Suceso de esta semana que no me cabe en un tuit

Iba de camino al trabajo. Como toda mañana laboral, para ahorrar un largo trayecto, paso por un pequeño trayecto en el que no hay acera alguna, pero puedo caminar por el arcén y el trayecto es muy pequeño. Lo hacen muchas personas, porque el otro trayecto significa atravesar un parque, un camino algo largo y una senda entre árboles. El trayecto pequeño son 5 minutos andando. El trayecto largo son 15 minutos andando. Esto es importante porque, aunque cuando lo escribo y lo vuelvo a releer suena de lo más ridículo, hablamos de minutos que podrías pasar en la cama o en tu casa al volver (y esto cuando suena el despertador o cuando sales pitando del trabajo, se nota).

De cualquier forma, al principio de la semana pasé por ese camino y percibo un gato callejero en la carretera unos segundos antes de ver cómo un camión lo aplastara y pasara a ser una mancha de pelo y sangre. Cuando salí del trabajo la mancha seguía ahí en la carretera, mezclada con varias señales de neumáticos de otros coches.

Hace años mi padre me contó los accidentes que había visto por carretera. Me contó que los peores siempre tenían que ver con esos altos camiones. El que más le impactó le ocurrió a un niño de preescolar que le pasó lo mismo que he relatado sobre el gato, sólo que el chico se le escapó a su madre, el conductor siguió adelante y como si no se hubiera dado cuenta de nada, dándose a la fuga. Fue entonces cuando comprendí que siempre me dijera que mirase a ambos lados de la carretera antes de cruzar por un paso de peatones, incluso cuando era lo suficientemente adulto para saber que debía de hacerlo.

Llevo unos días sin pasar por esa zona para no ver lo que quedó del gato. 10 minutos menos de sueño. 10 minutos más de trayecto a casa. Putos camiones enormes. Era un gato gris con líneas o manchas blancas, he conocido montones de personas que tienen un gato como ése, he visto montones de ellos abandonados por personas en las calles.

De alguna u otra manera la historia tiene su humor negro: desde adolescente he visto un buen número de películas gore y portadas de bandas de Brutal Death, pero en cuando vi ese accidente me quedé ahí. Quiero decir, la parte buena es que el que sepa identificar tan rápido cuándo un suceso es de mentira y cuándo de verdad es buena señal, implica que esos tipos que se dedican a hablar sobre cómo la influencia de la violencia en el entretenimiento influye en nuestras vidas están vendiendo humo.

He adelantado 10 minutos más el despertador y no he preguntado a nadie si sigue estando ahí el gato porque a nadie más le he contado lo del gato.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en my life el por .

Acerca de Griseo

Demonio infernal que escribe de muchas cosas supuestamente divertidas. Igteísta y en contra del coaching y similares. Entre sus aficiones está leer libros, escuchar música de todo tipo (ese clásico de los creadores de "salir con los colegas"), recolectar noticias curiosas o conocimiento inútil y devorar almas (como todo buen demonio infernal que se precie). Autor desde los inicios y administrador de este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s