Sobre uno que conocí de los de la gaviota

la bola del desierto AKA estepicursor

Dado el mes en el que estamos ésta será la foto del lector
de esta entrada. La bola del desierto es mi amiga y
siempre me acompaña y… Pero… ¡Pero no huyas! ¡Agh!
 
Hace tiempo que no cuento una anécdota y los blogs e Internet están llenos de anécdotas. Aunque a ver quién lee esto, porque es agosto y estoy escuchando sólo el eco y la bola del desierto pasar por muchas partes de la red.

Durante mi carrera conocí en persona a un tipo de 24 años que era de Nuevas Generaciones del PP. Fue en una clase de la carrera y más que conocer fueron algunos pocos intercambios de palabras en descansos entre las dos horas de clase de una asignatura que no era la única vez que él la había repetido.

Nuestras discusiones no eran políticas porque no hubo ocasión alguna, además yo no supe que él era de NNGG hasta que un año más tarde (justo cuando ya sólo me encontraba a ese tipo por los pasillos alguna que otra vez) un compañero me lo contó en plan “¿pero qué te ibas a esperar de ese tipo si milita en el PP e incluso está metido en asociaciones de derechas de la universidad?”. Lo cierto es que he conocido varios militantes de IU, pero sólo he conocido uno del PP y ni idea de si todos los del PP se las gastan igual.

Básicamente la diferencia entre nosotros era que él quería imponer a toda la clase su opinión, en plan delegado de la clase, y yo siempre he ido muy por libre. Por otra parte no le gustaba el profesor de la asignatura, a pesar de que nunca le había examinado, y quería imponer que nos cayera mal a todos, pero nada, no había manera.

Debido a ello cogió tal tirria tremenda al profesor que en el punto más alto del absurdo de su manía decidió hacer novillos en una clase. Pero claro, él quería que también lo hiciera toda la clase. Yo me negué porque no quería faltar a esa lección, además era uno de esos pocos profesores que explicaba bien, y me caía bien. Total, se lió a gritarme, hubo gente que mientras eso sucedía se reían (ni idea de qué), y se acercó para empujarme, le separé los brazos antes de que lo intentara, se miró a si mismo y salió huyendo junto con toda la clase menos un compañero que se quedó conmigo. Mientras estábamos ya en la clase con el profesor, al rato fueron entrando poco a poco el resto de compañeros hasta que al final estábamos todos menos él.

Nunca más volvió a aparecer por la clase. A mí me pareció un tipo raro y supongo que yo para él era un tipo mucho más raro. Unos compañeros de clase me enseñaron que en su Tuenti tenía una foto con Fraga (salía él y varios más), y era católico pero también le gustaba mucho el heavy, de hecho le gustaban bandas como Manowar, Avalanch o Warcry, pero ni se acercaba al metal extremo, ni al punk.

No sé si finalizar diciendo que mi experiencia de conocer a un militante del PP sin saber que era militante del PP fue supuestamente divertida, pero es que en esa frase no pega ni un “supuestamente divertida”. Más bien fue muy puffff…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en my life el por .

Acerca de Griseo

Demonio infernal que escribe de muchas cosas supuestamente divertidas. Igteísta y en contra del coaching y similares. Entre sus aficiones está leer libros, escuchar música de todo tipo (ese clásico de los creadores de "salir con los colegas"), recolectar noticias curiosas o conocimiento inútil y devorar almas (como todo buen demonio infernal que se precie). Autor desde los inicios y administrador de este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s