho en el libro No Logo de Naomi Klein hay una sección del capítulo 10 titulada “Sí, pero… ¿no nos salvará Bill Gates?” en la que dice lo siguiente sobre Microsoft:

Fue Microsoft la que desarrolló y alentó la mitología de Silicon Gold con su famoso plan de opciones sobre acciones para sus empleados, pero también es Microsoft quien más ha hecho para destruirla. La era dorada de los saltimbanquis ha llegado y ha pasado, y los empleos tecnológicos de la actualidad son tan inestables como cualesquiera otros. Los empleados a tiempo parcial, los temporales y los contratados son multitud en Silicon Valley: un reciente estudio laboral de la zona calcula que entre el 27 y el 40 % de los empleados que hay allí son «ocasionales», y la cantidad de temporales se está incrementando dos veces más que en el resto del país. El porcentaje de empleados de Silicon Valley contratados por empresas de trabajo temporal es casi tres veces superior a la media nacional.
Y Microsoft, la mayor empresa informática, no sólo encabezó la tendencia hacia esta Tierra Prometida del trabajo a tiempo parcial, sino que también escribió el manual de instrucciones. Durante más de una década, la empresa ha hecho todo lo posible para cerrar filas alrededor de los programadores que llegaron primero y para impedir la entrada al círculo íntimo a tantos otros como sea posible. A través del amplio uso de contratistas independientes, de empleados temporales y de «soluciones laborales integrales», Microsoft ha logrado construir la perfecta empresa sin empleados, un rompecabezas de divisiones exteriores, de fábricas bajo contrato y de empleados autónomos.

De Google se pueden decir infinidad de cosas. Pero para empezar el mismo entorno laboral de Google fue ideado para que los trabajadores pasen más tiempo trabajando en la empresa y sea más fácil que echen horas extras. Que dices que necesitas tiempo libre porque tienes que ir al gimnasio, no pasa nada hay un gimnasio dentro de Google[23]. Que necesitas tiempo libre para cuidar a tu perro o gato, pues entonces tranquilo que te lo puedes traer a Google y cuidarlo mientras trabajas[24]. Que quieres comer un plato en un restaurante exótico, pues tampoco tienes que abandonar la empresa ni un minuto, Google tiene una enorme cafetería con una enorme variedad de comida para escoger[25]. Que simplemente quieres pasar un rato jugando a videojuegos en tu casa o al billar en un bar con unos amigos, no pasa nada en Google puedes hacerlo también y con tus compañeros de trabajo que son ya como de tu familia y total la gente y el ruido de un bar son muy molestos, si hasta tenemos campos en los exteriores para practicar deportes como el Voleibol de playa[26]. Que quieres pasar un momento tranquilo en casa en tu sillón, no pasa nada Google también tiene salas con sillones relajantes e incluso puedes llevarte tu portátil para seguir trabajando, incluso si necesitas un masaje no hace falta que te vayas a un masajista, en Google tienes uno que es ya como de la familia, y también tenemos médicos para que no tengas que ir al médico y luego irte a tu casa a curarte[27]. De esta manera el ambiente laboral de Google de parque de atracciones para los empleados funciona de tal manera que hace que no te queden excusas de porqué quieres irte a tu casa y tener tiempo para ti mismo, puede ser visto hasta de forma egoísta. Así a simple vista parece muy bonito, pero es asfixiante, el mismo jefe que te estaba gritando hace tres minutos es con quién después tienes que jugar en tu mismo equipo de Voleibol, pierdes el contacto con tus amigos de toda la vida del exterior y con tu familia, y promueve una visión de dependencia total hacia mundo laboral, maximizando el ideal de la vida es tu trabajo. No es de extrañar que haya un éxodo de los trabajadores de Google a otras empresas y que incluso que sólo atraigan a gente joven soltera y que en el momento que estos quieren asentarse con su pareja en su vida se larguen de allí. Pero esto no les importan porque siempre hay jóvenes a los que eso de tener tiempo libre para ellos no les importa y a los que, por tanto, siempre captarán.

Sumemos a esto que Google paga menos a sus empleados que Microsoft y otras empresas tecnológicas, además de que el seguro médico de Google para sus empleados es de menor calidad que el de Microsoft, y mucho se dice de que si tienen disponible dentro de su jornada laboral un 20% para crear innovaciones pero es muy rara la vez que se les dejan a los empleados de Google hacer uso de ese tiempo [28]. Además de eso hay que tener en cuenta que una gran parte del trabajo en Google se trata de corregir errores en sus productos y una buena cantidad de trabajo tedioso que causa que todo aquel que llegue a trabajar allí con altas expectativas acabe sintiéndose infravalorado[29].

Google es una empresa que es… como todas las empresas cool del Silicon Valley, lo de pagar impuestos no va con ellos, así que realizan todas las trampas posibles para no pagarlos, como desviar sus ingresos a paraísos fiscales[30].

No deja de ser muy curioso que teniendo Google tantos empleos diferentes (además de los típicos de toda empresa, porque en cualquier tecnológica además de los proyectos y sus ingenieros hay montones de puestos para empleados que lógicamente no deben ser ingenieros: departamento legal, departamento de recursos humanos, departamento de calidad, departamento de marketing, departamento de finanzas…) en su campus sólo tengan de trabajadores a un 30% de mujeres, sólo un 2% de negros, un 3% de hispanos y no haya habido progreso de diversidad durante 10 años[31]. Pero lo peor de todo es que todo el Silicon Valley en sí es un espacio de estas características y que sólo deja espacio al amiguismo[32]. Sin embargo la piel, el género o no ser “el amigo de” no son los únicos tipos de discriminación en el Silicon Valley, también salió hace un par de meses que desde el 2012 los trabajadores del Silicon Valley están pasando por quirófano para hacerse operaciones estéticas para parecer tan o más jóvenes, guapos y fuertes[33] que sus jefes.

Que también está el hecho de la basura tecnológica que abandonamos en Ghana (el tercer mundo como contenedor de todos los productos tecnológicos pasados de moda)[34] o de las sangrientas guerras por el coltán en el Congo (cada uno de los aparatitos tecnológicos que usamos están bien manchados de sangre, nuestra tontería de la innovación tecnológica cada seis meses tiene como coste una guerra que se cobra vidas humanas, y el enlace de la siguiente nota es una información sobre ello procedente de la web Libertad Digital, una web supermegaultraprogre, vamos[35]) o de las oleadas de suicidios de los empleados en las fábricas de Apple en China por sus malas condiciones laborales[36]. Pero curiosamente todo eso parece que nos queda como muy lejos, como muy de otro planeta ficticio, y en cambio América está como muy cerca, incluso puede que los trabajadores de las grandes empresas te parezcan muy lejanos, así que hablemos de nosotros.

2.2. Nosotros, los consumidores

Realmente no entiendo eso de la sacralización de los empresarios tecnológicos y de sus empresas, como podéis ver tras todo lo anterior, no dejan de ser como cualquier otra gran empresa. Si denuncias las mil veces malas prácticas de empresas como Coca-Cola, Nike o Inditex, ¿por qué no se pueden denunciar las malas prácticas de las tecnológicas e incluso se dice que hay que comprenderlas y alabarlas? Sin embargo hay usuarios que a pesar de todo siguen siendo tan fans fervientes de estas empresas supuestamente divertidas y futuristas que no quieren ver que estas empresas no dejan de ser el capitalismo a gran escala de toda la vida.

La realidad es que da la impresión de que nos movemos a una variación de ese sistema antiguo llamado taylorismo, un sistema basado en la gestión extrema del tiempo de trabajo y la búsqueda de la mayor productividad (para quién no lo sepa la productividad se define con la formula matemática: (cantidad de trabajo y tareas realizadas) / (número de horas realizadas)). Si tenemos prisa hasta en adquirir un producto que precisamente no es de primera necesidad, ¿cómo el trabajo no va a tender a exigir más productividad? Y si es así, ¿cómo no vamos a tender a buscar la productividad en el escaso tiempo libre que nos queda?

Pero la productividad está llegando a unas cotas tan excesivas que resulta muy difícil que no haga Facepalm cada vez que veo nuevas noticias sobre cómo ser aún más productivos, porque queremos ser más guapos, más listos, más veloces, más modernos y más productivos, sobre todo más productivos porque nunca en la historia los gatillazos han estado tan bien vistos como ahora. El tema workaholic superproductivo se me hace insufrible y lo peor de todo es que está por todas partes, hay APPs hasta para tomar una siesta productiva[37]; recientes experimentos de empresas en los cuales para comprobar que los empleados están alineados con los valores de “la cultura de la empresa”, se les obliga a llevar sensores y ciertas APPs en sus móviles y otros dispositivos para comprobar por ejemplo que comen adecuadamente, hacen ejercicio regularmente, duermen un número de horas saludables, cuanto tiempo permaneces sentado en tu puesto de trabajo,… y lo que pretende el experimento es obtener así una fuerza de trabajo más productiva[38]; o incluso el enorme aumento del uso de Internet del móvil mientras se caga, los que defienden tuitear, mandar WhatsApp o escribir un nuevo estado en Facebook,… etc. desde el váter (practicas que los anglófonos productivos han bautizado con los nombres “toilet texter” y “Excretory multitasking”, ya más quisiera yo inventarme esos términos) usan en su defensa el ya conocido “es que es para ser más productivos” (porque si se hace desde el baño no se “roba tiempo a la jornada laboral”)[39]. Por suerte para las personas que no basamos nuestra vida en si somos productivos o no, hay distintas fuentes veraces junto con estudios que aseguran que el estilo de vida de obsesión por la productividad acaba siendo de todo menos productivo, porque al fin y al cabo, y por mucho que quieran esos coachs empresariales con su política de gestión del tiempo para “el crecimiento personal”[40], resulta que somos humanos[41].

Para colmo los principales productos tecnológicos avanzan justo en la dirección que a Steve Jobs le gustaba: que el usuario no sea capaz de abrir una carcasa ni con su destornillador y que si no es profesional tenga por narices que romper su aparato para abrirlo. No queda ya ningún reproductor mp3s en el mercado el cual puedas abrirlo sin romper el aparato, ni siquiera para cambiar la batería, y luego cuando ésta se rompe y quieres llamar al servicio técnico pasa lo del vídeo:

Esa historia acabó con una demanda colectiva y Apple en los banquillos, demanda a la que llegaron al acuerdo de que Apple pagaría una indemnización a los afectados y además se aseguraría de cumplir que si se agota la batería de tu iPod te la deberá cambiar su servicio técnico gratuitamente[42]. Pero aún así, ¿a cuántas empresas habrá que demandar para que también cumplan eso? La gracia es que el tema de las baterías no es el único problema legal que ha tenido o que tiene Apple[43], ni siquiera Apple es la única empresa tecnológica que tiene problemas con la justicia[44].

