Sobre el plan fallido de la humanidad para escapar de Facebook

Facebook abrazando a un ser humano que se resiste a ser abrazado por Facebook

La imagen no es mía. Hace unos años la recogí de un artículo
en la web de noticias Pando, pero no recuerdo en cuál
artículo fue.
Tengo un problema desde hace unos meses con Facebook (bueno meses, años más bien), las pocas veces que entro miro sólo los tres primeros posts del inicio, a veces pongo algún me gusta y cierro sesión. Ya ni pongo el orden cronológico, para qué si sólo veré mensajes de páginas, mensajes de grupos, un porrón de anuncios de vídeos y, con suerte, mensajes de Facebook de otras personas a las que no conozco pero que personas que conozco les ha comentado o les ha gustado un estado de ellos, y cada 40 o 50 mensajes un sólo mensaje de alguien a quién tengo en Facebook. Como usuario Facebook es una web que me echa a patadas y escupitajos cada vez que entro a echar un vistazo, lo mismo me ha pasado con Instagram cuando quitaron el orden cronológico, sólo que en Instagram al final sólo veo las stories (por fortuna ahí sí van a restablecer el orden cronológico y cómo no hay páginas ni grupos ni demás blablabla, por ahí todo bien).

Al igual que en muchas webs Facebook quiere que en sus productos pases el mayor tiempo posible, quitar o dificultar la cronología es ideal para ello porque así tendrás que pasearte por los perfiles uno a uno, de ahí que en Twitter hayan aplicado algunas de estas recetas (nota: si lees a las personas a las que sigues desde una lista podrás ver el orden cronológico sin barras azules, sin “a fulanito le ha gustado este estado”, sin “mira lo que te perdiste”,… en resumen las listas en Twitter se comportan como el viejo Twitter de toda la vida), pues el tiempo de permanencia es un buen factor para que veas más anuncios en una web.

Facebook realiza seguimientos en su web, pero luego está otro seguimiento que es mediante las páginas o apps que usas. Así Facebook sabe hasta en los juegos o aplicaciones en los que te registras con Facebook para guardar tus datos en la nube o para obtener alguna ventaja extra, cuando veas un anuncio en una app de este tipo ese anuncio puede provenir del departamento dedicado a los anuncios de Facebook, el cual se llama Facebook Audience Network. Pero es más, Audience Network no sólo opera cuando estás logueado en apps, también opera mostrándonos publicidad en webs con cierta eficiencia si te logueas a esa web usando Facebook, y también si no es una web en la que tengas que loguearte en Facebook y no estás logueado en Facebook en otra pestaña del navegador web pero lo estuviste alguna vez en ese navegador web, te rastreará gracias a datos que guardan en el navegador web. También hay un cierto seguimiento de Facebook con los botones de compartir en Facebook de las webs (una cosa que me parece ya casi diabólica es que sin esos botones muchas veces es imposible compartir un artículo en Facebook usando un móvil, te deja en el perfil el enlace sin la información de debajo).

Sé que no está sólo la librería de anuncios de Facebook y que hay muchas más de diferentes compañías de anuncios que se usan junto a ella y con prácticas igual de perversas, pero piensa que me interesa seguir con este caso.

Además de nuestros gustos fuera de Facebook, Facebook tiene la información nuestra que le hemos cedido escribiéndola directamente en nuestro perfil, las fotos en las que estamos etiquetados, información sobre la forma de nuestra cara (gracias a la aplicación, por fin tras tantas décadas siendo ignorada por su poca utilidad, de algoritmos de IA de aprendizaje) para autoetiquetarnos, a quiénes conocemos, a quién le damos más me gusta, a quién le damos más al enfadado o a otros estados de ánimo, qué estados nos ponen de mejor ánimo (gracias a los estados de ánimo que vas poniendo en los estados), cada cuanto entras en Facebook, la secuencia que usas pulsando, cuántos estados lees en el inicio, cuánto escribes, qué perfiles ves más, con quién te hablas más en Facebook en privado, cuál es el tiempo máximo y el mínimo que has pasado sin conectarte a Facebook y, por tanto, a qué hora y día debe de enviarte el clásico correo al email de “fulanito ha hecho una publicación en su Facebook” para que te acuerdes de entrar (el clásico “toc-toc, ¿ya te olvidabas de mí?”),… Lo dicho hasta aquí son certezas, hechos. Sin ninguna exageración no sé si sabéis que Google llega al punto de enviar la posición del mouse cada tantos microsegundos en su web, no veo por qué Facebook no lo haga si el dónde colocar la publicidad para que piques en ella depende de ello. Si usas la app y le diste a Facebook tu número de teléfono, Facebook puede que esté almacenando tu historial de llamadas (incluso si la llamada fue una perdida, enviada o recibida y la duración de la llamada) y tus SMS (como podría sonar mentira de paranoico, aquí va enlace que te lo muestra). Sumale a todo esto que además Facebook permite a los anunciantes cruzar tus datos de Facebook, WhatsApp e Instagram (si no tienes Facebook ni Instagram, tranqui que tienes WhatsApp y ya Facebook se encarga de hacer un perfil tuyo basado en tu número de teléfono y en una buena parte de las apps que usas).

