La historia detrás del monólogo de “Elige una Vida” de Trainspotting

Si has visto o leído Trainspotting te sonará algo el siguiente monólogo de Renton que usaba para defender su posición de adicto a la heroína:

Supongamos que conoces todos los pros y los contras, sabes que vas a tener una vida corta, estás en posesión de tus facultades, etcétera, etcétera, pero sigues queriendo utilizar el caballo. No te dejarán hacerlo. No te dejarán hacerlo, porque lo verían como una señal de su propio fracaso. El hecho de que simplemente elijas rechazar lo que tienen para ofrecerte. Elígenos a nosotros. Elige la vida. Elige pagar hipotecas; elige lavadoras; elige coches; elige sentarte en un sofá a ver concursos que embotan la mente y aplastan el espíritu, atiborrándote la boca de puta comida basura. Elige pudrirte en vida, meándote y cagándote en una residencia, convertido en una puta vergüenza total para los niñatos egoístas y hechos polvo que has traído al mundo. Elige la vida.
Pues bien, yo elijo no elegir la vida. Si los muy cabrones no pueden soportarlo, ése es su puto problema. Como dijo Harry Lauder, sólo pretendo continuar así hasta el final del camino…

El anterior procede del libro. Irvine Welsh modificó dicho monólogo para la película (participó en el guión de esa película tan conocida de 1996) quedando algo así:

Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales. Elige pagar hipotecas a interés fijo. Elige un piso piloto. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos baratos. Elige bricolaje y preguntarte quién coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver tele-concursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida… ¿pero por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida: elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?

El cual en su versión original es “Choose life. Choose a job. Choose a career…”. La elección del “Choose life” inicial no es casual, Irvine Welsh lo puso en el monólogo por algo. La novela Trainspotting se publicó en 1993 y los sucesos están situados en el final de los 80’s con Thatcher todavía en el poder.

El mensaje que Irvine Welsh quería transmitir con ese monólogo era la separación total entre esos colectivos que transmiten ese mensaje de “elige una vida” en todas sus vertientes y los jóvenes de clase baja como Renton a los que Thatcher se esforzaba en culpar y castigar. Realmente Renton no quería tanto transmitir un mensaje contra la opción de llevar una vida común, lo que realmente trataba era de posicionarse para que le dejaran seguir con su vida de adicto porque dado su entorno no veía otra salida.

Trainspotting, la novela, mezcla en muchas ocasiones la música con lo que se relata. Fijémonos en lo que dicen las camisetas que lucen los del dúo musical británico Wham! en su videoclip Wake Me Up Before You Go-Go (sale nada más al inicio, no hace falta tragarse la canción entera):

Efectivamente George Michael y El Otro visten unas camisetas que ponen claramente, así en mayúsculas y a lo loco, “CHOOSE LIFE”. Esa camiseta también la podemos ver en el videoclip Hammer To Fall de la banda británica Queen. ¿Saben de cuándo son esos videoclips? 1984. Sí, la fecha del libro de George Orwell (en un solo grado de separación ya tenemos a 1984 de Orwell conectado con Trainspotting). Así se las gasta el bueno de Irvine Welsh con sus mensajes escondidos. ¿Pero qué significa lo que dicen esas camisetas? ¿Qué mensaje tenían en aquella época?

Para quién no lo sepa resulta que el discurso de Thatcher es bastante cercano al discurso que, desgraciadamente, nos comunican tanto hoy día y con tanta insistencia: si sufres una desgracia, nene/a, la culpa es tuya, así que te lo mereces. Un discurso con consecuencias aterradoras, y si no que se lo pregunten a los mineros británicos que tanto lo sufrieron. Sin embargo esas camisetas no fueron diseñadas por alguien afín a Thatcher, sino por Katharine Hamnett, una diseñadora de moda que le gustaba meterse en lo político y lo social. Tal es así la diferencia entre ella y Thatcher que cuando conoció a Thatcher en público llevaba una camiseta diseñada por ella misma contra los misiles nucleares que el gobierno de Thatcher quiso en un inicio legalizar[1].

Hamnett había diseñado las camisetas “CHOOSE LIFE” en 1983, pero esos grupos británicos con tanta fama las comenzaron a llevar en sus vídeos de 1984. ¿Cuál era el significado de ese mensaje? Hamnett decía que ella no le dio significado alguno a ese mensaje. Así que el mensaje fue aprovechado por los medios y ciertos colectivos para lanzar campañas antidrogas, antisuicidio y antiaborto. Los colectivos antiaborto ponen como excusa que la frase también pertenece al versículo 30:19 del libro del Deuteronomio que dice eso de “Now choose life, so that you and your children may live”, este eslogan sigue siendo usado por dichos colectivos[2] (y así es como queda La Biblia curiosamente conectada con Trainspotting, en sólo 3 grados de separación y en total oposición la una de la otra).

La genialidad de Irvine Welsh aquí reside en que el mensaje de todo el monólogo, y de una gran parte de su libro, estaba ya lanzado en sólo ese “Choose life” dicho con ironía.


Notas:
[1] Katharine Hamnett meets Thatcher, Alex Selwyn-Holmes.
[2] Incluso hay uno americano de 1996 que directamente su nombre es ese: choose life (nótese ese do not link ahí para no darles SEO)
Anuncios
Esta entrada fue publicada en grados de separación el por .

Acerca de Griseo

Demonio infernal que escribe de muchas cosas supuestamente divertidas. Igteísta y en contra del coaching y similares. Entre sus aficiones está leer libros, escuchar música de todo tipo (ese clásico de los creadores de "salir con los colegas"), recolectar noticias curiosas o conocimiento inútil y devorar almas (como todo buen demonio infernal que se precie). Autor desde los inicios y administrador de este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s