Por no hablar de que la censura no sólo abarca el tema de que en la App Store borren aplicaciones mínimamente eróticas en Apple o que en Facebook o en Instagram no se pueda enseñar una teta, o que incluso Amazon se “equivoque” y te borre de tu Kindle libros que has comprado por Amazon porque la editorial los retiró de dicha tienda[45]. El problema es que se está llegando hasta a la censura de lo que critique o satirice la política, por ejemplo la App Store ha llegado a censurar tanto una app de WikiLeaks[46] como una app de viñetas satíricas de Mark Fiore sobre George Bush y su administración, viñetas que por cierto ganaron un Pulitzer en el 2010[47]. Pero la alternativa que se supone que es Google y su Android también tiene esa obsesión por ser la niñera del mundo[48].

Luego está todo ese tema tan famoso de que nos rastrean por todas partes (buscan palabras claves hasta en el interior de los emails de gmail, los de outlook de Microsoft parecen estar a salvo de estas malas prácticas[49], los de Yahoo! ni idea de si ellos los registran o no) para que paguemos todos estos servicios gratuitos con la publicidad que vemos en internet, publicidad que pertenece en su amplísima mayoría a la empresa de publicidad Google DoubleClick[50], y que por cierto es parte de todo ese ingente material que se cede a los gobiernos y que se desveló con el caso Snowden[51]. Y prepárense porque después de estas empresas usar nuestra intimidad de aquella manera, se está comenzando a dudar y a decir que no hay ninguna evidencia de que la publicidad online sirva para atraer nuevos clientes[52]. El negocio de la publicidad en Internet mueve miles de millones de dolares, tantos como miles de millones de páginas viven gracias a ésta[53], si con el tiempo se hacen estudios fiables que se acerquen bastante al 100% y se descubre que la publicidad en Internet no es rentable, ¿qué pasará cuándo una enorme parte de ese dinero desaparezca? Pues que miles de empresas que viven de esta publicidad caerán, como cayeron montones de empresas tecnológicas en la burbuja puntocom y como caerán en la burbuja de las APPs[54].

Vale sí, la tecnología no es lo más horrible, nos facilita la vida e incluso ayuda a vivir y a salir de problemas muy gordos a mucha gente (la evolución de la tecnología y la informática médicas, por ejemplo, ha salvado vidas, y también hay medios de información como el periódico Diagonal que se financian gracias a una publicidad ética y a las donaciones de sus lectores y que gracias a Internet han tenido mucha repercusión). Internet es muy bueno para reunir a personas que tienen ideas y gustos similares para que se conozcan, para leer blogs y webs muy interesantes, compartir ideas, reencontrar a gente, convocar manifestaciones y propuestas ciudadanas, financiar proyectos que jamás recibirían financiación si no fuera por la desinteresada colaboración ciudadana,… Deseo que ojalá que Internet y la tecnología en el futuro se usen más para todas sus ventajas, y que cada vez haya menos y menos espacio para las empresas. Porque desearía que, al final del todo, lo importante de Internet fuéramos nosotros mismos, las personas, y no eso de atraer clientes o consumidores.

Pasemos pues al mundo de los gurúes.

3. Gurulandía

Un coach o similares no sólo nos puede lanzar a Steve Jobs como gurú tecnológico para defender sus argumentos, para ello disponen de más gurúes en los que basar sus argumentos (y normalmente lanzando sus vídeos a lo loco). ¿Qué es un gurú? En síntesis podría parecer que un gurú es cualquiera que se suba a un escenario y lance un discurso de pensamiento positivo, tanto es así que más de uno de ellos es un coach. Pero además de eso el gurú reúne otras características principales como: quiere hacerte ver que todo lo que dice es verdad y es por tu bien, te pide que creas en él sin pruebas, domina el arte de la oratoria emocional y motivadora (y opcionalmente los hay quienes van usando un cierto lenguaje gestual aprendido de forma tan meticulosa que tiende a hacer caso de la pseudociencia PNL),… Es cierto que no todas, pero en general las conferencias TED son un nido de gurúes y de vidas ejemplares para ciertos gurúes donde prima lo emotivo antes que el contenido de la charla en sí[55]. Ahí van con los que más brasa se da:

3.1 Yoriento

Este señor comenzó en Twitter siendo orientador y un hombre de ayuda para parados (justo en el momento en el que me encontraba haciendo mi primer cursillo del Inem, él era así), luego pasó a ser coaching y ahora ha pasado a ser según su bio de Twitter “Conferenciante y asesor en empleo, empresa 2.0 y marca personal de directivos y profesionales. Consultor negocio digital. Director RRHH.”. Tiene gracia, hace poco quitó de su bio de Twitter lo de “coaching”, o no le cabía o bien es porque él quiere ponerse otra vez la medallita (pero vamos en su LinkedIn sigue ahí la mancha que dice “Coaching de RRHH” y más abajo “Coaching 2.0 y asesor de empresas y profesionales: negocios, productividad, reputación digital at Yoriento.com”[56]).

Es curiosísimo pero Yoriento cuando era un mero orientador profesional que ofrecía cierta típica ayuda por Twitter a parados, criticaba el pensamiento positivo y echaba pestes de él, incluso citaba a Barbara Ehrenreich[57], pero claro que luego se dirá que se habla del coaching y del pensamiento positivo orientado a lo personal, porque a la hora de lo laboral todo vale. Sólo hace falta usar el buscador de su propia web para ver cuánto de amor profesa al coaching y cuánto le debe hoy día[58].

Todos los seres humanos cometemos errores y todo eso, si se tratara de una persona normal y moliente no iría tan a hierro, pero los que pontifican desde un escenario con lo que los parados debemos de hacer, para después de conseguir miles de followers venderse a las empresas y pontificar sobre cómo debemos de someternos los parados a ese otro bando al que él ahora pertenece[59], pues no lo veo bien, oye.

3.2 Risto Mejide

Sé que a muchos os dolerá un poco que lo coloque aquí, pero es que es tan cierto que se ha vendido completamente. Lo bueno de Risto era su personaje en OT, incluso cuando se creía ya algo diva y escribía libros como El Pensamiento Negativo o El Sentimiento Negativo todavía tenía un pase[60]. Después de eso Risto muy poco a poco se ha ido acercando cada vez más y más al pensamiento positivo y el problema llegó a la cima cuando a Risto le dieron un sitio para escribir en El Periódico, y lo usó de forma tan emotiva que cuando vio la bandera de emprendedor decidió agarrar una y agitarla con mucha fuerza[61], y como el artículo tuvo tantísimo éxito, llegó el libro con el mismo nombre de esa columna[62]. Por cierto, Risto es amigo de Yoriento y hasta han tenido su charla en común en plan risas[63]. Aún así tanto Risto como Yoriento son casi inofensivos pues en ocasiones hay leves momentos en los que no se creen todo el rollo, y no llegan ni de coña (o hasta la fecha actual no han llegado que yo sepa…) al extremo de los siguientes cinco, los cuales (junto con el mito de Steve Jobs) mínimo uno o dos los verás nombrados en cualquier curso o charla importantísima de coaching.

3.3 Mario Alonso Puig

El cirujano general y del aparato digestivo. Claro, porque el hecho que alguien sea médico ya debería tener la legitimidad para proclamarse experto en motivación, creatividad, comunicación, trabajo en equipo y liderazgo[64]. Porque sacarse medicina y llegar a ser Fellow de la Harvard University Medical School es duro, durísimo tío, que hay que ser muy listo, muy superdotado y tal. Pues perdónenme pero precisamente creo que un cirujano que fue ponente de cierta charla en un congreso de la Felicidad de Coca-Cola[65] no tiene legitimidad alguna para decirme cómo debo vivir mi vida (a excepción, claro está, de temas que sean de su rama de la salud, yyyyy… porque visto lo visto, tras leer varios textos y ver varios vídeos suyos, de Puig no me fiaría ni de eso). Puig ha dicho cosas como: que los trabajadores debemos trabajar aunque nos encontremos cansados[66], que la culpa de quién lleva una mala vida es del mismo desgraciado/a que la lleva porque seguro que le falta eso de la creencia en el pensamiento positivo[67], o que todo lo que nos ocurre a nuestro alrededor se puede cambiar con la ayuda de la mente porque “la mente es superior a la materia”[68]. Ah sí, también tiene una charla TED en la que habla de construir sueños[69].

3.4 Tony Robbins (Anthony Robbins)

Sin lugar a dudas, la niña bonita del coaching, el pensamiento positivo e incluso de Oprah. Robbins está considerado uno de los coach de mayor prestigio internacional. Podríamos decir que para ellos es casi considerado algo así como una sagrada divinidad caída del cielo, por cierto es experto en usar la PNL, sí ésa pseudociencia se la cree al dedillo. Se trata de un tipo, según él mismo dice, que se ha reunido con Nelson Mandela, Mikhail Gorbachev, Bill Clinton, Margaret Thatcher, François Mitterrand y la Princesa Diana; un tipo al que, en el 2003, Harvard Business School Press lo colocó “Top 200 Business Gurus”, y que incluso además de salir en la televisión americana y en el cine americano en varias ocasiones, llegó a tener un programa de televisión en la NBC titulado Tony Robbins: Life Coach, programa en el cual los participantes con la ayuda de Tony debían afrontar sus desafíos personales (aunque tras dos temporadas el programa fue cancelado por falta de audiencia, se ve que no pudo afrontar su propio desafío personal). Para hacerle una crítica podría hacer perfectamente una entrada en el blog grandecita pero ya si eso otro día, porque ya me estoy extendiendo demasiado (si alguien le entran muchas ganas y quiere dedicar su tiempo a hacer una crítica a ese hombre, por favor que la haga; en serio, ni yo quiero la exclusividad de criticar a los gurúes y al coaching, ni tampoco soy de los que piensen eso de “tú es que no sabes criticar a tope contra eso, quita de ahí que ahora me pongo yo y te digo cómo”, al contrario, pienso que contra más gente escriba criticas sobre todos estos temas, mejor). Así que por el momento os dejaré un resumen.