Con esto en mente recordemos el caso de Cambridge Analytica. Digamos que tienes una forma de recoger datos de Facebook de cualquier usuario. La sensación es entre impotencia e ira y más cuando el borrarse el perfil en Facebook no sirve de mucho, entre que Facebook retiene tus datos a pesar de que te borres tu perfil por completo y que en tus navegadores webs en los que te hayas logueado alguna vez (tanto en móvil como en PC) mantiene también datos, ya te puedes imaginar de qué va la cosa: una vez que entras en Facebook ya eres vigilado por Facebook hasta que cambies de móvil y PC, o hasta que te desinstales todos esos navegadores webs, elimines toda información de perfil de usuario y vuelvas a instalarlos (y cuidado con usar Chrome con el logueo de tu perfil de Google, que conserva toda la información del navegador de cuando tenías Facebook, en ese caso o no usas perfil alguno en Chrome o te creas un nuevo Gmail). ¿Por qué digo de borrar el navegador web y el perfil de usuario al completo y no sólo el borrar el historial con todas las opciones? Porque hay una nueva técnica gracias a HTML5 Canvas que crea una especie de huella digital de tu navegador web y Facebook accede a ella, y ni aún con lo que os aconsejo os puedo asegurar que os libraríais un poco del rastreo (según leo ni siquiera quitando WhatsApp, Instagram y Facebook del móvil se puede). Facebook tiene a los mayores expertos de rastreo porque como no tienen tantos productos como Google han ideado esta estrategia tan bestial (ojo, no creáis que Google rastrea menos, más bien es que no le hace falta esos métodos si, por ejemplo, ya tiene el control absoluto de todo un sistema operativo de móviles como es Android o productos en los que vas a acabar entrando y no queriendo dejarlos).

Para que os hagáis una idea del problema, sé de rastreo pero no soy experto en ciberseguridad. Es verdad que sé algunas cosas por lo que estudié hace años, por las veces que tengo que aplicar seguridad en los curros en los que he trabajado y trabajo, por lo que me cuentan compañeros de trabajo o amigos que conservo de otros curros, pero por más que sepa de ciberseguridad se podría decir que sé un poquito, de hecho casi nadie sabe del todo. Es un campo demasiado amplio (además de muy pesado y no tan divertido como podría parecer), casi diría que se necesita sacrificar tu vida ante un dios en un altar para llegar a saberlo todo y que al día siguiente sigas sabiéndolo todo. Pero es que la verdad, siendo sincero, es que escribiendo este texto os quería dar una esperanza al final de cómo escapar de Facebook y por más que leo y leo a gente no encuentro nada (el golpe más duro ha sido cuando en Quora he leído las respuestas a esto). De verdad, no quiero sonar derrotista, seguro que si no hay manera ahora en el futuro la habrá (como he dicho la ciberseguridad es un campo que se actualiza muy rápido), pero hasta el momento esto es lo que tenemos por ahora y debemos de ser conscientes de la realidad del problema.

Por ahora a lo que podemos agarrarnos es que, gracias a la filtración de lo de Cambridge Analytica, ahora Europa no se contendrá en la implantación de la GDPR que tiene efectos a nivel mundial, la cual será dentro de 2 meses y será un buen mazazo a algunas de estas prácticas tan nocivas. Luego está que según los expertos es muy difícil que Mark Zuckerberg se recuperé de ésta si no cambia radicalmente la basura que se ha destapado de Facebook. Pero ¿por qué mejor no vamos rulando la Huelga Mundial anti redes sociales: 30 de junio de 2018 que es lo que más les escocería? Un día entero de perdidas, que además no podrán ganar con la actividad de otro día y les pudiera provocar una hipotética caída en bolsa, es algo que hoy día se ve muy poco y en este caso sería así.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en my life el por .

Acerca de Griseo

Demonio infernal que escribe de muchas cosas supuestamente divertidas. Igteísta y en contra del coaching y similares. Entre sus aficiones está leer libros, escuchar música de todo tipo (ese clásico de los creadores de "salir con los colegas"), recolectar noticias curiosas o conocimiento inútil y devorar almas (como todo buen demonio infernal que se precie). Autor desde los inicios y administrador de este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.