Estancamiento tecnológico

La burbuja tecnológica

Foto del artículo sobre la burbuja tecnológica The new
tech bubble de The Economist
, artículo al que, por cierto,
le dedicaron su portada en el 2011.
En estos días en los que mi mano izquierda no pudo dar más de sí y el médico me obligó a darle unas vacaciones durante dos semanas, a pesar de que podía seguir usando el teclado he pensado más de una vez lo de predicar con el ejemplo en cuanto a lo tecnológico se refiere. Me paso la vida criticando a la tecnología moderna porque no es justa, pero, ya saben, a la gente que criticamos y se nos tacha de ludistas se nos pide que “prediquemos con el ejemplo” (al igual que estar en contra del coaching y del pensamiento positivo causa que te tachen de amargado/a o antifelicidad/odia-felicidad, cosa que no sé qué clase de pensamiento tan simplista y tan de creyente hay que tener para hacer un silogismo como ése).

En mi opinión, la tecnología de hoy día no es, para nada, integradora ni accesible, además de poco útil, por no hablar de que sus avances son muy pequeños (y más en comparación con lo que habíamos visto en el siglo pasado). Puede que sea muy usable e incluso vistosa pero una persona con problemas de visión no podría usar un smartphone ni una tablet, tendría que comprarse un teclado morse y que alguien que pudiera ver con claridad se lo conectase de alguna manera al móvil (o comprar esos smartphones que llevan teclado incorporado pero que no son tan fácil de encontrar). Por no hablar de los problemas de privacidad, tecnología cada vez más cerrada y más difícil de modificar (si nos compramos un nuevo portátil de Apple y se estropea fuera del periodo de garantía no vale prestárselo a alguien para que lo arregle, tienes que acabar llevándolo a una Apple Store porque está todo “hecho de una pieza”) o que ni puedes usar ni modificar lo que compres para todo lo que realmente quieras o de sacar inventos menores para colárnosla como tan innovadores que provocarían, según ellos, un avance social a gran escala (las Google Glass[1], los smartwatch – total sólo los fans de Apple y los runners lo usan[2] -, el Internet de Las Cosas[3] o las gafas de realidad virtual[4]), que, por cierto, avances innovadores (avances que de verdad crean una industria, fuerte y duradera y con montones y diversos puestos de trabajo) fueron la creación del avión o el ferrocarril o incluso el cine y los videojuegos, pero no la de usar a todas horas ese msn de toda la vida, pero más limitado (y que no puedes usar ni en el ordenador, ni en otro móvil), en un móvil y llamarle WhatsApp.

Antaño el progreso significaba crear puestos de trabajo duraderos, crear una nueva industria duradera y expandir la actual; actualmente sólo crea unos pocos booms que crean trabajo durante unos pocos años[5], precariza el trabajo ya existente[6] y para colmo tecnología más limitada para, nosotros, los usuarios[7]. Podemos claramente decir de que estamos en un estancamiento tecnológico desde hace años y más ahora que ya la Ley de Moore está llegando a su fin[8].

Así que volvemos a lo del principio, ¿por qué no predicar con el ejemplo? La verdad es que, tras lo dicho, parece haber razones de sobra para hacerlo. En mi caso, para empezar me encuentro en una situación en la que necesito el smartphone para entrar en un grupo de WhatsApp durante, al menos, tres meses más (y ya pasé unos años sin WhatsApp y la verdad que los pasé bastante bien). Sólo lo uso con wifi y nunca he tenido necesidad de contratar datos. Y teniendo en cuenta lo que consume (y por tanto lo que contamina) y que sería lo siguiente en quitarme de productos de Google (quedándome ya sólo con youtube, porque de buscadores sólo hago uso de Duck Duck Go), seguramente del smartphone prescinda dentro de tres meses, es más lo pienso hacer porque me incordia bastante. Pero no toda persona puede hacer lo mismo que yo, hay muchas personas que ya tienen la necesidad de estar las 24 horas conectado ya sea por el mero comunicarse con sus contactos (en especial para al último minuto deshacer los planes del día) o en sus trabajos es obligatorio usar una herramienta así (esa putada de estar atento/a a una orden de tus superiores o clientes hasta en tus días libres), y estoy seguro que en ese cajón hay también personas que tampoco les gustan los smartphones ni todo este mal de la tecnología moderna – realmente resulta absurdo obligar, o incluso meramente el pedir, a predicar con el ejemplo a personas que no podrían a menos de que su entorno o situación cambiase. Porque todo lo que hace una App también lo puede hacer un programa de ordenador o una aplicación web, pero estas tecnologías no son tan cerradas ni te requieren tanto tu atención como la de las Apps.

