Rick Rubin, su mansión maldita, sus fantasmas y sus fantasmadas

Foto de Rick Rubin riéndose

Rick Rubin, AKA El Barbas.
¿Qué tienen en común Shakira, The (International) Noise Conspiracy, Linkin Park, Slipknot, Eminem y Adele? Bueno, además de que no suenan en radio episcopal Rock FM, tienen en común un productor, un productor muy amado o muy odiado que ha abusado de la llamada Guerra del Volumen: Rick Rubin.

Tal vez debería éste ser un texto sobre el sonido, la calidad y la trayectoria de Rick Rubin (más famoso como productor que como DJ de los Beastie Boys o que como dueño de discográficas – American Recordings es suya y además es jefazo de Columbia Records), junto con sus aciertos y fallos, pero como para eso ya están los blogs y las revistas digitales de música, he decidido que trataré el tema más en un tono musicuore que otra cosa. Paso de las ondas, los consejos, los pitchs y todo eso.

Hay que reconocerle al barbas sus grandes aciertos, de hecho está en la lista del 2007 de las 100 personas más influyentes del mundo de la revista Time[1]. Y el barbas ha salido bien parado muchas veces, por ejemplo el que es para mucha gente el mejor disco de The Mars Volta fue el que él produjo, ayudó mucho para que los flipados de Metallica no hicieran otro álbum como El Puño, los discos póstumos de Johnny Cash, el segundo disco de Justin Timberlake, el retorno de Black Sabbath, los discos de los Beastie Boys, Run-D.M.C.,… y en general el que el hip-hop fuera ahora una música más conocida, además de ser considerado una figura clave (aunque ni de coña tanto como el productor Ross Robinson, no nos pasemos) en el Nu Metal.

A pesar de ser un productor muy valorado, ha ganado muchos premios importantes y es muy buscado por los músicos (incluso hay quién recurre a él como una especie de llamada de auxilio para volver al éxito o para mostrar a los fans de que “todo va a ir bien” en el próximo disco – suele pasar que esas veces de “todo va a ir bien” la banda con El Barbas cambia tanto que los fans llegan a odiarla), en mi humilde, lógica y sosa opinión pienso que Rick Rubbin está sobrevalorado y que gran parte del problema es que sea tan visto como la llave para petarlo en la música. Por otra parte, obviando el tema de que soy más de Ross Robinson, El Barbas es alguien un poco… como decirlo… Mejor será que lo comprobéis por vosotros/as mismos/as:

Sí, El Barbas es de esa clase de empresarios que ganan grandes cantidades de dinero pero se ven a si mismos muy espirituales y naturalistas. De esos tipos tan espirituales que practican meditación, capaces de abrazar un árbol y decir que se están fusionando con la naturaleza. Que también es que El Barbas es vegano y por alguna extraña razón ser de clase baja/media y vegano no te afecta a la cabeza – como mucho te llegará a molar el punk o el hip-hop – , pero si eres de clase alta, dueño o cabeza visible de empresas y vegano hay grandes probabilidades de ser un profundo abrazador de cualquier pseudo-cosa. Pueden permitirse estar años en ciclos de meditación, tienen tanto dinero y tanta gente a su servicio que causa que tengan mucho tiempo libre. Pueden permitirse comida totalmente vegana sin tener que prepararla ellos mismos, ni tener comprobar constantemente si los ingredientes de cualquier cosa que vayan a tomar tienen componentes de pescado o carne.

Cuando metieron a El Barbas en el videoclip de Berzerk de Eminem pasó esto:

¿Qué postura os gusta más? ¿Brazos cruzados con gafas de sol a veces afirmando, o mirando fijamente, atontado y sin parpadear al monitor o con los ojos mirando al cielo en plan “ay, señor, en dónde me he metido por dinero”? Sí, este señor que en ese vídeoclip, que más que malote parece la mascota inquietante y aburrida de Eminem, fue DJ de los Beastie Boys, aunque parezca mentira lo fue. Si es que el final del vídeo parece una broma de Eminem al careto de El Barbas. Por cierto Kid Rock (digo “por cierto” porque por si no te has fijado o no has querido verlo, sale en el vídeo de Eminem) también probó a hacer su promo con El Barbas, en este caso en una foto, y…

