Los libros técnicos

Hace unos años (cuando estudiaba cierta carrera) me habría leído varios libros técnicos desde el primer capítulo hasta el último, hoy día si no salto párrafos y no me centro sólo en buscar lo que me interesa, no soy persona.

¿Por qué leer enteros los libros técnicos es algo que está dentro de mi colección de cosas supuestamente divertidas que nunca volveré a hacer? Porque te los muestran como divertidos, como una forma ilusionante de aprender algo nuevo y que ahora lo sabrás todo y serás la persona experta de, pero, tras unos años en el sector en el que estés trabajando (sea cual sea), ya esas cosas no cuelan.

Al principio como no sabes de nada te la cuelan. Te meten los discursos emocionales y las filias y las fobias de cada cual. Que si sólo leas artículos de los autores más reputados de lo que trabajas (como el tipo que escribió lo de no hay bala de plata o el de la catedral y el bazar), que si hay que escuchar más al tipo que “inventó internet”, que si el que tuvo la idea de linux ha dicho tal cosa, que si Steve Jobs, que si Bill Gates, que si los Macs/Linux son el mejor sistema operativo para trabajar y deberías comprarte uno por ello,… En realidad de estas cosas los profesores sólo saben lo mismo que cualquiera que se dedique a mirar superficialmente las cosas, porque, como todo mortal, sólo tienen tiempo para un par de cosas al día.

Y un buen día no tienes planes y decides hacerles caso. Profundizas, y hala, la ideología californiana te la encuentras ahí de frente. Optimismo a toda mecha y la sacrosanta idea de llegar a cumplir con los objetivos finales de la ideología liberal mediante la tecnología como la mejor herramienta para ello[1]. Ni software libre, ni software privado, ambos comparten el mismo ideal final: un liberalismo tecnológico utópico[2]. Como en todo mundo laboral que se precie, sólo cuando te das cuenta que no hay bando bueno, sino el supuestamente menos malo, comienzas a pensar que no estás en el lugar apropiado, y tras ese momento ves que, aún así, no podrás escapar de esto porque en todas partes sucede lo mismo. Ni siquiera los círculos de tecnología de Podemos se salvan[3].

Así que ya no cuela. Ya no cuelan los chascarrillos o los juegos de palabras en mitad de los textos entre ejemplo y ejemplo. Tampoco cuelan las citas de El Sabio Tecnológico tal dijo tal cosa. Ni las referencias frikis para mostrarse moderno o que molas. Ni siquiera cuela tu opinión de. Sólo quiero saber cómo se hacen ciertas cosas, buscar entre el puñado de basura del autor (sí, autor, que no autora, que los nombres de mujeres en este tipo de libros sólo suelen salir en las que tal vez sean incluidas como las peores formas de dedicar a un libro a una mujer) de qué va la cosa, aunque de las 700 páginas al final me quede sólo con 30, serán las únicas que me sirvan. Diferenciar el grano de la paja, eso que, como tantas personas, he tenido que aprender por mí mismo.

Y, en fin, así es como paso la vida en esa tortura blanda que es cuando me mandan a leer libros técnicos o documentación en el trabajo.


Notas:
[1]

Un movimiento de tecno-utopismo comenzó a florecer otra vez en la cultura punto com de los 1990s, particularmente en la Costa Oeste de los Estados Unidos, especialmente en torno a Silicon Valley. La ideología californiana fue una colección de creencias combinando actitudes bohemias y anti-autoritarias de las contraculturas de los 1960s con tecno-utopismo y respaldo para políticas económicas liberales. Esto se reflejó, documentó, e incluso activamente promovió en las páginas de la revista Wired, la cual fue fundada en San Francisco en 1993 y sirvió durante varios años como la “biblia” de sus adherentes.
Esa forma de tecno-utopismo reflejaba la creencia de que el cambio tecnológico revolucionaría los asuntos humanos, y que la tecnología digital en particular – de la cual Internet no sería sino un modesto precursor – incrementaría la libertad personal, liberando al individuo del rígido abrazo del gran gobierno burocrático. Los “trabajadores auto-empoderados de conocimiento” presentarían a las jerarquías tradicionales como redundantes; las comunicaciones digitales les permitiría a ellos escapar de la ciudad moderna, un “obsoleto remanente de la era industrial”.
Sus adherentes reclaman transcender las convencionales distinciones “derecha/izquierda” en la política volver obsoleta a la política. Sin embargo, este tecno-utopismo atrae desproporcionadamente adherentes del extremo del espectro político del liberalismo libertario. Por lo tanto, a los tecno-utópicos frecuentemente les desagrada las regulaciones gubernamentales y creen en la superioridad del mercado libre. Prominentes “oráculos” del tecno-utopismo incluyen a George Gilder y Kevin Kelly, un editor de Wired quien ha publicado también varios libros.
(Fragmento de Utopismo tecnológico en los Estados Unidos de finales del siglo XX, que se aplica también al siglo XXI.)