Por fortuna o desgracia, no sólo las apps, sino todo lo relacionado con la tecnología actual está cerca de caer[9], aunque la pregunta es qué clase de nueva tecnología vendrá después.


Notas:
[1] Léase las declaraciones de Google sobre su fracaso con risas de fondo mientras flotan por su mente las fotos de Rajoy o Esperanza Aguirre con las Google Glass puestas: Google: “El fracaso de Google Glass se debió a llamar tanto la atención sobre el proyecto”, Sin firmar (El Economista, 19/03/2015).
[2] The reasons why people don’t want to buy a smartwatch revealed, James Billington (International Business Times, November 2, 2015).
[3] Una buena mirada crítica al Internet de Las Cosas: The Internet of Things You Don’t Really Need, Ian Bogost (The Atlantic, Jun 23, 2015).
[4] Del tema podemos leer desde críticas bastante bien razonadas sobre el tema como Lo siento, pero la Realidad Virtual será un fracaso, Urian (Disruptive Sketchbook, 26 September, 2015). hasta críticas dentro de la propia gente que más bombo le deberían dar El cofundador de Xbox no ve futuro a Oculus Rift, David Alonso Hernández (Hobby Consolas, 2 Abr 2014).
[5] Podríamos hablar de las puntocom pero la crisis más cercana ya está comenzando con lo de las apps: Silicon Valley braces itself for a fall: ‘There’ll be a lot of blood’, Nellie Bowles (The Guardian, 08 January 2016).
[6] The Age of the Ghost Company, Gillian B. White (The Atlantic, Jan 7, 2016).
[7] Cell phones are ‘Stalin’s dream,’ says free software movement founder, Jon Brodkin (NetworkWorld, Mar 14, 2011).
[8] La Ley de Moore camina hacia su muerte, J.M.S. (ABC, 17/02/2016).
[9] Investor Who Predicted Lehman Fall Warns Tech Bubble Will Soon Burst, Susanne Posel (April 24, 2014).
Anuncios
Esta entrada fue publicada en pequeñas dosis el por .

Acerca de Griseo

Demonio infernal que escribe de muchas cosas supuestamente divertidas. Igteísta y en contra del coaching y similares. Entre sus aficiones está leer libros, escuchar música de todo tipo (ese clásico de los creadores de "salir con los colegas"), recolectar noticias curiosas o conocimiento inútil y devorar almas (como todo buen demonio infernal que se precie). Autor desde los inicios y administrador de este blog.

2 pensamientos en “Estancamiento tecnológico

  1. nayermaster

    El último libro de Graeber, La Utopía de las Normas, está tangencialmente relacionado con esto que escribes, y está muy bien Tiene tres ensayos, y el segundo se pregunta, directamente, por qué si el acelerón tecnológico que predecía la ficción parecía tan brutal, cómo es que no hay ya coches voladores, para terminar relacionándolo con la idea de que todos esos “adelantos” al final no hacen más que amplificar la burocracia sin realmente innovar una cosa mala. Me acordé bastante de este hombre ayer, cuando quise darme de alta en el sistema Cl@ve de identificación de la Agencia Tributaria. Obviamente, no lo conseguí.

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      ¡Genial! Buscaré ese libro.
      Sede electrónica de la Agencia Tributaria todos los trámites online y de las formas más inhumanas habidas y por haber.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s