Para comenzar ya dije en aquel otro enorme tocho contra el coaching que la PNL es considerada una pseudociencia, como es lógico nadie puede adivinar lo que estamos pensando por analizarnos hasta la respiración o la forma de moverse nuestros ojos[70], pero es que además las ideas de un gesto u otro son vagas y hasta se contradicen[71]; por lo tanto no hay motivo para aprender montones de gestos por esa psicosis de lo que puedan pensar de nosotros[72]. Realmente Robbins no dice básicamente nada del otro mundo con respecto al resto de coachs, pero se sabe de maravilla la cantinela. De hecho tiene una especie de curso intensivo de 3 días para cambiarte radicalmente y que promociona con vídeos muy emotivos[73]. Es curioso que en el vídeo, que he dejado en la nota anterior, la prueba que él muestra de que su método funciona es… que un tartamudo se ha curado de su tartamudez, y que tres personas dicen que ha mejorado su situación financiera y/o familiar, pero a saber qué problema financiero y/o familiar tenían porque no lo dicen, al igual que tampoco dicen en qué ha mejorado y cuánto han mejorado (la información que dan es muy ambigua, aunque Robbins despierta delante de la cámara su lado emotivo mientras ellos hablan, asegurándose así que te tiene atrapado/a cuando ves el vídeo). Robbins (o su agencia) sabe venderse muy bien al inicio (mira todos estos políticos y famosos que han tenido la oportunidad de reunirse con él – por supuestísimo no vamos a mencionar a Margaret Thatcher entre ellos – y blablabla), pero de repente va cayendo hasta que llega a esa parte de “vas a tener la oportunidad de caminar sobre un lecho de carbones encendidos a por encima de los 2000 grados y ver de lo que eres realmente capaz de lograr[…]’Si puedo hacerme atravesar el fuego… ¿qué otras cosas podría lograr?'” y ya a partir de ahí destacaría la parte en la que se pone a duchar al público con una pistola de agua para “darles energía”. El método que describe una y otra vez no deja de ser básicamente esa bonita mentira de powerpoint del paso de “la zona de confort” a “la zona mágica”, que a su vez es, en síntesis, esa falsedad de hacer creer que ni los políticos, ni los banqueros, ni las empresas son responsables de tu situación, y venirte con el cuento que quién tienes que cambiar eres tú y someterte y tragar todo lo que digan tu jefe o el gobierno.

3.5 Spencer Johnson

Cómo no iba a poner aquí al autor de la cosa esa llamada “¿Quién se ha llevado mi queso?”, cuyo vídeo basado al completo en el libro es puesto hasta la saciedad por tanta gente que dice que dejemos de eso protestar y manifestarnos, y que traguemos con todo y nos busquemos la vida (vídeo que me tuve que tragar entero en cierto curso de coaching de cierta universidad, tiempo después leí el libro porque seguía sin creerme que el libro fuera igual que el vídeo, “algo más argumentado será” pensé y no fue así). La gracia es que para ello usan (y todo el libro/vídeo trata nada más de eso y de un comentario al inicio y al final del libro sobre “lo fantástica que es esta fábula”) una fábula de dos ratones y dos liliputienses encerrados en un laberinto en el cual uno trata de buscar queso cuando se agotan las reservas de queso, mientras el otro se queda protestando a una pared del laberinto donde antes había montones de unidades de queso (queso que ellos mismos han agotado). Sí, hablo totalmente en serio, la supermegaultradefensa de que no nos manifestemos y agachemos la cabeza (e incluso para defender la movilidad laboral, porque hay que buscarse el queso) es… una fabula donde el ratón bueno y los liliputienses representan los esquiroles, el ratón protestón representa a los sindicatos y manifestantes, y el queso representa el dinero, el trabajo, nuestros sueños,… Si, como dicen, debemos tomar en serio esta fábula como si fuera una representación del mundo real al cien por cien, la primera pregunta que deberíamos hacernos es ¿quién colocó el queso en el laberinto? Porque los principios de la materia que di en el cole cuando era un crío dicen que la materia no se crea ni se destruye, sino se transforma. Es más si el queso representa de verdad el dinero, ¿no es acaso esto una fábula que está enalteciendo el fantástico poder de las burbujas económicas y el amiguismo? Y peor aún: si sólo hay dos ratones en el laberinto y los dos son del mismo sexo, al igual que los liliputienses, ¿no es acaso esto una fábula sobre el final de dos especies en extinción? Es más, ¿no es acaso esto una fabula que representa un fin del mundo donde sólo queden dos personas y las dos sean del mismo sexo con la desgracia de que sus respectivos animales de compañía (los únicos en el mundo) son también del mismo sexo? En cuanto más y más vas entrando en esta fábula, salen más burradas sin sentido, ¿de verdad alguien debería aceptar tal aberración sin sentido como un estilo ejemplar de vida? Yo creo que no.

3.6 Elsa Punset

Cuando Elsa Punset no está enseñando a “cosas importantes” como cómo se debe dar un abrazo[74] pasa sus ratos libres como divulgadora de la pseudopsicología PNL y esa parte tan pseudocientifica de la inteligencia emocional (no negaré que existe la inteligencia emocional, pero no compro por nada del mundo eso de que es beneficioso lo de reprimir las emociones y autoengañarse hasta llegar a cambiar esas emociones reprimidas para lograr engañar a los demás y al mundo, en algún momento esas cosas acaban explotando; si alguien me cae mal y me tengo que juntar para algo con esa persona por obligación, pues finjo delante suya ese rato y punto, no voy a autoengañarme de que me debe caer bien). De la PNL ya he dicho lo suficiente hace dos párrafos con dos respectivas notas sobre ello (la parte sobre Tony Robbins). Ha llegado a decir en televisión que se pueden detectar las mentiras con esos métodos[75], ¿y por qué no va ella entonces o algún creyente en la PNL a ver al asesino de Marta del Castillo, a ver si así la policía no tiene que ir buscar en sitios equivocados? Ah, porque no se puede arriesgar a que descubran que no sirve la PNL, ¿verdad?

3.7 Jorge Bucay y Paulo Coelho

La verdad es que no sé qué más decir de ellos que no se haya dicho ya. De Paulo Coelho ya se ha dicho de todo[76] y Jorge Bucay no es que sólo sea similar a Paulo Coelho, sino que si añadimos a lo suyo el tema del plagio[77], es ya es un chiste.

4. Conclusiones

No voy a caer en el pensamiento positivo, es más seguiré dando el coñazo con este tema. Decir que el mundo es un lugar jodidamente duro pero que algún día todo esto puede cambiar sería caer en la falacia. Siempre habrán tiranos (tanto en los gobiernos como en las empresas) que ciertos medios y ciertos personajes se encarguen de lavar una y otra vez su imagen, al igual que siempre habrán seguidores fervientes de ellos. Siempre habrán gurúes y coachs que crean en que todo lo que alguien necesita es cambiarse a sí mismo para “lograr sus sueños”. Siempre habrá gente que quieran abusar de su poder y busquen como locos argumentos absurdos para que nadie proteste, porque hay pruebas que manifestarse y protestar por nuestros derechos sirve.

Mi lema es “yo en este mundo aún me queda por dar mucho por saco”. Admito que con lo que me incordia soy un brasas, que me contengo (y sé contenerme con ello) porque entiendo que el que tengo delante no quiere que le hable del mismo tema durante horas y horas, y admito que mi blog y entradas tan largas como ésta no dejan de ser una salida a todo ello (y uno se queda tan pero tan en la gloria). Pero ¿y lo bonito que es que acaben diciéndote eso de “¡Haz lo que te de la gana!” cuando vas a dar la brasa (porque algo te toca la moral y vas a solucionarlo dando uno y otro argumento)? ¿Sabéis porqué cuento esto en este párrafo? Porque que te quejes jode mucho a la otra parte, pero mucho. Imaginad miles de millones de personas protestando por el mismo motivo lo que puede llegar a ser para la otra parte. Por algo esa otra parte tiene todo un sistema de gurúes, fábulas, e historias de vidas de empresarios falseadas para tratar de convencer de lo malo que es quejarse. Por eso lo que sí puedo decir es que protestar y manifestarse sirve.

Medidas que podamos tomar, haberlas, las hay. Tal vez lo que se me ocurren son ideas muy obvias para mucha gente. Pero vamos, para comenzar podríamos negarnos a cambiar los aparatos electrónicos por simple capricho, que porque saquen el iCosa X no hace falta que te compres el iCosa X+1 si el iCosa X aún te funciona; es mas, lo mejor es comprar los aparatos que sepáis a simple vista que tienen menos probabilidades de averiarse (con que tan sólo tenga muchas partes que se deban mover, mucho cristal y/o muchos sensores ya sabes que el tema pinta mal) esta solución suele costar menos que comprar un aparato con tanto lujo[78]. Con sólo eso ya hemos minimizado el gran gasto en Coltán, los problemas que ocasiona con su guerra en el Congo y además el problema de los vertederos en el tercer mundo.

Además de eso podríamos ayudar a difundir las historias de empleados que lo pasan mal en su empresa y animarles a seguir en su lucha protestando por sus derechos, dejar de culparlos y dejar de mirar con ojitos a las empresas cuquis; sobre todo dejar de defender a las empresas cuquis, porque ese cuquismo que crea esa aberración de fans de una empresa y sus productos, eso de la empresa que a ojos de los clientes tiene valores modernos y “de izquierdas” con los que te sientes identificado y todo eso que la hace una empresa moderna y guay, no es más que pura fachada, pura estrategia empresarial defensiva, y puro marketing. Si vas a apoyar a un empresario por favor que sea alguien que de verdad estés totalmente seguro de que es un buen empresario y que realiza prácticas empresariales que no perjudican ni a sus empleados, ni a sus clientes, ni a nuestro sistema fiscal (vamos, que además de eso paga sus impuestos); no un tipo de EE.UU. que tiene miles de millones de dolares y no tienes ni idea de cómo es su rutina diaria y que nada más ahondas un poco resulta que encuentras un agujero negro enorme.