Kid Rock con un coche de juguete y Rick Rubbin meditando

Kid Rock no puede caer bien por innumerables motivos, incluso a mí no me cae bien (en serio, ¿a quién le puede caer bien Kid Rock?), pero esta foto es tan decadente, tan el abuelito loco y el niño crecidito que lo cuida mientras juega con su camioncito a radio control. Pobre Kid Rock. Te bastaba con dejar las drogas y con dejar de ir de tío-americano-polémico-guay, no necesitabas acudir al tito Rubin para vender tu disco.

En cuanto al estudio de grabación de Rick Rubin está dentro de una casa fantasma o eso dicen todo aquel que ha grabado y vivido allí durante el periodo de grabación. Incluso Corey Taylor, el flipado de la vida del cantante de Slipknot (si creéis que los de Slipknot son un grupo duro, malvado y satánico, no leáis una entrevista de ellos ni los oigáis hablar si no queréis perder vuestro mito en cero coma), que del miedo que pasó hasta ha escrito un libro sobre las experiencias sobrenaturales que ha tenido en su vida inclusive las que tuvo en The Mansion.

Ojalá que un día Iker Jiménez entreviste a Corey Taylor para preguntarle sobre el tema. Ojalá.

El estudio se trata de The Mansion, una mansión con diez habitaciones que la leyenda cuenta que perteneció a Houdini (aunque lo cierto es que no perteneció a Houdini) y cuentan que la mansión está maldita. En una entrevista a la RockZone Cedric (cantante de The Mars Volta[2] contó que las puertas de las habitaciones se abrían solas aunque las hubieran cerrado. Joey Jordison (exbatería de Slipknot) también pasó por el problema de que se abrían solas las puertas de las habitaciones hasta que puso un ladrillo para evitar que se abriera[3]. Corey Taylor (a parte de lo del libro y en la entrevista del vídeo anterior que he puesto) dice que tomó fotos a dos Orbs cerca de un termostato que cambió su temperatura[4], y si queréis saber otra experiencia más que tuvo en The Mansion en estos dos vídeos Houdini Mansion question Corey Taylor: parte 1 y parte 2 cuenta de forma graciosa cierto momento en la ducha en el que gritó de miedo tras ver cierta cosa (Slipknot rompiendo su mito de malotes cada vez que hablan y no es para hacer música). Daron Malakian (guitarrista de System of a Down) dice que todos los días a eso de las cuatro en punto su amplificador de tubos se comportaba de manera extraña[5]. Durante la grabación de Blood Sugar Sex Magik de los Red Hot Chili Pepper también ocurrieron cosas extrañas que desembocaron en que el batería decidió no vivir más en la mansión durante la grabación del disco aunque el guitarrista John Frusciante pensara que se trataban de amistosos fantasmas y que supuestamente él diga que se masturbó delante de un fantasma (esto último siempre he pensado que es o una broma de él o un fake enorme que se ha tragado todo dios).

Se cuenta que la maldición de la mansión comenzó cuando el hijo de un propietario de una tienda de muebles arrojó a su amante al balcón[6]. Y en fin, rumores e historias del tema hay muchos y habría que ver qué hay de cierto en todo esto por más que Corey Taylor insista repetidamente en que lo que vio fue verdad también es cierto que tiene varios libros y una banda que vender. Que por otra parte todo esto siempre ha beneficiado a Rick Rubin pues por muchos fantasmas que se diga que hay en dicho estudio, también dicho estudio tiene la fama de que allí se grabaron los mejores discos de algunas bandas, aunque pocas son las bandas o solistas que han grabado allí (la gran mayoría de grupos que han trabajado con Rubin no han grabado en The Mansion). Por otra parte por muy maldita que supuestamente pudiera estar, la mansión es impresionante:

Para terminar con el tema dejo aquí algunas opiniones de bandas sobre su experiencia con el tito Rubin:

