Física vs Coaching extremo

Cuando leí Coaching Extremo en El Mundo[1] (en La Razón ya escribieron meses antes de ello en un artículo nada crítico, haciendo publicidad y resaltando sus supuestas ventajas[2]), pensé en que sería lanzarse desde un puente con el pensamiento positivo como cuerda. Pues mira, resulta que no, resulta que es llevar la fe del pensamiento positivo al extremo para supuestamente ser más confiados.

El problema de estos engaños es que, como se puede leer en los artículos en los que se da publicidad al coaching extremo, estos coachs llevan las cosas al extremo, comparando el miedo a pasar sobre un camino de brasas o a romper una flecha con el lograr cualquier sueño que tengas en mente. La cosa es tan chanante que según la misma noticia de El Mundo el propio presidente de la International Coach Federation (ICF) califica a esto del Coaching Extremo de pseudocoaching (por lo que supongo que eso del coaching extremo será una pseudopseudopsicología, algún día tendré que escribir sobre cómo se desmarcan cuando les preguntan por algo absurdo de ellos, pero cómo en Twitter más de uno/a supuestamente acreditado/a retuitean todo el rato sobre que qué bien son esas cosas), por no hablar de estos dos únicos párrafos en los que un psicólogo especialista en psicología clínica habla en el único fragmento de crítica al coaching en todo el artículo de El Mundo:

Para el psicólogo especialista en Psicología Clínica José Carrión, “han proliferado perfiles que actúan como coaches sin que exista una regulación oficial de la profesión”. Pero lo que más le preocupa es el manejo que desde el coaching se realiza “de aspectos emocionales y procesos psicológicos de cierta complejidad”. Desde ICF explican que, en cuanto se detecte en un cliente posibles trastornos, depresión o patologías, “hay que derivarlo a un profesional”.

Pero, ¿cómo se demuestra la capacidad de un coach para detectar este tipo de problemas? “Supuestamente no pretende atender aspectos psicopatológicos o estados emocionales del individuo. Es más, no dispone de la formación ni la acreditación legal que regula las competencias del personal sanitario implicado en estos tratamientos, a saber, psiquiatras y psicólogos especialistas. Incluso en el caso de posibles derivaciones al profesional autorizado, no disponen de herramientas de evaluación diagnóstica más allá de su intuición, experiencia y, en el mejor de los casos, su sentido común”, culmina Carrión.

En cuanto al artículo de La Razón defiende el coaching extremo hasta el punto de alabarlo por el mero hecho de ser algo que viene de EE.UU. sin cuestionar su validez o invalidez, es más indica como que los españoles tenemos un problema al aceptar estas técnicas con ese “Todavía son muchas las reticencias a aplicarlas”, que tal vez sea que tengamos esas reticencias porque ya nos han timado tantas veces que no nos fiamos y visto timos como éste del coaching extremo, hacemos muy bien en tener esas reticencias.

¿Cuales son las técnicas que usan y que atribuyen al poder del pensamiento positivo el efectuarlas con éxito? Pues el andar sobre las brasas o sobre cristales – a lo que llaman glasswalking porque en inglés suena como más científico y fiable – o incluso a quebrar flechas con la garganta (la flecha se sitúa entre la persona y la pared, estando la punta de la flecha en tu garganta) y romper tacos de madera con la mano gracias a los típicos trucos para ello. Sin embargo, más que coaching o pensamiento positivo, la solución a estos problemas no está en la fe en el universo sino en la física. Ahí van unos enlaces:

  • Sobre andar sobre brasas el tema va sobre termodinámica y se trata sobre el Efecto Leidenfrost[3]. Además de este vídeo de Cazadores de Mitos en el que los tres primeros integrantes pasan el tramo con brasas sin problemas porque ya conocen el truco y, en cambio, Adam se quema porque no lo sabe:
  • Descontando el tema de que los cristales pudieran no ser de otro material más seguro, sobre sobre el truco de andar cristales es bastante parecido a andar sobre brasas. Además de que si los cristales proceden de botellas de vino o de champán la dificultad es menor[4]. Y ahí va un vídeo de un profesor de física mostrando a sus alumnos cómo se hace sin rajarse los pies (haciendo el camino de ida y vuelta):
  • Sobre romper flechas con la garganta sin clavárselas, se recurre a la explicación de la física de elásticos y estructuras, en concreto a algo llamado Pandeo local y se demuestra haciendo uso de la fórmula de Euler para la carga crítica. En resumen: basta con aplicar una cierta fuerza para que la flecha se curve y se rompa[5]. La explicación y demostración de doblar varas de hierro (en este caso la vara de hierro es muy larga pero con un diámetro parecido al de la flecha, una persona a cada extremo con cada punta de la vara en su garganta) es exactamente la misma pero cambiando los números en la formula.
  • Sobre romper madera con la mano, en el caso de varas de madera se explica con lo del punto de las flechas y varas de hierro. En el caso del clásico romper una pila de tacos de madera la explicación se basa en la segunda ley de Newton, en general hay que asegurarse que el tiempo de impacto con la madera sea el mínimo y la velocidad a la que baja la mano sea la máxima[6]. Ahí va un vídeo de cómo un profesor de física rompe, usando esta técnica, una torre de tacos de madera delante de sus alumnos:

Finalmente añadir a todo esto que dado cómo se las gasta el coaching y que dadas las tasas universitarias y mi edad la carrera de física no me la planteo, he tomado la medida preventiva de repasarme todas las temporadas de El mundo de Beakman:

Fundamentos de física cuántica en El mundo de Beakman, ¡temblad coachs!


Notas:
[1] Del ‘coaching’ al ‘glasswalking’, Rebeca Yanke (El Mundo, 30/12/2014).
[2] Caminar sobre cristales, «ni cuento chino, ni faquirismo» , Rosa Carvajal (La Razón, 14/10/2014).
[3] En Caminar Sobre Brasas Caliente, ¿Truco de Magia o Ciencia? y en How Firewalking Works.
[4] Sobre ello está muy bien How can someone walk across broken glass without getting hurt? y este artículo de Skeptical Inquirer The Physics Behind Four Amazing Demonstrations.
[5] En el segundo mensaje de esta página veréis la demostración con la fórmula: Breaking an arrow on my throat – Physics help forum, en el tercer mensaje dentro de esa página viene un vídeo mostrando cómo se hace.
[6] Lo explica bastante bien un profesor de física en Physics of Karate – No Woo Required
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s