Otra idea, supongo que obvia para mucha gente, es que cuando te hagas un Facebook o te registres en cualquier cosa de Internet que sea gratuita es tratar de no rellenar ciertos campos opcionales de los registros de tu perfil como tu ideología política o tu religión, y menos eso de escribir más de medio CV (a menos que sea imprescindible como en el caso de las webs de empleo), porque estos datos en los registros que te pide rellenar Facebook cuando te haces un perfil suelen hacerse para que sea más fácil dividir en grupos a la población a la hora de vender publicidad (o de incluso dar información bien organizada a gobiernos), así que en esos registros tratad de dar la menor información posible sobre vosotros mismos (es más si os inventáis cosas en los campos obligatorios no pasa nada). Dejemos que las personas que nos agreguen descubran por si solas nuestras ideas políticas y religiosas al leernos, cosa que es muy difícil para un algoritmo de un programa informático. Ya de por sí, el mero hecho de usar un nick (y no tu nombre real) ahorra la gran mayoría de posibles problemas, no hace falta acabar con esa paranoia empresarial de “a ver qué pongo en Internet o qué no pongo, que si mi marca personal y blablabla”.

No sé qué más ideas daros, seguro que se os ocurren otras mejores y más fáciles de seguir por vosotros mismos y que se adapten mejor a vuestro estilo de vida (y desde luego que no seré yo quién os diga “ésta sí o ésta no”). En mi vida he descubierto tanta gente más lista y más trabajadora que yo que dudo totalmente que mis propuestas sean las mejores.

No sé quién habrá leído todo esto, ni idea de quién habrá llegado a este último párrafo de todo esto tan largo. Si has leído todo esto no sé si invitarte una gran borrachera o y darte mi total amistad y agradecimiento de por vida, si además leíste entera mi entrada de “Crítica contra el coaching (NO a Felizonia)” pues ya te debo las dos cosas (es que ya hasta te tuteo porque la ocasión lo merece). No conozco a nadie que me aguante durante tanto tiempo cuando le largo cosas sobre éstos temas, así que seas quién seas, muchas pero que muchas gracias. En fin, esta vez he escrito tanto (22 páginas en Word, no me he contenido nada y aún así hay cosas que se han quedado fuera) que sinceramente pienso que nadie llegará a leer esto entero ni en los siglos de los siglos y quedará sepultado como tantas cosas en Internet, pero me ha ayudado y espero que a alguien le haya ayudado también de alguna manera u otra.

Ojalá que el mundo se torne contra los gurúes, ojalá que nunca más se trate de ocultar o empañar las maldades de un falso idolo por el mero hecho de crear un mito santo para justificar ideas nefastas, ojalá que la tecnología sirva a las personas y deje de ser usada para dañarnos como sociedad, y sobre todo ojalá ojalá que el pensamiento positivo y todo lo que acarrea caiga del todo, ya sea por textos como éste, como por textos de otras personas más serias y con más reputación, como por protestas y manifestaciones ciudadanas, como por apoyo a los trabajadores. En serio, muchas gracias.


Notas:
[1] Rodríguez Ibarra comenta la muerte de Steve Jobs y las indemnizaciones de Novacaixagalicia, Asuntos propios (RNE, 06 oct 2011). Me encanta cuando Tony Garrido le trata de frenar con “pero no olvidemos que es un empresario que gana dinero” y le contesta Ibarra con “pero yo le compro a alguien que tiene una visión de la vida como la mía” y además lo pone como ejemplo para la política y su liderazgo (el tema termina en el minuto 8).
Luego normal que le inviten a foros de debates de la empresa Google Ibarra nos habla del Big Tent, de Google, Asuntos propios (RNE, 01 mar 2012), como empleado de subcontrata a subcontrata y tiro porque me toca, cuando dice que el 75% de la población española se dedica a servicios es para descojonarse de lo lindo (para quién no lo sepa todas las subcontratas, se dedique a lo que se dedique la empresa que ha pedido “el encargo”, son del sector de servicio por el mero hecho de ser subcontrata).
Para terminar con el tema de Ibarra y la nueva tecnología, la visión de la salida de la crisis para Ibarra es la del “emprendimiento” y “los sueños”: Con Ibarra reflexionamos sobre las manifestaciones de Valencia, Asuntos propios (RNE, 23 feb 2012).
Sí, empiezo fuerte con esta primera nota. No sé si es mucho decir a mi favor que también escuchaba La Ventana de La Ser, ahora si enciendo la radio a esas horas sólo me queda la opción de La Ventana.
[2] Hacedme caso, NO queréis abrir este enlace que os llevará a la fuente en cuestión.
[3] «Jobs»: La manzana de la discordia , Sergi SÁNCHEZ (La Razón, 20 de septiembre de 2013). Y más destructivas son las críticas de elcorreo o El País.
[4] Hasta el final de su vida lo siguió haciendo, de tal forma que cuando Apple colocó su lema publicitario “piensa diferente”, los empleados de Apple se mofaban de este comportamiento de Jobs con un “aparca diferente”
[5] Ver macrobiótica – wikipedia y alimentación macrobiótica – wikipedia. Básicamente es una especie de veganismo pero más bestia. Para iros introduciendo en el personaje, sobre esto hay una cita de Jobs muy curiosa en la biografía que es la siguiente: “Soy frutario y sólo comeré hojas recogidas por vírgenes a la luz de la luna”.
[6] De tal manera que Jobs tenía una fotografía enmarcada de este hombre en su casa, al igual que acabó metido en una secta sobre ese gurú durante un tiempo dirigida por su seguidor Robert Friedland. Jobs se dedicaba al Zen, a meditar y a la pseudocultura de usar la intuición y no pensar (“La intuición es algo muy poderoso, más que el intelecto en mi opinión” dice Jobs en una entrevista en el libro). Por cierto, ¿sabéis cómo llaman los entrevistados del libro a todas estas flipadas indias en el libro? Crecimiento personal. Sí, eso que le gusta tanto al coaching.
[7] Incluso en la biografía cuando el biógrafo le pregunta por el tema, lo dice así “La única razón por la que yo destacaba era que todos los demás eran muy malos”. Y teniendo en cuenta cómo eran los juegos de Atari, o Jobs hizo todos los videojuegos de Atari o realmente no eran tan malos y él era y es muy prepotente, siendo la segunda opción la que parece ser más cierta. Por cierto, se dice que en Atari aprendió “valiosas lecciones” de Nolan Bushnell y que él fue “su mentor” en Atari, esto es lo que dice Bushnell sobre el tema en la biografía: “Le enseñé que si actuaba como si algo fuera posible, acabaría siéndolo. Le dije que, si fingía tener el control absoluto de una situación, la gente creería que lo tenía”
[8] ¡Que esto es cierto y viene tal cual en la biografía! E incluso el biógrafo dedica casi un capítulo al viaje espiritual de Steve Jobs. Es que lo escribo y os veo diciendo “no puede ser, tú tienes que estar bromeando o exagerando o has tomado algo que te ha hecho mucho mal”.
[9] Uno de los que también comenzaron en Apple, Rod Holt, le dijo a Jobs “Tenemos que hacer algo por tu colega Daniel. Yo igualaré la cantidad de opciones que tú le des” a lo que Jobs contestó “De acuerdo. Yo voy a darle cero”.
[10] En el libro Fire in the Valley esto se cuenta de forma más detallada, pero básicamente Steve Jobs convenció a Markkula, y Markkula quedó impresionado de tal manera que acabó siendo directivo de Apple. Entre sus logros, además de poner el dinero para que se creara Apple, está el que retó a Woz a crear una unidad de disquetes para el Apple II y que trató de domar a Jobs. Junto a Jobs convenció a Regis Mckenna (experto relaciones publicas en el Silicon Valley) para que fuera el publicista de Apple, el cual describe el aspecto de Jobs en el momento de crear la empresa como un joven con la barba de Ho Chi Minh, bastante diferente al actor guaperas de la película que hicieron. Por lo que he visto tanto Markkula como Mckenna son personajes que se repiten a lo largo de la historia de traiciones y enredos del Silicon Valley
[11] Además en ese mismo número se publicó un reportaje sobre su persona y sus defectos como lo del “el campo de distorsión de la realidad de Steve” o que en ocasiones él rompía a llorar en medio de una reunión, e incluía entrevistas a ex-empleados de Apple, además de sacar a la luz cómo él había negado la existencia de su hija. Steve Jobs se encargaba de denigrar a la madre de la criatura con frases como “el 28% de la población masculina de Estados Unidos podría ser el padre”. Aún cuando se hizo las pruebas de paternidad y salió que evidentemente él era el padre lo siguió negando.
[12] Y como todo esto por supuesto que en los nuevos tiempos de Apple esto persistía. Al tiempo de él volver a trabajar en Apple cuando vio el anuncio del iMac insistía en que el azul del anuncio del iMac era diferente del azul de la fotografía del iMac que habían escogido (y al final resultó que era el mismo azul, hecho que el Lee Clow el responsable del anuncio de prensa le demostró) gritando a los que habían hecho el anuncio: “No tenéis ni idea de lo que hacéis. Voy a pedirle a otro que haga los anuncios porque esto es una mierda”. Hay una anécdota de Vic Gundotra de que recibió una llamada de Steve un domingo tras Gundotra salir de la iglesia con su familia por el “gravísimo problema” de que ‘O’ no tenía “el gradiente de amarillo correcto”. Vic Gundotra en la misma anécdota cuenta que “era normal para Steve llamar durante la semana enfadado con algo”, sin embargo al ser el día después de la muerte de Jobs azucara la anécdota.
[13] Si me hubieran dado una moneda de 1€ por cada vez que he leído en toda información sobre Jobs lo de “y se fue a dar un paseo”, habría podido comprar Apple y encargarme de boicotear el mito de Jobs desde dentro.
[14] Curiosamente Lisa es justamente el nombre de la hija que no quiso reconocer ni cuando le puso ese nombre al ordenador, teniendo los directivos de Apple que inventarse que era en realidad un acrónimo.
[15] En su biografía Jobs, dentro de una especie de discurso final en plan “hice lo que hice, pero lo hice a mi manera”, hace la siguiente declaración, una declaración que a mí me recuerda a la de los típicos despostas que te saltan con un discurso sentimental para luego finalizar con un “pero, a pesar de que soy humano y sufro por la muerte de esas personas, a mí no me tembló la mano y firmé las sentencias de muerte a esos rebeldes”: “En ocasiones he sido muy duro con otras personas, puede que más de lo necesario. Recuerdo una vez, cuando Reed [su hijo] tenía seis años, en que yo llegué a casa después de haber despedido a alguien ese día y me imaginé cómo sería para esa persona decirles a su familia y a su hijo pequeño que había perdido el trabajo. Era duro, pero alguien tenía que hacerlo. Decidí que mi trabajo siempre sería el de asegurarme de que el equipo era excelente, y si yo no lo hacía, nadie más iba a encargarse de ello. Las negritas son mías, pero es que son de esas frases que a mí me entran escalofríos cuando las escucho.
[16] Según los tipos más cercanos a Jobs, en la película “Piratas de Silicon Valley” es donde mejor se ha representado a Jobs. Steve Wozniak (el amigo que fue más cercano a Jobs y el amigo con que montó Apple) sobre la película dice “when the movie opened with [a scene of] tear gas and riots […] I thought, ‘My God! That’s just how it was.'” además de:

“The personalities and incidents are accurate in the sense that they all occurred but they are often with the wrong parties (Bill Fernandez, Apple employee #4, was with me and the computer that burned up in 1970) and at the wrong dates (when John Sculley joined, he had to redirect attention from the Apple III, not the Mac, to the Apple II) and places (Homebrew Computer Club was at Stanford Linear Accelerator Center) … the personalities were very accurately portrayed.”