– Más allá de sus mágicas habilidades para producir, ¿por qué habéis repetido con Rick Rubin por cuarta vez?
– Rick entiende el rollo y la música de System muy bien, y en ese sentido siempre nos ha ayudado muy bien a proyectarlo. Es un productor increíble que sabe de música tanto desde la perspectiva de técnico/ingeniero como desde la música. Disfrutamos trabajando con él, y creo que nos ayuda a conseguir el sonido y el sentimiento que buscamos en nuestros discos.
– ¿Habéis tomado algún camino distinto vosotros o Rubin en la grabación?
– Creo que en cuanto a producción, la guitarra de Daron en este disco está a otro nivel con sus mezclas de sonidos y capas. Hemos experimentado mucho. Por ejemplo, llenamos de guitarras las paredes de la sala donde grabábamos para que al tocar vibraran todas las cuerdas y se creara un nuevo sonido. Con cada disco, System y Rick nos hemos ido acercando musicalmente, y creo que sabe capturar perfectamente el sonido que tratamos de expresar.[7]

– Comparándolo con Frances The Mute, De-Loused… es casi radiable.
– (Risas) Estoy de acuerdo. Creo que eso se debe probablemente a Rick Rubin.
– Omar ha producido este disco, ésa es la gran diferencia entonces…
– Oh sí, sin duda. Si Rick quería quitar lo triste, Omar nos decía: ‘Lo triste es bonito’. Si yo no cantaba en una parte, Rick me decía que me deshiciera de ella o le decía a Omar que no la necesitábamos. Pequeñas partes como esas que en directo alargamos y que a la gente le gustan. Nosotros no estábamos de acuerdo con eso. Creo que la indulgencia es genial, porque ahí es donde estamos ahora mismo. Puede que cambie en el futuro. Rick es un productor con estructura pop, y nosotros queremos estructurar la hipnosis y el trance.
– Quizas en De-Loused… había un equilibrio entre su punto de vista y el vuestro.
– Es posible, pero no creo que fuera lo suficientemente fuerte. Con Omar podemos hacer una ensalada con los ingredientes que queramos y yo sólo he de aliñarla bien. Si Omar produce, le podemos poner lo que queramos, podemos hacer música como nos dé la gana, porque eso es lo que nos dicta el corazón. Es bueno tener un miembro extra de fuera de la banda, como un productor, pero Omar es diferente. Para mí concibe mejor las cosas que Rick, porque vivimos en una época en la que estamos acostumbrados a las estructuras pop, y creo que es el inicio de una nueva era. Quizás no es que esté viniendo el rock progresivo, pero sí unas estructuras distintas.[8]

– La primera pregunta es obvia, y supongo que muchos se la hacen, ¿qué supone para vosotros fichar con una multinacional como Universal?
– La respuesta es Rick Rubin, él nos dijo que quería grabar nuestro nuevo disco y nosotros dijimos por supuesto, él dijo que si él iba a grabar el disco, tendría que salir en su sello AM Recordings, propiedad de Universal nosotros dijimos, está bien, sin problema. Ya habíamos recibido ofertas de multis en el pasado, pero Rick para nosotros es el número uno, somos todos fans de su trabajo, él es un genio al que admiramos y no nos importó cambiar a una multi por grabar con él. Estábamos contentos con Epitaph, ellos han hecho un trabajo estupendo. pero era el momento de…” sencillamente trabajar con Rick Rubin”, no nos han ofrecido un contrato millonario, nadie a puesto los millones sobre la mesa, es tan simple como que queríamos grabar con Rick Rubin a quien tenemos idolatrado.
– Trabajar con un ego semejante (véase Rick Rubin) os ha cohibido en algún momento, ¿Cómo ha sido la relación durante la grabación del disco?
– Es una persona muy suave en el trato, muy dulce y una persona tremendamente humilde. Nosotros fuimos al estudio con todos los temas compuestos, pero sabíamos que Rick las podría retocar o corregir, y no pusimos ninguna pega a ello, el motivo de elegir a Rick fue entre otras cosas ese, estar con una persona que conociera la banda y pudiera sacar lo mejor de nosotros, en la preproducción y las mezclas muchas cosas cambiaron en las canciones.
– ¿Habéis notado un cambio muy grande entonces, al grabar el disco con Rick?
– […] con Rick las cosas eran diferentes, cuando el disco esté hecho, estará hecho, cuando creamos que está lo suficientemente bien para nosotros. Por ejemplo, normalmente grabar las voces me lleva 4 o 5 días, esta vez me he tomado 6 semanas para grabar las voces en el nuevo disco, además Rick me decía, eso no es nada, 6 semanas no son nada. Esa es la mayor diferencia, le hemos dedicado muchísimo tiempo al disco, sin ninguna presión, las mezclas se han hecho con total tranquilidad, 2 canciones que no nos gustaban demasiado, decidimos cambiarlas y lo que antes nos llevaba 2 días, Rick lo hizo en mes y medio.[9]