[2] Por ejemplo, ya que iba a enlazar la Wikipedia como ejemplo, el creador de la Wikipedia:

[…]Wales es presidente emérito de la Fundación Wikimedia, una fundación sin ánimo de lucro con sede en San Francisco. Ha declarado que se vio influido, durante su juventud, por los libros de Ayn Rand y la ideología californiana. Mientras estudiaba en la universidad, fue dueño y moderador de una lista de correo denominada Discusión moderada en filosofía objetivista.
(segundo párrafo de su biografía en la wikipedia)

[3] Por ejemplo, un Hackatón (un evento en el que se trabaja de forma intensiva durante un corto periodo para hacer muchas tareas con muchas personas que no conozcas, en el que no es sólo que no te paguen nada, es que normalmente tú tienes que pagar para hacerlo) que organizaron que ríete tú de las consultorías:

Se busca:

  • Programadores con experiencia en java/networking/multithreading
  • Programadores con experiencia en python/django/flask/threads/unit-testing
  • Administradores de sistemas con experiencia en debian/puppet/nginx/proxmox

Objetivos:

  • recoger feedback sobre agora-ciudadana (el software que se ve en agoravoting.com) y que los desarrolladores de python que vengan se lo instalen localmente como entorno de desarrollo y puedan trabajar en junior-jobs en ese código en base a las incidencias reportadas.
  • trabajar en election-orchestra, que es la parte de backend que ejecutan las autoridades para hacer recuentos seguros.
  • trabajar en junior jobs de election-orchestra, para mejorar su documentación, el script de despliegue, incidencias.
  • hacer algunas pruebas y mejorar verificatum, que es el software escrito en java que lanza election-orchestra para hacer el recuento.
  • establecer una política de backups y de administración de la máquina que Podemos gestiona para votaciones.
  • montar una autoridad en los servidores de Podemos administrada por gente del círculo de Podemos TIC y hacer pruebas
  • diseñador que se encargue de hacer una github-pages sencilla para la comunidad de Agora Voting

Recompensas

  • Comida grasienta y bebidas estimulantes
  • Socializar con (otros) frikis
  • Formar parte de la comunidad de un proyecto de software libre que está revolucionando la democracia

(Fuente: Hackatón con Podemos TIC)

Es que ves esto y no sabes qué parte es peor. Lo que buscan es mucha gente con experiencia en redes que trabaje gratuitamente hagan rápido unas tareas que necesitan urgentemente (y ya hasta con una impresión en pantalla de una herramienta de project management como es Trello, en vez de un cutre excel, porque ¿para qué esconderse ya?) y la recompensa es que sin haber visto en la vida a quién podría colaborar, tacharles preventivamente de gordos frikis asociales con la banderita del Che Guevara como último punto de recompensa porque ¿qué otro tipo de informático buscamos si no?
Lo más cafre de todo esto es que lo han organizado personas que supuestamente pertenecen a este sector. Es entonces cuando uno se pregunta ¿a qué parte pertenecen del sector? ¿Consultores? ¿Recursos Humanos de una consultoría? Porque no es sólo ver el perfil de algunos candidatos es que la diferencia de trato entre esto y el anuncio de una oferta de trabajo de una consultora basura (de las que dicen que no buscan programadores, que buscan frikis) es cero. Es que entras a mirar su programa y no hay nada de los problemas que aquejan al sector, y cuando digo nada, digo absolutamente nada. Ni revoluciones, ni futuro, ni cosas grandiosas, al igual que en tantos otros sectores laborales, en este mundillo, ya sea por conciencia o por inconsciencia, todos los bandos son malos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en pequeñas dosis el por .

Acerca de Griseo

Demonio infernal que escribe de muchas cosas supuestamente divertidas. Igteísta y en contra del coaching y similares. Entre sus aficiones está leer libros, escuchar música de todo tipo (ese clásico de los creadores de "salir con los colegas"), recolectar noticias curiosas o conocimiento inútil y devorar almas (como todo buen demonio infernal que se precie). Autor desde los inicios y administrador de este blog.

2 pensamientos en “Los libros técnicos

  1. Gonzalo

    Yo creo que leer un libro técnico de principio a fin tiene sentido cuando uno desconoce el tema. Se supone que su misión es dar una visión de conjunto del tema que tratan. Más allá de eso se convierten en libros de consulta, a los que se acude para resolver una duda o encontrar como se hace aquello que no conseguimos hacer.
    Probablemente para ser capaces de separar el gran de la paja tengamos primero que comernos unos cuantos montones de paja. Es una capacidad que se adquiere transversalmente, no es que lo aprendamos solos, es que lo vamos aprendiendo gradualmente aquí y allá.

    Responder
    1. Griseo Autor de la entrada

      Sí, leerlos enteros tiene sentido cuando se desconoce mucho del tema y además tienes ganas de querer tragarse la historia de por qué se creó, la historia de lo que antes había, las historias personales del autor contadas para poner emoción didáctica al tema, leer lo mismo que el párrafo anterior pero explicado en cuatro párrafos porque “es que no lo has entendido”, querer creerse el clásico ejemplo ilustrativo que luego no funciona y que por suerte en stackoverflow te dicen por qué está mal en cero coma,… En fin, qué más le voy a contar que no sepa ya.
      Sí, puede que se aprenda con el paso del tiempo.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s