Daniel Kottke otro que también fue muy cercano a Jobs elogió al actor Noah Wyle (el que interpretaba a Jobs): “a great movie. Noah Wyle was just uncannily close to Jobs. Just unbelievable. I found myself thinking it was actually Steve on the screen” [Wikipedia – Pirates of Silicon Valley – Jobs, Gates, Wozniak, and Kottke].
En youtube tenéis la película al completo, por si os queréis saltar las partes casposas y los momentos de “Steve instinto paternal con su hija pero no quiere aceptarla” ahí van algunos momentos de Steve Jobs en estado puro en “Piratas de Silicon Valley (1999)” (aunque pienso que al leer una entrada tan larga como ésta, por lo menos, en mi caso, no creo que tuviera tiempo ni ganas para ponerme a ver eso):

  • Desde 39:30 a 44:07 Steve Jobs en estado puro, negando la paternidad de su hija, diciendo a sus empleados que lo que están haciendo está todo mal (aunque ni lo ha visto) y entrando a avergonzar a un posible empleado (aunque es cierto que la escena del empleado es real, está algo cambiada: ni Jobs puso los pies sobre la mesa, ni nadie le pidió que se disculpara, Woz no estaba y en su lugar estaba otra persona).
  • Desde 1:05:15 a 1:09:30 ([Steve Jobs]”¿Eres pirata?” [Empleado]”Sí, por supuesto Steve. Llevo 52 horas seguidas despierto” [Steve Jobs orgulloso de ello]”Anotadlo” y lo de las camisetas 90 horas/semana motivadoras de Steve para sus empleados). Tal y como en la realidad Jobs enfrentaba a su equipo del Macintosh contra el resto de su empresa poniéndoles a trabajar durante noches enteras, dándoles el símbolo de la bandera pirata, junto con el lema “soy un pirata, no un marinero”.
  • Desde 1:09:30 a 1:12:30 Juegos de peleas entre el grupo de empleados favoritos de Steve contra toda la empresa, dimisión de Wozniak (el amigo de Steve con el que fundó Apple) y después escena de Steve pasandose por su empresa por la noche para ver cómo están sus empleados y de paso abroncarles.
  • Desde 1:12:30 a 1:16:13 Un momento loco entre los empleados fans de Jobs y Steve Jobs.
  • Desde 1:20:20 a 1:20:41 Dramatismo parte 1. Lo veo tan pero tan como si fuera una pelea dramática de pareja de una telenovela.
  • Desde 1:20:41 a 1:24:35 “¿Cuándo dejó esto de ser un negocio y se convirtió en una religión?” Steve Ballmer Y así es como vemos el resto de mortales que no somos fans de Apple lo que son las keynotes de Apple. Por lo menos en mi caso lo veo como un fanatismo que raya lo religioso.
  • Desde 1:24:35 a 1:27:48 Dramatismo parte 2. La ruptura del matrimonio de la telenovela Jobs&Gates.
  • Desde 1:27:48 a 1:29:55 Nadie quiere brindar por Steve Jobs en la fiesta de su cumpleaños.

[17] “Voy a invertir hasta mi último suspiro de vida si hace falta, y gastaré hasta el último centavo de la cuenta de Apple con 40.000 millones de dólares en el banco para corregir este error. Voy a destruir Android, porque ese producto es un robo. Estoy dispuesto a ir a una guerra termonuclear.” Declaraciones de Jobs sobre Android, las podéis leer también en Steve Jobs: Voy a destruir Android, Naruedyoh (xatakandroid, 21 de octubre de 2011).