– Has coproducido el disco con Rick Rubin, como ya hiciste con Minutes To Midnight. ¿Fue más fácil esta vez dado que os conocíais mejor?
– Sí, quizá nos beneficiamos de esa familiaridad (Sorprendentemente, no se extiende más en la respuesta – notas del redactor).[10]

Creo que se nota porqué el redactor de la entrevista indica esa sorpresa: todos los grupos se extienden mucho cuando les preguntan sobre el trabajo del barbas. Una curiosidad: hace un año este grupo le han pegado la patada a este productor con el que han grabado tres discos de estudio. Se cuenta que cuando grabaron su primer disco con este productor, El Barbas desechó toda canción que se pareciera a lo que hacían antes.

La cosa es que las bandas o van en modo fan a tope con el barbas, o van en que él desperdiciaba lo mejor. Luego está la opinión de Corey Taylor (cantante de Slipknot) sobre Rick Rubin en tres momentos diferentes. Primero en el 2004 antes de publicarse el disco.

– ¿Podríais definir la manera en que Rick Rubin trabaja y compararla con cómo lo hacía Ross Robinson?
– A pesar de lo involucrado que está con la musica, deja que hagas lo que quieras. Él sólo te ayuda a que las canciones vayan donde tienen que ir, pero no interviene. Muchos productores se meten demasiado en lo que haces, y quieren que lo hagas a su manera. Por el contrario, Rick te desafía a probar cosas que nunca has hecho antes y a conseguir tu mejor interpretación. Es casi el polo opuesto a Ross, pero consiguen el mismo efecto. Ross estaba con nosotros todo el tiempo, mientras que Rick deja que grabes, se va a hacer sus cosas, luego vuelve, escucha lo que has hecho, hace sus comentarios y se larga. No se pone en el camino. Es muy liberador. Mola mucho. Creo que es lo que necesitábamos. Queríamos que fuera totalmente distinto. Al final de la gira de ‘Iowa’ había tanto dolor que necesitábamos huir de todo eso. Necesitábamos trabajar con gente distinta, pero seguir siendo el mismo grupo y perseguir el mismo objetivo: dominar el mundo.
– ¿Cuándo visteis claro que no podíais seguir con Ross y que quizá os convenía trabajar con alguien nuevo, y en especial con Rick Rubin?
– […] Queríamos ver qué otras interpretaciones se podían hacer del grupo. En cuanto a Rick, somos grandes fans de su trabajo con Slayer, los Red Hot Chili Peppers, todo lo que ha hecho. Es un innovador, ¡es un genio! No podíamos pensar en nadie mejor en quién confiar para hacer este cambio. Creemos en él. Él estaba muy emocionado. Nos reunimos y básicamente nos dijo que si quieres romper el molde, tienes que salir del molde, tienes que pensar de manera distinta y actuar de manera distinta. Se necesita corazón y valor para ir más allá de lo que has hecho antes. Rick nos ha ayudado a visitar territorio inexplorado.[11]

Tras eso piensas que gran parte del mérito es de Rick que les habrá dado unos buenos consejos, desafíos o lo que sea. En el mismo año después de publicarse el disco:

– En contraste a los dos discos anteriores, con ‘Vol. 3’ os habéis tomado vuestro tiempo para prepararlo. En todos los artículos y críticas se ha destacado mucho que hayáis trabajado con Rick Rubin. ¿Cómo es realmente trabajar con él?
– Trabajar con Rick es parecido a salir con tu padre por primera vez, si no le conocieras. Se pasa por ahí, te da consejos, te anima, comparte sus conocimientos, pero nunca le ves. La mayor parte del tiempo no estaba en el estudio, no se interpuso en nuestro camino. Empezamos a salir con este material nuevo de manera espontánea. Después de todas las peleas que habíamos tenido, fue sorprendente ver a gente componiendo junta que nunca hubieses imaginado. Esas combinaciones nuevas entre miembros hicieron que surgiera muy buena música. Rick venía una vez por semana y decía: ‘seguid así’. Hay mucha gente que se han apresurado a darle mucho del mérito de este disco a Rick, pero a pesar de lo bueno que es y del respeto que tiene, creo que el gran mérito del disco es del grupo. Rick nunca nos sentó y nos dijo qué o cómo teníamos que escribir. Es algo que hicimos nosotros mismos. Obviamente suena de la hostia por él, pero sería interesante escuchar cómo hubiese sonado de haberlo hecho todo nosotros. Me gustaría ver las diferencias. Es como con los Chili Peppers. ¿Hubiesen hecho ‘Blood Sugar Sex Magic’ sin él? Es muy extraño porque no escuchó los temas hasta que empezamos a grabarlos, así que los temas hubiesen sido los mismos.[12]

Y ahí es cuando comienzas a notar cosas raras y a darte cuenta que o Corey Taylor no quiere que todo el mérito se lo lleve el barbas, o le han timado y no lo quiere admitir. Pero hasta el 2011 no dijo que…

[Pregunta de un fan] ¿Qué tal fue trabajar con Rick Rubin?
Dejadme deciros la jodida verdad de esto, Rick Rubin apareció por el estudio solo 45 minutos en una semana. Estuvo sentado en un sofá con un micrófono cerca de su cara para no tener que moverse. Lo juro por Dios. El Rick Rubin de hoy es una pálida sombra del Rick Rubin que fue. Está sobrevalorado, superpagado y nunca volveré a trabajar con él de nuevo mientras viva.[13]


Notas:
[1] Complete List – The 2007 TIME 100, Time (Time, 2007).
[2] Entrevista titulada The Mars Volta Attacks!). Entrevista en el número 2 de la RockZone a Cedric Bixler de The Mars Volta.
[3] slipknot1.es – Mansión Houdini
[4] Slipknot metal: Slipknot Houdini Mansion
[5] World Public Library – The Mansion
[6] La historia completa la puedes leer en HAUNTED HOLLYWOOD: PART 6 – The House in Laurel Canyon.
[7] Titulada Hipnósis colectiva. Entrevista en el número 2 de la RockZone a Serj Tankian de System Of A Down antes de los discos Mesmerize/Hypnotize.
[8] Titulada The Mars Volta Attacks!. Entrevista en el número 2 de la RockZone a Cedric Bixler de The Mars Volta justo poco antes de sacar su segundo álbum, Frances The Mute, que dependiendo a quién le preguntes te dirá que es el mejor disco o el segundo mejor disco de la banda.
[9] Entrevista a The (International) Noise Conspiracy en Zona-Zero.
[10] Titulada La travesía del desierto, entrevista en el número 62 de la RockZone a Mike Shinoda de Linkin Park poco antes de sacar aquella cagada final de disco titulado A Thousand Suns. Ni una canción conectada con la siguiente, incluso sonidos muy aleatorios, sin sentido e inquietantes en las canciones.
[11] Titulada La casa de los 1000 cadáveres. Entrevista a Slipknot en el número 73 de la Rock Sound antes de estrenarse su disco Vol. 3: The Subliminal Verses.
[12] Titulada Simpatía por el diablo. Entrevista a Slipknot en el número 76 de la Rock Sound varios meses después estrenarse su disco Vol. 3: The Subliminal Verses.
[13] Corey Taylor habla de Rick Rubin: “está sobrevalorado, cobra demasiado y nunca volveré a trabajar con él” (Hipersónica, 23 de noviembre de 2011). Se refiere, por supuesto, a la única vez que trabajó con él en Vol. 3: The Subliminal Verses.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s