. Hay que decir Android ni era ni es tan parecido a un iPhone, se usan para lo mismo pero cada cual elige el que más le gusta. Según el silogismo de Jobs, una empresa fabricante de leche debería de demandar a otra por ser “un producto robado” y así hasta que sólo quedara una sola empresa fabricante de leche.
[18] Ahí va la noticia de esa declaración de Jobs, por si la declaración os parecía demasiado increíble, aunque a estas alturas del texto, dado todo lo anterior sacado de la biografía y de las otras fuentes, no creo que parezca tan increíble. Jobs: Quien quiera pornografía puede comprar un Android (21 ABR 2010, El País).
[19] Era algo muy arriesgado porque el único éxito empresarial de Jobs hasta el momento era Pixar (y ni siquiera fue gracias a él, pues todo se lo debió a que Disney fue quién distribuyó las películas de Pixar desde el primer momento; este enlace con Disney fue posible porque en Pixar había un empleado cumbre, John Lasseter, que Disney jamás logró atraer a su empresa – básicamente porque en Pixar tenía más posibilidades de ser creativo, pues fue el primer creativo contratado por Pixar y uno de esos considerados como “héroes” para Jobs – porque si fuera por Jobs habrían roto las negociaciones muchísimo antes), ya que desde el Apple III todo fueron fracasos comerciales para Jobs (inclusive la supuesta obra de arte de Jobs, el Macintosh, se vendió muy poco, pensad tan sólo que el ordenador en cuestión no tenía disco duro, no tenía ventilador, luego se sobrecalentaba y acababa rompiéndose en pocos meses; adivinad de quién fue la idea de que no tuviera ni disco duro ni ventilador, exacto, de Jobs), parecía que Jobs sin una figura como Wozniak jamás podría triunfar. En su retiro, cuando le forzaron a irse de Apple porque no sabían en qué proyecto meterlo para que dejara en paz a los empleados y él se negaba a estar en una especie de centro de investigación de Apple para nuevos productos, hizo una empresa de ordenadores llamada NEXT cuyos ordenadores también fueron un fracaso comercial. En cambio, a pesar de que Microsoft no hizo programas para la empresa NEXT de Jobs, porque Bill Gates pensaba que los productos de esa empresa iban a fracasar (tal y como pasó), sí hizo programas para Apple cuando Jobs volvió, porque Gates veía eso a su juicio una inversión rentable (y lo fue, además que Microsoft se hizo con un buen porcentaje de la empresa Apple, actualmente no sé cuánta participación tendrán pero en todo caso de Facebook tienen mucha). Por youtube podéis ver una entrevista a los dos juntos en un escenario, de la época unos años antes del fallecimiento de Jobs, ahí los dos de absoluto colegueo.
[20] Decoding Steve Jobs: Trust the Art, Not the Artist, Bill Taylor (Harvard Business Review, June 23, 2009).
[21] La noticia: “No importa lo genial que sea Apple, lo dejo”: un exempleado confiesa su calvario, José Mendiola (El Confidencial, 13/02/2014) y sus declaraciones originales en su blog I wanted to work at Apple really bad, and now not so much, Jordan Price (11/02/2014).
[22] La historia de cómo fue una revisión de Bill Gates a uno de ellos, de hecho al único que logró contestar hasta la pregunta más difícil y no pudo llegar a gritarle: Mi primera revisión de BillG.
[23] Youtube – TechTour – Google (Part 3) – The Gym
[24] 10 companies that let you bring your dog to work – Google
[25] Youtube – TechTour – Google (Part 2) – The Cafeteria y también Youtube – Google Cafeteria (Mountain View California)
[26] Youtube – TechTour – Google (Part 4) – Game Room
[27] Youtube – TechTour – Google (Part 6) – Health Perks at Seattle Offices
[28] Just Say \”No\” To Google – Life at Google – The Microsoftie Perspective Con el paso del tiempo estos hechos se han ido comprobando y se pueden leer en libros como Desnudando a Google de Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña y en El engaño Google de Gerald Reischl
[29] En el blog Steve Lacy (un antiguo trabajador de Google) se pueden leer más cosas sobre el tema, que por cierto dice también cosas que las decía el enlace de la anterior nota: What Larry Page really needs to do to return Google to its startup roots – Slacy’s Blog
[30] The Tax Haven That’s Saving Google Billions, Jesse Drucker (Bloomberg Businessweek, October 21, 2010). Y también Los siete gigantes de Internet pagan en España solo un millón en impuestos, Miguel Jiménez (El País, 18 ENE 2014). Y más reciente Bruselas investiga el trato fiscal a Apple, Fiat y Starbucks en algunos países, Claudi Pérez (El País, 10 JUN 2014).
[31] Google employs just 30% women and 2% black people, report shows, Samuel Gibbs (The Guardian, 29 May 2014). Por cierto para aquel que diga que si en las universidades se aprende mucho, que sepa que hace ya muchos años que el hasta MIT es ya una Java Escuela, porque claro hay que eliminar los cursos que sean menos necesarios para la realidad empresarial de tal manera que la universidad queda igualada en conocimiento con la formación profesional
[32] Este artículo de hace unas pocas semanas de Model View Culture lo deja bastante claro: The Newest Frontier, Lesli-Ann Lewis. Además de este artículo de la revista Time: We Can Finally Talk About Sexism in Tech–So Let’s Be Honest, Divya Manian (Time, May 31, 2014). O de este artículo de Marie Claire: When Geeks Attack , Alissa Quart (Marie Claire, May 17, 2013). Y también la historia de una mujer que tuvo que salir huyendo de la empresa GitHub: Julie Ann Horvath Describes Sexism And Intimidation Behind Her GitHub Exit, Alex Wilhelm y Alexia Tsotsis (Techcrunch, Mar 15, 2014).
[33] En Silicon Valley solo se permite ser (muy) joven, Karelia Vázquez (El País, 05 de marzo de 2014).
[34] Productos tecnológicos catalogados de segunda mano, sin importar si están bien o rotos: documental Basura electrónica en África, el documental fue emitido por el canal 24 horas de rtve
[35] Coltán: el mineral de la guerra, Miguel del Pino (Libertad Digital, 2014-02-23). Si os interesa el tema y queréis saber más sobre esta guerra podéis ver el documental “Blood Coltán” del canal alemán TG4 y emitido por el canal Odisea; explotación, matanzas, violaciones violentas – hasta a niños -,… El final de ese documental es demoledor: a pesar de que haya algunas empresas tecnológicas que digan que no extraen Coltán del Congo y que el Coltán de sus proveedores no viene de allí, en realidad no lo saben ni ellas mismas. En fin, una joya todo el tema de esa guerra, pero anda y ve a comprarte un nuevo smartphone que ya llevas seis meses con el mismo y tal y las guerras son “durísimas”, “durísimas tío”.
[36] Dadle gracias al offshore, esa práctica empresarial que consiste en: nos llevamos las fábricas a un país de bajo coste y malas condiciones laborales como China y metemos a una subcontrata que se dedique de la contratación y gestión de la mano de obra y a toda la fabrica en sí, para que así si hay algún problema gordo, poder lavarnos las manos y decir que no tenemos nada que ver. Mirad como primero sale la noticia Oleada de suicidios en la fábrica taiwanesa de iPhones, RTVE.es / AGENCIAS (rtve.es, 25.05.2010) y al poco tiempo sale que Apple está “triste y apenado” por suicidios en Foxconn, Cony Sturm (Fayerwayer, 26 Mayo 2010).
[37] Por ejemplo la reciente SiestApp, no es la única aplicación de este tipo de control de los ciclos de sueño, pero es de las pocas que te controlan por el micrófono de tu móvil para despertarte en el momento justo.
[38] ¿Su jefe tendría que saber cuántas horas duerme usted? , Karelia Vázquez (El País, 19 de marzo de 2014).
[39] Hola, ¿qué haces? Yo, en el water, Karelia Vázquez (El País, 28 de mayo de 2014), visto lo visto que luego salga el tema de que uno de cada seis teléfonos esté contaminado de materia fecal no debería ser algo que nos sorprendiera. Por suerte hay anglófonos improductivos en contra de esa poco higiénica costumbre y escriben artículos como Stop Working in the Water Closet, Brigid Schulte (Slate, May 22 2014).
[40] Los coachs empresariales y personales suelen incidir en que gestionando de forma productiva tu tiempo puedes lograr “tus sueños”: búsqueda en google de “coaching gestión del tiempo”. Un coachee excompañero de donde estoy estudiando inglés (excompañero porque abandonó la academia tal y como se abandona el ir al gimnasio, sin venir a despedirse ni nada, y eso que le encantaba la profesora y decía que era ideal y que no la cambiaría por ninguna otra, incluso se sentaba el tipo al lado mía) me habló hace unos meses de esto como la panacea e incluso me dijo “¿Cuánto dinero quieres ganar en tu vida? Yo puedo lograr que logres ganarlo con un método de gestión del tiempo”. Yo sólo quiero dejar de encontrarme en mi vida gente relacionada con esa secta llamada coaching y pensamiento positivo pero están por todas partes. 😦
[41] El que creo que es el enlace definitivo contra el tema de la neurosis de la productividad: How the Productivity Myth is Killing Your Startup, por si la caché de Google lo ha borrado y ya no va el enlace lo he copiado a pastebin. Tan sólo en el primer párrafo ya dice “doomed optimism” y enlaza al inicio artículos de estudios como Why Working More Than 40 Hours a Week is Useless.
[42] Dirán los escépticos lo que quieran de que si la obsolescencia programada es mentira y que lo de hacer los productos obsolescentes es puro accidente de la consecuencia del hecho de usar materiales baratos para abaratar los productos, pero tanto sea eso cierto como si no lo es, el documental sobre la obsolescencia programada hizo más conocida toda esta historia de las baterías y Apple. Minutos desde el 33:05 hasta el 37:47 del documental Comprar, tirar, comprar. Por otra parte y esto os lo digo con mucho pero que muchísimo cuidado (no os creáis todas las conspiranoias, hay muchísima mierda falsa en ese mundo, por lo que voy a decir a continuación), no sería la primera vez que los escépticos se equivocan. Y si no revisad la historia del caso Snowden que reveló que era verdad eso de que los ciudadanos somos espiados por EE.UU. de forma masiva, aunque no de la forma tan bestia que se decía y tampoco no uno a uno, sino clasificados en grupos de usuarios.
[43] Hasta tiene un largo artículo en la wikipedia con todos sus problemas judiciales: Wikipedia – Apple Inc. litigation
[44] Tanto es así que entre las mismas tecnológicas juegan mucho a eso de demandarse entre ellas, como es el caso de las Smartphone patent wars
[45] Venga va, otro enlace de esa web superhipermegaprogre llamada Libertad Digital: Amazon pagará a un estudiante 150.000 dólares por borrar 1984 de su Kindle (Libertad Digital, 2009-10-02).
[46] Apple censura WikiLeaks en la App Store (TICbeat, 21 diciembre, 2010).
[47] Apple censura a Premio Pulitzer, Federico Erostarbe (Bitelia, 16 de abril de 2010).
[48] No sólo Apple, también Android censura, (TICbeat, 20 enero, 2011). Y también Google censura las aplicaciones eróticas para Google Glass (ValenciaPlaza). Y además Google también censura, Sergio Rodríguez (El Mundo, 30 MAY 2011). Y de extra: Censorship by Google – Wikipedia
[49] O eso ellos aseguran en mil y una ocasiones, incluso con una campaña llamada Don’t Get Scroogled!
[50] Si quieres saber más sobre todo ese proceso de cómo usan nuestros datos las empresas de publicidad, un documental donde se explica muy bien es El precio de lo gratuito de la BBC.
[51] Snowden revela pagos del Gobierno de EEUU a Google, Microsoft, Yahoo y Facebook por colaborar en el espionaje (INFOLIBRE, 23/08/2013).
[52] We Have No Idea If Online Ads Work, Jordan Weissmann (Slate, June 2014).
[53] A pesar de que no cobro ni un duro por esos anuncios ni aunque pinchéis en ellos, este mismo blog tiene en ocasiones un anuncio al final en cada post porque no me da la gana de pagar a WordPress 30$ al año. Aunque esos anuncios los pone WordPress en algunos blogs con la idea de pagar su negocio y obtener beneficios, no deja de ser curiosa la idea de WordPress: yo debería de ser el único que viera ese anuncio por no pagar, pero sin embargo no es así y sois vosotros porque el número de clics es mayor (y porque conservo parte de ciertos genes catalanes que me impiden pagar 30$ al año).
[54] Toma el dinero y corre: ¿estamos ante una nueva burbuja puntocom? , Analía Plaza (eldiario.es, 26/01/2014).
[55] Xerrades TED, Marcos Faúndez (capgròs). El texto está en catalán, por si no sabes catalán, en este enlace puedes leer el texto traducido
[56] Ahi va una impresión en pantalla de su LinkedIn porque claro todo puede ser que le de por modificarlo también, porque es lo que tienen los expertos en reputación online y en marca personal
[57] He creado un archive de ambos post en archive.org por si acaso a Yoriento se le ocurre borrarlos cuando vea él en las estadísticas de su web que alguien ha accedido a esos posts suyos antiguos, cosa que no me extrañaría nada viniendo de él. Los post en cuestión son el de ¿Ayuda la autoayuda? La venta del optimismo y del pensamiento positivo, Yoriento (21 enero 2007)[ARCHIVE] y el de Coaching personal: ¿El optimismo y el pensamiento positivo mejoran realmente la vida?, Yoriento (4 marzo 2010) [ARCHIVE].
[58] La susodicha búsqueda de coaching en la web de yoriento
[59] Por ejemplo en su post Guía breve para la reinvención profesional: 20 ideas para mejorar tu carrera (Yoriento, 16 septiembre 2013)[ARCHIVE].
[60] Prestemos la atención al resumen del libro El Sentimiento Negativo de CasaDelLibro:

Un año y algunos meses después de irrumpir en el mercado editorial con El pensamiento negativo, Risto Mejide, el controvertido publicista, columnista, jurado de Operación Triunfo y productor discográfico publica una nueva entrega de sus reflexiones sobre el mundo que le rodea. Armado de la honestidad y la contundencia ve rbal que lo han hecho célebre, y con el mundo de las emociones y lo negativo como hilos conductores, en El sentimiento negativo Mejide nos provoca desde su portada/contraportada hasta la última/primera de sus páginas para defender la idea de que lo negativo no es más que la otra cara de la moneda de lo positivo, de la felicidad. Porque la felicidad no deja de ser un sentimiento que el mundo de la publicidad, la televisión o la Iglesia se empeñan en imponernos como meta vital desde el mismo instante en que nacemos, pero puede que para ser feliz no haya que hacer caso de lo que nos diga ningún publicista, el mejor de los telepredicadores o el mismísimo Ratzinger.

Sí, un libro autoayuda pero denunciando la autoayuda al mismo tiempo.
[61] No busques trabajo, Risto Mejide (El Periódico, 19 de mayo del 2013).
[62] Por si no me crees puedes verlo con tus propios ojos. No deja de ser curioso, hace más de un año leí #ANNOYOMICS que va algo así como su forma de publicitarse, aunque lo único bueno que saqué de ello fue enterarme de su versión de porqué le echaron de OT (pontifica mucho de que el molestar como método publicitario es la panacea para vender un producto, como si los anuncios que dañasen a colectivos fueran buenos y no dañinos para la marca de la empresa, en fin…), pero no vi en ese libro nada de autoayuda, de coaching o de pro-emprendimiento, es más había una pequeñita crítica en algo más que un párrafo al pensamiento positivo en la publicidad. Supongo que seguramente lo escribiría antes de que le diesen la columna en El Periódico y pasaron varios meses hasta que fue publicado
[63] Branding, networking, emprende, eficiencia, estrategia 2.0,… Yoriento y Risto Mejide te lo dan todo: 10 ideas para convertirte en un profesional 2.0: ‘duelo’ con @ristomejide (Yoriento, 5 marzo 2013). En esa charla hay cosas como Risto Mejide diciendo que hay que aceptar el cobrar poco o incluso gratis, o alabando a Juan Roig de Mercadona (con ese bonito “tendrá muchas cosas criticables el señor Juan Roig PERO…”).
[64] O eso dice en su bio de su Twitter
[65] Mínimo ese vídeo a youtube no lo podrá borrar: Ponencia de Mario Alonso Puig en el II Congreso de la Felicidad.
[66] Agárrense: Estar cansado al volver del trabajo significa que puedo trabajar. ¡Siempre positivo! ¡Nunca negativo!, Mario Alonso Puig (El Confidencial, 11/06/2013).
[67] El único fracaso verdadero es la incapacidad de creer que podemos aspirar a una vida mejor, Mario Alonso Puig (El Confidencial, 07/05/2013 ).
[68] El cómo por el mero hecho de ser cirujano y ser de la Harvard University, no impide que puedas alabar las pseudo-psicologías y la ley de la atracción: Si quiere cambiar puede hacerlo, ya que la mente es superior a la materia, Mario Alonso Puig (El Confidencial, 18/06/2013 ).
[69] La prueba Construyendo tu sueño: Mario Alonso Puig at TEDxGranVia
[70] Redifusión: Como prueba de esto enlazo un artículo de la arp-sapc (la sociedad para el avance del pensamiento crítico) llamado: LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y LAS PSEUDOPSICOLOGÍAS – arp-sapc. El punto 4 de ese artículo es el que habla de todo este tema de que la PNL no es más que una pseudopsicología que se aprovecha de que puede sonar como disciplina científica neurológica guay.
[71] Como se puede ver bien en el siguiente texto desmonta esa estafa: Desnudando la Programación Neurolingüística (PNL)
[72] salvo los típicos gestos que no debemos de hacer por educación o incluso por cultura o protocolo. Ya saben ni la pesetilla, ni meternos un dedo en la nariz ni en el culo, ni rascarse la entrepierna,…
[73] como: ANTHONY ROBBINS en español Video Oficial
[74] Aviso que este vídeo dura casi 11 minutos: COMO DAR UN ABRAZO (ELSA PUNSET, el hormiguero) “Vamos a tocarnos como si fuéramos nuestros primos los primates, los monos” Elena Valenciano Seal of Approval.
[75] COMO DETECTAR MENTIRAS (ELSA PUNSET, el hormiguero) Ése momento inicial en el que Elsa dice que si sus métodos fallan contigo es porque eres un psicópata. Ése momento. O sus conocimientos estadísticos de si un 3 o 4% de la población es psicópata, aquí habrán media docena… bueno aquí habrían 3 o 4 casi seguro (o puede ninguno Elsa, hija, que basar tus juicios en la media es como meter la cabeza en un horno y los pies en un congelador y gritar “¡Me encuentro medianamente a buena temperatura!”). O el momento en el que dice que nos crece la nariz cuando mentimos porque la nariz tiene “tejido eréctil”, o cuando Pablo Motos dice que hay un estudio que dice que cuando mentimos los hombres se nos crece el pene (si se cree el tema de la nariz, no entiendo porqué Elsa no puede creerse en esto). O los vídeos que pone de personajes famosos con un montón de descripciones, porque claro, es tan fácil saber que Bill Clinton estaba mintiendo cuando el juicio y la condena ya pasaron. Por supuesto, en el vídeo Elsa no hace una demostración en público de sus teorías.
[76] Por ejemplo en Paulo Coelho, la ESTAFA del siglo o en Por este tipo de cosas es que desprecio a Paulo Coelho
[77] “El autor de libros de autoayuda reconoció haber copiado en Shimriti unas 60 páginas de un texto de la española Mónica Cavallé, pero no explicó los motivos que lo llevaron a hacerlo.” ESCANDALO POR EL PLAGIO QUE COMETIO JORGE BUCAY, Silvina Friera (Página|12, 12 de octubre de 2005).
[78] Hay incluso quién ha decidido por este motivo de usar cosas que duren de verdad, volver a usar los móviles de los de toda la vida El motivo por el que los ‘teléfonos tontos’ siguen vivos, José Mendiola (El Confidencial, 20/05/2014). En mi opinión es una buenísima idea, si quieren que compremos smartphones que los hagan más resistentes, duraderos, y que tengan menos fugas de batería (esto último por supuesto que se puede hacer, no dudéis que si no se hace es porque lo que prima en los objetivos es que las cosas salgan, pero no es un objetivo que salgan con menor consumo energético. Porque ¿qué se vende mejor? ¿Más efectos de pantalla, transparencias y colores o algo menos cuqui pero que gasta menos batería?

Anuncios

22 pensamientos en “Crítica contra los gurúes y el mito de Steve Jobs (NO a gurulandía)

  1. Sara D'Eustacchio

    GRACIAS A TI. Y ahora cómo cojones voy a volver a escribir yo sobre nada con semejante post magistral que te has currado… Besacos. Me debes una borrachera 🙂

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      ¡De nada! 🙂 Ni yo sé qué escribiré después de esto, me ha dejado tan en la gloria (y tan en la paz) que dudo que actualice el blog hasta, por lo menos, dentro de más de una semana. Apuntado queda. 🙂

      Responder
  2. frank

    yo tambien lei.
    siempre habra lavadora a medida para cada cerebro. por tanto habran pseudogurus que alaben las magicas propiedes de cualquier detergente cerebral… y los que digan lo limpito que lo tienen. mientras habra que tratar de tener las ideas y los objetivos personales.
    enhorabuena por tu reflexion
    un saludo

    Responder
  3. antimac

    Vaya! escribes realmente bien, y además tienes claridad y lo que es mejor RAZÓN.
    Sólo añadir una cosa: la descripción que haces de Jobs es punto por punto la de un psicópata. Saludos y guerra contra los falsos héroes.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Sólo se veía a si mismo y tenía un grave problema para considerar a los demás y sus sentimientos. Mi opinión (y que conste que es sólo mi opinión) es que Jobs podría haber padecido un síndrome de Asperger. Y en ese caso lo suyo sería explicable, aunque cierto es que no justifica para nada las cosas que hizo, no como lo de Puig (que lo suyo no es ni explicable). ¡Gracias!

      Responder
      1. La Mir

        Mi sobrino tiene Asperger, y no tiene nada que ver con esto. Que parece que ahora todo tenga que ser Asperger. Lo que este señor tenía se llama ser un hijoputa, y por desgracia no hay tratamiento.

        Responder
  4. jvare

    Realmente interesante todo el desarrollo del articulo.
    La primera parte sobre Steve Jobs como lider de una empresa, se puede aplicar a muchos otros no conocidos y famosos como él, que aplican en parte sus mismos métodos, que en muchos casos aprenden en famosas escuelas de negocios, y donde se pone por encima de todo el beneficio, el beneficio por acción, que dicen ellos, y que tiene que aumentar continuamente sea como sea, y cueste lo que cueste.
    Para conseguir el objetivo básico, dentro hay que lavarle la cabeza a los trabajadores, pero en muchos casos estos, adoran al becerro de oro, durante la celebración, pero en cuanto esta acaba hacen como los seguidores de las religiones, pecan, pecan y pecan, a veces por necesidad, otras para conseguir sobrevivir, pero otras de pura mala leche, por no querer rebelarse y quedar fuera.
    Bueno que me alargo demasiado, que es necesario mirar mas a lo cercano, tener mucho cuidado con perder el contacto con la realidad. y un detalle que creo positivo, el clima que favorece la vida en la calle, y el contacto personal hacen que tus conocidos te devuelvan a la realidad o te ayuden cuando tienes un problema.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Exacto, tal cual. Jobs no es que fuera el peor jefe del mundo, es que simplemente es uno más. Su modelo es peor que el de algunos jefes y mejor que el de otros. Al igual que comprar Apple/Microsoft/Google/… o aceptar un servicio “gratuito” (pagado por publicidad y vendiendo tus datos) es algo más en la lista de cosas que no molan tanto comprar, como por ejemplo comprar Coca-Cola.

      En realidad todo el texto trata de ir contra el timo del pensamiento positivo y su faceta en el mundo laboral e incluso a la hora de vendernos algo que vamos a comprar. Vamos, mi monotema cada ciertos meses en este blog. xD

      Y esto que dices es para imprimirlo y enmarcarlo: es necesario mirar mas a lo cercano, tener mucho cuidado con perder el contacto con la realidad. y un detalle que creo positivo, el clima que favorece la vida en la calle, y el contacto personal hacen que tus conocidos te devuelvan a la realidad o te ayuden cuando tienes un problema.. 🙂

      Responder
  5. Kethean

    Pues yo lo he leido enterito y creo que me he enamorado jajajaja

    Enserio muy buen post, bien estructurado y sobretodo se agradece que no solo hables dando tu opinión sino que cites fuentes de todo lo que mencionas.

    Y me encantaría tomarme una cerveza contigo y estar horas hablando de estos temas, que a mi también me parecen perniciosos para cualquiera.

    Enhorabuena y sigue escribiendo así.

    Responder
  6. Sansa

    Pues a la vista de los comentarios, somos más de uno los que hemos leído el artículo.
    Estoy de acuerdo con casi todo.
    He de decir que a pesar de todo, Jobs tiene cosas admirables. Era un gran vendedor y un maestro de cómo presentar las cosas, y tuvo la habilidad de rodearse de talento (aunque a costa de destrozar alguno de ellos)
    La clave de todo lo que comentas es que las personas somos gregarias y eso lo aprovechan y bien algunos.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Sí, era una persona con sus aciertos (normales o grandes), sus errores (normales o grandes) y sus oportunidades/suerte (normales o grandes) y no un mito empresarial del Silicon Valley al que debemos de adorar. No es que fuera el peor jefe del mundo, sino un empresario más, y su modelo es peor que el de algunos jefes y mejor que el de otros.
      Esto tiene consecuencias: al ya no ser un mito, su discurso emotivo en cierta universidad no es más que un adorno con el que trata de dar sentido a su vida (como pintar una diana donde ya hay un disparo), pero no aplicable al resto de mortales. De esta forma, por tanto, se ve que es falso ese argumento a un esquema de estilo de vida promulgado por el pensamiento positivo y el coaching (en serio a este tío y a ese discurso le dan mucha publicidad de mito esta gente), y podemos tranquilamente vivir de forma más libre y a nuestra manera.
      No sé si estas cosas pasan por lo que dices de que las personas somos gregarias, pero por ahí podrían ir los tiros.

      Responder
  7. juanjoseluisgarcia

    Sobre Apple me ha hecho gracia el tema de “no me lo puedo permitir”. Creo que subconscientemente ya arroja negatividad al resultado.

    Evidentemente todo el mundo maximiza sus éxitos. El verdadero éxito de iTunes fue que se pudiera comprar canciones sueltas algo que las discográficas se negaban en rotundo pues eran muchos los grupos que sacaban un Single comercial que nada tenía que ver con el resto del album (Crazy town con butterfly es uno buen ejemplo).

    En cuanto a su capacidad de comunicación creo que es innegable y solo hay que ver sus presentaciones concisas y solo con lo justo en la diapositiva a los elementos numerados y llenos de texto que Bill Gates por ejemplo, solía poner y que en realidad daban más ganas de leer en papel que de verlo en la pantalla.

    En cuanto al iPhone lo verdaderamente revolucionario no es el inventar algo nuevo sino el como se combinó. Para muestra no hay más que ver que antes del iPhone todos los teléfonos eran copias del Blackberry porque nadie quería escribir con un lápiz apuntando a las teclas del teclado y hoy en día Blackberry está muy atrás en el mercado porque todos los teléfonos se parecen al iPhone. Eso y que realmente las aplicaciones y servicios los ponen las compañías de internet y no las operadoras resultando en un mayor ingreso a las operadoras. En el 2007 Vodafone tenía una tarifa “plana” de datos GPRS de 20€ por 1GB de datos siendo la más económica del mercado y por supuesto eso no incluía las llamadas. Hoy en día yo pago 40€ por 4G llamadas y SMSs ilimitados y la compañía lejos de parecer perder dinero no para de anunciarlo. Solo una aclaración Mi primer HTC jubiló a mi MP3 Samsung que imita a un iPod nano (sin rueda solo con controles táctiles aunque no en la pantalla) y mi actual HTC One funciona mejor en mi opinión que un iPhone 5s.

    En cuanto al sistema operativo en OS X (Ten de diez en números romanos dicho en inglés) no he tenido ninguna experiencia estresante como en Windows y todos las hemos tenido. Como el hecho de que en Windows la seguridad no esté nada asegurada y realmente se empeñen en tardar 10 segundos cuando te olvidas de la contraseña para que lo vuelvas a intentar sobretodo cuando se apaga la pantalla y tocas teclas para que se vuelva a encender tras unos minutos de ausencia. http://blogs.msdn.com/b/oldnewthing/archive/2010/03/23/9983312.aspx Digan lo que digan ingenieros reputados es la única compañía que lo hace y es MUY molesto para la productividad. Ningún atacante atacaría jamás Windows con diccionario en lugar de troyanos. No digo que OS X sea mejor pero si más productivo como cualquier Unix que no esté dejado de la mano de nadie.

    En cuánto a los temporales en realidad se les llama contractors y no tienen nada que ver con los autónomos en España. Cobran muchísimo más. Se les paga mensualmente y tienen privilegios como el poder pasar gastos como el teléfono, Internet, compra de ordenadores directamente a su empresa. En el caso de Google por ejemplo de lo que no disfrutan es de poder usar las instalaciones o de la comida gratis aunque ellos pueden pasar el gasto de comida como gasto.

    En el caso de Microsoft lo que se ha convertido es en una consultora sin escrúpulos que al primer recién llegado le ponen una identificación de Microsoft (siendo contractor) sabiendo que el cliente asumirá que al tener una tarjeta que dice Microsoft (si saber que la de los empleados en realidad es una smart card totalmente distinta) tienen conocimientos y acceso a una información que nadie más tiene y que por ello está más preparado que otra persona para resolver el problema. Una vez se van sabiendo estas cosas los clientes… o contratan otras consultoras más baratas o simplemente cambian de tecnología.

    En cuanto a los trabajadores y yo soy uno de ellos muchas veces lo que hacen es acomodarse y tratar de cumplir su función. Un trabajador jamás habría encontrado trabajo si un emprendedor (que aquí parece que se llama Gurú) no hubiese arriesgado.

    Un dato. En en Valle (Silicon Valley, o Valle de Santa Clara) poco más del 7% de esos emprendedores acaba consumando una idea y no me refiero a una revolución (y si alguien piensa que sacar un teléfono y todas las compañías del mundo lo imiten al tiempo que ganas billones con b no lo es entonces que siga con las PDAs de HP y no me responda) en la industria que son menos sino simplemente a ser relevante. Pero los inversores se pueden permitir un fracaso de más del 90% con las ganancias de los otros pocos. No obstante y menos en España no todo el mundo puede permitirse fracasar cuando intenta ganarse el pan y planificar una vida y un puesto fijo en una compañía de ese 7% o incluso de ese 1% que revoluciona es demasiado tentador como para poner en peligro a una familia por ejemplo.

    En resumen, Hay que vender, maquillar los defectos pero al final cuando vendes chapuzas tus clientes pronto o más tarde como en el caso de compañías de alta tradición en este mundo de la TI, acabarán dándote la espalda y lo peor no confiarán en ti aunque hayas imitado todo lo que los demás han innovado y que esta vez tu producto sea realmente bueno.

    Responder
    1. griseomitran Autor de la entrada

      Hombre, por fin alguien de los críticos de fuera se atreve a entrar. Y con nombre, apellidos y todo. No sé, dado lo que he visto desde hace años, esto lo veo todo un honor para mí y lo tengo que agradecer.

      ¿”Arrojar negatividad al resultado”? ¿Se puede saber qué esperabas leer en una crítica al pensamiento positivo aplicado a la empresa? ¿No ves que si no digo al inicio que “no me lo puedo permitir” estaría haciendo trampas y dando al texto una cierta legitimidad añadida que no tengo a mi crítica?

      Yo no he negado lo de la “capacidad de comunicación” de hecho hay un párrafo en este texto con declaraciones de Alvy Ray Smith que dice: “Yo me eduqué en la fe de la Iglesia baptista del Sur, y allí celebrábamos reuniones evangelizadoras con predicadores fascinantes aunque corruptos. Steve tiene la misma habilidad: el poder del habla y la red de palabras que atrapan a la gente. Fuimos conscientes de ello durante las reuniones del consejo, así que desarrollamos un sistema de señales (rascarnos la nariz o tirarnos de una oreja) para indicar que alguien había quedado atrapado en el campo de distorsión de Steve y necesitaba que lo devolvieran a la realidad”.

      Leo la publicidad gratuita de Vodafone y lo de la productividad usada como un argumento a favor y… en fin, si empezamos así me da que no vas a convencerme aunque bueno, no sé de qué tratas de convencerme en esos dos párrafos. ¿De que Apple es mejor que Blackberry y Windows? Pero es que esto no trata ni de las ventajas de Windows ni de Blackberry ni de Apple, escribo de cómo cierto mito de pensamiento positivo debe caer a la categoría de ser humano (porque tiene sus aciertos y sus fallos), y de cómo las tecnológicas multinacionales (el resto que no son Apple inclusive, ¿que no he dicho nada de Blackberry? Bueno, seguro que si buscamos encontramos sus cosas también) no dejan de ser una empresa multinacional cualquiera, lo que significa que ¡existen sus contras! Los cuales casi nunca se les hace caso, ni publicidad, debido al enorme optimismo tecnológico que hay hoy día. Porque protestar por Coca-Cola es muy guay, pero si eres empleado de y protestas por, por ejemplo, Apple/Google la gente te dicen que no te apoya y que qué locura estás haciendo, y que don’t be evil, que son empresas muy innovadoras y buenas. Yo lo que pienso es que tal vez el tendero de la esquina es mejor emprendedor que Steve Jobs o que Bill Gates, pero sus oportunidades y ofertas son muy distintas.

      Estamos de acuerdo en que un trabajador jamás tendría trabajo sin un empresario (o cooperativa u oferta pública), pero lo de que los trabajadores se “han acomodado”, no sé a qué te refieres en concreto con eso. Te cuento que yo conozco gente que están trabajando gratis, que yo también pasé por eso hace su tiempo y, no sé, ni yo estaba cómodo cuando lo hice ni yo les veo tan cómodos a ellos. De hecho la gente que conozco que trabaja y les pagan por ello, cada vez les pagan menos. Por no hablar que el contrato más usado, y con diferencia, en la actualidad es el de becario. Es que vamos, ni idea de a qué tipo de comodidad del trabajador te refieres.

      Si revisas la laaarga parte tres te darás cuenta que no digo que gurú sea emprendedor (no sé, pero Elsa Punset, Puig o Paulo Coelho tanto como modelo de emprendedores como que me da que no…), el único que hasta ahora se considera por los coachs como “gurú tecnológico” es Steve Jobs. También estamos de acuerdo que en España montar un negocio es muchísimo más arriesgado que en otros países, pero es que aquí de lo que trato es de la perspectiva del trabajador.

      El tema está en que el pensamiento positivo impuesto en la empresa y negando las críticas a éstas no es nada bueno para los empleados, ni para la gente contratada por empresas de offshore, ni tampoco para los consumidores (porque nos la cuelan).

      Responder
  8. arturo

    Buenos dias.

    Gracias por compartir esta información que nos sirve para ser más conscientes.
    leí todo y le confieso que me quedé impactado.
    voy a seguir leyendo sobre estos temas para formar mi opinión personal.

    Responder
  9. Encarna Zapata

    Leído entero, más bien devorado, por la sintonía con lo que pienso hace tiempo. Me voy derecha a leer la entrada sobre el coaching, preveo que me lo voy a pasar en grande. Soy psicóloga clínica y estoy hasta el gorro del intrusismo, por más que haya colegas que se han sumado a esta historia. Enhorabuena, sigue aplicando la lupa.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s